Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Lugo, la esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-07-2012

Parlamento, golpe de Estado y persistencia del proyecto poltico "luguista"

Lorena Soler y Rubn Juste
Rebelin


En el ao 2008 Fernando Lugo, exobispo y actualmente presidente de Paraguay depuesto, irrumpe en el escenario electoral con la Alianza Patritica para el Cambio, un acuerdo electoral que aglutina a un puado de partidos polticos y movimientos sociales, especialmente campesinos. La irrupcin de este actor poltico con un gran calado social supone el fin de ms de 60 aos de gobierno colorado. Para ello tuvo el apoyo del Partido Liberal (PLRA), el socio poltico e institucional ms importante, que aport el vicepresidente (Federico Franco) y habilit su estructura partidaria nacional para ganar las elecciones.

La ausencia de partido "luguista" y la posibilidad que brind la arquitectura electoral de emitir el voto en boletas separadas (presidente y poder legislativo) tuvo como consecuencia directa que los 704.966 votos (un 40,82%) dirigidos a la candidatura presidencial de Fernando Lugo carecieran de representacin en el Parlamento. Como ha sido siempre a lo largo de la historia poltica paraguaya, el PLRA y el Partido Colorado (ANR) (y su escisin UNACE), y una nueva derecha modernizadora (Patria Querida), retuvieran la mayora absoluta en ambas cmaras.

La ausencia de partido propio y la confrontacin incluso con sus aliados (Tekojoja y PLRA), en el marco del amplio poder de veto que el poder legislativo ejerce sobre el ejecutivo (de acuerdo con las disposiciones de la Constitucin de 1991), han producido que el poder legislativo (Senado y Cmara de Diputados) se convierta en el principal obstculo poltico al gobierno de Lugo. En los meses previos al golpe, las diferencias entre ambos actores se acrecentaron. Ejemplo de ello es la decisin del Senado de destinar 50 millones de dlares para operadores polticos, una medida que la opinin pblica percibi como una maniobra ms destinada a intensificar la corrupcin poltica. La medida, ampliamente antipopular, llev a la movilizacin de los ciudadanos y al consiguiente veto presidencial.

Dicha accin legislativa, junto a otras tambin controvertidas (veto a las listas semi-abiertas para las elecciones al Senado) distanciaron a la ciudadana de la poltica. Un ejemplo de ello aparece en el barmetro de marzo, donde senadores y diputados eran los actores polticos y sociales del pas con mayor descrdito. As, los senadores y diputados eran, en los meses previos al juicio, los actores peor valorados por la poblacin (con una puntuacin de 3 y 2,9 respectivamente sobre 10). En cambio, el presidente del Gobierno, Fernando Lugo, con un 4,8 era el actor poltico mejor valorado, slo superado por otras instituciones como el ejrcito (5), los medios de comunicacin (6,3)y laIglesia Catlica (7,2).

En este contexto poltico y social, el Parlamento ha intentado en reiteradas ocasiones llevar a juicio poltico al presidente Fernando Lugo durante su mandato. La bsqueda de un motivo para ello ha sido una constante. Ahora, esta confrontacin del presidente con el Congreso no se tradujo en prdida de apoyo popular. En los meses previos a la acusacin, el 52% de la poblacin crea que la gestin del presidente era buena o muy buena. Es ms, tres semanas antes (20 de mayo)del golpede Estado, el peridico ltima Hora de Paraguay publicaba una encuesta en la que se sealaba que un 57,5% de la poblacin votara, o tal vez votara, a un candidato apoyado por Fernando Lugo en las prximas elecciones. Mario Ferreiro, precandidato de la agrupacin poltica Frente Guas (creada durante el gobierno de Fernando Lugo) apareca como el favorito para suceder a Lugo en 2013 (42,7% lo prefera como sucesor). En consecuencia, en este contexto poltico, y a slo 9 meses de las prximas elecciones presidenciales, el golpe de Estado va juicio poltico no puede ser ledo por fuera de las posibilidades que tena el frente poltico del entonces presidente Fernando Lugo de retener nuevamente la presidencia.

Lorena Soler. Universidad de Buenos Aires

Rubn Juste. Investigador Fundacin CEPS

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter