Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2012

La lucha por las palabras

Julia Evelyn Martnez
Rebelin


Puritanismo: el aterrador miedo de que alguien en algn lugar sea feliz

Henry Louis Mencker (1880- 1956)


La Real Academia de la Lengua Espaola (RAE) finalmente ha llegado a la conclusin que la existencia del matrimonio no heterosexual es una realidad que debe ser reconocida y aceptada en el significado de la palabra matrimonio dentro del idioma espaol. De acuerdo a la ltima enmienda de adicin a la definicin de la palabra matrimonio, el matrimonio significa tambin: En determinadas legislaciones, unin de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

El Secretario de la RAE, Daro Villanueva se ha visto obligado a justificar esta adicin a la definicin de matrimonio de la siguiente manera: La realidad se ha acomodado a esta nueva legislacin y esta aceptacin ha empezado a circular y a llenarse de referencias en diferentes mbitos.. Se comprob, entonces, que la acepcin nica que exista no serva para la nueva realidad consagrada legalmente y por eso se incluy. (El Pas, 22.06.2012)

Se podr decir que este cambio no es para tanto, que es solo una minscula adicin al significado de una palabra que define a una institucin burguesa decadente y en crisis. Sin embargo, las palabras son ms que palabras. Recordemos que solo nombramos lo que existe, y que al nombrar a las cosas de una determinada manera, compartimos con los dems una representacin comn de esta realidad. Para quienes compartimos el uso de la lengua espaola, la ampliacin del significado de la palabra matrimonio pasar ms tarde o ms temprano a formar parte no solo de nuestra identidad lingstica sino de la identidad cultural que nos define como hispanohablantes. Y esto no es poca cosa, sobre todo si se tiene en cuenta que el lenguaje es hasta ahora uno de los principales instrumentos de la opresin y de la violencia contra las mujeres y contra los hombres no heterosexuales en Amrica Latina y el Caribe.

En su columna A la Caza del Gay, Mario Vargas Llosa denuncia el puritanismo hipcrita que est enquistado en las sociedades latinoamericanas, que es responsable de infundir el odio y la muerte contra la comunidad LGTBI, y que usa a las palabras como una especie de arma de destruccin masiva: Esta idea del homosexualismo se ensea en las escuelas, se contagia en el seno de las familias, se predica en los plpitos, se difunde en los medios de comunicacin, aparece en los discursos de polticos, en los programas de radio y televisin y en las comedias teatrales donde el marica y la tortillera son siempre personajes grotescos, anmalos, ridculos y peligrosos, merecedores del desprecio y el rechazo de los seres decentes, normales y corrientes. (El Pas, 8.04.2012)

Es cierto, que liberar a al mundo y en particular a Amrica Latina de la homofobia es un proceso difcil y lleno de obstculos. En este camino son pocas las personas que estn dispuestas a involucrarse directamente y/o pblicamente, sobre todo, por el temor a convertirse en blancos del odio y del desprecio que tanto la izquierda como la derecha (al igual que ricos y pobres), sienten contra todos aquellos y aquellas que son diferentes a lo que la ortodoxia sexual considera como la opcin correcta y normal en las sociedades marcadas por la cultura machista y por el temor a experimentar con el placer sexual (sexofobia).

Pero las cosas pueden comenzar a cambiar, porque el significado de las palabras comunes que usamos para comunicarnos puede comenzar cambiar y con ello, puede comenzar a cambiar poco a poco, nuestra percepcin del mundo y de los dems. La prxima vez que los diputados y diputadas de nuestros pases pas consulten en el Diccionario de la RAE el significado de la palabra matrimonio, se darn cuenta que este significado en el siglo XXI no es el mismo que el significado que tiene en los textos de la Biblia que se escribieron 10,000 A. de C. , y a lo mejor (quien sabe) dudarn sobre la sensatez de la propuesta de prohibir constitucionalmente las uniones legales entre personas del mismo sexo. La prxima vez que los nios y las nias consulten el significado de la palabra matrimonio en el diccionario de la RAE se darn cuenta por si mismos que sus maestros/as o los curas, monjas o pastores estn equivocados cuando les insisten que el matrimonio es algo que solo que se realiza entre dos personas de distinto sexo. La prxima vez que un sabio o sabia de la lengua espaola ilustre a los simples mortales sobre el uso apropiado del lenguaje, deber advertir que al decir matrimonio, se estn incluyendo tambin las uniones de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

Mientras los grupos puritanos (homofbicos, lesbofbicos y sexofbicos) de habla hispana se recuperan de este duro golpe propinado por la RAE, y se preparan para acusar a los acadmicos y acadmicas de la RAE de tener una agenda oculta de gnero, de ser parte del lobby homosexual y/o de formar parte del complot mundial para destruir a la familia, disfrutemos de esta pequea gran victoria en la lucha por los derechos humanos, que reafirma que las palabras importan, porque el idioma es tambin un terreno en la lucha por la igualdad y la no discriminacin.


La autora es economista feminista y profesora de la escuela de economa de la Universidad Centroamericana Jos Simen Caas (UCA) de El Salvador.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter