Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Lugo, la esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-07-2012

Entrevista a Derlis Villagra, ex jefe de gabinete de la Secretara de Accin Social de Paraguay
Estn repitiendo la lgica de la dictadura

Santiago Mayor
Marcha


Ante los despidos masivos de funcionarios pblicos en Paraguay, Marcha dialog con Derlis Villagra. El ex jefe de gabinete de la Secretara de Accin Social coment cual es la actual situacin de persecucin poltica que se vive en su pas.

Derlis Villagra era, antes del golpe de Estado del 22 de junio en Paraguay, jefe de Gabinete de la Secretara de Accin Social (SAS). Fue formalmente despedido por el nuevo gobierno la semana pasada. En esta entrevista nos comenta los pormenores de la persecucin poltica e ideolgica que vienen llevando adelante las nuevas autoridades contra los funcionarios de distintas dependencias estatales.

Mi caso en realidad forma parte de los cerca de 300 despidos ya registrados por motivos polticos. Violando los derechos laborales que estn consagrados en la firma de los contratos coment. Aclarando, a partir de su caso, cul es la situacin legal de muchos funcionarios sostuvo: En mi caso yo he renunciado, por una cuestin tica, al cargo que desempeaba. Sin embargo no he renunciado a la institucin. Yo debera, segn las leyes, seguir cumpliendo alguna funcin de menor responsabilidad en la SAS.

Adems, tambin han despedido a funcionarios que son, segn las leyes laborales de la funcin pblica, nombrados. Si son nombrados, tienen un presupuesto asignado por el Congreso de la Nacin y solo pueden ser removidos despus de un sumario administrativo. En la misma sintona agreg que estas autoridades estn pasando por encima de todo eso y nosotros decimos bueno, si ni a Lugo le respetaron el derecho a la defensa, que nos queda a los dems funcionarios.

Alinearse como velas

Villagra explic que ha habido despidos masivos y un caso emblemtico ha sido el de la Secretara Nacional de Sanidad Vegetal (Senave) que tena una lnea muy respetuosa de los requisitos medio ambientales para el cultivo de la soja y el uso de los transgnicos. Y es aqu donde el ex funcionario de la SAS deja en claro cuales son los intereses concretos que hay detrs de los despidos. Ahora se cambi drsticamente la orientacin. El Senave est ocupado por un gerente de una empresa productora de agroqumicos muy interesado en expandir todo lo que tiene que ver con el agronegocio y los transgnicos explic.

Planteando su punto de vista sobre la situacin dijo que es evidente que es una cuestin, como se dice ac, de alinearse como velas. Los que no se alinean como velas a las nuevas autoridades ya pasan a ser sospechosos y son blanco de despidos.

Esto es solo el comienzo

Dando cuenta del mtodo que estn implementando las nuevas autoridades de Paraguay, Villagra detall como se dio el caso particular de su despido no porque sea mi caso, sino por lo que significa en cuanto a procedimiento y aclar que esto es solo el comienzo.

El martes 10 de julio se llev a cabo una conferencia de prensa del nuevo secretario de la SAS. Un montaje para darle el micrfono a las autoridades municipales de los partidos Colorado y Liberal que histricamente han manipulado los programas sociales. Adems para atacar todos los programas sociales del gobierno de Lugo coment Villagra. Ante esta situacin, decidi participar de la conferencia ya que segua siendo funcionario de la SAS porque no haba recibido ninguna notificacin de que la renuncia que yo haba presentado al cargo fuera aceptada.

Ya dentro del recinto donde se haca la conferencia de prensa se acerca un polica y me dice Seor Villagra, usted tiene que acompaarme afuera de la institucin. Ya no puede entrar ms por orden del ministro. Entonces, luego de esta situacin viene la forma maosa que tienen de comportarse. Porque yo despus digo que quiero saber si ya est el documento por el cual informan mi despido () paso a retirarlo y me ponen con fecha atrasada. Supuestamente ese documento ya estaba confeccionado. Eso hacen para cuidarse las formas pero es un procedimiento arbitrario e irrespetuoso.

Un criterio absolutamente troglodita, nefasto, de persecucin poltica

Otra de las cuestiones preocupantes es la repercusin que est teniendo esta poltica en los planes gubernamentales que vena desarrollando el gobierno de Lugo. Ante un caso particular que se dio en la SAS Villagra coment: La gerente de un programa que se encarga de la ejecucin de 17 millones de dlares -que es un prstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Estado paraguayo- recibe en su oficina dos personas enviadas por el secretario. Estas personas estn encargadas de revisar todo. Se instalan all sin ninguna funcin determinada. Estos hombres empiezan a pedir los datos de los presidentes de las asociaciones que fueron seleccionadas, mediante un mtodo transparente, donde participaron los tcnicos del BID para recibir los beneficios del programa de la SAS. Empiezan a pedir los datos de los presidentes de las cerca de 80 asociaciones seleccionadas y empiezan a revisar de que partido son y algunos das despus, el nuevo secretario le dice a la gerente: yo no voy a financiar estos proyectos para los luguistas. El problema es que esto no se trata de luguistas. Se trata de dinero para desarrollos comunitarios. Por ejemplo proyectos de agua potable, de produccin de huertas, todo lo que tenga que ver con mejoras de la calidad de vida a poblaciones muy vulnerables. Entonces este ministro diciendo que no le va a dar plata a los luguistas decide cortar estos programas sin ningn criterio tcnico.

Consultado sobre que va a pasar con el dinero de ese crdito Villagra respondi: Si nosotros como SAS no ejecutamos en determinados plazos este prstamo, el Estado paraguayo va a tener que pagar un inters altsimo de entre 300 y 500 mil dlares por no ejecutar. Y adems va a tener que entregar de vuelta el prstamo. Es increble la mezquindad de estas autoridades con un criterio absolutamente troglodita, nefasto y de persecucin poltica.

Se desata una casa de brujas

Presentando un panorama de la situacin poltica general luego del golpe, Derlis Villagra es contundente y afirma que se dio un incremento de la criminalizacin de la lucha social. Adems agrega que se est creando un clima que nosotros pensamos que ya se haba superado. Un clima de intolerancia poltica hacia todo lo que es militancia social, lo que tiene que ver con organizaciones que luchen por algn derecho. Ya sea la tierra, la salud, la educacin.

Finalmente concluy: Todos pasan a ser zurdos, comunistas, bolivarianos y se desata una casa de brujas. Ese es el nivel de debate lastimosamente. Se est creando un clima de intolerancia donde uno por adscribirse a una posicin poltica o ideolgica ya pasa a ser considerado criminal. Estn repitiendo la lgica de la dictadura.

Fuente: http://www.marcha.org.ar/1/index.php/elmundo/113-paraguay/1595-estan-repitiendo-la-logica-de-la-dictadura



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter