Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2012

Treinta aos de la incursin del ejrcito israel en Lbano
La guerra de las mentiras

Uri Avnery
Gush-Shalom.org

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Esta semana se cumplen treinta aos de la incursin del ejrcito israel en Lbano que dio comienzo a la guerra ms estpida de la historia de Israel. Dur 18 aos. Cerca de 1.500 soldados israeles y un nmero incalculable de libaneses y palestinos fueron asesinados.

Casi todas las guerras se basan en mentiras. Las mentiras se consideran instrumentos legtimos de la guerra. La guerra del Lbano I (como se llam ms tarde) fue un glorioso ejemplo.

De principio a fin (si es que ya ha terminado), fue una guerra de engaos, mentiras y falsedades.

La mentira comenz con el nombre oficial: "Operacin Paz en Galilea".

Si uno pregunta ahora a los israeles, el 99,99% de ellos va a decir con toda sinceridad: "No tenamos otra opcin. Ellos lanzaron cohetes Katyusha a Galilea desde el Lbano todos los das. Tuvimos que pararlos. Presentadores de TV y exministros del gabinete lo han estado repitiendo durante toda la semana. Sinceramente. Incluso personas que ya eran adultos en ese momento.

El hecho concreto es que durante los 11 meses anteriores a la guerra no hubo un solo disparo a travs de la frontera israel-libanesa. Estaba vigente un alto el fuego y en el otro lado de la frontera los palestinos lo cumplan escrupulosamente. Para sorpresa de todos, Yasser Arafat logr imponer ese alto el fuego a todas las facciones palestinas, incluso las ms radicalizadas.

A finales de mayo el ministro de Defensa, Ariel Sharon, se reuni con el Secretario de Estado de EE.UU. Alexander Haig en Washington DC. Pidi un acuerdo estadounidense para invadir Lbano. Haig, dijo que Estados Unidos no poda permitirlo a menos que hubiera una clara provocacin reconocida internacionalmente.

Y entonces apareci la provocacin. Abu Nidal, experto terrorista y enemigo de la OLP y de Arafat, envi a su primo para asesinar al embajador israel en Londres, que result gravemente herido.

En represalia, Israel bombarde Beirut y los palestinos volvieron a disparar, como se esperaba. El primer ministro, Menachem Begin, dio permiso a Sharon para invadir el territorio libans hasta 40 km. "para poner los asentamientos de Galilea fuera del alcance de los Katyusha".

Cuando uno de los jefes de inteligencia inform a Begin en una reunin de gabinete de que la organizacin de Abu Nidal no era miembro de la OLP, Begin respondi: "Todos ellos son OLP".

El general Matti Peled, mi socio poltico en esa poca, crea firmemente que Abu Nidal haba actuado como agente de Sharon. Lo mismo pensaban todos los palestinos que conozco.

La mentira disparaban contra nosotros todos los das" cal tan hondo en el pblico que hoy es intil discutirlo. Es un ejemplo ilustrativo de cmo un mito puede tomar posesin de la mente del pblico, e incluso de las personas que han visto lo contrario con sus propios ojos.

Nueve meses antes de la guerra Sharon me habl de su plan para un Nuevo Oriente Medio.

Yo estaba escribiendo un extenso artculo biogrfico sobre l con su cooperacin. l crea en mi integridad periodstica, por lo que me habl de su plan "extraoficialmente" y me permiti publicarlo, pero sin citarlo. As que lo hice.

Sharon tena una peligrosa mezcla mental: una mente primitiva exenta de todo conocimiento de la historia (no juda) y un fatal deseo de "grandes proyectos". Despreciaba a todos los polticos, incluido Begin, y los calificaba de enanos desprovistos de visin e imaginacin.

Su diseo para la regin, como me dijo entonces (y publiqu nueve meses antes de la guerra), era:

1.- Atacar el Lbano e instalar a un dictador cristiano que servira a Israel.

2.- Expulsar a los sirios del Lbano.

3.- Conducir a los palestinos del Lbano a Siria, desde donde los expulsaran los sirios a Jordania.

4.- Conseguir que los palestinos lleven a cabo una revolucin en Jordania, derroten al rey Hussein y convertir Jordania en un Estado palestino.

5.- Establecer una organizacin funcional para que el Estado palestino (en Jordania) comparta el poder en Cisjordania con Israel.

Portador de una mentalidad unidireccional, Sharon convenci a Begin para iniciar la guerra, dicindole que el nico objetivo era empujar a la OLP 40 kilmetros. A continuacin instal a Bashir Gemayel, como dictador de Lbano. Luego dej que las Falanges cristianas llevaran a cabo la masacre de Sabra y Chatila con el fin de aterrorizar a los palestinos y forzarlos a huir a Siria.

Los resultados de la guerra fueron lo contrario de sus expectativas. Bashir fue asesinado por los sirios y su hermano, ungido por las armas israeles, era un hombre dbil e ineficaz. Los sirios reforzaron su control sobre Lbano. La horrible masacre no indujo a los palestinos a huir. Permanecieron all. Hussein sigui en su trono. Jordania no se convirti en Palestina. Arafat con sus hombres armados fue evacuado a Tnez, donde consiguieron impresionantes victorias polticas, los reconocieron como nicos representantes del pueblo palestino y finalmente regresaron a Palestina.

El plan militar fue mal desde el principio, lo mismo que el plan poltico. Al celebrarse en Israel como una gloriosa victoria militar, la guerra no ense nada, con lo que la segunda guerra de Lbano, 24 aos despus, fue un desastre militar todava mayor.

El hecho es simplemente que en 1982 ninguna unidad del ejrcito alcanz su objetivo, y menos an a tiempo. La valiente resistencia palestina en Sidn (Saida) puso en vilo al ejrcito y Beirut estaba todava fuera del alcance cuando se declar el alto el fuego. Sharon simplemente lo rompi, y slo entonces sus tropas cercaron con xito la ciudad y entraron en su parte oriental.

Contrariamente a la promesa que hizo a Begin (me la repiti en ese momento un socio de la coalicin de muy alto nivel), Sharon atac al ejrcito sirio con el fin de alcanzar y cortar la carretera Beirut-Damasco. Las unidades israeles en ese frente nunca llegaron a la carretera de vital importancia, y en cambio sufrieron una estrepitosa derrota en Sultan Yacoub.

No es de extraar. El Jefe de Estado Mayor Rafael Eitan, conocido como Raful, fue nombrado por el predecesor de Sharon, Ezer Weizman. En su momento pregunt a Weizman por qu haba nombrado a un tonto total. Su respuesta tpica fue: "Yo tengo inteligencia por los dos. l solo tiene que ejecutar mis rdenes. Pero Weizman renunci y se qued Raful.

Uno de los resultados ms significativos y duraderos de la primera guerra de Lbano se refiere a los chies.

De 1949 a 1970, la frontera libanesa fue la ms tranquila de todas nuestras fronteras. La gente que cruzaba por error regresaba a su casa. Se deca comnmente que "Lbano ser el segundo estado rabe que har la paz con Israel", porque no se atreva a ser el primero.

La poblacin de mayora chi en el otro lado de la frontera era entonces la ms oprimida e indefensa entre las diversas comunidades tnicas-religiosas de Lbano. Cuando el rey Hussein, con la ayuda de Israel, expuls a las fuerzas de la OLP de Jordania en el "Septiembre Negro" de 1970, los palestinos se establecieron en el sur de Lbano y se convirtieron en los gobernantes de la regin fronteriza, que pronto se conoci en Israel como "Fatahlandia".

A la poblacin chi no le gustaban sus nuevos amos prepotentes palestinos, que eran sunes. Cuando las tropas de Sharon entraron en la zona realmente las recibieron con arroz y caramelos (lo vi personalmente). Los chies, que no conocan a Israel, crean que sus libertadores echaran a los palestinos y despus volveran a casa.

No tardaron mucho tiempo en darse cuenta de su error. A continuacin, comenz una guerra de guerrillas para la que el ejrcito israel no estaba preparado. Los ratones chies rpidamente se convirtieron en leones. Enfrentado a la guerrilla chi, el gobierno israel decidi abandonar Beirut y gran parte del sur de Lbano, aferrndose a una "zona de seguridad" que a su debido tiempo se convirti en un campo de batalla para la guerrilla. Los chies moderados fueron sustituidos por una entidad mucho ms nueva y radical, Hizb-Allah (el "Partido de Dios"), que finalmente se convirti en la principal fuerza poltica y militar en todo Lbano.

Para detenerla, Israel asesin a su lder, Abbas al-Musawi, quien fue reemplazado de inmediato por un asistente mucho ms talentoso, Hassan Nasrallah. Al mismo tiempo, los clones de Sharon en Washington comenzaron una guerra que destruy Irak, el baluarte histrico de los rabes contra Irn. Un nuevo eje militar, los chies de Irak, Hizbul y la Siria alauita se convirtieron en un hecho dominante. (Los alauitas, que gobiernan la Siria de Assad, son una especie de chies. Su nombre deriva de Al, el yerno del Profeta cuyos descendientes fueron rechazados por los sunes y aceptados por los chies).

Si Sharon despertada del coma en el que est hundido desde hace seis aos, se vera sorprendido por este resultado prcticamente el nico- de su guerra de Lbano.

Una de las vctimas de la guerra fue Menachem Begin. Muchas leyendas se han tejido en torno a su memoria, que salieron de toda proporcin.

Begin tena muchas cualidades excelentes. Era un hombre de principios, de honestidad y de valenta personal. Tambin fue un gran orador en la tradicin europea, capaz de influir en las emociones de su audiencia.

Pero Begin era un pensador muy mediocre, carente por completo de pensamiento original. Su mentor, Vladimir Ze'ev Jabotinsky, lo trataba con desprecio. A su manera era bastante ingenuo. Se dej engaar fcilmente por Sharon. Con el nico pensamiento en su mente de derrotar a los palestinos y de expandir el Estado "judo" a toda la Palestina histrica, no se preocup en absoluto de Lbano, el Sina o el Goln.

Su comportamiento en la Guerra de Lbano rayaba en lo ridculo. Visit a las tropas e hizo preguntas que se convirtieron en el blanco de las bromas de los soldados. En retrospectiva, uno se pregunta si en ese momento ya estaba mentalmente afectado. Poco despus de la masacre de Sabra y Chatila, que le sorprendi hasta la mdula, cay en una profunda depresin que le acompa hasta su muerte, diez aos despus.

La moraleja de la historia, ms vigente que nunca: Cualquier tonto puede empezar una guerra, slo una persona muy inteligente puede evitarla.

Fuente original: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1339170910/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter