Portada :: Europa :: Francia: elecciones 2012
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2012

Primera vuelta de las legislativas en Francia
La alianza del Frente de Izquierdas en peligro

Eric Dupin
Rue 89

La primera vuelta de las elecciones legislativas en Francia han sido negativas para la izquierda de la izquierda. En el artículo que publicamos se analizan, con opiniones muy polémicas, los resultados del Frente de Izquierda y de sus dos principales componente, el Partido de Izquierda y el PCF. Por otra parte, las candidaturas del #PA ha obtenido una mala votación global (0,98%), aproximadamente la tercera parte de la obtenida en el año 2007


Tras la derrota de Jean-Luc Mélenchon en Henin-Beaumont, la alianza original del Partido de Izquierdas (derrotado) y el PCF (en declive) está sometida a prueba.

Mélenchon ha cometido el error político de desafiar a Marine Le Pen en Hénin- Beaumont sin analizar de forma realista la situación local. Ha buscado su revancha contra la dirigente del FN, que le había ganado en las elecciones presidenciales, a riesgo de agravar las divisiones de una izquierda ya con muchas dificultades en el sector. Lejos de lograr erradicar políticamente a la extrema derecha, su iniciativa ha reforzado sin duda las posibilidades de victoria de su líder.

Los límites del antifascismo virulento

Su eliminación desde la primera vuelta en la onceava circunscripción de Pas-de-Calais da malos augurios para el futuro de la pareja Partido de Izquierdas-Partido Comunista. El Partido de Izquierdas debería contentarse con un único diputado. Y numerosos diputados salientes del PCF están superados por el PS.
El copresidente del Partido de Izquierdas no ha tenido en cuenta el enraizamiento limitado de su familia política en esta circunscripción. Nunca es una buena señal tener que hacer venir militantes desde fuera. Pero es sobre todo la orientación de su campaña la que está en el origen de su falta de éxito. El antifascismo virulento, prometiendo al FN que desaparecería del mapa, así como el recurso a referencias ideológicas e históricas alejadas de las preocupaciones de la población han probados sus límites.
Como buen militante del movimiento obrero, Mélenchon ha reaccionado con una dignidad responsable ante su derrota. No ha podido sin embargo evitar atacar a los sondeos, cuando éstos se han equivocado más bien en su favor.... Se ha guardado de hacer la menor autocrítica.
Más allá de esta desventura, el joven Partido de Izquierdas sale en un triste estado de la prueba de las elecciones legislativas. Sus candidatos están casi en todas partes eliminados en la primera vuelta, superados por el PS e incluso incapaces de mantenerse. Es el caso de Martine Billard, diputado saliente, en Paris. Todas las esperanzas del PG han sido severamente decepcionadas, ya se trate de Fraçois Delapierre en Essonne, de Eric Coquerel en Corrèze o de Corinne Morel-Darleux en Drôme.
El único diputado que llevará los colores de este partido en el Palais Bourbon [sede de la Asamblea #acional] (tres salientes) será sin duda Marc Dolez, diputado en Pas-de- Calais, que había emitido públicamente sus reservas sobre la estrategia de Mélenchon en Hénin-Beaumont
El PG está así cogido en la trampa del reparto de papeles que había aceptado con el PCF. La dirección comunista había aceptado la candidatura de Mélenchon a cambio de la parte del león de las investiduras legislativas. Con la fuerza de su red de electos locales, el Partido Comunista estaba legitimado para representar al Frente de Izquierdas en la gran mayoría de las circunscripciones. El PG sufre, por su parte, de una implantación mucho más débil y de una juventud que le priva de bastiones.

El Partido Comunista en declive

Pero la dirección comunista tiene, por su parte, serias razones para estar descontenta de esta primera vuelta. A pesar del buen resultado de Mélenchon el 22 de abril, el PCF va a ver disminuir el número de sus diputados precisamente cuando la izquierda se dispone a encontrar de nuevo la mayoría en la Asamblea Nacional. L ́Humanité se queja amargamente del efecto bipolarización.
Muchos diputados comunistas (o cercanos) salientes han sido superados el domingo por los candidatos apoyados por el PS (lo que significa normalmente su eliminación en virtud de la disciplina republicana en la izquierda). Es el caso de Jean-Pierre Brard o de Patrick Braouezec en Seine-Saint-Denis. En los Hauts-de-Seine, las dos circunscripciones comunistas han visto como el PS era más votado. Mismo resultado en otro departamento de vieja implantación comunista, en Seine-Maritime, que perderá sus dos diputados PCF.
En total, solo una decena de candidatos del frente de Izquierdas debería convertirse en diputados el 17 de junio contra 21 en la Asamblea saliente. Pierre Laurent, secretario nacional del PCF, ha hecho ya sus cálculos y pedido una nueva bajada del número mínimo de electos necesarios para la constitución de un grupo (15 hoy).

Perspectivas estratégicas diferentes

En la desgracia, muchas parejas discuten y acaban a veces por separarse. Es lo que amenaza hoy al Frente de Izquierdas. Esta alianza original que ha tenido el mérito de revigorizar a los militantes comunistas y también de atraer a una nueva generación al compromiso político- va ser sometida a una ruda prueba.
Todo el mundo sabe que las perspectivas estratégicas del PG y del PCF no eran idénticas. EL primero anunció claramente que no pretendía participar en el gobierno mientras que los dirigentes comunistas indicaban que se decidirían tras el escrutinio legislativo.
Su debilitamiento parlamentario y la perspectiva, ya probable, de una mayoría absoluta del PS y de sus satélites en la Asamblea Nacional complican aún más la definición de una línea común. Será difícil, para el Frente de Izquierdas, influir sobre el gobierno en una Asamblea en la que sus votos no serán decisivos. Y será más peligroso aún optar por una estrategia que apueste por el fracaso de la presidencia Hollande.
El Frente de Izquierdas influirá institucionalmente menos que unos ecologistas que, gracias a un acuerdo con el PS, tendrán entre 16 y 18 de los suyos en el Palais-Bourbon. Pero los socialistas se equivocarían si lo enterraran. La batalla presidencial ha probado la existencia de una sensibilidad extensa en el país a la izquierda del PS. El planteamiento del Frente de Izquierdas ha interesado a muchos sindicalistas. Su supervivencia supone sin embargo que sus dirigentes tengan la valentía de un análisis lúcido de sus fracasos.

12/06/2012

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Fuente: http://www.rue89.com/rue89-politique/2012/06/11/melenchon-ko-le-couple-du-front- de-gauche-en-grand-peril-232906



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter