Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-08-2012

Busca y captura de los sindicalistas andaluces del SAT
El ministro del interior, nuevo sheriff del oeste

Andrs Martnez Lorca
Rebelin


El gobierno del PP ha decidido que el problema de Espaa este verano no son los ms de cinco millones y medio de parados, los casi dos millones de hogares donde no entra salario alguno, ni las decenas de miles de familias deshauciadas de sus viviendas a causa de las hipotecas, ni tampoco los terribles incendios que arrasan nuestros montes entre la desidia de los responsables territoriales. El nico problema que obsesiona ahora al representante de la ley y el orden, al untuoso y opusdesta ministro del interior Jorge Fernndez Daz, es la detencin de los sindicalistas andaluces del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) que se atrevieron a llevarse varios carros de la compra de dos supermercados con alimentos de primera necesidad para familias necesitadas, sin abonar su importe.

Los medios, siempre tan serviles con el poder y tan ocultadores de la realidad social, andan todos escandalizados. No se escandalizan del hambre y de la precariedad que van aumentando entre las clases populares por culpa de la desastrosa poltica econmica del gobierno y de la simultnea rapia de los banqueros. Lo que les indigna es que un grupo de trabajadores realice una accin tan pacfica como simblica de denuncia de la precariedad en la que sobreviven miles de familias en Andaluca. Como

botn de muestra baste este titular tomado del teletexto de RTVE: Busca y captura de los asaltantes de supermercados. Este lenguaje es ya el del gnero cinematogrfico del Western, algunas de cuyas pelculas reponen las cadenas de televisin en las calurosas tardes veraniegas. Mientras preparan nuevas leyes para acoger los casinos que Mr. Adelson nos traer de Las Vegas, nuestros gobernantes confunden el Sur de Espaa con el Oeste norteamericano. Sin conocer siquiera si hay denuncias al respecto y sin esperar la decisin de un juez, el ministro del interior acta como un sheriff del viejo Oeste y dicta orden de busca y captura contra Juan Manuel Snchez Gordillo, alcalde de Marinaleda y diputado de IU, y sus compaeros (no sabemos si con recompensa o no a los delatores). Hasta ha llegado a hablar del asunto con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardn (otro liberal que ha salido rana) quiz para introducir alguna nueva ley represiva express, como vienen haciendo en los ltimos meses.

Lbrete Dios del hambre que sube de Andaluca

A los reaccionarios de siempre, a los neoliberales de ahora y a los seoritos de ayer y de hoy (tan bien instalados en el rgimen) que identifican Andaluca con sus toreros y sus aristcratas olvidando por completo a su pueblo salvo como decorado de fondo de sus procesiones, le refrescaremos la memoria con un poco de historia ocultada.

El problema de Andaluca no procede de su tierra, rica en recursos y fuente secular de divisas para el pas, sino de la injusta distribucin de ella que arranca de la liquidacin de al-Andalus por las tropas castellanas a cuyos espadones se premi con grandes latifundios. En pleno apogeo del imperio espaol este mal social dio sus amargos frutos. La crisis de comienzos del siglo XVII podra condensarse en una frase entresacada del Guzmn de Alfarache : "Lbrete Dios de la enfermedad que baja de Castilla [la peste bubnica] y del hambre que sube de Andaluca". La desamortizacin del siglo XIX con la liquidacin de los bienes comunales y de manos muertas en beneficio de la burguesa y la aristocracia terrateniente no hizo sino agravar la situacin. Como respuesta popular se produjeron diversas revueltas que culminaron en la insurreccin campesina de Loja de 1861, dirigida por Rafael Prez del lamo, que lleg a integrar un ejrcito popular de diez mil jornaleros de inspiracin anarquista. Para hacer frente a estas sublevaciones campesinas se cre el cuerpo represivo de la Guardia Civil. No perdamos de vista que su fundador, el presidente de gobierno y general Ramn Mara Narvez, de origen aristocrtico, naci precisamente en la ciudad granadina de Loja.

Una de las conquistas de la II Repblica que ahog en sangre el levantamiento fascista de Franco fue la Reforma Agraria. Y uno de los principales apoyos de los golpistas en el Sur vino, como era de esperar, de los terratenientes andaluces cuyo portavoz meditico era el diario monrquico ABC.

En caso de necesidad todos los bienes son comunes

Usando un viejo estribillo que arranca de la hostilidad de los clericales hacia el gran pensador italiano Maquiavelo, el ministro Fernndez Daz repite ahora contra los dignos sindicalistas andaluces que el fin no justifica los medios. Los que sacrifican el pas en aras de una cifra de dficit dictada por la banca internacional, los que se aprestan a vender RENFE y AENA a sus amigos de la CEOE para complacer al Fondo Monetario Internacional, los que erosionan sin piedad la educacin y la sanidad pblicas para engordar los beneficios de las empresas privadas del sector, vienen ahora con la monserga clerical del fin y los medios.

Como creo que el opusdesta ministro del interior desconoce la doctrina social de la Iglesia y hasta la tica de la Escolstica catlica, le recordar que lo que han hecho los sindicalistas del SAT entronca con la mejor tradicin cristiana desde la Edad Media (no digamos con el cristianismo primitivo que desconoca la propiedad privada y practicaba un comunismo de bienes). En efecto, el principal telogo catlico, Santo Toms de Aquino, se plante en la Suma Teolgica (II-II, q. 66, a. 7) la cuestin de "Si es lcito al hombre robar en estado de necesidad". Su respuesta es contundente: "En caso de necesidad, todas las cosas son comunes; y por lo tanto, no constituye pecado el que uno tome una cosa de otro, porque la necesidad lo hace comn".

Estos gobernantes del PP que andan todo el da dndose golpes de pecho, ni siquiera son polticos catlicos en sentido pleno: son meapilas, siervos del dios del dinero, cuius deus venter est.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter