Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-06-2012

El Centro de comando en Turqua organiza el suministro de armas a la oposicin
Arabia Saud planifica el financiamiento de ejrcito rebelde sirio

Martin Chulov Ewen MacAskill y John Densky
The Guardian

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Funcionarios saudes se preparan para pagar los salarios del Ejrcito Libre Sirio como medio para alentar deserciones masivas de los militares y aumentar la presin sobre el rgimen de Asad, segn informaciones del Guardian .

Se cree que la accin, que ha sido discutida entre Riad y altos funcionarios en EE.UU. y en el mundo rabe est ganando impulso mientras una reciente llegada de armas enviadas a fuerzas rebeldes por Arabia Saud y Qatar comienza a tener impacto en los campos de batalla en Siria.

Funcionarios en la capital saud apoyaron la idea cuando les fue presentada por funcionarios rabes en mayo, segn fuentes en tres Estados rabes, aproximadamente al mismo tiempo cuando armas comenzaron a fluir a travs de la frontera sur de Turqua a manos de los dirigentes del Ejrcito Libre Sirio (ELS).

Turqua tambin ha permitido el establecimiento de un centro de comando en Estambul que coordina las lneas de suministra en consulta con dirigentes del ELS dentro de Siria. Se cree que el centro cuenta con un personal de hasta 22 personas, en su mayora de nacionalidad siria.

The Guardian presenci la transferencia de armas a principios de junio cerca de la frontera turca. Cinco hombres vestidos al estilo de los rabes del Golfo llegaron a una comisara en la aldea fronteriza de Altima en Siria y finalizaron una transferencia desde la ciudad turca de Reyhanli de unas 50 cajas de rifles y municin, as como un gran embarque de medicinas.

Los hombres fueron tratados con deferencia por dirigentes locales del ELS y llevaban grandes cantidades de dinero. Tambin recibieron a dos prisioneros en manos de los rebeldes, que eran supuestamente miembros de la milicia favorable al rgimen, Shabiha.

La llegada de armas ha reforzado la insurreccin en el norte de Siria, que hace menos de seis semanas estaba a punto de ser aplastada.

La accin de pagar los salarios de las fuerzas de la guerrilla es vista como una posibilidad de capitalizar en el sentido de confianza renovada, as como suministrar un fuerte incentivo para la desercin de soldados y oficiales. El valor de la libra siria ha disminuido considerablemente desde que la revuelta contra el rgimen comenz hace 16 meses, llevando a una dramtica cada de su valor adquisitivo.

El plan se concentra en pagar al ELS en dlares estadounidenses o euros, lo que significara que sus salarios sean restaurados a niveles anteriores a la revolucin, o posiblemente aumentados.

El senador estadounidense Joe Lieberman, quien apoya activamente a la oposicin siria, discuti el tema de los salarios del ELS durante un reciente viaje al Lbano y a Arabia Saud.

Su portavoz, Whitney Phillips, dijo: El senador Lieberman ha llamado a que EE.UU. suministre un apoyo fuerte y exhaustivo a la oposicin armada siria, en coordinacin con nuestros socios en Medio Oriente y Europa. Ha llamado especficamente a que EE.UU. trabaje con nuestros socios para suministrar a la oposicin armada siria armas, entrenamiento, inteligencia tctica, comunicaciones seguras y otras formas de apoyo para cambiar el equilibrio militar del poder dentro de Siria.

El senador Lieberman tambin apoya la idea de asegurar que los combatientes de la oposicin armada reciban paga regular y suficiente, aunque no cree que sea necesario que EE.UU. suministre directamente esos fondos.

El secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, dijo esta semana que Washington no juega un papel directo en el contrabando de armas al norte de Siria. Tomamos una decisin de no suministrar ayuda letal en este momento. S que otros han tomado sus propias decisiones.

Antes esta semana el New York Times inform que la CIA opera en el sur de Turqua, ayudando a los aliados a decidir qu combatientes de la oposicin deben recibir armas.

Fuentes diplomticas han dicho al Guardian que dos oficiales de inteligencia estadounidenses estuvieron en la tercera ciudad siria de Homs entre diciembre y principios de febrero, tratando de establecer el comando y el control dentro de las filas rebeldes.

Entrevistas con funcionarios en tres Estados revelan que el envo de armas que incluye kalashnikovs, granadas impulsadas por cohetes y misiles antitanque comenz a mediados de mayo, cuando Arabia Saud y Qatar finalmente actuaron siguiendo promesas que haban hecho en febrero y marzo a las fuerzas rebeldes.

Los funcionarios, que insistieron en guardar anonimato, dijeron que el acuerdo final de enviar armas desde puntos de almacenamiento dentro de Turqua a manos rebeldes fue difcil de alcanzar, porque Ankara insisti en primer lugar en obtener cobertura diplomtica de los Estados rabes y de EE.UU.

Se piensa que Turqua considera las lneas de suministro de armas como parte integral de la proteccin de su frontera sur, que sufre creciente presin a medida que fuerzas del rgimen se aproximan en un intento de detener el contrabando de armas y para atacar a unidades del ELS.

Turqua, Arabia Saud y Qatar fueron todos aliados del lder sirio Bashar el-Asad hasta varios meses despus de comenzado el levantamiento, que ahora plantea una seria amenaza para el rgimen de 42 aos de su familia sobre el pas.

Los tres Estados han aumentado cada vez ms su hostilidad a medida que contina la revuelta, y Arabia Saud describi en febrero como una excelente idea la sugerencia de armar a grupos rebeldes y Qatar ofreci el exilio a Asad y su familia.

Durante los primeros meses de este ao, los tres Estados esperaban que EE.UU. tomara un rol proactivo en la intervencin en Siria, algo que Washington no ha considerado seriamente hasta ahora.

Con una eleccin presidencial durante este ao, y agobiado por el preocupante legado de Iraq, Barack no ha mostrado ningn entusiasmo por una importante accin de poltica exterior. Los sondeos en EE.UU. han mostrado consistentemente que los votantes tienen poco inters en una intervencin en Siria, mientras funcionarios de Washington a Londres y Bruselas han advertido de graves riesgos para la regin que podran sobrevenir despus de la cada de Damasco.

Asad sigue presentando la batalla por la supervivencia de su rgimen como una amenaza existencial de islamistas sunes radicales, que dice son respaldados por Estados extranjeros.

El Ejrcito Libre Sirio dice que sus miembros son casi exclusivamente nacionalistas sirios que desaprueban la visin del mundo de yihadistas que acudieron al vecino Iraq entre 2004 y 2007. Reconoce que algunos combatientes rabes extranjeros han viajado a Siria para unirse a sus filas, en particular en Homs y en Douma cerca de Damasco, pero afirma que no juegan un papel decisivo.

Funcionarios de los servicios de inteligencia dicen que un vaco de poder significara un entorno atractivo para activistas que apoyan una visin de una yihad global. Los prximos tres a seis meses son cruciales en Siria, dijo un funcionario. Los ingredientes son los apropiados para que ellos [los yihadistas] aparezcan y comiencen a actuar decisivamente. No sera un buen resultado.

Fuente: http://www.guardian.co.uk/world/2012/jun/22/saudi-arabia-syria-rebel-army



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter