Portada :: EE.UU. :: Fronteras y migraciones
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2012

Arizona y Anaheim: historias similares

Arturo Balderas
Rebelin


La noche del pasado sbado 21, Manuel Daz, de 25 aos, originario de Mxico, fue baleado por la polica de la ciudad de Anaheim, que le provoc la muerte. Veinticuatro horas despus Joel Acevedo, de 21 aos, tambin de origen mexicano, fue alcanzado por las balas de otro polica de la misma ciudad, y muri horas despus en el hospital. Los policas han argido que los jvenes pertenecan a grupos gangsteriles y pretendan agredirlos. En lo que va del ao es el octavo incidente violento en el que la polica ha participado; cinco de ellos han sido de consecuencias fatales para otros tantos ciudadanos de origen mexicano.

Segn las autoridades policiacas, en todos los casos quienes murieron pertenecan a bandas de gngsters, y en cada uno de ellos los agentes se vieron precisados a disparar por causas justificadas. Lo que no han dicho es que el color de las vctimas ha sido el motivo de la causa justificada para disparar.

La violencia policiaca ha tenido respuesta en sendas protestas a lo largo de todo el pas, lo mismo en Nueva York que en San Francisco, en Oakland y Chicago. Al margen del resultado de las investigaciones que realizarn las autoridades locales y la FBI, lo que es evidente es que quienes han sido objeto del celo de los responsables del orden son jvenes de origen mexicano.

Hasta cuando entendern estos individuos investidos de agentes del orden que el color no es un motivo para rescindir los derechos civiles y que los delitos deben ser juzgados por las autoridades correspondientes y no por un celo justiciero inspirado en el ms puro racismo.

Paralelamente a estos eventos, en la ciudad de Phoenix, Arizona, se celebra el juicio en contra del funesto sheriff del condado de Maricopa, Joe Arpaio, acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de violar los derechos humanos de ciudadanos de origen mexicano, objeto de persecucin y malos tratos por el slo hecho de su color. De las declaraciones vertidas por un largo desfile de testigos se desprende que han sido innumerables las humillaciones de Arpaio y los agentes bajo sus rdenes en contra de aquellas personas cuyo nico delito es no ser blancas.

Anaheim y Arizona son la punta del iceberg en cuya base descansan las semillas de un racismo que no ha quedado atrs y pasar mucho tiempo para que sea superado, no obstante los evidentes avances legislativos en materia de derechos humanos e igualdad racial.

La nica respuesta de quienes han nacido al sur del ro Bravo y residen en EU, es participar en la vida poltica estadunidense y hacer valer sus derechos en las urnas. Es absurdo que en una ciudad como Anaheim 55 por ciento de sus habitantes son de origen mexicano, pero en su asamblea de gobierno solamente haya un representante de ese origen.

Por cierto, Disneylandia est enclavada en Anaheim; vale advertirlo a los mexicanos que se dispongan a visitarla en sus vacaciones.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/30/opinion/019a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter