Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-07-2012

Entrevista con Bertha Cceres, dirigente indgena hondurea
A la represin hay que responder con ms organizacin y articulando solidaridad

Giorgio Trucchi
LINyM

Despus de una larga gira por Europa, Cceres fue galardonada con el premio Shalom para justicia y paz, uno de los ms importantes para los derechos humanos en Alemania


Bertha Cceres es coordinadora del Consejo cvico de organizaciones populares e indgenas de Honduras, Copinh. Durante casi todo el mes de junio recorri varios pases de Europa, invitada por organizaciones y movimientos sociales y populares locales, para dar a conocer la difcil situacin que viven los pueblos indgenas de Honduras y la crisis de derechos humanos que se desencaden en el pas centroamericano a raz del golpe de Estado de 2009.

Tambin habl de la lucha incansable del Copinh y del pueblo lenca contra los proyectos de explotacin de recursos naturales, impulsados por los sectores pudientes del pas y el capital transnacional. Con ella hablamos para conocer los alcances de esta experiencia.

-Fue una gira bastante larga. Cul es tu evaluacin?


-Fue una experiencia muy positiva. Recorr tres pases -Italia, Austria y Alemania- donde se organizaron varios encuentros con las poblaciones locales, con movimientos sociales y populares, con sectores ambientalistas, colectivos de solidaridad, organizaciones de mujeres, con gente que est en resistencia, como el Movimiento NO TAV en Italia, y hasta con parlamentarios y polticos locales.

Durante las actividades se dio a conocer la posicin del Copinh y de los pueblos indgenas en relacin a varios temas, como por ejemplo la situacin de los derechos humanos en Honduras, la lucha contra los proyectos del capitalismo verde, las falsas soluciones al cambio climtico, el saqueo de nuestros recursos naturales, la implementacin de megaproyectos hidroelctricos y mineros, y de los monocultivos a gran escala.

Asimismo, hablamos del avance del proceso de dominacin a travs de la militarizacin del territorio, la creacin de nuevas bases militares norteamericanas y la firma del Acuerdo de Asociacin entre la Unin Europea y Centroamrica, otra forma de saqueo de nuestros territorios.

Hubo mucho debate, mucha discusin e intercambio de anlisis, y sto fue muy positivo.

-Qu importancia tiene haber podido intercambiar informaciones y experiencias con tantos sectores?

-Para nosotros es importante que se haya podido dar an ms visibilidad a nuestro trabajo, as como a las difciles condiciones en que desarrollamos nuestra lucha. Estos ltimos meses han sido muy complicados y hemos sufrido asesinatos, atentados, amenazas, detenciones ilegales. Poder responder a todo eso con ms solidaridad internacional es vital para nuestra organizacin.

Adems, hemos buscado volver a poner el tema de Honduras en la agenda de la solidaridad, porque ha bajado mucho la atencin sobre lo que est pasando en nuestro pas y en el resto de la regin. Ya se ha demostrado que el golpe en Honduras fue un laboratorio para dar nuevos golpes de Estado en Amrica Latina, como es el caso de Paraguay y los intentos fallidos en Ecuador y Bolivia. Lo advertimos en su momento cuando la Oea (Organizacin de Estados Americanos) volvi a reinsertar a Honduras, y los hechos nos dieron la razn.

-Se dio a conocer lo que ocurri en mayo pasado en la Mosquitia hondurea?

-Por supuesto. Denunciamos con insistencia el asesinato de nuestros hermanos y hermanas indgenas a manos del operativo conjunto de agentes del FAST (Equipo de Apoyo Consultivo en el Extranjero) de la DEA (Drug Enforcement Administration) y del Equipo de Respuesta Tctica de la Polica Nacional de Honduras. En Europa haba un desconocimiento total del hecho y de su vinculacin directa con el avance del proyecto de militarizacin y dominacin.

-Fuiste galardonada con el premio Shalom...

-Recib el premio en la ciudad de Eichsttt, Alemania. Para mi fue un honor que comparto con todo el Copinh, porque fue una manera de valorar y reconocer la lucha histrica librada por nuestra organizacin. Mientras me entregaban el premio pensaba en los rostros de nuestros compaeros y compaeras. Pensaba en doa Pascualita, en don Jorgito, en todos los sacrificios que el Copinh ha hecho, en todos los compaeros asesinados, en la gente que nos ha enseado a luchar.

-La memoria histrica...

-La fuerza del Copinh est en su memoria histrica, en el legado rebelde de Lempira, en un pueblo que por ms de 500 aos se ha mantenido firme pese a la agresin brutal y al genocidio sufrido. Nuestros logros ms grandes son haber levantado la dignidad del pueblo lenca y haber sobrevivido. En este sentido es importante que todo esto sea reconocido, no solamente por la sociedad hondurea, sino tambin a nivel internacional.

-Cmo miras el futuro?

-Se acercan tiempos an ms difciles. Debemos seguir fortaleciendo nuestra organizacin y articular la solidaridad.

Fuente: LINyM


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter