Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2012

El pas que luch contra los medios

Santiago Mayor
En Marcha


En 1968 naci el pequeo Estado de Occusi-Ambeno en el pacfico sur. Esta nacin anclada en la isla de Timor puso en tela de juicio el poder de los grandes medios de comunicacin en la construccin de la geopoltica mundial. 

Luego de un siglo de luchas tribales, a fines de la dcada de 1960 se constituy el Sultanato de Occusi-Ambeno. Con una superficie de 778 kilmetros cuadrados, este pas era el nico en el mundo en el que todos los habitantes tenan derecho al voto desde los 12 aos y una estructura de funcionamiento libertaria, con un gobierno que poda auto disolverse. La mayora de la poblacin se reconoca de religin islmica, siguindole una minora catlica.

La principal industria era la produccin y exportacin de hongos alucingenos que se vendan en paquetes de 50 gramos. Otro importante producto de exportacin eran los sellos postales, famosos en todo el mundo por su belleza y que se llegaron a pagar millones de dlares por parte de coleccionistas europeos y estadounidenses. Tambin existan pequeos campos de cultivo y pesca para la subsistencia.

Segn se afirmaba en un artculo publicado en una revista neozelandesa de la dcada de 1970, la homosexualidad es aceptada en el sultanato. Adems, el mismo artculo sostiene que no existe el matrimonio aunque s la convivencia y que las mujeres son sexualmente dominantes.

Durante los primeros aos de existencia de este pequeo Estado, desde el ministerio de Turismo se publicitaba la posibilidad de viajar al extico pas por dos vas: en el dirigible Malatesta desde Nueva Zelanda o en la carabela Kropotkin desde Singapur. Los nombres de los distintos medios de transporte, que hacen referencia a reconocidos dirigentes anarquistas, muestran el carcter que orientaba dicho Estado.

Occusi-Ambeno cuenta tambin con el privilegio de ser el nico pas que reconoci a la efmera repblica de Minerva. Este Estado fundado en una barrera coralina en el Pacfico en 1972 recibi el reconocimiento oficial de Sir Waals Abdulah I, sultn de Occusi-Ambeno. El dato no pas desapercibido para los medios internacionales que dieron cuenta del hecho. El New Zeland Herald titul: Lder mundial reconoce barrera coralina. Luego de tres meses, Tonga invada y anexaba la isla poniendo fin a la existencia de Minerva.

El pas de nunca jams

Pero resulta que a esta historia le est faltando un dato. S es verdad que Occusi-Ambeno reconoci a la repblica de Minerva y es verdad que el New Zeland Herald inform de este hecho. Tambin es cierto que Occusi-Ambeno vendi sus sellos postales en todo el mundo. Incluso es cierto que el sultanato estableci relaciones diplomticas con el principado de Mnaco y con Liechtenstein, firm un acuerdo de defensa recproca con Singapur y tratados bilaterales con El Vaticano, Taiwan y Brunei. Adems apareci en varios mapas de la dcada de 1970.

Finalmente tambin es verdad que exista un consulado de Occusi-Ambeno en Auckland, Nueva Zelanda. Y el dato importante: al frente del consulado estaba Bruce Greenville, un filatelista (coleccionista y creador de sellos postales) quin es ni ms ni menos que el inventor de esta nacin que nunca existi o s?...

Greenville cre Occusi-Ambeno para cuestionar las bases de los medios de comunicacin y de los Estados en s mismos teniendo un logro insospechado. Desde el consulado (la residencia de Greenville), en Auckland, se fabricaron los sellos postales, se emitieron comunicados de prensa y papeles membretados del sultanato. Hasta se realizaron talonarios de cheques del State Bank of Occusi-Ambeno. A partir de un trabajo minucioso, este neozelands puso en ridculo a varios medios y gobiernos del mundo.

El momento ms importante lleg en 1977. Ese ao, un grupo inversor de coleccionistas suizos intent sobornar al cnsul de Occusi-Ambeno en Nueva Zelanda, el mismsimo Greenville, para que convenciera al sultn de que les cediera el monopolio para la distribucin y reproduccin de los sellos postales. Obviamente el cnsul logr su cometido y recibi una cuantiosa suma de dinero que le permiti seguir financiando su Estado y su produccin filatlica. Al ao siguiente, el contrato fue rescindido cuando algunos medios estadounidenses empezaron a cuestionar la veracidad del sultanato (10 aos despus de su nacimiento!). Sin embargo, Greenville ya haba conseguido su objetivo. La incuestionable verdad de los grandes medios de comunicacin, capaces de revelarnos las crisis terminales o el apogeo de gobiernos en todo el mundo, haba sido puesta en discusin. Al mismo tiempo que el papel de los Estados regidos por la misma lgica de la verdad meditica. Nunca el gobierno de Mnaco, Liechtestein, El Vaticano, Taiwan, Singapur o Brunei buscaron corroborar la existencia de la nacin con la que establecan relaciones, de la misma forma que los medios nunca chequearon sus fuentes. Aun en el ao 1986, la revista El Porteo de Buenos Aires difunda un artculo con datos sobre el sultanato. All se confirmaba que tena una poblacin de 186 mil habitantes, que los idiomas oficiales eran el ingls y el bahasa negara y el nuevo sultn se llamaba Michael Ismail I.

Bruce Greenville sigui vendiendo los sellos postales de Occusi-Ambeno hasta el ao 2002, momento en el que invent una nueva repblica (Sedang) con la cual contina haciendo el mismo trabajo hasta el da de hoy.

La historia del sultanato de Occusi-Ambeno es interesante para pensar la veracidad de los medios de comunicacin a la hora de contarnos lo que sucede. Es cierto que este pas no existi nunca pero qu tan falsa fue la noticia de su existencia, al lado de las armas de destruccin masiva de Irak, que fundamentaron una invasin produciendo miles de muertes inocentes? Y la amenaza comunista que significaba para EE.UU. la revolucin en Nicaragua (1979) cuando los sandinistas tomaron el poder en un pas que tena 5 ascensores y una escalera mecnica que no funcionaba? O qu sucede ahora con las noticias que nos llegan desde Siria, Paraguay o cualquier otro lugar del mundo? Como deca John Lennon: Mientras ms realidad enfrentamos, ms nos damos cuenta de que la irrealidad es el programa principal del da.

Fuente original: http://www.marcha.org.ar/1/index.php/elmundo/143-internacionales/1693-el-pais-que-lucho-contra-los-medios

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter