Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2012

En cada libre

Miguel Riera
El Viejo Topo


Como cada ao al llegar estas fechas debo escribir este sermoncillo a mediados de julio para ser ledo en setiembre, pues nuestra imprenta se toma unas merecidas vacaciones en agosto. Una tarea que, en los ltimos aos, resulta harto problemtica, pues los acontecimientos se producen con tal celeridad que tal vez lo que se escribe hoy aqu resulte pasado y superado en mes y medio. Una celeridad geomtrica, ciertamente, que corresponde a la aceleracin que sufren los cuerpos cuando se precipitan en el vaco.

Y ah estamos nosotros este julio: no en el borde del precipicio, como suelen repetir los medios, sino en cada libre, viendo como el suelo (llmese rescate, default o salida del euro) se acerca velozmente hacia nuestras narices. El topetazo es inevitable.

Aunque dada la testarudez de nuestro gobierno y la estulticia de los organismos europeos la cosa no tiene remedio, no viene mal mirar un poco hacia atrs aunque slo sea por dejar de ver durante unos instantes el suelo que sube disparado hacia nosotros y pensar en algunas causas y efectos (principales y colaterales) que explican porqu estamos a punto de acabar estrellados (algunos, la mayora, porque otros acabarn forrados). Y no es difcil llegar a algunas conclusiones:

Primera: que la prima vaya en ascensor y los intereses de la deuda sean desmesurados tiene explicaciones secundarias (las que aparecen corrientemente en los medios: el ataque especulativo, la inoperancia del BCE, etc.) y una principal (que los medios suelen ignorar, por lo menos hasta ahora): que la deuda es impagable. As de sencillo. De modo que a ver quien presta nada a quien se sabe que tarde o temprano se declarar en bancarrota.

Segundo: la ineptitud del gobierno espaol ha superado todos los lmites imaginables. Ha demostrado una falta de carcter, de inteligencia (poltica y de la otra), de iniciativa (porque ir aprobando reformas impuestas desde fuera no es tener iniciativa) que casi hacen bueno al desastroso gobierno Zapatero.

Tercero: El malestar de la ciudadana es enorme. Resulta increble que no haya una alternativa poltica organizada capaz de recoger ese malestar y darle la vuelta a la situacin. Al parecer estamos condenados a acabar en un populismo de izquierdas (que todava no se ve asomar por ninguna parte) o un populismo de derechas (del que cada vez se oyen ms rumores).

Cuarto: La ofensiva miope que se est dirigiendo hacia el estado de las autonomas, en orden a su recentralizacin (aprovechando que la crisis pasaba por ah), puede conducir a un crecimiento exponencial del independentismo en Catalua y Euskadi. Y a ver cmo se come eso con la constitucin vigente, que declara al ejrcito garante de la unidad del territorio. Yo no jugara con las cosas de comer.

Quinto: La Unin Europea que conocamos y que no nos gustaba nada, esa es la verdad ha muerto. Y no volver. Lo que quede, si queda algo, se parecer poco a lo que haba. Ah se abre la oportunidad de hacer las cosas bien, aunque slo sea por una vez. Pero me da a m que no.

Sexto: Cada vez es ms evidente que ha acabado una poca. Lo que nos depare el futuro depender de nosotros. Una cosa es cierta: el capitalismo, en su forma actual, ha llegado a su fin. Morir o se transformar. En el primer caso se abre una incertidumbre; en el segundo el ms negro abismo.

Sptimo: Histricamente, las grandes crisis se saldan con una guerra. De hecho Occidente lleva en guerras menores varios lustros. La pregunta del milln es: se mantendr as la situacin o estallar una guerra de grandes dimensiones? Ojo a lo que pueda pasar en Siria e Irn, con Israel, Rusia, EEUU y la OTAN revoloteando por ah. Los rumores apuntan a que la cosa se puede poner fea este otoo.

Sptimo: ... ufff... ms vale dejarlo aqu. Ante ti, lector, se extiende un setiembre que se perfila repleto de conflictos. Pero para m se abre un agosto en el que an sin hacer vacaciones aspiro a darme algn chapuzn. Quiero ser optimista: confo en que, al menos, nos dejen el mar.

Fuente: El Viejo Topo / 296 septiembre 2012


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter