Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2012

Una Europa neoliberal autoritaria

Corporate Europe Observatory
www.corporateeurope.org

Traducido del ingls para Rebelin por P.R.


Este verano la eurocrisis ha alcanzado un nuevo nivel preocupante. Sin embargo, la respuesta oficial sigue por el mismo camino trillado hacia el desastre econmico con las polticas neoliberales cada vez ms incrustadas en las instituciones de la UE. Esto se deduce claramente a partir de los acontecimientos recientes y la ltima Cumbre de la UE. La conclusin para los movimientos sociales parece evidente.

La crisis del euro est escalando este verano. En Espaa, protestas masivas denunciaron otra ronda de recortes profundos planteados por el Gobierno, y pocos creen que sea el ltimo golpe al Estado del bienestar. Habr ms, y no slo en Espaa. Y eso, pese a que los recortes anteriores no han sido efectivos para contener la crisis. En cuanto a la estabilidad del euro, los recortes ms recientes coinciden con lo que parece el punto ms bajo hasta ahora. Se han intensificado las conversaciones sobre una salida griega (o expulsin), y la tasa de inters espaola ha subido por las nubes, cruzando el lmite de 7 por ciento que, segn la sabidura convencional, desencadenar un rescate.

As que, qu harn los gobiernos al respecto? Y qu hay de la Comisin? Qu visin tiene para abordar la eurocrisis, a la luz del fracaso de las frmulas anteriores? En realidad, hay una visin en desarrollo, pero ciertamente no es una visin que prometa acabar con la eurocrisis y mucho menos que evite duras medidas de austeridad. Es ms bien una estrategia hacia una Unin Europea que asestar un golpe fatal al bienestar y la democracia.

La mejor fuente es el documento de conclusiones de la Cumbre de la UE a finales de junio. Se supona que adoptara planes maestros para hacer frente a la eurocrisis. Mientras que algunos de los acuerdos de la cumbre estn en desarrollo y muchas cosas quedaron sin aclarar, la cumbre s produjo duros planes para una unin bancaria, una primera seal en el camino hacia una unin fiscal.Y abord algunos asuntos urgentes para Italia y Espaa de una forma que se present como indita. Mientras que la mayora de los medios presentaron la Cumbre como un paso adelante, una lectura detenida de los documentos revela la emergencia de un gran reto para los movimientos sociales, subrayando la gran necesidad de una contra-estrategia progresista y de una visin alternativa.

Siete observaciones destacan y se constituyen en problemas que los activistas de los movimientos sociales tienen que comprender y sobre los que deben elaborar su respuesta.

1. Una hoja de Parra para Hollande: pero un Pacto para el crecimiento no es ningn signo de renovacin

Algunos dirn: por fin! Un Pacto Europeo para el crecimiento y el empleo, para ir de la mano con las medidas de austeridad. Un nuevo giro de los acontecimientos y una jugada que incorpora medidas keynesianas clsicas para abordar la crisis de una manera ms responsable socialmente? No. El nuevo acuerdo, el Pacto para el crecimiento y el Empleo1, no es un signo de una nueva direccin. Para empezar, el dinero es poco ms que la caja chica.

El nuevo esfuerzo de crecimiento est respaldado por 120 mil millones de euros. Un presupuesto que en s mismo no es particularmente impresionante dada la magnitud del problema. El BCE ha prestado 1 billn de euros en condiciones muy favorables a los bancos problemticos de Europa. Adems, los 120 mil millones no son dinero nuevo. Excepto los 10 mil millones que va a poner el Banco Europeo de inversiones, el resto sale de fondos no utilizados de la UE que se habran gastado de todas formas, adems de ingeniera financiera de diversos tipos.

El Pacto podra satisfacer a algunos de quienes creen que la actual poltica de austeridad es bsicamente una buena idea, si se acompaa de iniciativas a favor del crecimiento. Pero no compensar los desastres creados por el empuje de la austeridad. De hecho, el Pacto para el Crecimiento y el Empleo trata de cambiar la imagen de las polticas de la UE, no la realidad. Es un intento de ocultar el hecho de que las polticas de crisis de la UE consisten en austeridad y ataques a los derechos sociales. Y su objetivo es proporcionar al Presidente francs Francois Hollande una hoja de parra, dada su crtica de la poltica de austeridad de la UE en general y el Pacto Fiscal/Tratado de Austeridad, en particular durante la campaa electoral francesa.

2. Habr un nuevo impulso hacia la desregulacin

Realmente el Pacto podra incluso resultar una maldicin disfrazada. Desde diciembre varios gobiernos de la UE, los gobiernos de Reino Unido y el italiano especialmente, han insistido en un renovado esfuerzo para 'profundizar' en el mercado nico. Esto incluir nuevos intentos para "abrir la competencia en las industrias de redes", lo que podra representar un desafo a los servicios pblicos. Las reglas del mercado nica sern de obligatoria aplicacin con ms mpetu en el futuro, y hay ideas bastante radicales circulando sobre cmo hacerlo. Y, lo que no es menos importante, existe la propuesta presentada por el primer ministro italiano Mario Monti de facultar a la Comisin para que pueda decidir sobre casos concretos - conflictos sobre la aplicacin de las reglas del mercado nico - de un plumazo. 2 Una perspectiva escalofriante, dado que las reglas del mercado nico se han movido mucho hacia el terreno de los derechos sociales en los ltimos aos, como el derecho a la negociacin colectiva. Imagine, por ejemplo, que el derecho a la accin colectiva en Suecia y Alemania, fuera desafiado por empresas privadas refirindose al 'derecho a la prestacin de servicios' en el mercado nico. E imagine que la Comisin pudiera simplemente ponerse del lado de los empleados y decidir sobre el asunto.

El Pacto tambin promete an ms desregulacin a travs de mayores esfuerzos para "reducir la carga reglamentaria en general". Este ao la Comisin ha presentado una propuesta controvertida de exhimir a las pequeas y medianas empresas de 21 leyes para introducir un rgimen regulatorio ms ligero. Incluyen normas sobre seguridad en el trabajo, consulta a los empleados, las normas de licencia por paternidad y eficiencia energtica. Y a muchos en la comunidad patronal les gustara ver iniciativas an ms escandalosas. La mesa redonda Europea de industriales, por ejemplo, pide una "interrupcin" completa de la legislacin existente que no ayude a las grandes empresas y una moratoria de cualquier nueva legislacin que perjudique los intereses comerciales y un exclusivo grupo de altos ejecutivos ha comenzado a hacer lobby en favor de propuestas especficas a esos efectos. 3

3. No se har nada efectivo para calmar a los mercados

Las noticias de que 'Super Mario', el Primer Ministro italiano, haba obligado a la Canciller alemana Angela Merkel a aceptar un compromiso sobre los bonos de Gobierno de la eurozona captur la atencin durante la Cumbre. Y muchos peridicos importantes estaban llenos de admiracin hacia las habilidades negociadoras del veterano tecncrata. Haba jugado el juego tan bien que Merkel qued postrada y dio importantes concesiones.

La cuestin era no la mancomunacin de la deuda, o la mutualizacin del riesgo en forma de eurobonos. Esta seal general de responsabilidad comn es claramente impensable ante la acrrima oposicin alemana, holandesa y finlandesa.

Lo que se decidi fue permitir que el fondo de rescate, el mecanismo europeo de estabilidad (ESM), para comprar bonos del Gobierno hiciera bajar los rendimientos, es decir. el costo de los prstamos para los gobiernos. Una decisin ampliamente aclamada como una medida innovadora para calmar a los mercados.

Pero no hay nada de nuevo en esta idea. Ciertamente no requerir ningn cambio en el estatuto del Mecanismo Europeo de Estabilidad, que ya est ah como una opcin. Y usar la capacidad de fuego del Mecanismo Europeo de Estabilidad tiene poca importancia. De hecho podran desestabilizar an ms a los mercados.

En efecto, el economista belga Paul de Grauwe argumenta que, como Italia y Espaa por s solas tienen bonos pendientes de un tenor de 3 billones de euros y las cantidades del Mecanismo Europeo de Estabilidad suman 700 mil millones, si el Mecanismo Europeo de Estabilidad gasta un par de cientos de miles de millones en bonos italianos y espaoles, los especuladores podrn ver el fondo del cofre del ESB y probablemente respondern deshacindose de los bonos. Como resultado, los precios de los prstamos subirn.4

Seguramente los gobiernos saben esto. Pero los gobiernos claves las ms fuertes economas de la eurozona, a saber, Alemania, Holanda y Finlandia definitivamente no estn dispuestos a hacer la nica concesin que podra poner fin a la espiral ascendente de los costes de los prstamos. Si el Banco Central Europeo diera el paso e imprimiera dinero, como es el caso en los Estados Unidos, Suiza, el Reino Unido y cualquier otro lugar, hara desaparecer la amenaza de que la dinmica de los mercados financieros hundiera a Espaa, Italia y otros . No sera una cura mgica para todos los males, pero supondra un inmenso alivio. Pero eso no suceder.

4. Siempre habr una fuerte condicionalidad y ninguna solidaridad

Gran parte de la emocin sobre la intervencin en la Cumbre de Super Mario y el primer ministro espaol, Mariano Rajoy, fue que al parecer se las arreglaron para agenciarse prstamos fuera de la ESM "sin condiciones". Ciertamente no. La declaracin de la Cumbre de la zona Euro dice que los prstamos directos a los bancos, o cualquier compra de bonos del Gobierno depender de las condiciones que se formalicen en un "Memorando de Entendimiento". 5 No hay ningn verdadero sentido de la solidaridad social en el nivel de la UE, y la creencia de que pases en graves problemas simplemente se los buscaron por el gasto pblico desmedido y polticas salariales demasiado generosas, sigue siendo el dogma dominante, y como consecuencia habr siempre ataduras asociadas. En muchos casos con gran apoyo popular, debido al xito de la interpretacin oficial sobre la crisis.

5. Cada cumbre adopta nuevas disciplinas estrictas

En 2011, vimos a la Unin Europea avanzar hacia nuevos terrenos de muchas maneras. La idea bsica parece ser que los Estados miembros no son realmente aptos para controlar sus presupuestos, y cuando se infringen las reglas sobre la deuda y los dficits, sus presupuestos deben pasar a ser supervisados por la Comisin y el Consejo. Las leyes laborales y los salarios deben ser comprobados por los burcratas de la Comisin, y si se encuentra que son demasiado altos, los burcratas deben ser capaces de intervenir con la ayuda del Consejo. El llamado 'paquete de seis' de la nueva legislacin de la UE fue un salto cuntico. Tambin se adoptaron otras medidas menos gravosas para todos los Estados miembros, como un debate anual sobre los borradores de presupuestos de todos los Estados miembros y la adopcin de recomendaciones, el llamado Semestre Europeo.6 Mientras que era ciertamente una novedad para todos los presupuestos el tener que ser revisados a nivel de la UE, las recomendaciones para aquellos en cumplimiento de los niveles del umbral sobre deuda y dficit fueron exactamente eso palabras no vinculantes de asesoramiento.

Pero durante la cumbre de junio a estas recomendaciones se les aadi peso bajo el semestre Europeo. Cuando un Estado miembro busca apoyo para la recapitalizacin de sus bancos por parte del Mecanismo Europeo de Estabilizacin, las condiciones incluirn recomendaciones formuladas bajo el semestre Europeo (como ocurre ya con el paquete de apoyo adoptado para los bancos espaoles), lo que abre la puerta a cualquier disposicin sobre presupuestos de los Estados miembros y cualquier tipo de legislacin sobre el mercado laboral, los derechos sociales, etc.

Se dio otro paso en la Cumbre en la misma direccin. El infame Pacto Europlus 7 que llev a cientos de miles de personas tomar las calles en protesta, iba a ser una especie de promesa de seguir estrictas polticas de austeridad, pero, de nuevo, slo una promesa. Ahora, un documento de estrategia sobre el desarrollo de una unin fiscal de la UE expresa el deseo de hacer el Pacto Europlus "ms exigible".8 El documento fue redactado por el Presidente del Consejo Herman Van Rompuy, el Presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi, el Presidente de la Comisin, Manuel Barroso y el Presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker a la que se conoce como 'la banda de los cuatro'.

6. La unin bancaria no puede compensar una regulacin laxa

Cmo Cortamos el vnculo entre los bancos malos y los presupuestos pblicos? Esta cuestin ha sido clave desde el comienzo de la crisis financiera en 2008. Los bancos estn en problemas por toda Europa. Y el colapso de los bancos se est extendiendo a otros bancos y a travs de las fronteras. La unin bancaria propuestaproporcionar supervisin europea de los bancos bajo la direccin del Banco Central Europeo, un enfoque comn de las resoluciones y posiblemente algn tipo de fondo comn para rescates, pagados por los propios bancos.

Estamos libres de sospecha, entonces? Ser este el final de la financiacin masiva de los bancos? Difcilmente.

Para empezar, la suma de los rescates parecer tmida en comparacin con el dinero invertido en los bancos malos en los ltimos aos. La ESM ya se sugiere como un "respaldo fiscal a los sistemas de garanta para resolucin y depsito". Tambin, parece irnico que la misma cumbre diera un estampara preliminamente un paquete de ayudas para los bancos espaoles de 100 mil millones de euros. Una vez ms, dinero pblico para salvar a los bancos.

Sin embargo, el mayor problema reside en la propuesta sobre cmo impedir que los bancos entren en quiebra en primer lugar. La Comisin y el Consejo han acordado normas sobre los requisitos de capital (dinero que un banco debe mantener para que sea slido) que distan de ser el paso adelante que se espera despus de la crisis en 2008, y que incluso caen por debajo de los laxos estndares internacionales de Basilea III acordados hace dos aos. 9 Dar al Banco Central Europeo el poder de supervisar no cambiar el hecho de que la normativa que debe hacer cumplir es dbil.


7. No habr nada progresista en la Unin fiscal y la poltica econmica comn

En el Consejo y la Comisin ha sido un mantra durante ms de un ao que bsicamente lo que se necesita para salvar el euro es una unin fiscal normas comunes sobre las polticas fiscales, los presupuestos y algn tipo de administracin comn de los fondos. Y de hecho, durante los ltimos dos aos un nmero considerable de las reformas se han adoptado para centralizar la toma de decisiones en asuntos clave de poltica econmica y fiscal.

Pero cmo ser una unin fiscal completamente desarrollada? Nada carece de ambicin. La 'banda de los cuatro' sugiere en su informe el desarrollo de una entidad fiscal a nivel del rea euro, incluyendo una Oficina de tesorera y un presupuesto central. Los pasos hacia una unin fiscal deben presentarse en octubre.

El mensaje bsico es que una unin fiscal va a ser una extensin y un refuerzo de las normas existentes.

Mientras que la Cumbre ha sido presentada en algunos medios como una seal de los nuevos tiempos que nos aguardan con nuevos elementos sobre las polticas de la UE, ms que nada, confirma la direccin tomada durante los ltimos dos aos. En lugar de cambiar el rumbo, se incrementa la velocidad. Nos dirigimos a una mayor institucionalizacin de las polticas neoliberales en mbitos tan importantes como los presupuestos de los Estados miembros, los gastos sociales y leyes laborales. Todo va a girar en torno a encontrar maneras efectivas de imponer austeridad y ataques crecientes dirigidos contra los derechos sociales.

De hecho, teniendo en cuenta la presin sobre Merkel y sus aliados ms cercanos en el Consejo a aceptar cualquier tipo de solidaridad, es sorprendente ver cun firmemente el ncleo de la eurozona establece la agenda. Mientras que Italia, Espaa y Francia, cada una a su manera, empujaban en a favor de algn tipo de responsabilidad comn por la deuda, ya sea en forma de prstamos en condiciones benevolentes o algn tipo de mutualizacin, no consiguieron nada. Segn las propuestas de la 'banda de los del cuatro', la deuda comn o responsabilidad conjunta, es algo que se puede ser 'explorar' o discutir ms adelante, pero podra no ocurrir nunca, incluso en una unin fiscal plenamente desarrollada.

Estrategia, resistencia y alternativas

Ni siquiera hace falta mirar de cerca para ver que los gobiernos y los burcratas de la EU estn nerviosos por los prximos pasos y el efecto poltico que tendrn. En un informe sobre el futuro de Europa elaborado por 10 ministros de relaciones exteriores, la palabra "legitimidad" aparece cinco veces, y en el informe de la 'banda de los cuatro', "legitimidad" se utliza cuatro veces.10 Son plenamente conscientes de que el tipo de neoliberalismo autoritario que estn proponiendo para el futuro de la Unin Europea no ser bien acogido por la mayora. Estn en buscando algo que nos permita tragar la pldora amarga sin ninguna reaccin fuerte en contra. Son plenamente conscientes de que sus ideas podran prender la chispa de ms revueltas y ciertamente crear un profundo resentimiento hacia la Unin Europea.

You dont even have to look closely to see that governments and EU bureaucrats are nervous about the next steps and the political effect they will have. In a report on the future of Europe by 10 Foreign Ministers, the word legitimacy appears five times, and in the gang of four report, legitimacy is used four times.10 They are fully aware that the kind of authoritarian neoliberalism theyre suggesting for the future of the European Union will not be received kindly by the majority. Theyre on the look for something that can make us swallow the bitter pill with no strong counter reaction. They are fully aware that their ideas could spark further revolt, and certainly create deep resentment towards the European Union.

Pero los prximos movimientos hacia un rgimen autoritario y neoliberal de la UE tambin traen oportunidades. Habr bastantes ocasiones donde este proyecto podra ser descarrilado, siempre que los movimientos sociales estn a la altura del reto. Para estar preparados de cara a ese desafo tres cosas son necesarias:

1. Una red europea ms amplia y mayor movilizacin sobre polticas de la UE. Por razones obvias ha habido impresionantes movimientos contra la austeridad y en defensa de los derechos sociales a nivel nacional en muchos pases. Pero hay muy poca coordinacin, cooperacin prctica y movilizacin en el nivel de la UE entre los Estados miembros. Es una frmula que lleva a la derrota por divisin. Nuestros adversarios al volante de la Unin Europea pueden no temer incluso una huelga general en Grecia o demostraciones masivas en Espaa, a menos que estn combinadas con un esfuerzo europeo que desafe la legitimidad de la poltica de las instituciones y de las propias instituciones. Esto implicara tanto una mayor movilizacin fuera de los pases ms afectados y a favor de que la UE se convierta en un objetivo central de las protestas y demandas, no slo los gobiernos nacionales.

2. Poner los verdaderos problemas en la agenda. Hubo dos elefantes en la habitacin en la Cumbre. Uno es la incapacidad de los gobiernos y la UE para frenar a los especuladores debido a fallos fundamentales en el sistema financiero. El segundo es el desequilibrio entre las economas de la eurozona que se deriva de fallos en la construccin de la Unin Econmica y Monetaria, que divide a los pases de la eurozona en ganadores (al Norte) y perdedores (al Sur e irlandeses). Estos dos elefantes que representan las causas en la raz de la eurocrisis deben estar en el centro de nuestra atencin cuando impugnemos las defectuosas y peligrosas respuestas de la UE a la crisis, que han sido diseadas por aquellos que siempre vieron la Unin Europea como un vehculo ideal para polticas econmicas neoliberales de derecha, y que con el apoyo de los grandes bancos y las grandes empresas estn viendo su sueo hecho realidad.

3) Desarrollar estrategia y alternativas. Tan fcil como esto puede sonar, poco se avanz desde la crisis en trminos de convergencia europea.

Afortunadamente habr varias oportunidades este otoo para avanzar, incluyendo el encuentro en Florencia en noviembre y la Cumbre Alternativa en 2013. 11

NOTAS:


Fuente: http://www.corporateeurope.org/blog/authoritarian-neoliberal-europe


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter