Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2012

Entrevista con Franklin Castaeda, abogado defensor de derechos humanos
Se dice que no hay presos polticos en Colombia, pero hay presos claramente discriminados por razones polticas

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin


1. Cul es la situacin actual de la persecucin contra los movimientos sociales y de oposicin en Colombia?

En el tema de presos polticos, ha habido un retroceso importante, pues el gobierno ha impulsado una legislacin que le permitir encarcelar a ms personas por ms tiempo. Ese es el espritu de la Ley de Seguridad Ciudadana, una ley enfocada a la persecucin de la protesta social. Ha convertido a los delitos relacionados con la protesta social en la nica clase de delitos en Colombia con los cuales una persona condenada a penas menores de cuatro aos la deba forzosamente pagar con crcel. Con cualquier otra ley colombiana, alguien con penas de menos de cuatro aos puede cumplir su condena excarcelada. Esta ley se le ha hecho algo de propaganda porque trata como un delito que la parte empleadora impida el ejercicio del derecho a la sindicalizacin. Esto ha sido vendido hacia fuera, particularmente hacia los EEUU en el marco del TLC con ese pas, como una garanta del respeto a las libertades sindicales en Colombia. Es decir, si alguien est creando un sindicato y el patrn sabotea este intento o echa personas involucradas con la organizacin sindical, esta persona podra pagar con dos cuatro aos de crcel. Pero este delito, a diferencia de otros de la ley, s es excarcelable. Adems, no hay nadie que haya sido juzgado por este delito, o siquiera investigado en circunstancias que personas s estn siendo juzgadas por la ley de Seguridad Ciudadana por otros delitos

2. El gobierno desconoce la existencia de prisioneros polticos, y segn organismos de derechos humanos existiran alrededor de 9500 prisioneros polticos. Por qu cree usted que se da esta diferencia de apreciacin?

El gobierno parte de la base de desconocer la existencia de presos polticos en Colombia. Ellos plantean que los crmenes que han cometido los guerrilleros son delitos comunes, que la rebelin, es decir el delito poltico por excelencia, es equiparable a la delincuencia comn. El gobierno dice que presos polticos son slo aquellos presos por sus opiniones o aquellos a los que no se les ha respetado el debido proceso. Human Rights Watch tuvo una postura muy vehemente para negar en los mismos trminos que el gobierno de Santos la existencia de presos polticos colombianos. Se dice que en Colombia se respeta el derecho a la defensa y las garantas judiciales en eso se basa para decir que no hay presos polticos. Entonces tenemos una situacin paradjica, en la cual por un lado, existe un reconocimiento jurdico de la existencia del delito poltico, pero lo que se difunde por razones polticas, es que no existen delincuentes polticos. Es una situacin en la cual el problema no puede ser debidamente abordado si se niega su existencia.

Entonces, existe un desconocimiento de la situacin poltica de los presos polticos por parte del gobierno, pero se les seala y estigmatiza con una autntica poltica de odio, una estrategia contenida claramente desde los organismos de inteligencia del Estado que disearon la operacin internet cada vez que se toca el tema de los presos polticos en los medios, hay reacciones idnticas por parte de ciertos foristas que repiten los mismos argumentos, calcados el uno al otro.

3. Podra hacernos una radiografa de la situacin carcelaria en Colombia? Existe un trato marcadamente discriminatorio contra los presos polticos?

La situacin carcelaria en Colombia es de una gravedad inusitada. Pero los que sufren son los presos polticos y los presos de guerra, porque lo que son soldados, paramilitares, parapolticos y corruptos son presos de otra marca, privilegiados y que reciben un trato envidiable para la mayora de los colombianos de a pie. Los presos que no pertenecen a este selecto grupo, sufren de hacinamiento, de restricciones al acceso al agua, de condiciones insalubres, de falta de atencin mdica, maltratos de los guardias, de maltratos a sus visitas, de castigos colectivos, de tortura y trato degradante, y del aislamiento. Esto lo sufren todos los presos, pero particularmente los presos polticos, con quienes el INPEC se ensaa y quienes sufren particularmente de ciertos tipos de malos tratos.

Las cifras del hacinamiento hablan por s solas. Uribe recibi un pas con algo ms de 50.000 presos en 2002, dejando el pas en 2010 con 80.000 presos. Santos, ya va en los 105.000 presos. Tenemos una tasa carcelaria que crece al ritmo vertiginoso de 1,7% mensual. Se construyeron en este perodo 10 nuevas crceles, las llamadas ERON, que son crceles de hasta 4000 personas, con lo cual crearon unos 26.000 cupos nuevos en total. An as, los cupos totales en el pas son para 75.000 personas, lo que significa que tenemos un hacinamiento del 40%. Pero qu sucede, que las crceles nuevas no aceptan hacinamiento, sino que este hacinamiento se est produciendo solamente en las crceles viejas entonces, tenemos crceles como la Modelo, con hacinamiento del 200% o Bellavista, con un hacinamiento de 250%.

Los presos polticos, adems, estn mezclados con los paramilitares, no se les separa, y por lo general los ponen en situaciones de desventaja numrica, lo que se agrava con la alianza que existe entre los guardias del INPEC y los paramilitares en las prisiones. Esto es un peligro constante contra la integridad de los presos polticos.

Los presos polticos, en general, sufren ms por torturas y tratos degradantes, con los cuales se castiga a todos los presos, pero existe un ensaamiento muy intenso con los presos polticos. El INPEC ve al preso poltico como un enemigo del Estado, y ya que al funcionario se le ha indoctrinado en una mentalidad contrainsurgente, se le da un trato marcial al preso poltico. Por ejemplo existe un cuerpo especial de guardias del INPEC que usan equipamento militar, hasta con camuflado.

4. Esta situacin que usted describe, afecta a todos los recintos penitenciarios? las crceles nuevas, las ERON, representan un mejoramiento en trminos humanitarios?

El reglamento de las crceles nuevas es horroroso. Se sufre mucho del aislamiento, luego hay restricciones a la comunicacin entre patios o pasillos, el reglamento es ms estricto pasndose 14 horas encerrados en la celda. Las horas en el patio son 10, pero no puedes volver a tu celda en esas horas como s puedes hacerlo en las crceles viejas. Tienes menos horas de visita, te dan tan slo 3 horas fsicas de visita cada 15 das. La visita conyugal es slo 1 hora cada 45 das. En las crceles viejas, hay visitas todos los domingos y la conyugal la puedes tener en tu propia celda, todo el da, que pese al hacinamiento, te puedes hacer tu cambuche y ah ests, en tu celda, todo el da si quieres. En las nuevas, te sacan esposado frente a tu familia, es muy humillante.

En las nuevas crceles el principal castigo es por aislamiento. Este es el tipo de castigo principal al que se somete a los presos polticos. Cuando hablamos de aislamiento estamos hablando de calabozos sin ventanas, donde se permite apenas una hora de sol al da, donde la comida se les arroja por una rendija en la parte baja de la puerta, al estilo de las prisiones en EEUU legalmente, se te puede tener hasta dos meses en esas condiciones, pero sabemos de casos que han estado hasta aos en esas condiciones. Si un preso poltico tiene problemas de seguridad, porque lo han amenazado paramilitares en la crcel, entonces se les asla en estos calabozos supuestamente como medida de proteccin. Pero esto no es una medida de proteccin, sino que es un castigo.

5. Se ha denunciado la falta de atencin mdica a los presos polticos como una forma de tortura qu opina de esta situacin?

La situacin ms grave se da con las personas capturadas en combate. A los combatientes heridos no se les presta debida atencin mdica, muchos de ellos llegan heridos con disparos no se les atiende si tienen enfermedades terminales, existen presos que estn con cncer y se les niega la atencin mdica.

Faltan los remedios en general, pero hay un frmaco que siempre se encuentra en las prisiones: la clozapina, que es un frmaco psiquitrico, un psicotrpico, pero lo toman ms los muchachos que son delincuentes comunes. Lo da directamente el INPEC, pero lo prescribe un psiquiatra que, por ejemplo para el caso de La Dorada, una vez al mes visita la crcel por ocho horas para atender a ms de 160 presos. En esa visita, lo nico que hace es recetarles ms de esta droga, que los vuelve adictos, los deja como zombies, y se convierte en un mecanismo de control social de los presos. Esta droga nunca falta en estas crceles, es la nica que nunca falta.

6. Se ha dado un importante debate en torno a los alcances del Marco Jurdico para la Paz. Hay detractores de derecha que dicen que se beneficia a la guerrilla, mientras que detractores de izquierda insisten que es un marco para la impunidad. Cul es su apreciacin respecto a l?

El fiscal dice que lo ms importante del Marco Jurdico para la Paz, es que las violaciones de derechos humanos no puedan ser sujetas a indulto o amnista. Que las violaciones menores s son indultables, se puede excarcelar siempre y cuando se trate de delitos comunes, pero resulta que en esta definicin de delitos comunes entra todo. De hecho ahora mismo, 2200 militares se estn declarando culpables, estn aceptando cargos por los falsos positivos para beneficiarse de la excarcelacin en el Marco Jurdico para la Paz y as salir libres. El Senador Roy Barreras est detrs de todo esto y ya 2200 militares dicen estar dispuestos a ir a sentencias anticipadas, de un total de poco ms de 2400 militares procesados por estos crmenes de lesa humanidad. Hay unos 5000 ms que estn siendo investigados en estos momentos. De los oficiales que estn en proceso de promocin una cifra importante de ellos estn siendo investigados por violaciones en el marco de la guerra sucia, porque no se trata de uno dos oficiales corruptos, sino de una poltica estatal de guerra sucia.

En general, ms all de esta legislacin particular, el gobierno colombiano parte de un punto que no es negociable para la insurgencia, tal es que los procesos de paz sean nada ms que procesos de desmovilizacin y sometimiento de los guerrilleros a la justicia lo ven apenas desde las premisas de la reinsercin, la excarcelacin, etc. Adems, no hay ninguna garanta de que las reformas que se puedan dar se implementen. As las cosas, pareciera difcil que estas iniciativas por s solas estn pavimentando el camino a la paz.

7. Cul es la situacin jurdica en que se encuentran los prisioneros polticos en Colombia? Se ha hablado, en documentos del DAS, de una guerra jurdica Ustedes tienen elementos para decir que esta situacin se refleja en las condiciones objetivas de los presos?

En Colombia se aplica a los prisioneros polticos un derecho penal para el enemigo, en el cual se reducen las garantas de defensa, con agravamiento para las penas por delitos vinculados a la insurgencia, se condena sin mayores pruebas, pruebas que no se sostienen en un exmen probatorio. Es una verdadera guerra jurdica en la cual el derecho es utilizado de manera parcial, arbitraria, como un arma en una guerra en la cual se utilizan toda clase de mtodos.

Si t eres comandante de un frente guerrillero, se te hace responsable de absolutamente todas las acciones cometidas por miembros de ese frente. Pero esa misma teora no se aplica al Ejrcito, porque de ser as, Juan Manuel Santos, por cadena de mando, estara preso por los falsos positivos ocurridos durante el tiempo en que estuvo a la cabeza del Ministerio de Defensa. Todos los mandos del ejrcito, si se les aplicara esta teora, deberan estar tras las rejas. Entonces, tenemos mandos de la guerrilla que estn enfrentando 40 60 procesos, y que tambin enfrentan condenas en ausencia. Esta es otra figura de la guerra jurdica, porque se condena a una persona sin que sta tenga derecho a defenderse, con lo cual se da una imposicin de penas altsimas, en la realidad ocasiona cadena perpetua. Este tipo de condenas, adems, no tienen ninguna clase de beneficios por estudio o por trabajo, como otros tipos de delitos. Entonces, se dice que no hay presos polticos en Colombia, pero s hay un tipo de presos que son claramente discriminados y lo son por razones polticas.

8. A ustedes se les ha acusado de ser los abogados de la guerrilla

Como organizacin, nosotros defendemos el derecho de toda persona a ser juzgada con las debidas garantas procesales. Una democracia no debera utilizar el aparato de justicia para perseguir a los que considera sus enemigos. En aras de atacar al enemigo no se le pueden quitar las garantas, eso es propio de las dictaduras, que utilizan juicios sumarios o tribunales militares. Nosotros defendemos, como organizacin de derechos humanos, el derecho de toda persona a ser juzgada mediante un debido proceso. Los paramilitares y los militares tienen todas las garantas y muchos privilegios indebidos. Los militares tienen incluso una organizacin, que acaba de ser fundada, y se piensa crear una institucin con dinero de todos los contribuyentes colombianos, para defenderlos de cualquier razn por la que se encuentren presos, esto incluira todo, incluso por delitos sexuales o violencia intrafamiliar. A otra organizacin que se encarga de proteger a los presos del ejrcito, Demil, nadie la acosa como se nos acosa a nosotros por defender a estos presos polticos a los cuales no se les respeta ningn derecho y se les victimiza con maltratos de manera regular.

9. Ya que usted est de gira en Europa, qu rol cree que est jugando la UE ante el conflicto social y armado en Colombia? Cree que desde Europa pueden darse ciertos escenarios que beneficien una salida poltica al actual conflicto, que puedan ayudar a liberar presin de la grave crisis humanitaria colombiana?

El que los movimientos guerrilleros colombianos sean considerados terroristas por la UE es algo que pesa polticamente para la insurgencia, pero tambin pesa para la sociedad civil que pide una solucin negociada al conflicto. La UE se ve incapacitada para mediar porque con terroristas no se dialoga Aparte de Irlanda, que ahora pareciera estarse abriendo un poco ms y dispuesta a jugar un rol frente a Colombia, el nico gobierno europeo que hasta ahora pareciera tener una mayor receptividad al tema de servir como un espacio de acercamiento entre las partes, es el gobierno suizo, pero ellos no estn en la UE. Ellos no declararon entonces ni a las FARC ni al ELN terroristas. Lo que nos preocupa es que s han firmado un Acuerdo de Cooperacin Judicial en el marco del TLC que impulsan con Colombia, en el cual si hay colombianos u otros con orden de captura en territorio suizo, puedan ser deportados a Colombia de manera expedita. Y las extradiciones son un componente importante de esta guerra jurdica.

Nota:


[1] http://www.omct.org/es/human-rights-defenders/urgent-in...8077/ Recientemente la ONU expres su preocupacin por amenazas de muerte contra defensores de derechos humanos involucrados en la lucha por devolver la tierra a los campesinos despojados, entre quienes se encuentra Franklin Castaeda http://noticias.terra.com/america-latina/colombia/onu-r....html

Jos Antonio Gutirrez D. es militante libertario, residente en Irlanda donde participa en los movimientos de solidaridad con Amrica Latina y Colombia, colaborador de la revista CEPA (Colombia) y El Ciudadano (Chile), as como del sitio web internacional www.anarkismo.net. Autor de "Problemas e Possibilidades do Anarquismo" (en portugus -Faisca ed., 2011) y coordinador del libro "Orgenes Libertarios del Primero de Mayo en Amrica Latina" (Quimant ed. 2010).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter