Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2012

Sobre la accin solidaria de sindicalistas andaluces en Carrefour y Mercadona
Quien siembra la miseria cosecha la indignacin

Miguel Romero
Viento Sur


Hay 500.000 familias andaluzas sin ningn ingreso. Es decir sin la capacidad de procurarse por s mismas no ya el sustento, sino la sobrevivencia. La accin solidaria de sindicalistas expropiando alimentos destinados a una pequea parte de ellas ha contribuido a hacer visible lo que era solamente una cifra ms en el museo de los horrores que almacena la contabilidad de los desastres sociales de la crisis. Aunque slo fuera por haber contribuido a que sea noticia la situacin de extrema necesidad en que ha cado una parte creciente de la poblacin, no slo andaluza, la accin del SAT merece un apoyo incondicional. Pero las reacciones que se destacan en los medios no son de apoyo, sino diferentes variantes de rechazo, desde el que va acompaado del caza y captura, hasta las ms vergonzantes, que son tambin las que dan ms vergenza.

As tenemos el rechazo de los dueos de los hiper, cuyo sagrado derecho de propiedad ha sido desafiado por quienes afirman, afirmamos, que ningn derecho puede prevalecer sobre el derecho a la existencia. Recordemos que el dueo de Mercadona, Juan Roig, fue el creador de la inolvidable receta para acabar con la crisis (sic) consistente en trabajar como chinos (resic) es decir como se trabaja, sin horarios ni derechos laborales de ninguna clase en los comercios regentados por personas de nacionalidad china.

Tenemos tambin el rechazo del gobierno, representado por los ministros de Interior y Justicia, habituados a mirar a las nubes ante estafadores, ladrones del patrimonio pblico y otros delincuentes ricos, pero que han llamado a sus huestes, incluyendo las mediticas, a la carga contra unos jornaleros y sindicalistas pobres y dignos.

Y a partir de aqu entramos en lo del fondo y la forma. Gran tema que, como suele decirse, ha hecho correr ros de tinta. Muy til adems para que polticos avezados traten de salvar la cara. Como el secretario de Organizacin del PSOE, scar Lpez, que ha venido a decir que sobre el fondo, pues en fin, hay mucho que hablar Pero eso s sobre la forma, "rechazo total", "defensa de la legalidad", "esos no son mtodos democrticos" y toda la mandanga.

A qu no imaginan ustedes quien ha venido a decir ms o menos lo mismo? Pues s, Diego Valderas, coordinador general de la organizacin andaluza de IU y vicepresidente del gobierno andaluz. Todo lo malo se pega. Pero en este caso, es especialmente indigno, que tenga ms peso el cargo institucional que la solidaridad elemental con sindicalistas, entre los cuales varios camaradas suyos, y con las familias beneficiarias de la accin.

Y ya como remache, Fernando Lezcano, con ese punto de insoportable arrogancia que caracteriza a bastantes dirigentes de CC OO cuando se refieren a sindicalistas que no estn a sus rdenes, ha sancionado que estas acciones son ms efectistas que efectivas. Como si su sindicato hubiera hecho alguna vez algo efectivo a favor de ese ms del 20% de la poblacin sometida a la pobreza.

Quien siembra la miseria cosecha la clera, dice un viejo lema del movimiento obrero francs. He adaptado la traduccin con la palabra indignacin, que caracteriza a los movimientos que nacieron el 15M. Con la esperanza de que hagan suya la accin del SAT. Y con la certeza de que habr muchas ms y no slo en Andaluca.

Miguel Romero es el editor de VIENTO SUR

Fuente: http://www.vientosur.info/spip/spip.php?article7033



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter