Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2012

El golpe en Paraguay coincide con objetivos norteamericanos en la regin
A Fernando Lugo le dieron un golpe de Estado exprss

Emilio Marn
La Arena


En abril de 2013 se votar para presidente en Paraguay. Pero las fuerzas conservadoras no queran aguantar nueve meses y dieron ayer un golpe de Estado exprss. Fernando Lugo est pasando sus horas ms difciles. Decir horas no es un lugar comn. Fueron horas, porque el jueves 21 la Cmara de Diputados vot por 76 a 1, con tres ausencias, elevar su juicio poltico del Senado.

Y esa cmara alta, en trmite veloz, le otorg al an jefe de Estado dos horas para realizar su defensa, un lapso que un legislador de la oposicin, un tanto ms piadoso, propuso extender a tres. Y con el acelerador a fondo, lo destituy en la tarde de ayer [viernes] por 39 votos a favor y cuatro en contra.

Los abogados de Lugo ya haban anticipado que apelaran ante la Corte Suprema. Y luego de producido el golpe dijeron que irn a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque su cliente no haba tenido tiempo para defenderse.

El acusado rechaz el fondo y la forma del asunto, antes del final anunciado. En cuanto al fondo, calific lo sucedido de golpe de Estado exprss, en declaraciones a Telesur. Y en lo relativo a la forma, denunci que el escaso tiempo otorgado implicaba una vulneracin al derecho a la defensa. Ambas cosas lucen como razonables. Dan cuenta de lo desprolijo de esta destitucin del presidente elegido en abril de 2008 y que terminaba su mandato en agosto del ao prximo, elecciones de por medio en abril de 2013.

Si el ex obispo estaba a poco ms de un ao de entregar el Palacio Lpez, por qu tanto apuro de sus opositores para echarlo? Puede que esos detractores no estuvieran muy seguros de ganar esos comicios. En la oposicin estn desde siempre el Partido Colorado, el Liberal, la Unin Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace) del ex golpista y ex general Lino Oviedo (supo estar exiliado en la Argentina menemista) y Patria Querida, de sectores muy acomodados.

A ellos se sum, definitivamente esta semana aunque vena operando de hecho en este frente opositor- el Partido Liberal Radical Autntico (PLRA), que en lo formal era parte del gobierno pues su dirigente Federico Franco ocupa la vicepresidencia. Franco era parte destituyente y ahora ocupar el silln presidencial en lugar del molesto ocupante al que le serruch el piso desde que asumieron.

Darle dos horas al presidente para que lea los cuatro cargos fundamentales en su contra y prepare su defensa es anticonstitucional, en Asuncin y en Sidney. Pero los legisladores ayer mismo votaron la sancin extrema, tras formularles cuatro cargos. 1) Que permiti un acto socialista en un cuartel militar, con banderas del Che Guevara. 2) Que en ancuday alent ocupaciones de tierras de los campesinos, contra latifundistas. 3) Que afect la inseguridad ciudadana y fracas en la lucha contra el Ejrcito del Pueblo Paraguayo (EPP). 4) Que fue responsable de la masacre de Curuguaty, el 15 de junio, cuando la polica atac una ocupacin de tierras con el saldo de 11 labradores y 6 policas muertos.

Acusaciones de derecha

Aquellas cuatro causales de destitucin tienen un sesgo conservador. Acusar al presidente de ser un socio de la Liga Nacional de Carperos sin tierras y ponerlo como cmplice del EPP, con el que ha habido enfrentamientos con muertos y heridos de ambas partes, tiene un sentido reaccionario.

Las fuerzas oligrquicas extraan los 61 aos del Partido Colorado del ex dictador Alfredo Stroessner (1954-1989). Lamentan que se interrumpiera esa cadena de presidentes paridos por el autoritarismo y la represin asociados a los latifundistas, contrabandistas al por mayor de todo tipo de productos y sustancias prohibidas, al plan Cndor de las dictaduras del Cono Sur, etc.

La prdida para el Partido Colorado debe haber tenido puntos de contacto con la de sus colegas del PRI de Mxico, que haban durado setenta aos en el Palacio de los Pinos.

Esa derecha atrincherada en el Congreso an luego de 2008 se hizo notar en asuntos clave. Cuando el Senado brasileo a instancias de Lula levant su veto al ingreso de Venezuela al Mercosur, qued como barrera infranqueable el Senado paraguayo. Y han transcurrido seis aos de la solicitud de ingreso de Hugo Chvez a ese pacto regional sin ser aprobada. Y a quin beneficia este veto a Caracas?

Evidentemente a Estados Unidos, el mayor perseguidor de todo lo que haga el presidente venezolano, sobre todo desde que en noviembre de 2005, junto al argentino Nstor Kirchner, sepult el ALCA.

Por eso era lgico que Lugo fuera acompaado por los cancilleres de la UNASUR, con quienes se reuni el jueves. La entidad est integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Per, Surinam y Uruguay.

En su poltica domstica, Lugo alternaba algunas buenas con unas cuantas malas y regulares. Pero en materia internacional, sus posturas eran acordes a la nueva poca que vive Latinoamrica y el Caribe. Por ejemplo, vot reiteradamente en contra del bloqueo norteamericano a Cuba, tuvo una lnea solidaria con Ecuador cuando en setiembre de 2010 hubo un intento de golpe de Estado contra Rafael Correa, puso su granito de arena a la fundacin de UNASUR y de la CELAC, en 2008 y 2011 respectivamente, etc.

Por esas posturas democrticas, Lugo se gan el aprecio de sus colegas. El secretario general de la UNASUR, el venezolano Al Rodrguez, y los cancilleres de ese espacio decidieron en medio de la Cumbre Ro ms 20, en Ro de Janeiro, que deban embarcarse de apuro a Asuncin. Tambin se explica que la mandataria argentina se comunicara con el acusado y le hiciera llegar su solidaridad personal.

Los miembros del ALBA asumieron la defensa del presidente acribillado en el Senado guaran. Rafael Correa y Evo Morales advirtieron antes que si lo destituyen habr que aplicar la Clusula Democrtica. Ahora que se consum el putsch, la UNASUR deber discutir cmo sanciona a Paraguay.

Los errores de Lugo


Si la poltica exterior de Lugo obtiene una buena nota, su gestin local no tiene esa misma calificacin. Independientemente de quin haya sido el funcionario que dio la orden de reprimir a los campesinos en Curuguaty, esa fue una masacre. Hubo cados de los dos bandos, pero sobre todo con sangre campesina derramada. Y eso objetivamente fue un baldn para el gobierno.

Lejos de rectificar esa poltica, el presidente design como ministro del Interior a un dirigente colorado como el ex fiscal Rubn Candia. En una nota de Jorge Gonzlez, difundida por Agencia Amlai, se puntualiza el prontuario de Candia: fue fiscal general del Estado desde 2005 a 2011 y durante su gestin encabez miles de operativos de represin contra los sectores sociales, que como saldo podemos mencionar a 21 muertos, 496 imputados y 1622 detenidos en diferentes operativos con trasfondo de conflicto de tierras.

Cmo ser de grave y errnea esa designacin, que los mismos que defendieron la continuidad de Lugo pidieron el apartamiento de Candia. Los errores del ex obispo han sido polticos y por supuesto no tuvieron que ver con el hecho de que tuviera dos hijos no reconocidos que despus reconoci. Esa falta tambin fue un desacato al ridculo y cnico celibato que por estos das un obispo argentino tambin desair en playas mexicanas.

El problema de Lugo fue la inconsistencia en poltica agraria, un tema clave en Paraguay donde el 2 por ciento de los propietarios tiene el 80 por ciento de las tierras. No puso en marcha ninguna modificacin en serio de esa estructura donde priman los gamonales y los polticos ligados al coloradismo que aumentaron sus miles de hectreas, como el ex senador Blas Riquelme, en cuya estancia de Curuguaty se origin la tragedia del 15/6.

No aplicar medidas a favor de los numerosos campesinos sin tierra, sin crditos, sin semillas, sin maquinaria y sin estructura de comercializacin, fue el principal pecado del presidente tambaleante. No fue el nico: permiti la continuidad de la base de los marines norteamericanos en la base de Mariscal Estigarribia, del Comando Sur.

Lo notable del caso es que los movimientos campesinos, an con esa insatisfaccin y hasta repudio al presidente por haber sido reprimidos, han demostrado una conciencia poltica superior a un master o socilogo. Organizaron marchas en Asuncin para repudiar el juicio y la guillotina contra Lugo, porque creen que lo que viene ser peor.

Luis Aguayo, de la Mesa Coordinadora de Organizaciones Campesinas (MCNOC); Eulalio Lpez, de la Liga Nacional de Carperos; Belarmino Balbuena, del Movimiento Patritico Popular; Toms Zayas Roa, de la Asociacin de Agricultores del Alto Paran, ms los militantes de Pas Solidario, Tekojoja y PC Paraguayo, etc. estuvieron contra la asonada golpista.

Hillary Clinton y Barack Obama oteaban el horizonte con una expectativa totalmente opuesta. Ellos queran que caiga Lugo y el mismo destino imploran para Chvez, Correa y Evo. En lo inmediato, ayer en Asuncin lograron su objetivo, pero la resistencia civil contina y el golpe todava no est completamente consumado. Todo depende de la movilizacin popular antigolpista: en Venezuela (2002), Bolivia (2008) y Ecuador (2010) se pudo dar vuelta la tortilla.

Fuente: http://www.laarena.com.ar/opinion-a_fernando_lugo_le_dieron_un_golpe_de_estado_express-77462-111.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter