Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2012

Por qu el rescate no es bueno para Espaa

Vicen Navarro
Sistema Digital


La ayuda de los 100.000 millones de euros al sistema bancario espaol, realizada a travs del Estado espaol, est encaminada a ayudar a los bancos (sin que se resuelva el problema financiero que tiene Espaa) a costa del Estado espaol (tanto central, como autonmico). Hasta hoy, y a pesar del elevado dficit pblico, el Estado espaol no tena un problema de imposible solucin. En contra de la opinin neoliberal que atribua errneamente la crisis a un excesivo gasto pblico, los datos mostraban claramente que ni el dficit ni la deuda pblica tuvieron nada que ver con la crisis financiera. En realidad, cuando la crisis comenz en 2007, el Estado espaol tena supervit y la deuda pblica era de las ms bajas de la Eurozona. La explosin de la burbuja inmobiliaria la causa real de la crisis econmica y financiera- determin un parn del crecimiento econmico y un rpido ascenso del desempleo, lo cual (resultado de la excesiva dependencia de los ingresos al Estado espaol de la gravacin de las rentas del trabajo) origin el crecimiento tan rpido del dficit pblico. A mayor desempleo, menos ingresos al Estado. No fue el dficit pblico, pues, el que cre la recesin, sino al revs, fue la recesin la que cre el elevado dficit pblico. Pero, a pesar de ello, y aunque la deuda pblica aument, sta era todava menor que la existente en el promedio de los pases de la Eurozona. Ahora bien, esta supuesta ayuda de 100.000 millones de euros incrementa la deuda pblica nada menos que un 10% del PIB ponindola ya por encima de lo tolerable. Es el Estado el que deber esta deuda, y es el Estado el que tendr que pagar los intereses (un 3%) a los acreedores pblicos, incrementando tambin el dficit pblico del Estado espaol. De ah que tal ayuda ha empeorado la situacin y los mercados financieros lo saben y piden intereses ms y ms altos para comprar bonos del Estado.

Por qu esta ayuda?

Esta carga innecesaria y perjudicial al Estado (y que explica el incremento de la prima de riesgo que la deuda pblica espaola ha tenido desde que se anunci tal ayuda) es nica y exclusivamente para ayudar a los acreedores de la banca privada. El problema en Espaa no es la deuda pblica, sino la deuda privada, y son los bancos los que, primordialmente a travs de su comportamiento irresponsable y especulativo, crearon el enorme problema de la deuda privada y ahora son los beneficiarios de estas ayudas pagadas por el erario pblico, siendo los mismos que crearon el mayor problema financiero conocido en los ltimos cuarenta aos.

El ciudadano normal y corriente, que no ha tenido ninguna responsabilidad en la creacin de la burbuja inmobiliaria, es el que tendr que pagar el pato y la deuda. Es una situacin profundamente injusta, pues es ahora el Estado el que garantizar que la deuda de tales bancos se pague a sus acreedores. Es difcil disear un sistema ms injusto. Lo justo hubiera sido que fueran los bancos los que pagaran por sus errores y absorbieran las prdidas. O al menos que se pactara entre el acreedor y el deudor la absorcin de las prdidas. En cambio, a partir de ahora, es el acreedor nacional o extranjero- el que sale siempre ganando, y nunca perdiendo. Y si no se le puede pagar privadamente, que sea el ciudadano medio el que le pague a travs del Estado. Esto es lo que se llama rescate al sistema financiero. Y como que parte de esta deuda privada la tiene la banca extranjera (y de una manera muy marcada la banca alemana) tal rescate financiero es, como ha ocurrido en Grecia, Portugal e Irlanda, un rescate a la banca alemana (y en menor medida a la francesa). Y, de nuevo, si la banca no paga la deuda privada que tiene, la pagar el Estado espaol. Es la socializacin de las prdidas, haciendo al Estado responsable de la deuda bancaria.

El problema financiero y de produccin de crdito no se resolver

Es tambin claro que la falta de crdito tampoco se resolver, y ello se debe a que las causas del llamado problema bancario ni siquiera se tocarn. El problema de la banca se basa en que el desplome de la burbuja inmobiliaria la raz del problema bancario- no se est resolviendo. La banca es la primera propietaria de viviendas vacas (hay 3 millones de ellas segn el Ministerio de Fomento). Y el hecho de que estn vacas es porque la poblacin no puede comprarlas o alquilarlas. Y ello se debe a que los precios continan siendo artificialmente elevados. Se calcula que los precios de la vivienda estn casi un 40% por encima del precio al que deberan estar (segn la capacidad adquisitiva de la poblacin), y ello como resultado del excesivo poder monopolstico de la banca que no quiere bajarlos. Slo han bajado el precio un 15% en los ltimos dos aos.

Y no lo bajarn hasta que el Estado les obligue a ello. En Dinamarca, una casa no puede estar vaca ms de 6 semanas. Aqu estn aos. Cuando se hizo la propuesta en el Parlament de Catalunya de no permitir o favorecer pisos vacos, la gran mayora del Parlamento se opuso, con lo cual dificultaron la resolucin del tema inmobiliario, que est detrs del problema bancario. Y ah est el origen del problema bancario. Los bancos tienen demasiado poder. Los bancos deberan bajar el precio de las viviendas absorbiendo las prdidas, y cuando no pudieran, deberan dejarlos colapsar (el sector bancario es demasiado grande en Espaa) o nacionalizarlos (no para privatizarlos ms tarde), a fin de garantizar el crdito. La solucin es fcil de ver desde el punto de vista tcnico. La dificultad es la resistencia de los gobiernos para resolverlo.

Vicen Navarro. Catedrtico de Polticas Pblicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter