Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2012

En Argentina la mediocridad periodstica convertida en bravuconadas de derecha
Un periodista que se apellida Lanata

Fernando Buen Abad Domnguez
Rebelin/Universidad de la Filosofa


Pareci, alguna vez, periodista avanzado (a pesar de un nada simptico estilo de autoritarismo feudal) y termin sepultando su prestigio bajo una pataleta adolecente, rentable. Su odio itinerante hoy oscila, por una parte, entre rabietas contra sus pares y, por otro lado, en la metralla bobalicona contra el Gobierno de Cristina Fernndez. Y todo porque no supo ser, o no pudo, referente de la comunicacin crtica. Hoy no es periodista, no es acadmico, no tiene autoridad moral, no tiene capacidad crtica seria. Se hace llamar igual que el grupo de produccin televisiva al que ms odia. Un Paracelso de la mediocridad la crema y Lanata. Con la falta que hace la crtica seria en manos de periodistas serios. Fue uno de los fundadores del peridico Pgina 12.

En el margen de simplismo ideolgico, que le deja su servilismo ante la oligarqua meditica argentina, (de suyo todo lo pedante e insoportable por heredera del militarismo golpista) Lanata se mueve como pez en el agua turbia de sus envidias infantiles. El periodismo de investigacin, que alguna vez cacare como mximo desafo del oficio, es lo que menos le interesa y lo que menos hace. El periodismo result ser un pretexto para escalar las cumbres de su egolatra ayudado con dinero de los oligarcas golpistas que una vez el propio Lanata defini como demonios. Hay documentos audiovisuales incontestables.

Desde luego que Lanata puede hacer con su vida y obra lo que mejor plazca a sus intereses y los de sus jefes. El individualismo y el democratsimo convenenciero da para esas y mil garantas burguesas. Lo que no puede hacer es insistir en engaarnos con que su trabajo es periodstico o que su estilo bravucn y su mediocridad hay que tragrselas como denodado regalo de profesionalismo. En el mejor de los casos, de cabotaje, lo llamativo de su obra alcanza para que acumule el desprecio de sus discpulos y el amor de los patrocinadores ilusionados con un rating morboso de eficiencia cero.

Lo peor es que el ejercicio de la crtica periodstica, que es realmente necesario en un pas como Argentina (poco acostumbrado a tal ejercicio) tiene agendas realmente importantes y urgentes, y a las cuales, mtodos pauprrimos, revanchistas y mafiosos como los de Lanata, son incapaces de aportar una sola idea inteligible. Los, de verdad periodistas, son absolutamente necesarios en el momento histrico que viven los argentinos. El periodismo de la verdad, con bases cientficas y con alcances histricos es fundamental, porque comienza por no ser complaciente, especialmente con los oligarcas golpistas que hoy extienden sus cheques a Lanata. Es una verdadera Lstima por la que no derramamos una sola lgrima. Hace falta un periodismo serio que Lanata traicion segn demuestra su decadencia presente.

No se trata de golpear a un pobre hombre que ha cado en la desgracia del arribismo asalariado por oligarcas. Se trata de no caer en el enredo ideolgico de una mafia que concentra medios para descarrilar democracias y que tiene por santones primordiales, en sus corazones ideolgicos, a uno de los peores dictadores que conoce la historia contempornea. Servir a eso es simplemente imperdonable y no importa el repertorio de las payasadas que se pueda inventar creativamente para justificar semejante espectculo decadente y mediocre. Cuantos ms aspavientos hace, ms se hunde en el pantano de su mediocridad. Son parafernalias de la ideologa de la clase dominante para engaar despistados.

No deja de ser bochornoso ver cmo, quien se pretende referente creble para la opinin pblica argentina, se revuelca en los charcos de vanidad miserable que le concede en sus pantallas una de las ms degeneradas corporaciones mediticas de Amrica Latina (El Grupo Clarn). No deja de ser doloroso ver cmo recurre a las ms desesperadas coartadas un hombre urgido de aplausos y risotadas a cual ms soeces y de inteligencia pauprrima. Es, tambin, una lstima. Nadie debiera hacer semejantes cosas por vanidad ni por dinero. Descontado queda que sea por poder poltico porque sus jefes nunca se lo darn. Tan pronto se vuelva intil lo echarn como ya antes se lo han hecho. El no aprendi y eso es terrible.

Una lista larga de programas televisivos ha hecho abuso de estilos bravucones pretendidamente progres por su insolencia o su irreverencia. Ese truco se ha manoseado hasta la nausea bajo el supuesto de que con el modo majadero basta y sobra, mientras, el contenido se diluye entre palabrera efectista y anuncios publicitarios. Lanata sucumbi bajo el peso de su mediocridad y su ignorancia supina. Lo derrot la chabacanera, la simplonada y la superficialidad de la farndula periodstica. Demostr que nunca entendi la importancia y la riqueza del periodismo y se ahoga en envidias miserables. PPT le gan la mano y no logra asimilarlo. Por eso les copia el nombre. Cree que todo el que le hace ver sus miserias es oficialista, tarifado o K. Qued inutilizado en sus facultades autocrticas, si las tuvo, y ahora tendr fama, dinero y palmaditas en el hombro por parte de sus jefes que son nada menos que una de las peores mafias oligarcas que medran en Latinoamrica. Estar contento? Se nota.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter