Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2012

La economa verde, ltima frontera del capitalismo

Paco Puche
Rebelin


Pero una y otra vez se repite

la necesidad de fortalecer la

capacidad para ver ms

all de la propaganda, la

desinformacin y la mentira [1]  

 

Del 20 al 22 de junio se va a celebrar en Brasil la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible, ms conocida como Ro+20 en base a que hace 20 aos se haba celebrado otra cumbre del mismo tenor y en la misma ciudad. El debate central en esta ocasin estar centrado en lo que se llama economa verde que defienden los pases ricos, las grandes empresas y los portavoces el neoliberalismo.

Para tratar de contrarrestar la reunin oficial, del 15 al 23 del mismo mes, se est celebrando la denominada Cumbre de los Pueblos que reunir a los movimientos sociales, sindicales, campesinos e indgenas que ya traen una versin de rechazo a las propuestas de la conferencia oficial. En un documento publicado recientemente, la Va Campesina, uno de los movimientos sociales ms activos de los ltimos aos, ha manifestado que repudiamos y denunciamos la economa verde como una nueva mscara para ocultar mayores niveles de codicia de las corporaciones y del imperialismo alimentario en el mundo y como una forma brutal de lavarle la cara al capitalismo [2]

Y para que no faltase nadie, en la playa de Copacabana, tambin en Ro, han aparecido las fundaciones del gran capital (AVINA Ashoka - Rockefeller, etc) para montar su Foro de Emprendedurismo Social en la Nueva Economa, del 15 al 17 de junio.

Al igual que la Cumbre, este otro Foro de las entidades filantrpicas ha sido igualmente rechazado con sendas iniciativas. Una de ellas procedente de la Asociaciones mundiales de vctimas el amianto en el mundo, que ha solicitado al Secretario General de la ONU y a la presidenta de Brasil el que declare a Stephan Schmidheiny, fundador de AVINA, como persona non grata [3] , por ser uno de los principales responsables de la tragedia de las industrias el amianto en el mundo, sentenciado hace unos meses a 16 aos de crcel, por la muerte de ms de 2000 trabajadores italianos de una de sus fbricas de amianto. La otra, a iniciativa de Ecologistas en Accin y firmada por ms de 200 organizaciones de 23 pases, de rechazo contra AVINA y Ashoka por sus vnculos con el gran capital, las industrias contaminantes y la alianza con Monsanto para llevar los transgnicos a frica. [4]

El capital vuelve sus ojos a la naturaleza, al sector primario y a los bienes comunes.

En contra de las teoras que han sustentado al capitalismo, por las que la superacin de las actividades primarias eran la seal de progreso y que consideraban el capital natural sustituible [5] , que la naturaleza era prescindible en gran parte, de nuevo en Ro+20 escenifican una vuelta a la naturaleza. No solo a los materiales y productos que proporciona sino tambin a los procesos esenciales para la vida, o sea a los ecosistemas. El capital se hace ecologista.

Pero no nos engaemos, lo que el gran capital viene a proponer en esta nueva Cumbre de la Tierra es cmo hacer nuevos negocios con esta ltima frontera de beneficio. Primero, valorando monetariamente los servicios que gratuitamente proporciona la naturaleza a todos sus habitantes, para despus poder crear un mercado mundial de servicios ambientales. Por ejemplo, convertir los servicios de los bosques en bonos de carbono que las multinacionales compran, venden y llevan a los mercados secundarios especulativos.

Los bienes comunes (agua, tierra, biodiversidad, ecosistemas, minerales de la corteza, etc.), mientras tengan tal condicin no son apropiables, por tanto no sujetos ni a valoracin monetaria ni a comercializacin. El primer paso, pues, es hacer de algo inconmensurable, no traducible en dinero, en algo que s lo es. El segundo paso en eliminar los bienes comunes y establecer la propiedad privada sobre todos ellos, o la propiedad pblica, que tambin, en ltima instancia, puede ser objeto de concesiones o privatizaciones [6] . A esto se le llama economa de los ecosistemas y la Biodiversidad (TEEB): poner precio, privatizar, vender.

Asistimos, de nuevo, a un asalto a lo que queda de bienes comunes, que es mucho. Los estados y los fondos de inversin y pensiones compran tierras frtiles por todo el mundo. Se restringe y prohbe la libre circulacin de semillas entre campesinos, e incluso se est intentando controlar la resiembra por parte de los propios campesinos. Se practica la biopiratera para patentar genomas, o seres vivos conocidos y usados durante milenios por poblaciones autctonas. Se trata de cobrar el uso del agua de lluvia. Se privatiza la gestin de bordes costeros y parques nacionales desalojando a las poblaciones indgenas

Como resume la Va Campesina, en su documento Ro+20 y ms all, la economa verde que se promociona en Ro pretende generalizar el principio que quin tiene dinero puede seguir contaminando; convertir la biomasa en un sustituto del petrleo; restringir el acceso del uso del agua de riego, que tiende a la escasez, hacia cultivos de exportacin y agrocombustibles; proponer soluciones tecnolgicas altamente peligrosas para solucionar el cambio climtico o los problemas del hambre, como son la geoingeniera y los transgnicos, y el ms ambiciosos y el que algunos gobiernos identifican como el mayor desafo que es el de ponerle precio a todos los bienes de la naturaleza ( como el agua, la biodiversidad, el paisaje, la vida silvestre, las semillas, la lluvia, etc.) para luego privatizarla (con la excusa de que conservarlos requiere dinero) y cobrarnos por su uso.

Los tres actores en la Cumbre de Ro+20

Como hemos visto, son tres los eventos que simultneamente tendrn lugar en Ro:

El oficial protagonizado por Naciones Unidas, los pases y las empresas. En este se trae de la mano la propuesta de la economa verde que bsicamente es mercantilista. Ya hay algunos clculos monetarios que dicen que si todo lo que entrega la naturaleza fuese convertido en mercanca, el negocio que se creara es equivalente a dos veces el producto bruto mundial [7] . Contra el control y la cooptacin que las grandes empresas tienen sobre la ONU, con vistas a Ro, algunas organizaciones han levantado su voz pidiendo que la ONU y los Estados miembros deben rechazar las presiones que ejercen las grandes empresas a fin de obtener posiciones de privilegio () y debe centrarse en su mandato de servir al inters pblico [8]

El otro agente muy activo es el formado por los distintos movimientos sociales, de trabajadores, campesino e indgenas y que se rene en la Cumbre de los Pueblos. En l se presentan alternativas en defensa de los bienes comunes y se plantea un cambio de paradigma: hacer la transicin de una civilizacin antropocntrica a otra biocntrica, centrada en la vida, lo que implica el reconocimiento de los derechos de la Naturaleza y la redefinicin del buen vivir y de la prosperidad. Los movimientos sociales tratarn de oponerse al intento de enverdecimiento del capitalismo, en suma un nuevo disfraz del sistema. Y los ciudadanos estn cada vez ms hartos de los disfraces y del sistema [9]

Y aparece un tercer actor: las fundaciones del gran capital, AVINA y Ashoka, tambin disfrazadas de verde, que tratan de confundirse con algunos movimientos sociales, y que montan su propio Foro.

Foro de Emprendedurismo Social en la Nueva Economa [10] , de la mano de AVINA, Ashoka y la Fundacin Rockefeller, entre otras.

A pesar de que es pblico y notorio que el fundador, idelogo y financiador de AVINA es el magnate enriquecido con el criminal negocio del amianto en el mundo, el suizo Stephan Schmidheiny. A pesar que la justicia lo ha condenado a 16 aos de crcel por la muerte de ms de 2.000 personas de una sola de sus fbricas italianas. A pesar de que recaen sobre su persona muchas otras muertes que seguirn pasando por las justicias del mundo, a pesar de ello la fundacin AVINA se presenta en Ro, a bombo y platillo, en las playas de Copacabana, en un alarde de impunidad, haciendo un llamado para que emprendedores de todos los sectores y ciudadanos conscientes de los desafos socioambientales del mundo contemporneo participen en el debate, profundicen sus conocimientos en el tema y contribuyan al dilogo, segn reza la convocatoria.

Ashoka es la permanente acompaante de AVINA con la que comparte finanzas, socios, proyectos, ideas y directivos. La fundacin Rockefeller es bien conocida por su contribucin a la llamada revolucin verde, ambas vinculadas a una de las mayores bancas del mundo, la J.P. Morgan y en la actualidad liderando un proyecto con la fundacin Gates y Monsanto de introduccin de los transgnicos en frica.

Lo ms inquietante es que si se ve la programacin de las conferencias [11] y mesas de debate han logrado colocar a personalidades que consideraramos como claramente anticapitalistas. Esto contribuye a la confusin y a la legitimidad de estas fundaciones ya plenamente rechazadas por los movimientos sociales alternativos. Estos invitados han pasado la raya roja de la cesin de su imagen y de la cooptacin, al ponerse al lado de lo peor del capitalismo. Es la mscara de la legitimidad. Vamos, yo jams he visto que para luchar contra la pobreza y contra la desigualdad en las relaciones Norte-Sur, haya que ir de la mano de lo ms representativo de las empresas multinacionales [12] . Esto es una lucha de clases en la que los ricos, de momento van ganando, como deca el magnate de las finanzas Warren Buffet, e ir de la mano de los potentados y de sus instituciones es ponerse de su lado. Los ricos y sus instituciones sobran, son el problema.

Como nos preguntbamos no hace mucho: p ero, puede haber ricos buenos? No, porque su riqueza es a costa de la pobreza, explotacin, saqueo, hambre y miseria de los muchos. Si no hubiese maquilas no existira Zara. Si no se hubiese sometido durante cien aos a los trabajadores al genocidio del amianto no habra Holcim, ni el magnate Schmidheiny, ni AVINA. Y s, puede haber ricos buenos, porque no pueden evitar que el sistema capitalista los impulse inexorablemente a la explotacin y miseria de los ms. O sea, que muchos de los beneficios que les reporta el sistema no los pueden evitar. Por ello, para ser buenos de verdad han de dejar de ser ricos, resarciendo a sus damnificados [13] .

Como dice Pedro Prieto de ASPO, el capital trata de apropiarse de los movimientos ecologistas razonables, para reconvertirlos en domesticados capitalismos verdes o formas de negocio con el agotamiento del planeta. En efecto, para todas estas fundaciones de lo que se trata es de hacer negocio con los pobres, del que se predica segn sus asesores que es el negocio de los negocios.

Es lo que se ha dado en llamar el plan B del capital, una forma de seguir con los negocios disfrazada de verde y filantrpica. Este plan se puede resumir diciendo que es la suma de maniobras destinadas a ganar consenso, legalizar estas formas de enriquecerse, lograr obediencia y/o complicidad, publicitar sus objetivos como si fueran idnticos a los de la sociedad.

Destacan por su especial relevancia dos maneras de implementar este segundo plan: una, la denominada la Responsabilidad Social Corporativa y,

otra, la que tiene por objeto la cooptacin de los movimientos sociales de

resistencia y ONGs alternativas. En la medida que logran penetrar en los movimientos y producir escisiones en su seno constituyen el mayor desafo a vencer por parte de resistencia civil.

El mensaje de la economa verde no es otro que el del capitalismo disfrazado de ecologista y filntropo, que despliega todas sus armas para seguir haciendo ms negocios. En un caso de manera explcita, y en otro como un lobby oculto que trata de hacer el interfaz entre los negocios y los movimientos sociales prximos a las gentes.

Como ha sealado una de las dirigentes mximas de Ashoka, Mara Zapata, en un alarde de franqueza, Los emprendedores sociales trabajan con esas poblaciones (los pobres)y su labor es acercar a las multinacionales hasta ellas, mientras salvaguardan los intereses de stas . [14]

Una metfora puede ayudarnos a entender el dao que producen los aliados o contratados de AVINA y Ashoka en los movimientos sociales: la del comportamiento hormonal.

Las hormonas son unas sustancias generadas en las glndulas endocrinas del cuerpo, que viajan por el torrente sanguneo, y que portan mensajes qumico imprescindibles para la buena salud corporal. Pero para cumplir su funcin cada hormona necesita encontrar a su receptor particular , con el que se une en un abrazo molecular como si estuviesen hechos el uno para el otro y, una vez acoplados, ya se encuentran en disposicin de entrar en las clulas para hacer su actividad biolgica.

En la historia de la endocrinologa ocurri un descubrimiento inquietante, narrado en el texto Nuestro futuro robado [15] . Sobre 1970 se descubri que el DES, un estrgeno sinttico que se llevaba administrando a las mujeres embarazadas desde haca treinta aos, era un disruptor endocrino, y produca en los nacidos y en la madre serios problemas de salud. El mecanismo por el que se producan estos efectos era porque el DES actuaba como un impostor hormonal: imitaba a las hormonas naturales y se unan a sus receptores especficos, provocando trastornos en la actividad celular.

As operan estas fundaciones: como una hormona social impostora, que busca receptores en los movimientos sociales, a los que llama lderes o emprendedores, y que sigilosa e inevitablemente produce los consabidos trastornos de confusin, divisin y anestesiamiento de los mismos.

Una conclusin

Cualquier forma de capitalismo verde es un nuevo canto de sirena para hacer tragable los destrozos que el neoliberalismo est produciendo en el mundo. Para poder superar la grave crisis social y ambiental en la que estamos sumidos no queda ms camino que cuestionar y transformar el capitalismo.

Como han declarado los pueblos indgenas andinos es indispensable y urgente que Ro+20 signifique la ruptura con el capitalismo desarrollistas depredador y la adopcin de un nuevo paradigma civilizatorio sustentado en el dilogo y la armona con la Madre Tierra [16] .

Si no, puede que no lleguemos bien parados a Ro +40

Notas y referencias

[1] GRAIN-WRM-ATALC (2012), El trasfondo de la economa verde. Profundizacin de la crisis climtica y ambiental como camino a mejores negocios , en http://www.grain.org/article/entries/4522-el-trasfondo-de-la-economia-verde

 

[2] Va campesina (2012), Los pueblos del mundo frente a los avances del capitalismo: Ro+20 y ms all, en http://viacampesina.org/sp/index.php?option=com_content&view=article&id=1429:los-pueblos-del-mundo-frente-a-los-avances-del-capitalismo-rio-20-y-mas-alla&catid=46:cambios-climcos-y-agro-combustibles&Itemid=79

[3] En http://www.asbestosdiseaseawareness.org/archives/10786

[4] Ecologistas en Accin y 175 organizaciones ms (2012), Organizaciones sociales y ambientales latinoamericanas y espaolas denuncian las consecuencias de la actividad de fundaciones supuestamente filantrpicas, en http://www.ecologistasenaccion.org/article23123.html

[5] Es la falacia de la sustitucin sin fin. Esa creencia caprichosa de que cualquiera que sea el problema, inventaremos siempre-algo, como sostiene Solow, un premio Nobel de Economa.

[6] La historia del capitalismo es una historia de desposesin de bienes comunes. La mayor parte de los bienes o eran comunes o tenan servidumbres comunitarias. Desde la creacin del mundo hasta ahora, la segunda hierba pertenece a la comunidad, se deca en la Revolucin francesa de 1789. E igualmente, se calcula que en Inglaterra, a finales del siglo XVII, un tercio de los poseedores de tierras estaban condicionados por derechos comunes consuetudinarios.

[7] Constanza, R y al. (1997), The value of the worlds ecosystem services and natural capital, en Nature, vol 387, 15 de mayo.

[8] Amigos de la Tierra Internacional, la Va Campesina y el. No ms control y cooptacin empresarial de las naciones Unidas. Declaracin conjunta de la sociedad civil, en http://www.google.es/#hl=es&rlz=1W1GGHP_esES467&sclient=psy-ab&q=amigos+de+la+tierra+no+mas+control&rlz=1W1GGHP_esES467&oq=amigos+de+la+tierra+no+mas+control&aq=f&aqi=&aql=&gs_l=hp.3...2070.7799.0.7996.34.29.0.4.4.3.377.6098.0j18j9j2.29.0...0.0.gMQqu0VcR1I&pbx=1&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.r_qf.,cf.osb&fp=7fe334daebe06388&biw=1024&bih=693

[9] Ramonet, I., Los retos de Ro+20, Le Monde Diplomatique, Junio de 2012

[10] En http://www.avina.net/esp/3802/foro-de-emprendedurismo-social-en-la-nueva-economia-2/

[11] Programa de participantes en el Foro de Emprendedurismo social en la Nueva Economa, en la web: http://www.empreendedorismosocial.org.br/index.php?option=com_content&view=article&id=159&Itemid=664&lang=br

[12] Gayol,R., El nuevo fundraising de las ONG y el ejercicio de la anticooperacin, en Rebelin, 9 de junio de 2012, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=151066

[13] Puche,P. (2012), Botn, Ecoportal, 16 de enero, en http://www.ecoportal.net/Temas_Especiales/Economia/Botin

[14] Entrevista a Mara Zapata en la revista digital Quo.es, 9.06.2011. http://www.quo.es/ciencia/hombre/maria_zapata_ashoka_espana

[15] Colborn, T, y el. (1997) Nuestro futuro robado, Ecoespaa editorial

[16] Pueblos indgenas andinos Por un nuevo paradigma civilizatorio: buen vivir en armona con la madre Tierra para garantizar la vida, en Rebelin, 9 de junio de 2012

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter