Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2012

Resea del ltimo libro de William Cook, "La dcada del engao"
Cmo nos convertimos todos en palestinos

Gilad Atzmon
gilad.co.uk

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


El libro de William A. Cook Decade of Deceit -La dcada del engao- es una coleccin de espectaculares artculos escritos por un hombre que ha concienciado gradualmente el significado de la desastrosa sionificacin de nuestro universo. Siendo una voz potica autntica y nica, Cook nos conduce, paso a paso, a desentraar la hipocresa que ha contaminado todos los aspectos de nuestra vida moral, cultural, espiritual y poltica.

Pero Cook no es slo un poeta excepcional, es tambin un profesor de ingls y esa sntesis entre la esttica y lo acadmico es la que hace de este libro un texto espiritual asombroso y fascinante. Es esta mezcla nica entre la precisin cientfica y la belleza creativa la que hace del libro mencionado una lectura obligatoria.

Las colecciones de artculos pueden ser tediosas, pero a veces tambin nos pueden dar una idea del funcionamiento de una mente proftica fuerte y astuta. Decade of Deceit nos presenta a un pensador tico y las formas en que ha forjado sus pensamientos acerca de Israel, Palestina, EE.UU., la poltica contempornea, y de nosotros mismos, los testigos de nuestra propia tragedia emergente.

Cook es un artesano de la palabra natural con la rara capacidad de ofrecer, por medio de la belleza, un mensaje muy conmovedor. Este intelectual ingls y americano sabe claramente cmo convertir su pluma en una espada. Sin embargo, slo apunta a la paz, la armona y la reconciliacin. En diciembre de 2002 escribi a Osama Bin Laden, "la venganza es una enfermedad que multiplica, divide y se convierte en el azote de la humanidad, es un anatema para la creacin, ya que destruye lo que hay. Pero entonces, slo unas pocas pginas ms adelante, como si el infierno estuviera a punto de desatarse, Cook nos deslumbra son su bsqueda de de la armona. En marzo de 2003, cuando Estados Unidos fue a la guerra escribi: "Fui al lago para encontrar la paz, siendo esta la semana en la cual el presidente dio una de sus raras conferencias de prensa y en la que nosotros, el pblico, tenemos la nica oportunidad de verlo actuar. Tambin es la semana en la que Estados Unidos va a la guerra".

Se necesita coraje para mirar al diablo a los ojos, pero se necesita an ms valor para plantear las siguientes preguntas en la Amrica libre. "Qu alimenta la esclavitud, la limpieza tnica, el robo de tierras y el genocidio? Qu es lo que permite a la mente justificar el encarcelamiento de otro sin causa, sin juicio, sin derecho al debido proceso y la presuncin de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad? Qu permite a un alma aceptar la dominacin sobre otro, para degradar y humillar a otros seres humanos, para participar o consentir al genocidio? Y Cook no tiene miedo de responder a su pregunta: "Genocidios y holocaustos surgen de celos incontrolados, de creerse con derechos incuestionables, y del silencioso beneplcito. Estn alimentados por la fe ciega, el miedo personal y un sentimiento de superioridad que da licencia para masacrar". Se trata claramente de una lectura inteligente de la excepcionalidad, tanto israel como estadounidense. La combinacin de miedo, la superioridad y el dogmatismo son de efecto letal.

A medida que avanzamos a travs del texto, las preguntas y observaciones formuladas por Cook se vuelven cada vez ms cruciales. A partir de 2003, el imperio angloparlante dcilmente se dej convertir en una misin de la fuerza de Israel, la guerra de Irak es slo un ejemplo obvio. En noviembre de 2007 Cook escribi: "La noche anterior me despert de un sueo con un sobresalto, el mundo se haba vuelto del revs... el sol no brillaba, la luna no haba salido... la oscuridad envolva la tierra y todo lo que haba ya no estaba" Pero la sombra realidad en la que vivimos llev a Cook a darse cuenta de que en realidad an no se ha despertado de ese sueo.

"Estoy viviendo ese sueo hoy tal como vi al mundo caminar en la oscuridad, aturdido por el engao, deseoso de poner fin a la violencia de estos ltimos 60 aos, expectante, esperanzado, un poco temeroso de que la alegra del momento pueda estroperseles a ellos y a los palestinos si las condiciones de los sionistas no se cumplen, incluso si esto significa que todos debemos aceptar la voluntad de aqullos que controlan por la fuerza del poder y gobiernan sin tener piedad de cualquier que se interponga en el camino de sus deseos. La bestia de la hipocresa anda por las calles de Annapolis, oculta su fealdad debajo de su abrigo de cachemir, entra en la sala de conferencias para presentar con elegante verborragia su compasiva intencin de que la paz pueda finalmente llegar al Medio Oriente; pero en la oscuridad no vemos los gusanos que carcomieron las entraas morales de las personas que se reunieron para negar al pueblo de Palestina la justicia que legtimamente merece".

Nos encontramos sin duda, da tras da, engaados por un sistema que ha sido secuestrado por una potencia extranjera. En octubre de 2011 Cook revela su propia visin de la realidad americana actual:

"Los ciudadanos ya no controlan su gobierno, son sus esclavos. Los representantes ya no sirven a los ciudadanos buscando su consentimiento para gobernar, son servidores de las corporaciones y los grupos de presin que controlan el sistema econmico que esclaviza al ciudadano. Los presidentes ya no protagonizan, son los lacayos obedientes de sus supervisores corporativos. La libertad de expresin y de creencias y estar libres del temor y la miseria ya no determinan las necesidades de los seres humanos, la economa del mercado reemplaza a todo aquello a expensas de los ciudadanos y los derechos humanos. Existimos en un mundo empresarial de guerras interminables, de venganza y recriminacin, donde el miedo es una mercanca que aprisiona la mente, donde la codicia destruye los recursos de este planeta sin el menor remordimiento, y una arrogancia insaciable que no alberga ninguna preocupacin por aquellos a los que destruye.

Slo puedo suponer que el peregrinaje de Cook le ha llevado a darse cuenta de que, por ahora, todos nos hemos convertido en palestinos. Todos estamos sometidos a ese mismo abuso total que ha robado y distorsionado todos y cada uno de los preciosos valores que alguna vez hicieron de Occidente un terreno meritorio. As que supongo que una interpretacin posible de la labor de Cook puede ser tambin que la solidaridad con Palestina debe comenzar en casa y que si no nos liberamos en primer lugar a nosotros mismos, muy poco es lo que podemos ofrecer a los dems.

Fuente: http://www.gilad.co.uk/writings/how-we-all-became-palestinians-william-cooks-decade-of-decei.html#entry18196845



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter