Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2012

Poder Popular en Chile: entrevista con Guillermo Rodrguez
La autodefensa del Cordn Industrial Cerrillos (1972-1973)

Marcelo D. Cornejo Vilches
Kaosenlared


Entrevista realizada a Guillermo Rodrguez quien fue miembro de la Comisin Militar del Cordn Industrial Cerrillos en los aos 1972 y 1973 y tiene por objetivo indagar elementos que nos permitan comprender de mejor manera lo que fue esa experiencia en el perodo de la Unidad Popular .

Cmo lleg usted al Cordn Cerrrillos y como se inicia el trabajo de autodefensa?

En esos aos era militante del MIR con algo de formacin en los temas militares. Despus que el MIR se retira del dispositivo de defensa de Salvador Allende ms conocido como GAP, la mayora de los compaeros que estbamos en esas tareas, ya sea en la Escolta del Presidente, en el aparato de Informaciones o la llamada tropita, fuimos redistribuidos a diversos frentes de trabajo. En mi caso ped ser trasladado al GPM 4 que trabajaba en una amplia zona: Jos Maria Caro, Las Rejas, Cerrillos y Maip. En el GPM 4 exista una subjefatura de trabajos tcnico militares que reuna a tres unidades: la Operativa, Informaciones y Taller. Justo cuando yo me incorporo estas tres unidades estaban debatiendo cmo ellos, formados para tareas tcnico-militares, podan aportar a la lucha de masas que se incrementaba vertiginosamente en esos aos.

En esa etapa no exista an el Cordn Cerrillos como tal, exista trabajo del MIR entre trabajadores, pobladores y campesinos de la zona pero no haba una elaboracin de que lo luego se llamara la poltica de poder popular. Cuando me incorpore al GPM 4 se estaba desarrollando la huelga de la empresa Ralco y al inicio particip ayudando a la formacin de brigadas de autodefensa de los trabajadores, en el diseo de sistemas de guardia, enseando el uso de bastones largos, bastones cortos y elementos circunstanciales que se usan para la lucha callejera. Esto era posible por el prestigio que tenan entre los trabajadores tres compaeros: El Yeti (Riquelme), el Chino Bertn y el Chango[1], siendo el primero dirigente ese entonces de la FEMET (Federacin del Metal).

Por qu era necesaria que los trabajadores incorporaran estas brigadas y esta autodefensa? No entiendo mucho, se supone que haba un Gobierno Popular y que Allende haba sido elegido para llevar adelante la va chinea al socialismo? Y la CUT?

Es que aqu radican una serie de aspectos que es necesario considerar para entender mejor lo que estaba ocurriendo. Lo primero es que Allende al ser elegido firm algo que se llam pacto de garantas constitucionales en donde se obligaba a respetar la ley. Y la ley sealaba que Allende slo tena el poder ejecutivo pero la mayora de los restantes poderes estaban en manos de la burguesa: el parlamento, la justicia, contralora, etc. Esto implicaba que en una serie de conflictos laborales el Poder Judicial estaba del lado de los patrones y ordenaba a Carabineros o Investigaciones a reprimir, detener y procesar a dirigentes, trabajadores y en general a los que se estaban movilizando por sus reivindicaciones. Eso es por una parte, porque de otra parte, estaba la movilizacin que realizaba la derecha y los patrones para obstaculizar, frenar el desarrollo normal de las actividades, sabotear la produccin. Y en eso se apoyaban en las bandas fascistoides de Patria y Libertad, del Partido Nacional, de la Democracia Cristiana y de las organizaciones gremiales que ellos controlaban. Entonces en los territorios la situacin era de confrontacin permanente, lucha callejera, ataques a las industrias en huelga o tomadas por sus trabajadores. Y en tercer lugar se daba un tema especfico: el programa de la Unidad Popular haba considerado la nacionalizacin de 91 industrias estratgicas pero no tena poltica frente a la mediana o pequea industria, salvo sealar que deban seguir funcionando y elevar su produccin para asegurar el abastecimiento. Ocurre que justamente cuando la derecha comienza a desatar sus movilizaciones contra el Gobierno de Allende, estas pequeas y mediana empresas son paralizadas por los patrones, se producen despidos, se produce boicot a la produccin y el gobierno de Allende no tiene herramientas legales para obligarlos a mantener la industria funcionando. Es all que comienza a desatarse el poder popular, no como consigna, sino como algo concreto que empieza a suceder: los trabajadores necesitan mantener sus fuentes de trabajo y mantener las empresas funcionando, por lo que la toma, el control de la empresa por parte de sus trabajadores es el proceso lgico que se produce.y esto estaba fuera del programa de la Unidad Popular, y claramente era algo que rechazaba la ley burguesa, la ley de los patrones. Se invent entonces la formula de Intervenir las industrias y el gobierno nombraba un interventor, abrindose procesos jurdicos y polticos que significaron claramente la agudizacin de la lucha de clases. La CUT estaba ms comprometida en apoyar las lneas centrales del gobierno de Allende y tena muy poco peso a nivel local, en el territorio, casi no participa de todo este proceso, slo en los ltimos meses del Gobierno de Allende intenta incorporarse a las organizaciones de poder que se haban generado, pero no tenan peso en su seno.

Cmo se gesta entonces el Cordn Cerrillos y como funcionaba?

Al inicio slo exista el Comando que era la articulacin mixta de lo que se llamaba entonces la izquierda revolucionaria, militantes principalmente activistas del MIR, del PCR (maosta), de un sector de trotskistas y algunos dirigentes de sindicatos como el de Pizarreo, Aluminios El Mono, Silleros. No recuerdo exactamente la fecha, pero diversos sectores convocan a un cabildo en Maip para enfrentar diversos temas, principalmente el desabastecimiento que se estaba produciendo. Este Cabildo se radicaliza principalmente porque un sector del PS de pobladores comienza a sostener posiciones ms radicales. Es una reunin muy complicada donde se expulsa a los elementos de derecha y se toma la determinacin de abrir a la fuerza los locales y negocios que estaban cerrados. Ah comienza una dinmica de organizacin en paralelo de los campesinos y de los pobladores con muy baja participacin de los estudiantes.

Luego de ello se dan varias luchas seguidas en donde el Comando se llena de dirigentes sindicales y comienza a transformarse el Cordn Cerrillos principalmente por las peleas para decretar la intervencin de Perlack y de varias industrias. Aqu nuevamente se produce un conflicto serio, esta vez con el gobierno a travs de la Ministra del Trabajo. Ocurre que los trabajadores haban concurrido a varias reuniones con el Ministerio en busca de soluciones e incluso se haban tomado el recinto por algunas horas y no haba solucin ni para Perlack ni para otras pequeas y mediana empresas. Entonces se produce la toma de la industria, la Ministra va junto con dirigentes de la CUT a bajar la toma y los trabajadores no los dejan a entrar a la industria y la Ministra golpea al dirigente Santos Romeo[2]. Esto detona la primera toma de la comuna completa y el debut del Cordn Cerrillos como una de las fuerzas ms importantes en la poca. En esta toma participan la casi totalidad de las empresas y para llevarla a cabo se gesta una Comisin mixta de dirigentes sindicales y representantes de las organizaciones polticas, embrin de lo que despus ser la Comisin Militar del Cordn. Aqu el trabajo es arduo porque se movilizaron enormes fuerzas sociales. Se levantaron barricadas principales en Buzeta, en Esquina Blanca, y a la entrada de Maip por el Camino a Melipilla y dos enormes barricadas en Avenida Pajaritos: en el paradero 14 donde estaba la entrada a un fundo en conflicto y tomado y en el puente del Zanjn de la Aguada. Esta toma fue impresionante porque miles de trabajadores salieron a las calles y todo el camino a Melipilla, ms all de las barricadas principales estaba plagado de focos de resistencia muy organizados frente a cada empresa.

El funcionamiento del Cordn en esta fase es en Asambleas de dirigentes de Sindicatos que toman las resoluciones pero en ella pueden intervenir las organizaciones polticas presentando sus posturas y una vez tomada las decisiones los activistas de partidos podan asumir tareas o cargos especficos para impulsar estas lneas, siempre y cuando fueran avalados por dirigentes sociales reconocidos, como fue en mi caso, o el de Quico Ramrez que asuma tareas a nombre del PS o compaeros del MAPU- Garretn o de la Izquierda Cristiana, cuyos nombres no recuerdo.

Cules eran los temas tcnico-militares especficos que trabajaban en esa poca?

En esta etapa se trabajaban temas en distintos planos o niveles, si se quiere definir as. En el seno de la organizacin partidaria se enfrentaba lo que llambamos la disociacin de las tareas polticas y militares, preocupacin central de quienes estbamos en las tareas especficas pero no del conjunto de la direccin del GPM o de los militantes de tareas en frentes sociales. Tanto los de Informacin, Talleres como el Grupo Operativo se haban constituido bajo la perspectiva del desarrollo de la guerra popular y en especifico formndose para la lucha clandestina urbana, lo que significaba cierta clandestinidad (muy formal respecto a lo que aos despus tendramos que vivir) y con muy poco vinculo e incidencia en las luchas de masas que se estaban generando. Este proceso llev a nivel del Regional Santiago a construir o definir una nueva instancia y nuevas tareas que comenzamos a nombrarlas como poltica militar de masas avanzando en la creacin de un responsable de la PMM a nivel del GPM y al menos un responsable de esta en las subjefaturas, lo que dio paso a desarrollar estas mismas tareas en los frentes de masas, dependiendo de la capacidad o existencia de militantes que la asumieran en los frentes, por ejemplo se comenz a trabajar mucha informacin de los grupos del PN y Patria y Libertad de la zona, de los uniformados que se visualizaban como golpistas, la realizacin de levantamientos planimtricos con el mximo de informacin respecto a temas estratgicos (combustible, comunicaciones, energa, rutas, etc.) y en lo central se comienza a discutir el qu hacer en la perspectiva de un golpe militar, tanto a nivel orgnico interno como la propuesta a realizar a los frentes sociales. Todo esto se traduce en varias lneas de trabajo. Por ejemplo para Talleres se da comienzo a la bsqueda de industrias que puedan construir o desarrollar elementos, como es el caso de Perlack que comienza a investigar el desarrollo de alimento energtico concentrado, o en un par de industrias de plstico comienzan a trabajar en piezas y partes de medios de combate que ellos pueden desarrollar. Respecto al trabajo en los frentes se comienza a desarrollar con fuerza la autodefensa con el manejo bsico de elementos como la defensa de espacios (industrias, fundos, locales) , la organizacin de las fuerzas y las tareas necesaria para ello: Exploracin, comunicaciones, estructura de mando, formas de organizacin, etc.

Incipientemente en esta etapa comienza a surgir lo que llambamos el trabajo de F que era el acercamiento a los miembros de FFAA y Carabineros que mostraban simpata por la lucha popular y que comenzaban tambin a levantar sus propias reivindicaciones internas.

Este proceso se acelera de manera aguda con la ofensiva patronal del Paro de Octubre y las demandas de trabajo se elevan considerablemente ya cuando prcticamente en todas las industrias, fundos y poblaciones surgen fuerzas organizadas que se incorporan a la lucha para frenar la ofensiva patronal.

Cmo se da este proceso que sealas y qu resultados concretos tiene?

Como es sabido, los reaccionarios comienzan a desarrollar una estrategia que personeros de la DC llaman la estrategia de los mariscales rusos, vale decir, atrincherarse en la defensa de la institucionalidad burguesa, mientras preparan las condiciones junto a los gringos para desatar el golpe de Estado, y en paralelo movilizar a todas sus masas para generar la ingobernabilidad de manera que el golpe sea presentado como necesario para el pas. En trminos de estrategia fortificar puntos en la profundidad de la defensa y generar un gran espacio de desgaste de las fuerzas enemigas en su avance hacia esos puntos mediante escaramuzas permanentes. As generan el Paro Patronal moviendo a toda la pequea burguesa agrupada en organizaciones gremiales tanto propietaria (camioneros, comerciantes, pequeos y medianos productores) como profesionales mdicos, enfermeras, abogados, etc. Lgicamente moviendo tambin sus piezas del poder legislativo (acusaciones contra ministros en parlamento, declaraciones de ilegalidad, etc) y el poder judicial.

La respuesta de las masas es extraordinaria en todo el pas, aunque aqu ya comienza a pesar la divisin que se profundizar en el seno del pueblo porque surge la respuesta que impulsa el gobierno de Allende y el reformismo dentro de la institucionalidad y las leyes, y la respuesta que dan los revolucionarios con la poltica del Poder Popular fuera de los mecanismos legales tomando el control de los medios de produccin, abriendo a la fuerza los locales comerciales, tomando los camiones, supermercados, organizando la distribucin directa de alimentos, generando mltiples instancias de coordinacin de las nuevas organizaciones que van emergiendo y sobretodo, saliendo a la calle a enfrentar a las fuerzas reaccionarias en un combate callejero que se prolonga por das enteros en diversas ciudades.

El resultado de esta etapa es que la burguesa toma nota de este nuevo sujeto poltico que se esta instalando, toma nota que esta fracasando su maniobra parlamentaria y legal de desalojar a Allende del Gobierno y se lanza entonces a prepara el terreno para el golpe militar.

En el campo popular, se establecen ya dos lneas claras frente al escenario poltico: la lnea que triunfa en el Conclave de Lo Curro de consolidar para avanzar que busca contener el avance para ampliar la base del gobierno mediante la bsqueda de alianzas con la DC, los dilogos con la Iglesia, el ingreso de generales y uniformados al Gobierno y la disposicin de la Unidad Popular a devolver las industrias y medios de produccin tomados y legislar para desarmar a las masas (Ley de Control de Armas).

En el campo de los revolucionarios se da la alianza poltica entre sectores del PS, el MIR, la IC, y se produce el quiebre del MAPU surgiendo dos vertientes productos de la divisin existente. En el plano de las organizaciones sociales se extienden los Cordones industriales, surgen Asambleas Populares como la de Constitucin, la de Concepcin y se fortalecen los Comandos Comunales principalmente en el sur de Chile.

Por qu se mantuvo el Cordn en Cerrillos y no se gener el Comando Comunal como rgano de poder popular, cosa que si ocurri en otras comunas y regiones del pas?

La alianza de clases y sectores sociales se dio con bastante fuerza en la experiencia del Cordn, sobre todo con los pobladores y campesinos. En la toma del fundo El Despertar y las posteriores jornadas de guardia para mantenerla participaron obreros y pobladores de diversos sectores. En el Cabildo se dio la misma dinmica, as como despus en la jornada de tomas de fundos y predios que fue una de las movilizaciones ms importantes, donde igualmente participaron piquetes de diversas industrias y pobladores. El tema ms importante fue el insuficiente desarrollo poltico y orgnico de las fuerzas revolucionarias y el actuar muchas veces vacilante y burocrtico que un sector del PS liderado por Hernn Ortega tenia fuerza mayoritaria en tres o cuatro industrias grandes y una fuerte influencia, tanto en el Consejo Comunal campesino, como entre las Juntas de Vecinos, y ellos no compartan la poltica de crear un Comando Comunal. Desde las posiciones que sustentaban podan ejercer influencia y poner lmites a la movilizacin popular y al desarrollo de la organizacin, con rasgos de caudillismo ms que de una democracia proletaria directa. Esto se dio con fuerza en la toma de los fundos, particularmente cuando se tomaron las propiedades de Prez Yoma y en el pick de la movilizacin la maquinaria completa del PS se dej caer incluso con amedrentamientos y despliegue de fuerzas para bajar la toma dado que se estaba desarrollando el dilogo UP-DC, y se realiza bajo el subterfugio de que hay movimiento de tropas golpistas.

Esta situacin se agrav despus del Tancazo en donde prcticamente no se llamaba a reuniones del Cordn, a pesar de que funcionaban algunas comisiones y tareas de manera autnoma 

Cmo se expresaba en concreto el Poder Popular?

Este Poder Popular embrionario que se estaba desarrollando era un poder puntual, coyuntural, que se expresaba en la lucha de manera concreta. No alcanz a desarrollarse como fuerza orgnica, con estructura permanente, con cierta legalidad interna y mecanismos consensuados. Fue dndose como articulacin de fuerzas sociales y polticas que entendan que las formas de organizacin y de lucha naturales no eran suficientes para enfrentar la coyuntura, porque eran organizaciones para la lucha reivindicativa pero no para la lucha poltica y por el poder, a la que se estaba llegando. Mas all de las declaraciones o manifiestos que los historiadores pueden revisar, estn los hechos, las movilizaciones, el tipo de discusiones que se daban; la organizacin de miles para tomar la comuna por completo, la organizacin de la produccin, distribucin y comercializacin en las empresas intervenidas o en poder de sus trabajadores, los mtodos de lucha de toma de caminos, de fundos, de fabricas. El ejemplo mas claro fue la determinacin de tomar un terreno y construir ah un Mercado Municipal donde los campesinos y sectores industriales llevaban directamente sus productos rompiendo el mercado, saltndose a los comerciantes, mercado a su vez que era custodiado por pobladores encabezados por el recordado Jos Modesto Amigo Latorre [3]. O el ejemplo de los trabajadores de Fensa y Perlack que organizaron cursos de instruccin militar bsica que entregaba Vctor Romeo de la Fuente El Guajiro[4]

Cmo se materializ el trabajo militar de la Comisin que se form en el Cordn para el tema militar?

Esta Comisin se articul principalmente para enfrentar las coyunturas que surgieron despus del Paro patronal de Octubre de 1972, alcanz su mayor desarrollo coordinando la toma de la comuna primero, luego la toma de los fundos en 1973, alcanzando su mximo funcionamiento para la intentona golpista del Tanquetazo. Se trabaj fundamentalmente en coordinar las fuerzas sociales y los medios que existan para dar una respuesta organizada por parte de los trabajadores. Se trabajaban los temas de comunicacin, de alertas, de distribucin de fuerzas a los puntos estratgicos de la comuna, la centralizacin de medios de comunicacin, de transporte y otros tipos de recursos, sugiriendo formas de resguardar las industrias, de organizar las brigadas de autodefensa.

En su nivel ms alto (Tanquetazo) se incorpor a esta Comisin un representante del PC, interventor de la empresa Sindelen, que aport con un sistema de fax para comunicaciones e intento la articulacin con la CUT comunal.

En esta Comisin nunca hubo representantes del PS, dado que fiablemente las propuestas y comunicados que sacaba esta Comisin eran entregados a Hernn Ortega quien haba sido electo por los dirigentes de las fabricas como representante del Cordn.

Sin embargo posterior a la coyuntura..

Posterior a la coyuntura del Tanquetazo, la Comisin en pleno no logr nunca juntarse siguiendo la dinmica de baja del funcionamiento del cordn como tal. Slo se mantuvieron funcionando los representantes del MIR, IC y MAPU, desarrollando charlas y conversatorios a nivel de sindicatos sobre el tema golpe de Estado y la necesidad de tener un plan general de reaccin, tema que no compartan a ese nivel ni el PC ni el PS.

En este ltimo perodo se logra trabajar en el conjunto de estas tres fuerzas y algunos dirigentes sindicales la propuesta de Plan frente a un golpe de Estado desarrollada por el MIR, la que es expuesta en diversos sindicatos y al menos en una agrupacin de campesinos.

Cmo funciono todo lo planificado para el da del Golpe de Estado?

No funcion.

Desde Junio del 73 en adelante y producto de dos hechos polticos gravitantes en el desenlace de la coyuntura y del proceso, se vena produciendo un fuerte retroceso de la actividad de las masas y prcticamente la paralizacin, al menos en el Cordn, de las instancias de coordinacin y de Poder Popular.

El encarcelamiento de los marinos que se organizaban para impedir el golpe militar y el nulo respaldo a ellos desde el Gobierno fue un primer sntoma de incredulidad y de desconfianza. Si el Gobierno no poda defender a marinos que se organizaban precisamente para defender al Gobierno Popular, qu podan esperar el resto de los sectores, que se enteraban como estos eran torturados y encarcelados. Luego vino un proceso de claudicacin mayor con la aprobacin de la Ley de Control de Armas en el parlamento, lo que da luz verde para que las FFAA comiencen a allanar industrias, poblaciones, cementerios, en algunos casos con brutalidad extrema como lo fue en lanera Austral en que son asesinados dirigentes sindicales por tropas que llegan en helicpteros. En Cerrillos Maip se da el allanamiento de la Conservera Copihue y no existe ninguna capacidad de respuesta frente al hecho, ni del Cordn, ni de ningn sector social u organizacin poltica. Era evidente el golpe militar y sin embargo no exista determinacin poltica para enfrentarlo.

En el caso del MIR, nuestro GPM encabezado por Martn Elgueta[5] haba sostenido la inminencia del golpe militar por lo que fue sealada su intervencin por la Comisin Poltica que a su vez, sealaba que Allende se encaminaba a la claudicacin mediante la convocatoria a plebiscito a desarrollarse durante septiembre y que dara paso a una nueva situacin poltica (Golpe Blando en la nomenclatura mirista).

El 11 de Septiembre el Cordn Cerrillos amaneci copado por fuerzas militares distribuidas a lo largo del camino a Melipilla frente a las industrias ms importantes. Despus del bombardeo a la Moneda hubo intentos de resistencia en la industria Perlack y en Fensa, los que fueron sometidos por helicpteros (Perlack) y carros blindados (Fensa) desarrollndose hostigamientos a las FFAA durante la noche del 11 y del 12.

Fueron numerosos los obreros de Fensa, Perlack, Copihue, Pizarreo detenidos, as como dirigentes del sector campesino y pobladores, la mayora de ellos sometidos de manera posterior a Consejo de Guerra de la FACH .

El Cordn Cerrillos no funcion en ningn momento durante el Golpe ni en das posteriores.

Cul es tu evaluacin de esta experiencia?

A m me marco mucho respecto a varios elementos:

En el plano de las ideas, de las concepciones, pude vivir lo que es un perodo de alza del movimiento de masas y ver la capacidad de vanguardia que tiene la clase obrera cuando sale de sus luchas parciales y reivindicativas y se platea el problema del poder.

En segundo lugar, la potencia que alcanza la alianza social con campesinos y otros sectores pobres del campo y la ciudad, sobre todo cuando logra articulaciones orgnicas, de carcter permanente y sobretodo cuando logran independencia poltica, o autonoma respecto de la influencia del Estado, de las concepciones individualistas, cuando acta como clase detrs de sus intereses ms histricos, cuando se sacude del reformismo o luchar por el mal menor y se plantea un proyecto.

En tercer lugar me marc, porque pude acceder a una prctica donde lo poltico y militar iban de la mano, donde se daban las condiciones para que el conjunto de tareas asociadas al desarrollo de fuerza social revolucionaria y los medios fueran tarea del pueblo y no slo de una vanguardia.

En cuarto lugar, demostr leyes de la insurreccin que haban sido ya formuladas por los clsicos, entre ellos Lenin y Trotsky, entre estas el rol de la compulsin, del estado de nimo de las masas, de la necesidad, de entrado en ese terreno de mantener la iniciativa estratgica.

Esta ultima consideracin es sumamente importante porque las fuerzas que apuntaban al desarrollo del Poder Popular perdieron la iniciativa despus de junio del 73, por los factores mencionados, pero quedaron sin conduccin concreta, sin poder maniobrar ni hacia el repliegue ni hacia una ofensiva, por lo que, como fuerza, se desarticul y fue golpeada brutalmente por la contra revolucin de la dictadura y sus aparatos represivos.

En tu libro DE LA BRIGADA SEGUNDARIA AL CORDN CERRILLOS, relatas lo acontecido aquel 29 de junio de 1973. A tu juicio, qu elementos fueron determinantes para no pasar a la ofensiva?, crees t que la estrategia poltica representada por Miguel Enrquez no se corresponda con el real estado de las fuerzas?

En ciertas intervenciones yo he sealado que tanto la Estrategia como la Tctica son ciencia y arte. Ciencia porque se refieren a elementos objetivos, cuantificables, medibles, pero arte respecto a un elemento esencial: la subjetividad de las masas, el estado de nimo, la voluntad, la determinacin. Si la poltica revolucionaria fuera regida estrictamente por parmetros objetivos, posibles de ser conocido de manera exacta, no habra revoluciones fracasadas.la realidad es que, como lo seala de manera potica Patricio Manns en una cancin: El timonel no slo escrutar de noche el mar tendr que adivinarlo[6]. Frente a la poltica reformista que ya estaba demostrando su fracaso y que llevaba irremediablemente al golpe de Estado o a la claudicacin que de hecho preparaba Allende mediante un plebiscito que iba a convocar, mediante las seales claras que ya estaba dando de dilogo con la DC, de devolver industrias, de no vetar la ley de control de armas, la nica poltica posible a ser planteada a las masas era la de la contraofensiva popular, planteada en el teatro Caupolicn por Cadena Nacional, poltica que no alcanz a ser desarrollada porque efectivamente tras el 29 de junio lainiciativaqued en manos de la burguesa a travsde los allanamientos, del establecimiento de zonas de emergencia que entregaban a las FFAA amplias facultades, del encarcelamiento de los marinos,y la poltica por otros medios es la guerra y en la guerra se est a la ofensiva o a la defensiva, como en toda luchalas fuerzas populares no pudieron retomar la ofensiva y lo que es peor aun, no pudieron preparar la defensa, quedando prcticamente paralizados en lo concreto, mas all de que el 4 de septiembre hubo una marcha de apoyo gigantesca, o las declaraciones de los Cordones y Comandos. Ya no era la hora de hablar o declarar, era la hora de concretar un posicionamiento para un enfrentamiento ineludible, pero las contradicciones en el seno de la propia izquierda y el pueblo, el peso del legalismo, del reformismo, el llamado abierto al No a la Guerra Civil del reformismo, terminaron por sepultar las energas y fuerzas que se haban desarrollado en el campo popular.

Hace algunas semanas apareci una carta enviada por los Cordones Industriales al Presidente Allende, una semana antes del golpe, estableciendo slo dos alternativas: golpe fascista o insurreccin popular. A tu juicio por qu no fue posible que los trabajadores se adelantaran al golpe de la burguesa?

En primer lugar yo creo que esa carta, un tremendo documento histrico, surgi muy tarde, cuando ya el movimiento haba comenzado el reflujo de masas como he sealado. Lo segundo: el tema de esperar el golpe de ellos o adelantarse, fue un tema ampliamente discutido y respecto del cual no haba consenso poltico. Entre los marinos, por ejemplo, esto signific una dura disputa interna que ha sido revelada ltimamente, dado que existi un grupo importante que sealaba que no se poda esperar la iniciativa de ellos. Sin embargo, el elemento determinante es que el Gobierno y la Unidad Popular estaban por respetar la legalidad y fueron consecuentes hasta el final con esa postura, teniendo ellos abrumadoramente la gran mayora de las fuerzas populares de su lado. Asumir la iniciativa seria sobrepasar a Allende y la Unidad Popular, con un sector de masas conscientes pero reducido, muy minoritario, lo que hubiese significado enfrentar no slo al golpismo sino a la mayora del pueblo que crea y estaba por los mecanismos legales e institucionales. Esa era la gran contradiccin de los revolucionarios que slo tuvieron una oportunidad de hacerlo y no fuimos capaces. Justamente, hasta donde yo s, Fidel Castro haba sealado que el Tanquetazo haba sido el Playa Girn de la burguesa chilena, que ese haba sido el momento de desatar la contraofensivapero en la noche de ese mismo da, Allende desde los balcones de La Moneda llam al pueblo a regresar a sus hogaresporque las FFAA garantizaban el proceso.

Cules eran las capacidades materiales reales (armas, pertrechos, personal y estrategia-tctica) del GPM (Grupo Poltico Militar) del Cordn Cerrillos en la coyuntura de junio y de septiembre de 1973?

Antes de responder, porque evidentemente la pregunta insiste en ver la coyuntura estrictamente desde la una ptica idealizada de que la poltica se define en funcin de las capacidades y medios que se tengan, lo que no es as en la prctica. En alguna entrevista, no recuerdo exactamente cuando, interrogan a Fidel Castro sobre lo que diferencia a un revolucionario del que no lo es, y Fidel responde que estos ltimos esperan que estn las condiciones dadas para sumarse a la lucha, en tanto que los primeros luchan por generar tales condiciones. Regresando a la pregunta: ni en Junio ni en Septiembre el GPM 4 del MIR, ni ninguna fuerza de izquierda tena suficientes recursos y capacidades materiales para un enfrentamiento en la magnitud de lo que se nos vino encima. Pero, qu hacer entonces? Impensado claudicar, no haba posibilidades para tomar la iniciativa: lo que quedaba entonces como alternativa era buscar en la coyuntura el espacio y el tiempo suficiente para desarrollar capacidades o una alguna variable de menor costo, sobre todo apostando a quebrar la unidad de las FFAA, cosa que intent aceleradamente el MIR para atraer a un sector de FFAA al lado del pueblo, lo que vena ocurriendo en la prctica concreta y que explica el alto nmero de uniformados detenidos y torturados despus del golpe, principalmente en marinera, aviacin, carabineros y en menos medida en el ejrcito. La otra alternativa era simplemente pasar a le defensiva, replegarse a retaguardias sociales y geogrficas con fuerzas de modo tal de emprender acciones guerrilleras en el terreno urbano, suburbano y rural de manera posterior al golpe. El Plan Militar del MIR a escala nacional se jugaba en esa perspectiva: esperar el golpe, responder con insurrecciones locales desgajando parte de las fuerzas armadas, replegarse a zonas de retaguardia social y poltica seguras sin es que triunfaba el golpe para dar inicio a la guerra en los territorios descritos.

La diferencia entre junio y septiembre es trminos reales es de dos elementos definitorios: de una parte en Junio las masas populares estn en ascenso, con alta moral y disposicin a la lucha que se evidencia en la calidad, masividad de la respuesta al intento golpista, en septiembre ya no hay ascenso, hay confusin, retroceso, desconfianza hacia la conduccin de la UP, slo se mueven los sectores mas conscientes y comprometidos, incluso a nivel de militantes y activo poltico son muchos los que simplemente se esfuman a la hora decisiva . En junio hay sectores de las FFAA que evidencian sus simpatas con la alternativa popular, la propia actitud del General Prat, de los militares llamados constitucionalistas, de soldados y clases a nivel de tropa es claramente a favor del pueblo. En Septiembre son estos soldados, marinos, aviadores, carabineros, los primeros en ser neutralizados, encarcelados, y ya las tropas estn claras por lo sucedido con los marinos constitucionalistas: no van a quebrar la unidad de mando porque Allende confa en los generales y no est dispuesto a avalar el quiebre de las FFAA.

Qu distingue especficamente al poder popular chileno respecto de las experiencias histricas universales de dictadura del proletariado?

Cada proceso histrico, cada formacin social, es nica y especfica, por tanto las experiencias son muy diferentes, aun cuando existan algunos elementos en comn. La primera experiencia a escala mundial de un Poder dual, de un poder alternativo fue La Comuna de Pars, experiencia derrotada y que leg para la posteridad no slo en nombre a los comunistas (a los de verdad) sino que tambin la necesidad de la Dictadura del proletariado como la formulara Marx. La experiencia de los Soviet (Consejos) en la Rusia zarista se asemeja respecto de la masa incorporada al desarrollo de estos consejos de manera especfica para obreros, otros para campesinos y muy embrionariamente por el intento de organizar estos consejos entre las FFAA. Respecto a la experiencia rusa, es diferente por cuanto el Partido Bolchevique logr la conduccin y orient las fuerzas al desarrollo de la Insurreccin en tanto que en nuestra experiencia no se gan a la mayora de las fuerzas sociales, y en las mismas organizaciones de poder popular existieron conducciones polticas distintas y a veces contradictorias (PS, MIR, en menor medida, MAPU).

De alguna manera la experiencia chilena, por lo precario de su desarrollo, tiene una mayor semejanza a la experiencia de El Salvador, aun cuando en El Salvador las fuerzas populares desataron una insurreccin. Se parece mucho en la precariedad y sobre todo en la calidad de la contrarrevolucin y la represin posteriormente desatada por la burguesa.

Difiere, respecto a otras experiencias de Poder Popular, porque la mayora de las experiencias de China, Vietnam, Corea, Cuba, este poder popular se expresa en el control territorial por fuerzas armadas populares que establecen zonas liberadas en el marco de guerras populares cuya primera fase son precisamente las operaciones de cerco y aniquilamiento de estas bases de poder popular.

Qu relacin existi entre el proceso de origen-desarrollo-crisis del poder popular y de las orgnicas polticas?, esta experiencia surgi en forma autnoma, independiente, supeditada, enmarcada respecto a la poltica revolucionaria que llevaba adelante el MIR?

La historia de Chile, al igual que la historia de la humanidad, es la historia de la lucha de clases, la historia de la lucha por el poder que establecen a veces fracciones de una misma clase, o clase explotadas contra la dominacin. Y como la lucha poltica, en su agudizacin tiende a resolverse mediante la fuerza para establecer una nueva relacin poltica y econmica, es tambin la historia de los procesos de acumulacin de fuerzas que en un punto dado se expresan en dualidad de poder. Es la construccin de fuerzas de los patriotas chilenos que aprovechan la guerra en Europa y los conflictos de Espaa para establecer Cabildos, declarar independencia y construir fuerza propia, coexistiendo con el poder colonial durante este proceso. Es ms tarde la lucha poltica entre los propios patriotas que tienen proyectos polticos diversos y fuerzas sociales, polticas y militares que entran en contradiccin durante largos decenios de la vida independiente de Chile, incluyendo guerras civiles, asesinatos como los de Manuel Rodrguez, golpes de estados, levantamientos armados de provincias. Con esto quiero decir que el desarrollo de poder alternativo a la dominacin ha estado muy presente en la historia de Chile, incluso de formas agudas, de mucha violencia. Slo basta recordar episodios como la Insurreccin de la Escuadra en septiembre de 1931 y el bombardeo a los buques de guerra encabezados por el acorazado Almirante Latorre; la Repblica Socialista de los 100 das; las ya muy conocidas matanzas de Santa Mara de Iquique; los choques armados con campesinos en San Gregorio, en La Corua.

En la dcada del 60, la toma de terrenos fue impulsada por comunistas y socialistas combinando la lucha de masas y el rol de parlamentarios que apoyaban dichas acciones, en un desarrollo embrionario de poder y control de un territorio acotado, por reivindicaciones, pero que no apunta a desafiar el poder poltico de las clases dominantes.

Es la constante alza de la lucha de clases en Chile en las dcadas de los 50 y 60 con paros, huelgas, declaraciones radicalizada como la declaracin de Principios de la CUT encabezada por Clotario Blest, el teln de fondo que obstruye las salidas que plantea la burguesa, que genera la divisin poltica de estas (Alesandri Frei) y el incremento constante de masas que se incorporan a la lucha y que van generando un perodo pre revolucionario. Es en ese marco fue que el MIR propone las acciones directas de masas como tctica para acumular fuerzas, coincidiendo con una fraccin del PS que desarrollaba la misma poltica. El MIR impulsa las tomas de terrenos, siendo la 26 de enero la primera de ellas que suma a las experiencias anteriores la construccin de milicias populares, mientras en el campo tanto socialistas pero principalmente miristas impulsan las tomas de fundo, las corridas de cercos y ambos de manera posterior, las instancias de poder popular.

En definitiva, las acciones directas de masas, la acumulacin de fuerzas sociales, polticas y militares para luchar por los intereses de clase o de fraccin de clases es una prctica instalada en la historia de Chile mucho antes del perodo pre- revolucionario del 73. Como profunda corriente histrica reaparece en este perodo y lo que hacen los revolucionarios es interpretarla, masificarla, convertirla en poltica concreta que en su desarrollo tiene todo los matices planteados en la pregunta: en algunas zonas, regiones o poblados este poder se genera casi autnomo; en otros lugares, supeditado a una conduccin concreta, en otros, disputada su conduccin por diversas corrientes polticas. 

Trotsky, en su libro Mi Vida; seala que a un proceso revolucionario incompleto, le sigue una contrarrevolucin completa. En este marco, se puede afirmar que no slo "la va chilena al socialismo" fue una revolucin a medias, sino que nuestra preparacin para la guerra de clases o guerra revolucionaria tambin lo fue?, hubo falta de voluntad?, faltaron las condiciones histricas?, falt tiempo?, por qu despus de prepararse para la guerra no pas nada, o pas muy poco?, qu hicimos mal?, o qu no hicimos?

Quien hace revoluciones a medias,cava su propia tumba dice Robespierreen el drama de Georg Bchner en 1834 (La Muerte de Dantn) y esto es vlido para el reformismo en la experiencia revolucionaria, as como para los revolucionarios. En ambos casos, a mi parecer, se trata de la conduccin de las direcciones polticas. De parte del reformismo que se obstin en creer que en Chile no se cumpliran las leyes de la lucha de clases y que se poda resolver, dentro de la legalidad burguesa y con la existencia de la intervencin del imperialismo, el problema del poder sin construir o tener fuerza militar propia. En el caso de los revolucionarios por no poder ganar la conduccin de las masas y por no asumir su propia estrategia de guerra popular que implicaba la proteccin de las fuerzas propias, el repliegue del escenario publico ante la ofensiva burguesa y el desarrollo de la guerra en otras condiciones. En estricto rigor, lo que prepar el MIR fue un proyecto de insurreccin como elemento de defensa, contradiciendo principios del arte de la insurreccin conocidos desde el siglo pasado[7] por lo que en estricto rigor, nunca hubo un desarrollo de un plan de guerra o enfrentamiento enmarcado en la estrategia de guerra popular.

En tu experiencia, Qu llevaba a la poblacin y a los trabajadores a participar en el Cordn Cerrillos-Maip?

Los elementos que describ anteriormente: la ofensiva patronal para provocar la desestabilizacin del Gobierno de Allende, el cierre de industrias, el acaparamiento, el mercado negro, la paralizacin de los medios de produccin tanto agrcolas como industriales. La necesidad de responder a la burguesa con fuerza propia y la insuficiencia de las organizaciones naturales (CUT, Juntas de Vecinos, Sindicatos) para dar respuestas a estas tareas que implicaban salirse de la legalidad e instalar poder propio.

Estaba consciente el Cordn respecto a la fragmentacin, dispersin y debilidad en la conduccin polticas?, cmo se conduce y se mantiene organizada a miles de personas sedientas de cambios revolucionarios?

Por lo que he descrito, el Cordn no tenia una instancia orgnica desarrollada, salvo en coyunturas. En definitiva era la articulacin puntual de sindicatos y activistas polticos para enfrentar coyunturas especficas.

A tu juicio, cules son los mitos y realidades de la construccin social y poltica del cordn Cerrillos Maip?

De una parte est el mito de una organizacin y de un nivel de participacin de masas en la instancia Cordn, que nunca existi. El Cordn fue una articulacin puntual, de sindicatos, no alcanz a desarrollar un debate poltico propio con participacin de las bases. Era como he dicho, la representacin de dirigentes en representacin de sus sindicatos.

De otra parte est la negacin del Cordn como instancia de Poder, argumentando justamente lo anterior. Esto implica no entender mucho los procesos que se dan a nivel de masas, pretendiendo procesos organizados, institucionalizados, ordenados, cuando en la realidad los procesos de masas son muy contradictorios, de avances, de retrocesos, de lucha ideolgica fuerte en su seno y principalmente afectado por la compulsin como denomina Trotsky al factor subjetivo que genera disposicin a la lucha, voluntad, determinacin.

Qu comportamiento tuvieron las fuerzas armadas partidarias de la insurreccin armada en el perodo prerrevolucionario? Qu fue de ellos?

En diversos cuarteles, buques, unidades militares y de carabineros se daban las mismas tendencias polticas que en el resto de la sociedad: Oficiales en su mayora reaccionarios, aunque una fraccin minoritaria apegada a la legalidad (los llamados "Constitucionalistas y muy minoritario de algunos oficiales revolucionarios. Entre los Clase era ms amplios los sectores que simpatizaban con el proyecto de la Unidad Popular y haba mas revolucionarios, igualmente a nivel de las tropas. Schneider, Prat, Bachelet, Pobrete, Arturo Araya, edecn del Presidente, asesinado por un comando de extrema derecha el 27 de julio de 1973, son ejemplos de oficiales constitucionalistas. En todo caso la izquierda en general tena ms desarrollo en la marinera, aviacin y carabineros, y muy poco desarrollo en el Ejrcito. Para conocer ms de este tema recomiendo leerLos que dijeron node Jorge Magasich y El fantasma de Chile de Zenn Alvarado que entregan antecedentes extensos de lo que ocurra en la marinera. En el caso de la aviacin, fueron detenidos y torturados numerosos oficiales, suboficiales y clases, antecedentes que se pueden leer en el libro de Fernando Villagrn Disparen a la bandada que relata el Consejo de Guerra en contra de los oficiales Bachelet, Pobrete, Carlos Ominami, Rolando Miranda, Ernesto Galaz, Alamiro Castillo, Otto Becerra, Alvaro Ynez, Jorge Silva, Ral Vergara, Carlos Camacho, Jaime Donoso, Daniel Aycimena, Eladio Cisternas y Julio Cerda, todos acusados de traicin a la Patria, torturados y encarcelados. En carabineros las cinco primeras antigedades de la oficialidad se negaron a participar del golpe.

Existen tres datos interesantes a considerar[8]:

En el proceso organizado contra los disidentes de la Fuerza Area, son condenados a penas diversas 18 suboficiales y sargentos; 36 cabos (dos de ellos fueron asesinados en prisin); dos conscriptos y 13 civiles. La Marina condena a 88 marinos, y seis civiles y un oficial.

En 1991, el informe de la Comisin Nacional de Verdad y Reconciliacin, constata que entre 1973 y 1990, agentes del Estado provocaron la muerte de 17 soldados, 2 marinos, 6 aviadores 9 policas civiles y 3 guardianes de prisin. Un total de 37

En 1998 una nueva ley del Programa de reconocimiento de la exoneracin poltica extendi los beneficios a funcionarios de la Justicia, parlamentarios y militares despedidos pormotivos polticos. Bajo esta ley un total de1.319militares han sido reconocidos definitivamente como excluidos a causa de su oposicin al Golpe o por su negativa a participar en las exacciones, y6.070revindican esta situacin. Se trata a veces de soldados que cometieron intencionalmente alguna falta disciplinaria para ser excluidos, evitando as la suerte reservada a los que manifestaron abiertamente su desacuerdo. Este nmero impresionante representa slo a los que llegaron a actuar; muchos otros, seguramente aterrorizados, callaron sus desacuerdos.

Muchos de los uniformados sobrevivientes fueron exiliados y post dictadura se han incorporado a la vida poltica y social formando agrupaciones que luchan por memoria y justicia, otros han desarrollado investigaciones estableciendo querellas y juicios, algunos se han incorporado a partidos de la Concertacin ocupando cargos pblicos.

Sin embargo, un nmero menor de ellos resiste al golpe siendo asesinados: Mario Melo Pradenas, ex teniente de Boinas Negras, Ricardo Pardo Tobar, ex boina negra, scar Delgado Marin, ex boina negra, Fernando Amaya Seplveda, ex boina negra, Jos Enrique Espinoza Santic, cabo segundo de la FACH, Mario Armando Gho Alarcn, soldado conscripto, Miguel Selim Nash Saez, conscripto de 19 aos fusilado en Piragua al negarse a disparar contra detenidos polticos.

Otro grupo se incorpor se incorpor activamente a la lucha de Resistencia, cayendo en combate contra la dictadura como Ernesto Ziga Vergara (Manuel), infante de marina; Enrique Reyes Manrique (Bali) , ex cabo primero de la FACH; Carlos Daz Cceres (Pecho de Buque) y otros fueron encarcelados durante largos aos en prisin como Vctor Maturana (Carabineros), Miguel Yaez (Gendarmera), Carlos Garca Herrera (Marina).

Hace alrededor de un mes se realizo en la Plaza de Maip la inauguracin de un Memorial a las personas ejecutadas o cadas en el proceso poltico chileno vivido a partir de 1973. En este sentido cmo recordamos a los constructores revolucionarios del pasado que enfrentaron la tragedia vivida a partir del 73: vctimas o combatientes?

Hay vctimas y hay combatientes. Vctimas por partida doble, porque numerosos dirigentes sociales, pobladores, campesinos, estudiantes, obreros, fueron detenidos, torturados, asesinados, sin que ellos hubiesen empuado armas, resistido al arresto o participado de ningn acto de violencia, por un lado, y vctimas de haber aceptado la idea de que era posible un cambio por las vas pacficas, en los marcos de la legalidad y la constitucin. La gran mayora de ellos confi en que sus dirigentes polticos tenan experiencia y saban lo que hacan aceptando confiadamente los mitos tales como los militares chilenos son distintos, El partido y los viejos saben lo que hacen, lo que signific no slo enfrentar a la represin sino la sorpresa, el dolor, la rabia de entender finalmente el carcter del Estado, de la dominacin, de las fuerzas armadas.

Combatientes son los que lograron tener conciencia de lo que suceda, que decidieron armarse, resistir, oponerse a la accin violenta de la contra revolucin y que desarrollaron diversas formas de enfrentamiento al golpe y a la dictadura.

Yo creo que en definitiva a todos hay que recordarlos no por el como murieron o como enfrentaron a la dictadura, sino como personas que desde distintas visiones polticas, desde distintas que prcticas, levantaron o se sumaron a un proyecto de cambio social, y por ello pagaron con sus vidas.

Porque la historia no podemos repetirla.

Porque nosotros y las nuevas generaciones debemos tener clara conciencia y memoria: si queremos cambiar la sociedad, si queremos terminar con los privilegios de una minora, volvamos a mirar bien nuestro propio escudo nacional en el cual, otros que lucharon por construirnos como pas, llegaron a la conviccin absoluta que la justicia se logra con la razn y la fuerza.

[1] El Yeti Jaime Riquelme (Jaime Ramirez) muri en extraas circunstancias en 1981. Siendo Jefe de Fuerza Central del MIR aparece muerto en un increble accidente de trnsito: a una bus se le sale la tapa de una rueda que golpea en su frente, dndole muerte.

[2] Santos Romeo se convierte luego en uno de los dirigentes destacados del Cordn. De militancia socialista, se incorpora al MIR y es orador principal en un acto realizado en el Teatro Caupolicn. Luego del golpe militar es detenido, lo llevan al Estadio Nacional donde es visto por varios compaeros y luego aparece muerto en una calle de la zona sur.

[3] Jos Amigo El Malo fue detenido en 1973 resistiendo al golpe, exiliado a Inglaterra regres clandestino a sumarse a la lucha y cayo hacia finales de la dictadura en un asalto a banco en Melipilla.

[4] Vctor Romeo es herido el mismo 11 de septiembre, cae detenido y junto a Jos Amigo, Javier Bertn y trabajadores de Fensa y Perlack , y el autor de estas notas fueron sometidos a Consejo de Guerra por la FACH. Exiliado en Francia se incorpora a la Revolucin Nicaragense trabajando de manera posterior en el Ministerio del Interior. Muere en Francia producto de un cncer

[5] Martin Elgueta Renato fue detenido despus del golpe y esta desaparecido desde ese entonces.

[6] Carta al Interior de Chile Cancin de Patricio Manns

[7] Tanto Lenin como Trotsky reflexionan en distintos textos sobre la insurreccin definindola como una accin ofensiva. Durante la Segunda Guerra Mundial en Varsovia se produjo un alzamiento insurreccional de los judos encerrados en un getto que fue absolutamente derrotado, confirmando que no sirve la insurreccin como elemento estratgico defensivo.

[8] Fuente:http://marinosconstitucionalistas.blogspot.com/2008/03/los-que-dijeron-no.html

Para conocer ms sobre el entrevistado Guillermo Rodrguez ir ahttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=64759



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter