Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2012

El vicepresidente de la ONU quiere "ocupar y nacionalizar la banca" y proclama la lucha de clases como "inevitable"

Ivn Gil
El Confidencial


Vivimos en un orden mundial criminal y canbal, donde las pequeas oligarquas del capital financiero deciden de forma legal quin va a morir de hambre y quin no. Por tanto, estos especuladores financieros deben ser juzgados y condenados, reeditando una especie de Tribunal de Nremberg...

Con esta aplastante contundencia despacha Jean Ziegler, vicepresidente del Consejo consultivo de Derechos Humanos de la ONU, su particular anlisis del actual momento histrico.

La dilatada trayectoria diplomtica de este profesor emrito en la Universidad de Ginebra y comprometido analista internacional, que fue relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentacin durante ocho aos, impide que le tiemble la voz a la hora de sealar con el dedo inquisidor a los culpables de la crisis sistmica. No puede ser que en un planeta con los recursos agroalimentarios suficientes para alimentar al doble de la poblacin mundial actual, haya casi una quinta parte de sus habitantes sufriendo infraalimentacin. En su ltimo libro Destruccin Masiva. Geopoltica del hambre (Pennsula), que Ziegler present ayer en Madrid, pone sobre la mesa una serie de cuestiones molestas de las que otros diplomticos ni siquiera se atreven a hablar en los pasillos de la ONU. Unas crticas irreverentes que ya ventil en otros trabajos como El hambre en el mundo, Los nuevos amos del mundo y aquellos que se le resisten, El imperio de la vergenza o El odio a Occidente.

Su receta para revertir esta situacin es, si cabe, tan radical o ms que su tesis sobre la generacin de las desigualdades: Ocupar masivamente los bancos, nacionalizarlos y confiscar las arrogantes riquezas robadas por los especuladores financieros. Una extremista postura que lo lleva incluso a criticar la incapacidad de movimientos de la sociedad civil como el 15M en Espaa u Occupy Wall Street en Estados Unidos. Reconozco que son smbolos importantes y que han logrado la simpata de la sociedad, pero todava son insuficientes para quebrar la actual relacin de fuerzas si no desembocan en una huelga general indefinida. Hay que darse cuenta de que en el orden mundial reina una violencia estructural que se debe combatir con una contraviolencia basada en la resistencia pacfica.

La migracin de los grandes fondos especulativos a los mercados de materias primas, principalmente de la agroalimentacin, la cual creci exponencialmente en el trienio 2005-2008 como explica Ziegler en su ltimo libro, es el origen de esta crisis genocida porque han disparado el precio de los alimentos bsicos. A pesar de la destruccin masiva conceptualizada por Ziegler, el diplomtico exhibe su caracterstico optimismo de luchador a contracorriente y asegura que esta situacin crear la conciencia social necesaria para multiplicar rpidamente las fisuras en el muro capitalista, que acabarn derrumbndolo y creando un nuevo orden mundial.

La insurreccin ser por el hambre o no ser

El primer paso, explica, es darse cuenta de que los criminales financieros son el enemigo comn de los europeos, de los africanos y del resto de la poblacin que sufre de hambre y desempleo en el mundo. Unos oligarcas que monopolizan los beneficios y privatizan los servicios y recursos. Para Ziegler, esta toma de conciencia ser el advenimiento de una nueva forma de solidaridad internacional entre todos los pueblos, que posteriormente se transformar en un frente de resistencia intercontinental.

Un convencimiento total, pero que se transforma en duda cuando se le pregunta por los riesgos y los pilares sobre los que se fundar este alzamiento popular. Es un misterio, no puedo hablar de la revolucin porque se trata de la libertad liberada en el hombre y los procesos revolucionarios son imposibles de prevenir porque tienen sus propias leyes y no son conocidas.

Lo que s tiene claro Ziegler es que la insurreccin, como ha ocurrido en la mayora de estos procesos a lo largo de la historia, se producir por el hambre. La hambruna ya es una realidad en las banlieues parisinas y el pueblo espaol tambin est sufriendo la pobreza, como el resto de Europa. En este contexto, indica, la lucha de clases es absolutamente inevitable porque las oligarquas capitalistas no sern capaces de reeditar el genocidio americano de los indios, ya que es imposible matar a todo un pas como Espaa y hacerle aceptar permanentemente las cadenas.

Espaa no debera pagar su deuda porque es delictiva e ilegtima

Las cadenas a las que retricamente se refiere este diplomtico de la ONU estaran impuestas por las polticas econmicas de la austeridad, que califica como absurdas y destructoras. Los tericos del neoliberalismo, aade, nos han hecho creer que hoy en da la austeridad es la nica poltica posible, pero slo se aplica a la clase trabajadora y nunca a los banqueros. Estas polticas tienen un lmite objetivo y no van a resolver los problemas.

En contraposicin a estas recetas neoliberales, Ziegler defiende unas polticas centradas en el crecimiento. Esta es la nica esperanza que deposita en los representantes polticos, aunque matiza que de forma extremadamente leve. Sus protagonistas no podran ser otros que Franois Hollande y Barack Obama. Ambos deben formar una alianza por el crecimiento basada en la inversin pblica, el incremento del salario mnimo, las prestaciones sociales, la bsqueda del pleno empleo y la lucha contra la desindustrializacin.

Para el vicepresidente del consejo consultivo de Derechos Humanos de la ONU estas polticas no son la solucin final si no van acompaadas de un despertar de la sociedad civil y, sobre todo, del impago de la deuda. Los dirigentes espaoles deben hacer lo mismo que ha hecho Rafael Correa en Ecuador, es decir, negarse a pagar la deuda, cuya amortizacin ya es altsima, porque es odiosa e ilegtima. Esto es, se ha creado, en gran parte, por la delincuencia financiera y la corrupcin poltica, sin materializarse en inversiones reales.

Una perspectiva que lo lleva incluso a cometer el atrevimiento de recomendar a los espaoles que objeten en la declaracin de la renta al porcentaje del gasto dedicado a la deuda pblica. Una campaa lanzada desde el 15M que califica de necesaria, inteligente y eficaz. Todos estos elementos en su conjunto, unidos a la inflacin, podrn acabar con las deudas injustas.

Refundar la ONU para instaurar un nuevo orden mundial

La Organizacin de las Naciones Unidas debe tener un papel central en el futuro escenario mundial. Como explica Ziegler, la ONU se fund con el objetivo principal de defender el inters general de los pueblos y promulgar los principios recogidos en la Carta de los Derechos Humanos. Sin embargo, los mercenarios han pervertido su papel y destruido su credibilidad moral. Entre ellos, no duda en sealar al exsecretario general Ban Ki-moon o al presidente del consejo de seleccin de los relatores, el hondureo Roberto Flores, quien apoy el golpe de Estado en su pas en 2009.

Para Ziegler, la refundacin de esta organizacin pasa por imprimirle mucha ms democracia eliminando el poder de veto de las naciones integrantes del Consejo de Seguridad, limpindola de golpistas y eliminando las prebendas del FMI y el BM. El neoliberalismo delictivo, concluye el diplomtico, se cura con poltica.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/05/23/el-vicepresidente-de-la-onu-que-quiere-ocupar-y-nacionalizar--la-banca-98503/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter