Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-07-2012

Un In memoriam de las hijas y nietas del primer oficial asesinado por las tropas franquistas

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para el amigo y referente Enrique Ruiz-Capillas, un represaliado y torturado, uno de los 462 catalanes ms vigilados por el franquismo.

 

Se hallaba destinado en Getafe cuando estall en Jaca, el 12 de diciembre de 1930, la sublevacin republicana de Fermn Galn y Garca Hernndez [1]. El da 15, un nuevo intento de pronunciamiento republicano tuvo lugar en su destino. Los oficiales, l incluido, solicitaron del jefe de la base que se les permitiera no disparar contra sus compaeros sublevados. Tambin ellos fueran acusados de rebelin militar. Entr en prisin con sus compaeros. Fue por poco tiempo. El 14 de abril de 1931 se proclamaba la Segunda Repblica espaola. Fue amnistiado.

En junio de 1932 se le destin a la Base de hidroaviones de El Atalayn, cerca de Melilla, a orillas de la Mar Chica. En 1934, un decreto del Gobierno -el bienio negro radical-cedista- obligaba a declarar a los militares "que no pertenecan a ninguna sociedad poltica y/o sindical". l declar no pertenecer a ningn partido ni sindicato. Cuando estall la Revolucin de Asturias, octubre del 1934, un oficial escribi en un medio de la poca: "mientras exista la Legin no entrar el comunismo en Espaa". Al leerlo, escribi una carta al general jefe de la circunscripcin oriental del Protectorado, Manuel Romerales. Pregunt si se haba derogado el decreto de no pertenencia a sociedades polticas. El general jefe orden su arresto y la incoacin de expediente judicial. Durante el tiempo que estuvo en prisin no perdi el tiempo y dise un motor a reaccin, original y revolucionario para su poca. Le denomin Mototurbocompresor de Reaccin. Fue patentado en el Registro de la Propiedad Industrial de Madrid el 28 de marzo de 1935.

El 17 de julio de 1936 era viernes. Los aviones de la base militar de Hidro del Atalayn de Melilla estaban desmontados para una revisin mecnica. La mayora de la tropa gozaba de un permiso; un soldado, Eduardo Snchez, disfrutaba del suyo. Sus padres tenan un bar en la ciudad. Ese mismo da recibi una orden. Tena que volver al cuartel con urgencia. Lleg en bicicleta a media maana del da siguiente, 18 de julio. La carretera estaba sembrada de muertos. El soldado republicano encontr la base tomada por las tropas franquistas. Su mejor amigo, en un rincn de los hangares, estaba sentado en el suelo. Lloraba y estaba visiblemente "perturbado". Acababan de matar al primer oficial fusilado por los franquistas. Era el capitn Virgilio Leret Ruiz (1902-1936).

"A mi padre lo fusil un pelotn que obligaron a formar a sus propios soldados", coment Carlota Leret O'Neill, su hija menor [3]. Semidesnudo y con un brazo roto. No lo supo hasta 2010 por una carta que le envi Angelina Gatell, la viuda del soldado Eduardo Snchez.

Aviador e ingeniero, Leret Ruiz fue uno de los precursores del motor a reaccin. El primer avin con motor a reaccin, diseado por el alemn Hans von Ohain, vol en agosto de 1939, al filo de la Segunda Guerra Mundial. Cuatro aos antes, Leret haba patentado su invento en Espaa. De no haber sido asesinado, habra empezado su construccin en septiembre de 1936. Su hija Carlota ha sealado que "Azaa tena mucho inters en que se empezaran a hacer las pruebas de lo que habra sido el primer motor a reaccin del mundo".

En el expediente oficial que hall Carlota Leret, seal Braulio Garca Jan, se relata que haba sido fusilado cinco das despus del comienzo de la Guerra. La informacin era falsa. Un informe secreto elevado al Partido Comunista en Espaa en 1937 por un teniente que desert del banco franquista, y que un mando militar en activo le remiti posteriormente a Carlota Leret, as lo revela. Junto a l fueron fusilados dos alfreces: Armando Gonzlez Corral y Luis Calvo Calavia.

Setenta y seis aos despus de su fusilamiento, sus hijas y nietos, que siguen viviendo en Venezuela, en Caracas, han publicado el 17 de julio de 2012, en el diario matutino y global [5], la siguiente nota:

IN MEMORIAM

de

VIRGILIO LERET RUIZ

COMANDANTE DE LA BASE DE HIDROAVIONES DEL ATALAYN DE MELILLA ASESINADO EL 17 DE JUIO DE 1936

y de todas las vctimas del terrorismo franquista

cuyos asesinatos, torturas y persecuciones han sido silenciadas con la complicidad de muchos seudodemcratas y seudosocialistas, y con la indiferencia de las instituciones del Estado, para quienes hay un terrorismo malo y un terrorismo bueno; para quienes hay unas vctimas que merecen justicia y otras que merecen olvido; para quienes hay unos criminales que merecen se castigados y otros que todava dan nombre a calles espaolas [6] o, incluso, a salas del Congreso de los diputados.

Sus hijas y sus nietos. Caracas, 17 de julio de 2012.

Todos los demcratas antifranquistas celebramos y nos reconocemos en esta nota. Todos los familiares de asesinados y represaliados comprendemos muy bien los motivos y sentimientos que envuelven esas palabras. Este nieto de un obrero asesinado tres aos despus, fusilado como Laret Ruiz, agradece desde lo ms profundo de su corazn la veracidad y autenticidad del texto de los familiares del capitn Virgilio Leret Ruiz. Gracias, compaeros, gracias.

Notas:

[1] Tomo la informacin del artculo de BRAULIO GARCA JAN publicado en Pblico en 2011: http://www.publico.es/culturas/366873/acabamos-de-fusilar-al-capitan y de http://www.noticiasdenavarra.com/2011/03/15/ocio-y-cultura/cultura/un-documental-rescata-la-figura-del-militar-e-ingeniero-pamplones-virgilio-leret-ruiz

[2] Recuerdos de su viuda, la poetisa Angelina Gatell

[3] Su madre fue la escritora de origen mexicano Carlota O'Neill. Falleci en 2000. Tomo el apunte de Wikipedia: Carlota O'Neill (Madrid, 1905-Caracas, 2000) fue encarcelada en Melilla y sus hijas enviadas a un colegio de hurfanas militares en Madrid. En la crcel recibi la maleta que contena los planos y la memoria del motor turbocompresor, consigui sacarlos envueltos en ropa sucia y ponerlos a salvo en casa de una compaera presa. Ya en libertad, en el otoo de 1941, la autora de Una mujer en la guerra de Espaa entreg los planos al agregado areo de la Embajada britnica en Espaa. "Mi madre pens que los planos podan ayudar a los aliados, que estaban perdiendo la guerra", cuenta Carlota [su hija menor], en su casa de Madrid. l muri poco despus en el frente de la II Guerra Mundial. Carlota ONeill, que haba desarrollado su trayectoria feminista como dramaturga y como directora del peridico Nosotras, fue detenida, como otras tantas hijas y mujeres de republicanos, y separada de sus hijas, Carlota y Mariela. Fue juzgada por un tribunal militar 18 meses despus de su detencin y fue condenada a seis aos de prisin: por saber ruso, por subversiva y por su responsabilidad en los actos de su marido. Tras su salida de la crcel, O'Neill pudo recuperar, despus de grandes esfuerzos, la custodia de sus hijas y se exili en Venezuela y luego en Mxico.

[4] La tumba del cementerio sobre la que Carlota Lerey ONeill deposit ramos de flores tampoco albergaba el cuerpo de su padre. El soldado Snchez siempre record las palabras de su amigo, el soldado perturbado por lo sucedido, y as se lo cont a sus hijos y a su mujer: el cadver de Leret se lo llevaron en un camin. "Eso de que lo enterraron en un cementerio es mentira", asegur Angelina Gatell.

[5] El Pas, 17 de julio de 2011, p. 45.

[6] Sin excluir Catalua desde luego. Un Museu Olmpic i de l'Esport, Avinguda de l'Estadi, 60, al lado del Estadi Olmpic de Barcelona, lleva por nombre Joan Antoni Samaranch, un franquista de toda la vida que fue despedido con honores de Estado por el anterior gobierno tripartito cataln, catalanista y de izquierdas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter