Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2012

El movimiento 15M, Lewis Mumford y la teora de los puntos singulares de Maxwell

Jos Manuel Prez Rivera
Rebelin


Quien hemos tenido la enorme fortuna de conocer la obra del pensador y crtico Lewis Mumford (1895-1990) no podemos dejar de sorprendernos con su clarividencia y lucidez a la hora de analizar la evolucin de la condicin humana y sus transformaciones histricas. En su afn por encontrar las claves de una teora general de los cambios sociales, siguiendo el esfuerzo que emprendieron otros como Arnold Toynbee, Jacob Burckhardt, Henry Adams o su maestro Patrick Geddes, encontr en el campo de la fsica una fuente de inspiracin que le sigui durante toda su vida. Nos referimos, concretamente, a la teora de los puntos singulares del fsico James Clerk Maxwell. Segn cuenta Mumford en The conduct of life (1951), Maxwell observ que la ciencia est organizada para estudiar continuidades y estabilidades, por lo que se centra en aquellos campos de estudios donde estos atributos son dominantes. Pero, tal y como l haba tenido la oportunidad de observar en el transcurso de sus investigaciones, se dan momentos y ocurren hechos impredecibles que lleva a que una pequea fuerza pueda provocar no un resultado reducido y conmensurado como sera previsible, sino uno de una magnitud mucho mayor.

En el escrito donde encontr Mumford la descripcin de la teora de los puntos singulares, Maxwell comenta: toda existencia por encima de un cierto rango contiene puntos singulares: a superior rango, ms presencia. En estos puntos, las influencias, cuya magnitud fsica es demasiado pequea como para ser tenida en cuenta por un ser finito, pueden producir resultados de la mayor importancia. Todos los grandes resultados producidos por la actividad humana dependen de tomar ventaja de estos estados singulares cuando se producen". A este pasaje, Mumford aade que en estos puntos singulares lo que es imposible en cualquier clculo del sentido comn, no slo puede llegar a ser imaginable, sino realizable. Paralelamente, las predicciones basadas en regularidades, continuidades, estabilidades, -tambin observables en la misma sociedad y, por lo general, suficiente para su descripcin-, pueden pasar a ser engaosas como gua para la decisiva accin o como un indicio de futuras tendencias. Como ejemplo, Mumford comenta que ningn agudo observador romano en el apogeo de su civilizacin pudo ni siquiera imaginar que su gran imperio sera absorbido, de arriba abajo, por los seguidores de un oscuro profeta de Galilea.

Sin negar la importancia y necesidad de atender las tareas diarias y rutinarias que hacen posible mantener la vida de una determinada comunidad, la teora de los puntos singulares de Maxwell constituye una aportacin fundamental a la descripcin cientfica de los cambios sociales. Y es que esta teora, en opinin de Mumford, pone de manifiesto que a ciertos intervalos, en momentos crticos o en situaciones de crisis, puede ser decisivo un mtodo adicional de incitacin al cambio, sobre todo si se reconoce y se interpreta correctamente la naturaleza del propio momento. En tal cambio, segn Mumford, la personalidad humana puede producir un efecto fuera de toda proporcin a sus facultades fsicas. Un oportuna intervencin de una magnitud fsica demasiado pequea para ser tenida en cuenta por un ser finito puede producir un efecto equivalente a un cambio acumulativo y generalizado logrado mediante un gasto mucho mayor gasto de esfuerzo a travs de los canales normales de cambio social.

Para Mumford, la teora de los puntos singulares es clave para explicar el papel clave de la personalidad humana en algunos de los mayores cambios que se han dado a la largo de la historia, como tambin explicara la rareza de estas ocasiones. Tal y como narra en el referido libro, en momentos de crisis, donde los caminos de la desintegracin o el desarrollo separa, como en una lnea divisoria, a una nica personalidad determinante o un pequeo grupo de hombres informados y comprometidos, estos pueden mediante un ligero empujn determinar la direccin y el movimiento de una de otro modo incontrolable masa de conflictivas fuerzas sociales. En esos momentos, no una nica institucin o un grupo, sino una sociedad entera, estarn involucrados en un cambio mucho ms all de su capacidad ordinaria para la adaptacin. Sin embargo, el agente dinmico de esta transformacin, la "chispa que enciende el gran bosque", ser la personalidad humana individual; porque es ella la que precipita el cambio en el orden social, en primer lugar iniciando una profunda reagrupacin de las fuerzas y objetivos ideales dentro de s mismo. Entonces el ser humano integro representa el todo y a su vez tiene un efecto sobre el todo.

Un aspecto muy importante del dictamen de Maxwell es que existe una relacin directa entre el grado de complejidad de una sociedad y la mayor frecuencia en la aparicin de puntos singulares. Llevado este principio a los tiempos actuales, es fcil concluir que atravesamos un periodo histrico que, por su complejidad y profunda crisis social, econmica, ecolgica y tica, constituye un verdadero caldo de cultivo para la aparicin de puntos singulares y que estos estn surgiendo a un velocidad de vrtigo sin que lo hayamos identificados como tales. En todos ellos, como veremos, ha sido fundamental la accin de la personalidad humana, ya sea de un individuo concreto o de un pequeo grupo de personas:



Como demuestran los hechos anteriormente comentados, la personalidad humana puede alterar el patrn de los acontecimientos histricos. Y de esto estn tomando conciencia muchas personas por todo el planeta. La gente comienza a darse cuenta de que tiene en su mano la posibilidad de cambiar el rumbo de los acontecimientos y que las acciones individuales o la de pequeos grupos de personas comprometidas s que pueden influir en el discurrir de la historia. Por primera vez en mucho tiempo algunos ciudadanos han decidido romper el aislamiento social impuesto por el capitalismo para recuperar en el espacio urbano y romper as el perverso hechizo que haba sembrado la desconfianza mutua entre la mayora de la ciudadana. Gracias al movimiento 15M y a los otros puntos singulares que estn brotando a una velocidad inusitada por todo el planeta se han desencadenado las fuerzas que va a hacer posible la rehumanizacin del ser humano, tal y como Lewis Mumford vislumbr en su obra Las transformaciones del hombre (1956). Una nueva sociedad est eclosionando sobre las bases del intelecto, la reflexin y la solidaridad. Y este cambio, como ha comentado Emilio Lpez-Galiacho (rebelin, 16/01/2012), no hay quien lo pare, pues se trata de un nuevo estado mental.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter