Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2012

Movimientos ciudadanos antinucleares, ms heridas de muerte en el seno de la insaciable industria atmica y tenebrosos asuntos complementarios

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Tras Chernbil y Fukushima, la industria nuclear est herida de muerte. Su fallecimiento, desde luego, no ser instantneo.

No slo en Japn, no slo en Rusia. Cuando sucedi la tragedia de Chernbil se esgrimi la falacia de la obsolescencia comparativa de la tecnologa sovitica y se aprovech todo lo que se pudo y algo ms- para hincar el diente al socialismo -o aquello, lo que entonces exista en la Unin Sovitica y en pases prximos- y al socialismo revolucionario en general y a todo lo que oliera a comunismo en cualquier lugar del mundo. En el Este y en el Oeste, en el Sur y en el Norte.

Con Fukushima la barbarie argumentativa no ha adquirido estas tonalidades. Era imposible. Bsicamente se ha contado este cuento: era casi inevitable lo sucedido, hay que pagar esos costes y apechugar con esos riesgos para vivir como vivimos. Con las protestas de ciudadanos y cientficos comprometidos, el tono tronante baj una o dos octavas. Durante tres meses y dos noches.

Empero, el combate antinuclear sigue y las consecuencias de la apuesta fustica irresponsable tambin. Empecemos por el escenario nipn.

Residentes indignados de Fukushima exigieron el mircoles 25 de julio una salida rpida de la energa nuclear, en medio de una audiencia pblica sobre polticas energticas en la zona arrasada por el desastre. Recuerdo que ms de 160.000 personas tuvieron que dejar sus hogares. As se expres una mujer trabajadora, una granjera mayor, que resida a unos 65 kilmetros de la planta siniestrada, en la audiencia pblica: "Quiero que todos los reactores de Japn sean cerrados de inmediato y retirados" [1]. Aadi: "Muchas personas no estn al tanto de que las declaraciones del Gobierno sobre que 'no existen riesgos inmediatos para la salud' equivalen a 'riesgo sanitario a largo plazo. Es el saber y el buen sentido popular Fue aplaudida.

Por el contrario, el mismsimo Goshi Hosono, el ministro a cargo de la respuesta a la crisis nuclear, fue interrumpido cuando trat de disculparse con los residentes de Fukushima. No quieren or ms cuentos ni ms falsarios.

Por su parte, la fiscala de Fukushima ha iniciado finalmente una investigacin despus de que ms de 1.000 ciudadanos residentes presentaran demandas criminales contra 15 ex y actuales ejecutivos de Tokyo Electric Power, incluyendo al ex presidente de la compaa, y 18 funcionarios del Gobierno. Excelente decisin, magnfica presin ciudadana. A tomar nota de ella.

Recurdese que una comisin de expertos designados por el Parlamento concluy el mes pasado que el desastre pudo haberse evitado la afirmacin es altamente discutible tal como est formulada en mi opinin- y que -ste es el punto- no se tomaron precauciones en la planta por la "connivencia" del Gobierno, reguladores y el operador de la planta. Los beneficios son los beneficios y los circuitos poltico-econmicos son los circuitos del poder y sus representantes.

Informaba tambin Gara [1] que las amenazas derivadas del accidente de Fukushima agitan la ola antinuclear en Japn. Por dos motivos principales: la amenaza del cncer de tiroides que amenaza a los nios de los alrededores de Fukushima -ms de un tercio de los nios de la regin podran ser proclives a desarrollar cncer en un futuro cercano si los mdicos no acometen ms esfuerzos en el tratamiento de sus glndulas tiroides, que presentan un tamao mayor del normal, y no recurren a la ayuda sanitaria internacional [2]- y la informacin, finalmente conocida aunque las sospechas estaban extendidas, que los trabajadores de la planta afectada fueron obligados a mentir sobre los niveles de radiacin. Ni ms ni menos: obligados a mentir!

Es el capitalismo, estpidos de nosotros! La verdad, el conocimiento, la salud de los trabajadores, y mil cosas ms no estn en su agenda. Por mucho que imaginemos su barbarie, siempre seremos superados.

Miles de japoneses y japonesas han vuelto a salir ayer a las calles para expresar su rechazo a la energa nuclear. No son suicidas. Estamos con ellos. Por qu se han movilizado? Porque las autoridades niponas han vuelto a poner en funcionamiento dos reactores atmicos que haban parado tras Fukushima. La central Oi ha reactivado recientemente el segundo de sus reactores. Las protestas ciudadanas llegaron a las puertas de la residencia oficial del primer ministro japons, Yoshihiko Noda. Por poco, no entraron en ella.

Y no slo eso: el Ministerio nipn de Salud, Trabajo y Asuntos Sociales investigar -o dice que va a investigar- a una empresa subcontratada por los gestores de la planta nuclear de Fukushima que al parecer oblig a un grupo de trabajadores a mentir sobre los altos niveles de radiacin a los estuvieron expuestos durante las tareas de la limpieza de la central accidentada. Hablbamos de ello. Por qu? Porque si esos niveles superaban el lmite legal no podan trabajar y es obvio que los trabajadores deban y deben trabajar. Siempre. Sea como fuere. Conocen alguna encarnacin terrestre mejor del diablo y del Mal?

Tepco es parte contratante de la situacin: un ejecutivo de Build Up -la empresa subcontratada por la gran elctrica-, declar al diario Asahi Shimbun que la compaa oblig a un grupo de diez trabajadores [fueron contratados el pasado marzo cuatro meses -precariedad en alerta atmica- para cubrir con aislantes de calor las tuberas de tratamiento de agua de la central siniestrada] a forrar de plomo sus detectores de radiacin para alterar a la baja las cifras de radiactividad durante las tareas de limpieza, que posteriormente deban ser reflejadas en un informe de trabajo.[La cursiva es ma].

Algunos trabajadores se negaron a hacerlo y no era fcil- y abandonaron la empresa. Es decir, se quedaron sin trabajo, se les arroj al paro. No hay mucho de herosmo en su accin, no slo de proteccin de su salud?

Veamos ahora Chernbil. Tomo pie en Gara de nuevo [3].

Las obras de construccin del nuevo sarcfago para la unidad 4 de la central ucraniana de Chernobil comenzaron en en 26 aniversario de la catstrofe que destruyo el reactor. La estructura, la nueva estructura, que va a albergar los edificios siniestrados estar formada por un gran arco metlico de 108 metros de altura, 253 m. de ancho y 150 m. de largo [] construido in situ a partir de arcos soldados entre s, con un total de 20.000 toneladas de acero, que se deslizar sobre carriles de hormign hasta cubrir el antiguo sarcfago en ruinas. El sarcfago fue construido precipitadamente, como se recuerda, tras la catstrofe. Tiene, tena, fallos de hermeticidad, y con peligro serio de colapso. Externalidades de una industria de punta segura y barata donde las haya, dicen algunos!

El nuevo sarcfago permitir desmantelar el antiguo e impedir la entrada de agua que pudiera ocasionar una reaccin nuclear, producto de la explosin de abril de 1986 que est dispersado en las galeras del reactor. Con todo ello, se podr comenzar 26 aos despus de lo sucedido!- la retirada de materiales y restos de combustible su acondicionamiento y preparacin para su almacenaje definitivo. Eso s, el uranio fundido con las vainas de combustible y el grafito cristalizado que forma un nuevo mineral llamado chernobilita no podr ser extrado. Por su alto nivel de radioactividad y por estar cristalizado en estado slido. Seguridad nuclear se afirma?

Y cmo se financia el nuevo sarcfago? Por 29 pases donantes, que contribuyen a un fondo administrado por el BERD, el Banco Europeo para la Reconstruccin y Desarrollo. El fondo cuenta con unos 470 millones de euros, partida aprobada en julio 2011 con once aos de retraso! Nada menos. Podemos imaginarnos que sucedera ahora si ocurriera un accidente as tal como estn los asuntos econmicos.

Hay negocio en el proceso desde luego: la estructura estar construida por el consorcio Novarka que incluye empresas francesas como Bouyges y Vinci, y varias alemanas y ucranianas de menor importancia. Dicen que estar terminada para octubre de 2015. Dicen. Veremos. Los retrasos se acumulan.

Con todo, aprender o querer hacerlo- cuesta. La rotura de los reactores de la central japonesa convirti, se ha sealado [4], al antiguo debate sobre la energa nuclear en una guerra de palabras entre agencias internacionales y expertos independientes con posiciones diametralmente opuestas. En el ltimo informe Uranio, divulgado el 26 de julio de 2012, la Agencia de Energa Nuclear (AEN) y la Agencia Internacional de Energa Atmica (AIEA) sigue erre que erre ignoran totalmente las lecciones dejadas por el desastre de Fukushima y sostienen que, para 2035, la capacidad de generacin elctrica a partir de esta alternativa aumentar 99%. Copio sin alterar ni una coma.

Las agencias, financiadas en gran parte como es sabido por pases industrializados, sostienen que en las prximas dos dcadas la energa nuclear aumentar entre 44 y 99%, y que las reservas de uranio, pese a los mayores costos de extraccin, son ms que "adecuadas para satisfacer los requisitos mximos hasta 2035". La apuesta irresponsable es de libro! Al borde del abismo, otra nota destacada del capitalismo internacional realmente existente.

Expertos, cientficos independientes, eso s, consideran que los pronsticos optimistas son tpicos de la sostenida falsa ilusin de ambas agencias. El buen sentido no ha desaparecido. Mycle Schneider -uno de los autores del "Informe sobre el Estatus Mundial de la Industria Nuclear de 2012, WNISR por sus siglas en ingls- ha recordado que ambas agencias tienen antecedentes de pronsticos exagerados que nunca se concretan. A diferencia de lo que apuntan las agencias, el estudio WNISR, divulgado el 1 de julio de 2012, prev el colapso de la energa nuclear en casi todo el mundo, y le asigna un significado marginal en las fuentes de energa actuales y futuras. Ms an: "La generacin de electricidad nuclear alcanz un mximo de 2.660 teravatios hora (TWh), en 2006, y cay a 2.518 TWh, en 2011 (4,3% por debajo de 2010), mientras que el peso de esta fuente en la generacin elctrica mundial disminuy en forma sostenida de un mximo histrico de 17%, registrado en 1993, a 11%, en 2011", se seala en el informe. Adems, "la capacidad nuclear instalada en el mundo disminuy en 1998, 2006, 2009, y otra vez en 2011, en tanto la de energa elica anual aument 41 gigavatios solo en 2011", seala el documento.

Para que la generacin elctrica procedente de la energa nuclear aumente un 99% en los prximos 20 aos, habra que construir cientos de centrales. Es poco probable: desde 2011 se abrieron 9 reactores y se apagaron 21. Ms an: "De las 59 unidades en construccin en el mundo, por lo menos 18 tienen demoras de varios aos, mientras que los restantes 41 proyectos comenzaron en los ltimos cinco aos o no llegaron a las fechas previstas para su inicio, lo que hace difcil predecir si cumplirn con el cronograma".

Por no hablar del uranio, de sus reservas y del pick-uranium.

Pero la irresponsabilidad no cesa. La peligrosa alianza de la NASA con la industria nuclear. Plutonio en Marte, es el ttulo de un artculo de Karl Grossman [7]. Surge una nueva era de exploracin espacial mediante la aplicacin de energa nuclear en exploradores en Marte y la Luna, la generacin de energa en futuras bases en las superficies de ambos y pronto para cohetes que posibiliten el viaje interplanetario, afirmaba un despacho de World Nuclear News. Su ttulo: Nuclear, un escaln hacia la exploracin espacial.

Su despacho, 27 de julio de 2012, seala que se prev que el explorador de Marte, que la NASA llama Curiosity, llegue al planeta vecino el 6 de agosto de 2012. Est alimentado por un gran generador termal de radioistopo en lugar de clulas solares como fue el caso en anteriores exploradores de Marte de la NASA. Lo alimentan 4,8 kilos de plutonio. China y Rusia tambin se apuntan al carro: El prximo ao dice World Nuclear News, China lanzar un explorador a la Luna que tambin ser alimentado por una batera nuclear. Y lo ms significativo de todo en trminos de energa nuclear en el espacio, sigue afirmando WWN, podra ser el proyecto ruso para un cohete con energa nuclear de una clase de megavatios. Anatoly Koroteev, jefe del Centro de Investigacin Keldysh de Rusia, ha afirmado que el sistema podra suministrar una propulsin 20 veces superior a los actuales cohetes qumicos, lo que posibilitara naves ms pesadas con mayor capacidad de viajar ms lejos y ms rpido que nunca antes.

El problema que denuncia Karl Grossman: El problema inmenso y que el WWN no menciona en ningn sitio porque implica accidentes con la liberacin de radioactividad por los sistemas espaciales de energa nuclear que afecten a los seres humanos y otra vida en la Tierra. Ya ha ocurrido de hecho: con ms operaciones nucleares en el espacio, habra ms accidentes atmicos.

Antes del ltimo lanzamiento del Curiosity en noviembre, la mismsima NASA reconoci que si el cohete propulsor estallara durante el lanzamiento en Florida se podra liberar plutonio que afectara a un rea de hasta 100 kilmetros de distancia, densamente poblada y que incluye Orlando. Si el cohete no saliera del campo gravitacional de la Tierra, volvera a caer con el explorador dentro de la atmsfera y se destrozara, liberando potencialmente plutonio sobre una inmensa rea. En su declaracin final de impacto medioambiental de la misin (EIS), se seala que en esta situacin el plutonio podra impactar sobre superficies terrestres entre aproximadamente 28 grados latitud norte y 28 grados latitud sur. Es decir, en Centroamrica y en gran parte de Suramrica, Asia, frica y Australia.

La NASA afirm que haba unas probabilidades muy bajas de que el Curiosity liberara plutonio. Muy bajas? La EIS ha sealado que en general -y eso qu es?- la probabilidad de liberacin de plutonio para la misin era de 1 a 220.

Por su parte, Bruce Gagnon, coordinador de Global Network Against Weapons & Nuclear Power in Space, durante ms de 20 aos ha sido el principal grupo opositor a las misiones nucleares en el espacio, ha sealado que desgraciadamente parece que la NASA se ha comprometido a mantener su peligrosa alianza con la industria nuclear. Ambas entidades ven el espacio como un nuevo mercado para el mortfero combustible plutonio No hemos aprendido nada de Chernbil y Fukushima? Gagnon ha concluido lo ms prudente: No es necesario lanzar artefactos nucleares al espacio. No es un juego que podamos arriesgar.

Algunos no han aprendido nada desde luego. No quieren aprender. Estn locos? Polticamente la respuesta no ofrece dudas: sin remisin [8]. Los sistemas de energa nuclear para el uso espacial, apunta Karl Grossman, se deben fabricar en la Tierra, con todos los peligros que esto implica, y lanzados desde la Tierra, con todos los peligros que implica (1 de cada 100 cohetes se destruyen durante el lanzamiento y pueden volver a caer en la Tierra haciendo llover una radiactividad letal sobre los seres humanos y la otra vida en este planeta).

Este es, en sntesis, el maravilloso panorama de este industria barata, segura, limpia, pacfica, humanista, responsable y prudente, muy prudente que ante todo piensa en el ser humano y en sus necesidades esenciales.

Notas:

[1] http://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE87009720120801 y http://www.gara.net/paperezkoa/20120722/353429/es/Las-amenazas-derivadas-accidente-Fukushima-agitan-ola-antinuclear-Japon

[2] La profesora que administra las pruebas y es asociada al Hospital de la Universidad de Medicina de Fukushima, Naomi Takagi, ha afirmado que el 35,8% de los nios tienen ndulos o quistes, pero eso no es lo mismo que el cncer. Es la primera prueba. Se vern los efectos de la exposicin a la radiacin despus de unos 4 o 5 aos. Eso s, algunos facultativos han expresado su indignacin porque los resultados no hayan sido suficientemente difundidos. Gara seala que la pediatra Helen Caldecott indic que las lesiones deben ser sometidas a una biopsia, que no se ha realizado, porque lo contrario es una irresponsabilidad mdica, ya que si algunos de esos nios tienen cncer y se quedan sin tratamiento, van a morir. Segn un reciente informe realizado por el Instituto Japons de Ciencias Radiolgicas, algunos nios fueron expuestos a unos niveles de radiacin equivalentes a toda una vida para sus glndulas tiroides.

[3] http://www.gara.net/paperezkoa/20120719/352830/es/Nuevo-sarcofago-para-Chernobil

[4] http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=101312

[5] Algunos ejemplos: en 1973-1974, la AIEA pronostic una capacidad nuclear instalada en el mundo de entre 3.600 y 5.000 gigavatios para 2000, 10 veces mayor que la actual. Despus del accidente de Chernbil, la AEN pronostic una capacidad nuclear instalada de entre 497 y 646 gigavatios para 2000: entre 40 y 80% mayor que la existente.

[6] http://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTASIE87003320120801?sp=true

[7] http://www.counterpunch.org/2012/07/30/nukes-on-mars/ (traduccin de Germn Leyens en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=153915)

[8] El istopo de plutonio utilizado en el programa espacial nuclear, y en el explorador Curiosity, es significativamente ms radiactivo que el tipo de plutonio utilizado como combustible en armas nucleares o el que se acumula como desecho en plantas de energa nuclear. Es plutonio-238, diferente de plutonio-239. Tiene una vida media mucho ms corta: 87,8 aos (el plutonio-239 tiene una vida media de 24.500 aos). Segn el doctor Arjun Makhijani, fsico nuclear y presidente del Instituto de Investigacin de Energa y Medioambiente, el plutonio-238 es unas 270 veces ms radiactivo que plutonio-239 por unidad de peso. En radiactividad, los 4,8 kilos de plutonio-238 usados en Curiosity son el equivalente de los 1.298 kilos de plutonio-239 (en la bomba atmica lanzada sobre Nagasaki se utilizaron 6,8 kilos de plutonio-239).

Lo ms preocupante en relacin al plutonio es inhalar una partcula que provoque cncer al pulmn: una millonsima de gramo de plutonio puede ser una dosis fatal. De las 26 misiones espaciales estadounidenses anteriores que utilizaron plutonio enumeradas en la EIS, tres tuvieron accidentes. El peor ocurri en 1964: tuvo que ver con que el sistema SNAP-9A de plutonio a bordo de un satlite [tras l la NASA cambi a energa solar en satlites] no haba logrado llegar a la rbita y cay a la Tierra, desintegrndose mientras caa. Los 0,95 kilos de combustible plutonio-238 a bordo se dispersaron ampliamente sobre la tierra. El Dr. John Gofman, profesor de fsica mdica en la Universidad de California en Berkeley, ha relacionado durante mucho tiempo este accidente a un aumento del cncer al pulmn en todo el globo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter