Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-05-2005

Preparan una asamblea anticubana con fondos procedentes del gobierno norteamericano y el apoyo de grupos paramilitares como Alpha 66 y Comandos F-4
Reveladoras fotos descubren a los organizadores del encuentro anticastrista en La Habana votando por Bush en la embajada de Estados Unidos en Cuba

Pascual Serrano
Rebelin


Los anticastristas organizadores de un encuentro en La Habana previsto para el prximo 20 de mayo de 2005 votaron por George W. Bush en una parodia celebrada el pasado dos de noviembre en la residencia del jefe de la Seccin de Intereses de Estados Unidos, James Cason. De ese modo escenificaron su apoyo al mismo gobierno que hoy oculta al terrorista Posada Carriles, responsable de haber explosionado en 1976 un avin de Cubana de Aviacin provocando la muerte de las 73 personas que viajaba a bordo, segn recientes documentos desclasificados por el FBI.

As se revela en unas fotos, hasta ahora inditas, en las que se aprecia a Marta Beatriz Roque posando mientras introduce una papeleta con el nombre del candidato republicano George W. Bush en una urna provisional en la residencia del embajador norteamericano de facto en Cuba, James Cason. Beatriz Roque fue condenada en 2003 a varios aos de prisin por los jueces cubanos por trabajar al servicio de un gobierno extranjero, el norteamericano. Ella, al igual que otros de los condenados, siempre aleg que su objetivo era luchar por la democracia y los derechos humanos en Cuba, nunca por estar al servicio de Estados Unidos.

Ya fuera de prisin, en situacin de licencia extrapenal, Marta Beatriz Roque es una de las organizadoras de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba, un encuentro convocado para el 20 de mayo en La Habana y apoyado y financiado por varias organizaciones de Miami, entre ellas las paramilitares Alpha 66 y Comandos F-4.

En otra de las fotos los asistentes sonren y aplauden, cerveza en mano, al representante del gobierno norteamericano, entre ellos se encuentra, Ren Gmez Manzano otro de los organizadores. En una tercera instantnea se aprecia al tambin organizador y portavoz de ese encuentro, Angel Pablo Polanco Torrejn, votando y portando un emblema electoral de George W. Bush en la solapa.

El gobierno cubano siempre acus a estos contrarrevolucionarios de estar al servicio del gobierno norteamericano y apoyar la poltica anexionista de Bush hacia Cuba, algo que estos cubanos, ahora descubiertos votando por Bush en la residencia del embajador norteamericano, negaban constantemente.

Los anticastristas fueron trasladados el da de los comicios por un vehculo de la SINA hacia el lugar de la actividad. En esa recepcin fueron agasajados, con motivo de las elecciones presidenciales, por los representantes del gobierno norteamericano. Les ofrecieron refrescos, cerveza, limonada, vino y rones, a travs de puntos de bebidas ubicados en diferentes lugares de la residencia. Por parte del personal de servicio se repartieron croquetas, minutas de pescado en salsa, pepino con crema, bolas de carne, empanadas, acompaado de fuentes con salsas. Finalmente brindaron con jugo de mango con hielo.

Ya desde el momento de la entrada, una funcionaria norteamericana reparti el material preparado para las elecciones norteamericanas incluida la parafernalia electoral alegrica a cada candidato presidencial. Posteriormente los participantes fueron recibidos por el Jefe SINA, quien los invit a pasar al local donde efectuaron una votacin simblica sobre los dos candidatos a presidentes de Estados Unidos.

En la papeleta entregada, adems del nombre de los dos candidatos norteamericanos, haba un cuestionario sobre determinados asuntos que, a juicio de los asistentes, deberan ser mejorados en Cuba. Tambin sobre los partidos que, a juicio del gobierno de Estados Unidos, deberan regir el futuro de Cuba en una presunta etapa post Castro (Partido Liberal, Comunista, Socialista, Socialdemcrata, Demcrata Cristiano, Verde y otros). En la recepcin estuvieron presentes la mayora de los representantes gubernamentales norteamericanos, como Kelly Keiderling, Primera Secretaria de Prensa y Cultura; Xiomara Gonzlez, Andrea Broullette Rodrguez, Segunda Secretaria Poltica Econmica y Roberto DUglio, Asistente Administrativo de Prensa y Cultura, entre otros diplomticos acreditados en Cuba.

Para hacer efectiva estas votaciones, se dispuso de una urna electoral improvisada y a cada uno de los invitados tras ejercer el sufragio se le marcaba en la mano derecha con un sello de caucho para evitar que votaran nuevamente. No pareca que la confianza en el respeto a las normas democrticas reinara entre los asistentes.

Al concluir, los invitados se dispersaron entre los salones de la residencia, en uno de los cuales se situ un televisor para seguir en la CNN el desarrollo de la jornada electoral en Estados Unidos.

Sobre las diez de la noche, James Cason dio a conocer el resultado del simblico sufragio. El presidente George W. Bush alcanz un 83% de los votos, mientras que su oponente John Kerry, solo tuvo el 14%, lo que provoc entre los participantes entusiastas aplausos y ovaciones de apoyo. En este contexto, James Cason resalt que haba una cuestin curiosa, al alegar que haba personas que votaron por el Partido Comunista de Cuba, cuestin que origin murmullos y exclamaciones entre los participantes.

Al finalizar la actividad, los contrarrevolucionarios fueron trasladados a sus respectivas viviendas en tres microbuses de esa sede.

Todo parece indicar que en uno de esos encuentros se gest la preparacin de la convocatoria anticastrista para el da 20 de mayo que requerir, segn los propios organizadores, de 130.000 dlares de presupuesto procedentes de Florida a repartir entre los asistentes a la actividad que durar da y medio. El acontecimiento fue calificado de una gran oportunidad por los partidarios de la insurreccin y la violencia contra Cuba, quienes declararon en el Canal 41 de televisin de Miami estar entrenando paramilitares en varios pases para atentar contra objetivos cubanos. En el citado programa todos ellos coincidieron en estar preparando para Cuba una guerra civil en la que habr ros de sangre.

El apoyo de los sectores ms violentos de Miami, as como el intento de protagonizar la oposicin a Fidel Castro por parte de los organizadores, ha provocado que numerosos grupos anticastristas estn rechazando su participacin en ese encuentro. A pesar de presentar la actividad del 20 de mayo como de carcter pacfico, los propios familiares de los encarcelados en 2003 afirmaron sentirse preocupados por esa convocatoria y la posible violencia que podra generar. Entre los presos que anunciaron desentenderse de esa actividad est Pedro Pablo Alvarez Ramos, secretario general del denominado Consejo Unitario de Trabajadores Cubano.

Algunos, a pesar de que participaron en los inicios de la convocatoria, como Estrella Garca, al frente de un centro de conspiracin que denominan biblioteca independiente, tambin rompieron con los organizadores y denunciaron haber sido acosados para asistir y legitimar la reunin. Hasta el momento, ya van quince agrupaciones del interior de la Isla que se han distanciado, algunas incluso acusando a Marta Beatriz Roque de buscar slo objetivos econmicos con esta operacin, segn ha reconocido El Nuevo Herald.

Noticia relacionada:
Hablan las organizaciones que apoyan y financian una cumbre anticastrista en La Habana (incluye enlaces opcionales a archivos de sonido)
En Cuba debe producirse una guerra civil con ros de sangre cuya lucha la llevar el exilio
04-05-2005

www.pascualserrano.net







Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter