Portada :: Europa :: Francia: elecciones 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2012

La Francia que recibe Hollande

Hctor Vega
Fortn Mapocho


Las conversaciones entre Franois Hollande y Angela Merkel se inscriben en un marco social crtico de la Unin Europea, con 16 millones 400 mil desempleados, donde los jvenes en esa condicin, entre 15 y 24 aos supera el 25 %. A eso se suman grandes desigualdades entre asalariados y dueos de grandes fortunas, especuladores con el precio de los commodities, y la securitizacin [titrisation en francs [1], banqueros intermediarios de los planes de liquidez [concepto cercano al Quantitive easing, alivio cuantitativo de la Reserva Federal de los EEUU] del Banco Central Europeo [BCE] [2], etctera.

La masa asalariada y pasiva se refiere a empleados receptores de ingresos medios y bajos, empresarios de pequeas y medianas empresas, pequeos agricultores, y empleados por cuenta propia; a lo que se suman desempleados con subsidios de desempleo, jubilados, dueas de casa, estudiantes, trabajadores inmigrantes en el mercado negro del trabajo y otros de baja calificacin. Conjunto social donde la incertidumbre permanente y cada del salario real neutralizan la reactivacin del consumo y los mrgenes de ahorro.

La Francia que recibe Hollande, como el conjunto de Europa, es desigual. Entre el 10% ms rico de la sociedad francesa que detenta un 25% del Ingreso Nacional y el 10% ms pobre que recibe un 3% se sita una amplia masa de clase media con estratos, alto, medio y bajo. Ese potente 80% de la poblacin receptora de ingresos alrededor de 26 milloneses en su mayora la gran masa asalariada del pas [3].

A comienzos de 2011 se estimaba un porcentaje de pobres de 6,2% de la poblacin, es decir 4 millones. Cifra menor a la media de la Unin Europea de 8% pero que en trminos polticos, 4 millones de pobres pesan en la consideracin ciudadana, en un medio que debe coexistir con casi 3 millones de desempleados alrededor de 10% de la fuerza de trabajo donde el contingente de jvenes entre 15 y 24 aos alcanza a 23% de la fuerza de trabajo [4].

Los impuestos en Francia representan 43.6% del PIB. Gran parte del gasto social de Francia descansa en el aporte fiscal de all la importancia de la recaudacin. No es el caso de Alemania, donde el gasto social es financiado en parte importante por las colectividades locales, siendo menor la recaudacin, 37.7% del PIB pero con una tasa marginal de impuesto a la renta personal de 42%, superior a la de Francia, 40%. El gasto pblico se refleja en parte en una cua tributaria [wedge tax] de alrededor de 16%. La cua tributaria es la diferencia entre el costo de emplear un trabajador y el sueldo final que ese trabajador percibe. Sin embargo, la presin fiscal sobre las rentas del trabajo y las rentas del capital no tiene parangn. Siendo en la actualidad el balance favorable a las rentas del capital. El programa de Franois Hollande [60 medidas, ver especialmente Medida 14, Mes 60 engagements pour la France] menciona el problema pero se aguardan los detalles para conocer la amplitud de las reformas. Algunos anuncios van en la direccin correcta como por ejemplo el recorte en la edad de la jubilacin de 62 a 60 aos; subsidios a las familias con hijos en edad escolar; alza de la tasa marginal de impuesto a la renta personal de 75% en el caso de ingresos por sobre el milln trescientos mil dlares, etctera

El crecimiento del PIB en 2011, 1.6%, si bien es un avance en relacin a 2010, ao de crecimiento negativo de 2.5%, la tasa de inflacin de 2.5% representa el mayor gasto del Estado, pero en todo caso, un crecimiento del PIB incompatible con el marco de presiones sociales. Los mayores gastos corrientes del Estado francs han llevado a un dficit fiscal de 5.7% del PIB, por sobre la regla sacrosanta de Maastricht de 3% del PIB. Dficit fiscal que en Alemania fue de 0.9% del PIB en 2011 con una proyeccin de 0.6% para 2012. En 2011 casi 1 sobre 2 gastados por el Estado de Francia no estaba financiado por un ingreso y deba recurrirse al prstamo. El excedente primario de las finanzas pblicas no alcanza a pagar los intereses de la deuda. 66% de quienes compran la deuda son no-residentes, un tercio de la Zona Euro y un tercio extranjeros fuera de la Zona Euro.

En la economa real, los mrgenes de holgura en el comercio exterior de Francia son estrechos. Ms del 50% de las exportaciones se transan en el mercado europeo actualmente en crisis, siendo el destino ms importante de aquellas Alemania, Espaa, Italia, Reino Unido y Blgica, todos los cuales, excepto Alemania, tienen graves problemas de endeudamiento y desempleo y Espaa en recesin. El mismo escenario se presenta del lado de las importaciones, 55% de estas provienen de Europa a saber, Alemania, Blgica, Italia, Espaa y Pases Bajos. La economa alemana depende del consumo interno, debido al alza de su poder adquisitivo y de las exportaciones. Todo ello sustentado en el supuesto que los otros Estados de la Eurozona paguen sus deudas y que la crisis del Euro no arrecie. Ms del 40% de sus exportaciones van a la Zona Euro de manera que si las otras economas de Europa caen en recesin se frenar el crecimiento de su economa, a menos que el consumo interno compense la baja en las exportaciones.

El centro de las conversaciones de Hollande y Merkel ser el Pacto Fiscal [enero 2012] que enmarca el dilema austeridad [Merkel] o crecimiento [Hollande]. Pacto suscrito por 25 pases de la UE de un total de 27 pases que la forman y cuyo contenido tiene importancia fundamental en la poltica del BCE, la cual es de un estatus inmodificable para la derecha alemana.

El antecedente inmediato del pacto fiscal de la eurozona fue el fracaso de la cumbre del G20 en Cannes [diciembre 2011] para traspasar la deuda de los pases en crisis de la Eurozona al Fondo Europeo de Emergencia Financiera [FEEF], mediante su ampliacin a un billn de euros. Ningn miembro del G 20 hizo un gesto para participar y el FMI se desmarc alegando la necesidad de estudiar otros mecanismos pues sus prstamos son a pases, no a entidades legales como es el caso del FEEF. De all surgi el proyecto de la Unin Europea para conformar una unin fiscal. Este pacto patrocinado por Alemania, y que busca eliminar la deuda fiscal fuera de los lmites aceptados por Maastricht, compromete el financiamiento del BCE a la banca, de tres prstamos en el horizonte 2014 con inters de 1% y vencimiento de tres aos, bajo compromiso de equilibrios presupuestarios y el cumplimiento de $3>$3>s a un horizonte del 2014.

Sin un plan de reactivacin y crecimiento, en una zona en franca recesin, no se ve cmo la poltica de austeridad conducir al pago de la deuda, casos de Grecia, bajo un compromiso que no podr cumplir, es decir reducir su deuda al 120% del PIB en 2020 y alzas de impuestos; a lo cual se agregan Italia y Espaa con deudas de 1,9 y 1 billones [millones de millones] respectivamente. De hecho, la discusin se traslad al caso griego con la interrogante de si acaso es realista que permanezca o no en la Eurozona. Dicho de otra manera, si acaso los acreedores de la deuda griega estn o no dispuestos a reconocer la imposibilidad de pago de Grecia. Es decir que sus ttulos de deuda valen cero!

Polticamente no existe piso para imponer la Unin Fiscal, al menos en su definicin actual. Los gobiernos de Grecia e Italia no han sido elegidos y se espera una segunda eleccin en Grecia para formar un gobierno con algo de representatividad; a la cabeza del ejecutivo en Espaa se encuentra un gobierno de derecha que impone un programa de austeridad rechazado por la poblacin. En Francia fue derrotada la opcin de la derecha pro austeridad que Sarkozy preconizaba con su colega Merkel de Alemania. Agreguemos a ello que las inyecciones monetarias del BCE al sistema bancario no logran reactivar la economa real. Cifras recientes demuestran que la mayor parte de esos financiamientos han sido depositados de vuelta al BCE a tasas de inters de 0,25. Lo cual revela que el negocio del dinero resulta menos rentable. En el segundo semestre de 2011 se registraban operaciones de los bancos europeos en las cuales el BCE prestaba al 1,25% de inters donde la intermediacin bancaria obtena 6,5% en pases de baja nota otorgada por las agencias de calificacin y altos rendimientos en Bonos Soberanos.

El pacto fiscal se basa en el supuesto falso que con el control de la inflacin, objetivo central del BCE, podr influir sobre una poltica de crecimiento sustentable, es decir compatible con el consumo y el empleo. El instrumento para ello es la tasa de inters; a la baja, para fomentar las inversiones alentar el consumo, disminuir la liquidez y de esa manera fijar una demanda efectiva compatible con el empleo.

Sin embargo, existen dos variables que reflejan la percepcin del pblico, de gran contenido sicolgico y poltico en el corto plazo, y que por su importancia neutralizan el manejo de la tasa de inters, a saber la propensin al consumo y la preferencia por la liquidez, excluyendo de esa manera el ahorro y la eventual inversin. Ambas variables se manifiestan en pocas de crisis y de un futuro incierto que privilegia los niveles de consumo inmediato y bsico antes que la inversin. Bajos niveles de demanda interior afectan la fuerza laboral empleada y eventualmente los marginados, sujetos de ayuda estatal sustancial.

Queda as el financiamiento de la economa entregada a la emisin de bonos de las empresas y al alivio cuantitativo [ver infra nota 2] que proporcione el BCE para que los pases financien sus obligaciones, sin que el BCE como lo quiere Merkel emita sus propios Eurobonosy de paso, que el Estado alemn pague los costos de la deuda.

En conclusin, la crisis de recesin demuestra que el camino de la derecha, de ajustes fiscales severos impide la reactivacin. La primitiva propuesta de Merkel de pacto fiscal no tiene futuro. Es probable que su derrota poltica en Rin del Norte-Westfalia la haga meditar acerca de la viabilidad de sus recetas de austeridad para Europa, cuando existen dudas acerca de su frmula an dentro de Alemania. Segundo, en base a su economa real, Francia, teniendo en cuenta el consumo interno y el empleo, debe plantear un programa fiscal y presupuestario que apoye los parmetros de la reactivacin. Es decir, exactamente inverso a lo que se ha hecho hasta ahora donde empleo y consumo se acomodan al programa fiscal y presupuestario. Las cifras demuestran su fracaso bajo la realidad de endeudamientos y operaciones financieras especulativas.

La experiencia demostr que cuando los fondos son distribuidos mayoritariamente en el sector financiero, su reorientacin hacia la especulacin en commodities, mediante derivados, signific un mayor nivel de inflacin en los precios de importacin, y un efecto negativo sobre la demanda interna [5],[6]. Menores tasas de inters, an negativas en trminos reales daaron las perspectivas de ahorro y los fondos de empresas y pensiones. De aqu surge la necesidad de acelerar la propuesta de Obama de controlar la volatilidad de los precios de los commodities mediante la intervencin de la Comisin de Transacciones de Futuros de Commodities [CFTC] en las bolsas. Los mrgenes por posiciones especulativas en el mercado de futuros debern ser controlados por el Estado, accin que debe realizarse en conjunto con otras economas.[7]. El Informe 3034 de la Asamblea Nacional en Francia [diciembre 2010, p. 208] recoge las propuestas de Obama y se pronuncia por crear una agencia europea de regulacin de los mercados agrcolas, segn el modelo de la CFTC que la ley Dodd-Franck ha fortalecido.

Sin embargo, el papel central de la reactivacin en la economa real corresponde a los factores endgenos de la economa real capaces de activar los innumerables recursos humanos y materiales de que dispone Francia. Existen mrgenes importantes, donde innovacin y competitividad deben aplicarse al desarrollo de la energa, el sector de telecomunicaciones, transporte pblico e industria, junto a grandes trabajos de infraestructura.

En la economa francesa el sector servicios ocupa el 75% de la poblacin, el sector primario [agricultura y pesca] es menos de un 2%, y el sector secundario representa un 24%.

La gran apuesta es si acaso la economa interna, con amplia intervencin del Estado, podr reactivarse, especialmente el sector de exportaciones, en un Estado que por tratados, ley y reglamentos no puede depreciar la moneda comn
[8]. Es el desafo que permitir activar los factores endgenos de la economa real francesa.

* Director de Fortin Mapocho.com. Abogado [Universidad de Chile], economista [Doctor de Estado en Ciencias Econmicas, Universidad Aix-Marseille] y Profesor universitario.

Santiago, 15 de mayo de 2012


NOTAS


[1] La securitizacin [o titrisation] es una tcnica financiera que transforma activos de poca liquidez, con escasas posibilidades de encontrar mercados, en valores muebles fcilmente negociables. Los inversionistas adquieren fracciones de la cartera de activos securitizados, sobre la base de flujos financieros futuros [o esperados] provenientes de dichos activos, los cuales garantizan el reembolso de las obligaciones. Inicialmente esta tcnica fue creada en Estados Unidos en los aos 70 siendo utilizada por los bancos con el fin aumentar su cartera de crditos. Ms tarde la tcnica permiti a los bancos deshacerse parcialmente de riesgos innecesarios.

[2] El alivio monetario es una poltica monetaria impulsada por los bancos centrales destinada a estimular la economa. El Banco Central compra ttulos financieros a los bancos, compaas de seguros, fondos de pensiones, y al sector privado con lo cual inyecta dinero en la economa. Las instituciones que venden tienen de esa manera un crdito por el ttulo que venden. Estas operaciones se realizan electrnicamente por lo cual el Banco Central al comprar los ttulos financieros, simplemente acredita la operacin en la cuenta de reserva que el banco respectivo tiene en el Banco Central. De esta manera se genera una expansin en la oferta monetaria del Banco Central. Una vez acreditada la operacin electrnica antedicha, los bancos privados podrn cubrir nuevas operaciones crediticias y de esa manera impulsar la economa. El efecto de esta operacin se mide adems porque el precio de los ttulos financieros involucrados aumenta y el rendimiento de estos, baja. Esta poltica ha reemplazado las antiguas emisiones inorgnicas de los bancos centrales, es decir, la impresin de billetes.

[3] La desigualdad y las protestas constituyen un signo de nuestros tiempos. Martin Wolf, Editor Asociado y Chief Economics Commentator del Financial Times, recientemente coment acerca de los rendimientos que tuvieron los actores econmicos en el perodo de ciclo de negocios anteriores a la crisis, entre 2002 y 2007, cuando el 1% de ms altos ingresos captur casi dos tercios del alza de los ingresos, mientras que el 0,1% ms alto captur ms de un tercio. Agreg, que esa economa de suma cero provoca desafeccin y desesperacin. La crisis ha empeorado la rabia [Ver traduccin del artculo en Diario Financiero, p. 30 [16/05/2012], bajo el ttulo El poder estadounidense necesita pragmatismo.

[4] Segn el ndice de Gini que registra ndices de desigualdad, la media de la OCDE Francia es miembro de dicha organizacin es de 0,31 y Francia, 0,32. Alemania registra 0,28; Espaa 0,32; Dinamarca 0,24; Estados Unidos 0,44 y Chile 0,55. El ndice de Gini se representa en una escala donde 0 corresponde a la igualdad absoluta y 1 a la desigualdad absoluta.

[5] Pese a declaraciones de las autoridades por la regulacin de los derivados de materias primas vase en abril de 2010 el pronunciamiento de Christine Lagarde, en aquella poca Ministro de Economa, Finanzas y Empleo poco se ha avanzado en esa materia. Lagarde propuso an la creacin de una agencia europea reguladora de derivados de materias primas. En la misma direccin se ha pronunciado el G20. Ver, Informe N 3034 de la Comisin Investigadora de la Asamblea Nacional de Francia en la XIII legislatura: Especulacin: gana el crecimiento y el empleo antes que los jugadores. Diciembre 2010, p. 207. El 22 de octubre del mismo ao se aprob una ley de regulacin bancaria y financiera donde se legisla sobre la transferencia de propiedad del activo real commodity negociado en el mercado de derivados, Op. cit. p. 188.

[6] El Insee [Instituto Nacional de Estadsticas y Estudios Econmicos] de Francia estima que 15% del precio de los productos alimenticios est representado por las materias primas agrcolas. Segn el Informe sobre la especulacin, Op. cit. p. 207, la contribucin de los alimentos a la inflacin total en Francia para el perodo 2007-2008, fue alrededor de 30%.

[7] La administracin Obama present un texto legislativo nico reagrupando un gran nmero de dispositivos en lo que se ha llamado, Ley Dodd-Frank. Dicha ley le otorga mayor autoridad a los reguladores como es el caso de la CFTC, citada en el texto principal. El control de la CFTC llevara a aumentar el depsito de los traders en una bolsa, destinado a garantizar transacciones en posiciones sin coberturas que son reguladas como futuros o como swaps. La CFTC fue creada por el Trade Act de 1974 [ley del 3 de enero de 1975] como una agencia independiente para regular el conjunto de mercados de materias primas. Sus miembros son nombrados por cinco aos por el Presidente de Estados Unidos, en acuerdo con el Senado. Informe N 3034, Op. cit., ps. 184 y 209.

[8] Segn los trminos del Tratado de Lisboa Tratado sobre el funcionamiento de la Unin, diciembre 13, 2007- se establece competencia exclusiva de la UE, en temas de unin aduanera; normas sobre mercado interno, poltica monetaria; poltica comercial y acuerdos internacionales.

Fuente: http://www.fortinmapocho.com/detalle.asp?iPro=2439

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter