Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-08-2012

Londres 2012: terror laboral
Carros de fuego, Mister Bean y yo

Andy Robinson
La Vanguardia


Carros de fuego no slo le dio al COI el verdadero himno olmpico, aquella meloda sintetizada de Vangelis, parodiado por Danny Boyle y Rowan Atkinson (Mister Bean) en la ceremonia de apertura de los juegos olmpicos de Londres. La pelcula de Hugh Hudson era tambin una defensa sutil de la modernizacin comercial, profesional, quizs mercenaria, de los Juegos Olmpicos, que empez en Los ngeles en 1984, se consolid en Atlanta 1996 y alcanz su culminacin en la mega fiesta de marketing multinacional de Londres 2012.

Ambientada en los Juegos Olmpicos de Pars de 1924, la pelcula celebra la cada de los valores del amateur privilegiado de un hipcrita establishment britnico, desafiado por el talento meritcrata del atleta judo britnico Harold Abrahams (Ben Cross) y por el profesionalismo del estadounidense Jackson Scholz (Brad Davis).

Todo aquello sintoniz perfectamente con el momento histrico en el que se rod, en 1979, en plena revolucin del capitalismo popular e individualismo pro mercado de Margaret Thatcher. Pero Carros de fuego anticipaba el futuro en otro aspecto tambin. No por su contenido sino por su rodaje.

Trabajando con bajo presupuesto, Hugh Hudson, el director britnico del filme, decidi aprovechar el momento para huir de los estudios de cine londinenses que contaban con una fuerte organizacin sindical y elevados salarios. Llev todo el equipo de Carros de fuego a Liverpool, uno de los puntos negros de la dura recesin de los setenta donde el paro masculino ascenda al 25%. Era una cantera perfecta de extras de contrato basura y bajo coste.

Lo s porque yo fui uno de ellos.

A los 18 aos, tras terminar los estudios escolares, haba decidido dedicar un ao a trabajar antes de ir a la universidad. Pero en tiempos de colapso socio econmico, eso no era tan fcil. Llevaba varios meses acudiendo cada semana al Job Center cuando vi un anuncio curioso. Se buscaban jvenes para participar en el rodaje de una pelcula en el estadio deportivo de Bebington. Slo ofrecan salario mnimo para un par de semanas de trabajo. Pero no estaba en condiciones para decir que no.

Cuando llegu al estadio me encontr con cientos de otros jvenes parados de Merseyside que haban cambiado sus vaqueros y botas Doctor Martens por el traje olmpico modelo 1924 en preparacin para la escena de la ceremonia de apertura. Fue un reparto de lo ms inverosmil para una pelcula sobre las lites deportivas de los aos entreguerras.

A m me eligieron para el equipo francs, traje blanco de costuras color azul marino y sombrero canoti de paja estilo boater. Tuve que caminar a paso lento detrs del lder del equipo que llevaba la bandera francesa mientras una orquesta tocaba La Marsellesa. A parte de encontrar a extras de bajo coste en Liverpool, Hudson haba invitado a residentes de cierta edad de Liverpool a presentarse voluntariamente luciendo sus propios trajes antiguos o los de sus padres. Estaban encantados de participar voluntariamente y recordar los good old days. Luego estaban los jvenes actores que trabajaban sin cobrar con la esperanza de que el director se fijase en ellos.

Mi gran oportunidad se present cuando un grupo de extras fue elegido para una escena interior de un baile de saln. Tuvimos que acudir a maquillaje, donde nos aplicaron un gel al pelo para crear el efecto engominado estilo Retorno a Brideshead de Evelyn Waugh, muy de moda por la serie de la BBC. Un colega de la oficina de paro de un barrio duro de Birkenhead, ciudad que tena el dudoso honor de albergar una calle de un kilmetro de largo en la que nadie trabajaba, protest: Fuck off! Im not putting that crap in me air!(Ni hablar! No voy a meter aquella porquera en mi pelo!). Y, prueba de la insumisn laboral que an perduraba en la ciudad, se march del set para regresar a la oficina de paro.

Yo, en cambio, haba visto a Jeremy Irons en Brideshead y no tena ningn inconveniente. Pero luego, bajo los focos intensos del rodaje, vi que integrantes del equipo de Hudson me miraban con gestos de preocupacin. Se me acerc un ayudante de direccin de melena larga y acento de Eton: Lo siento, chico, tienes aspecto demasiado punki para esta escena, me dijo. Y efectivamente, al retirarme del set, pude mirarme en un espejo y comprobar que mi pelo se haba vuelto un tono fluorescente verde que dara envidia a Johnny Rotten.

Mientras tanto, los primeros conatos de la rebelin de los extras se manifestaron en el csped delante del estadio. Tras esperar seis o siete horas a que el rodaje arrancase, habamos organizado un partido de ftbol. De repente se oy por megafona. Se ruega a los extras no jugar a ftbol porque van a ensuciar sus trajes!. Pero eso era Liverpool, en los aos de Bob Paisley, Kenny Dalglish y Terry McDermott. De modo que el partido continu y unos cuantos extras fueron despedidos sumariamente.

Record el rodaje de Carros de Fuego la semana pasada mientras recorr las calles de la Londres olmpica empapeladas de marketing multinacional en el que marcas globales como McDonalds, Visa, Coca Cola, BMW, Heineken se peleaban por identificarse con el exuberante nacionalismo deportivo. Miles de jvenes parados haban sido contratados por empresas privadas de nombres como G4S o Close Proteccin UK, subcontratadas para la mega operacin olmpica. Habl con un joven paquistan que me dijo que cobrara 10 euros la hora durante dos semanas y luego volvera al paro.

Das antes, G4S, la principal empresa de mano de obra temporal, haba reconocido que miles de trabajadores contratados temporalmente por salario mnimo para la duracin de los Juegos no se haban presentado para trabajar, quizs una protesta silenciosa, al igual que las protestas de los extras de Carros de Fuego. El fiasco forz la movilizacin de miles de soldados britnicos.

Close Protection UK, por su parte, haba sido denunciada por abusar a trabajadores temporales durante el 60 aniversario de la coronacin de Isabel II en mayo prometindoles trabajo pagado para luego convertirlo en work experience (prcticas sin cobrar), un requisito supuestamente para trabajar en los Juegos Olmpicos. Antes de marcharme de Londres, llam a la directora de Tomorrows People, la oeneg que ayuda a Close Protection a encontrar su mano de obra. Para qu sirven practicas en un trabajo que consiste en esperar en la calle con una chaqueta amarilla diciendo This way, please a miles de espectadores?, pregunt. Algunos de esos jvenes llevaban cinco aos sin trabajar; estas oportunidades son muy tiles, respondi.

Y en el mercado de trabajo olmpico, al igual que en el rodaje de Carros de fuego la nueva mano de obra precaria en Londres 2012 convive con una enorme fuerza de trabajo voluntaria de 70.000 personas. Gente como Linda Short que dijo a The Guardian que estaba encantada de trabajar jornadas de 10 horas ya que es una oportunidad para demostrar lo mejor de nuestro pas.

Es el mercado de trabajo olmpico, precursor de la Big Society de David Cameron, en la que se sustituirn muchos servicios pblicos por organizaciones voluntarias mientras que el resto se externaliza en multinacionales como G4S . Ser la ltima escena de la larga pelcula de terror laboral que se inici a finales de los aos setenta y que Hugh Hudson sin darse cuenta anticip en el rodaje de Carros de fuego.


Fuente: http://blogs.lavanguardia.com/diario-itinerante/?p=1197



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter