Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2012

Puerto Rico
Se preparan los bandos para batalla poltica estratgica

Jess Dvila
Alainet


El crecimiento de la maquinaria electoral del Partido Independentista Puertorriqueo se est combinando con el entusiasmo de los nuevos partidos pequeos mientras se ha deteriorado la capacidad de convocatoria de los lderes mximos pro Estados Unidos y las agencias estadounidenses incrementan el recogido de informacin de inteligencia.

Tal es el cuadro a menos de 70 das de que la poblacin de esta nacin islea del noreste del Caribe acuda a las urnas para, por primera vez, votar sobre si consciente o rechaza formalmente su condicin de colonia de EEUU, evento que podra tener efectos an no medidos en los dems territorios coloniales que quedan en el archipilago de las Antillas.

Buena parte de la informacin disponible para el anlisis surge del intento fallido del 19 de agosto, en el que los presidentes del oficialista Partido Nuevo Progresista y del opositor Partido Popular Democrtico trataron de convencer al pas de renunciar al derecho absoluto a la fianza y de aceptar una legislatura ms pequea y de ms difcil acceso para los sectores minoritarios. Apenas el 15,7 por ciento de los electores inscritos votaron S, lo que sirvi para ganar en slo 14 municipios mientras prcticamente todo el pas fue arropado por el NO.

Pero el triunfo extendido del NO fue con la participacin de apenas 19,2 por ciento de los electores inscritos, mientras la inmensa mayora del pueblo permaneci neutral a la contienda. Contrario a las participaciones masivas tpica de ese tipo de consulta durante el siglo XX, las dos consultas del nuevo siglo han tenido la caracterstica de la participacin baja, con 22 por ciento en la de 2005 sobre el sistema unicameral y 35, 4 en la ms reciente.

El voto NO se concentr en el rea metropolitana, donde obtuvo el 55,6 por ciento de todos sus sufragios, que sumaron poco ms de 443.000, cantidad muy similar a la obtenida en 2005, cuando los proponentes del sistema de una sola cmara lograron 456.257, pero de los cuales slo el 32,7 por ciento se provino del rea metropolitana. Esa conversin del rea metropolitana en reducto de movilizacin liberal tambin tuvo su componente de clase social, pues aunque el voto NO ganaba por prcticamente todos lados, en vecindarios de clase media alta se registr participacin de hasta casi 60 por ciento, mientras en proyectos de vivienda pblica para pobres aqu conocidos como caseros- la participacin lleg a ser tan baja como 21 y 19 por ciento.

Todo apunta a un debilitamiento general del sistema de participacin democrtica, de la institucionalidad poltica y del alcance de las instituciones en general. La situacin es cnsona con la tendencia a bajar en la participacin electoral, que en los comicios generales de 1992 fue de 84,5 de los votantes, en 1996 baj a 82,7, en el ao 2000 de 82,2, en 2004 sigui bajando a 81,6 y en 2008, 79,05.

Para el PIP, la consulta sirvi a los fines de organizar su ejrcito electoral y logr enviar cerca de 2.000 voluntarios a cubrir casi todas las mesas de votacin de los pueblos pequeos del interior y las costas, adems asignar 1.000 o ms a las ciudades y as lleg a poder cubrir cerca del 85 por ciento de las mesas en San Juan. De esa forma, la pequea aunque influyente formacin partidaria, ya tiene ms funcionarios de los que tuvo para los comicios generales de 2008 y todava le quedan meses para reforzar sus tropas.

Cuando el PIP perdi el caso en el Tribunal Supremo para detener el referndum, su candidato a Gobernador Juan Dalmau, proclam ahora le toca al pueblo, pero entonces pocos se sentan seguros de tal llamado. Luego de la victoria, el presidente del PIP, Rubn Berros, dijo que en noviembre se producir la alianza de las alianzas, esta vez porque los votos para quitar el consentimiento a la colonia vendrn de los sectores ms diversos.

Pero el alineamiento de las fuerzas est cambiando rpidamente.

Para el voto NO, se produjo una alianza de hecho, a ratos un tanto incmoda, entre el PIP y los partidos emergentes el Partido del Pueblo Trabajador, el Movimiento Unin Soberanista y Puertorriqueos Por Puerto Rico- lderes importantes del partido autonomista, la jefatura de las iglesias catlica y protestantes, el Movimiento Socialista Popular, el Frente Socialista, la Organizacin Socialista Internacional y toda una gama de grupos sociales y gremiales. Fue una campaa con gran despliegue de creatividad mientras el partido oficialista gastaba millones de dlares en publicidad por el S.

Para la consulta de noviembre, que coincide con las elecciones generales, la jefatura del PNP pedir el voto NO a la colonia y a favor de la estadidad mientras el PPD quiere el voto S y abstencin sobre las alternativas, el grupo ALAS ir por el NO en la primera y Estado Libre Asociado Soberano, mientras el PIP quiere NO a la colonia y a favor de la independencia. De los partidos emergentes y los grupos de izquierda, el MUS promueve la abstencin y todava no est claro el resto del panorama.

Por parte de EEUU, el papel ms visible lo juegan las agencias de inteligencia y sus contratistas, en donde tambin hay presencia significativa puertorriquea. En el aeropuerto internacional ya es rutina confiscar informacin escrita y electrnica a izquierdistas, como fue el caso de la detencin reciente de militantes del Partido Nacionalista y el Frente Socialista, que fueron interrogados por varias horas.

Mientras tanto, el contratista de seguridad e inteligencia MVM, empresa fundada por un puertorriqueo de New Jersey descendiente de una familia de Mayagez, est reclutando traductores en Puerto Rico.

Para completar el cuadro con los tintes del realismo mgico de la literatura que nunca faltan en Puerto Rico, el activista ambiental Alberto de Jess, conocido como Tito Kayak, anunci la reanudacin de su travesa admirable por las islas del Caribe en reclamo de la excarcelacin de Oscar Lpez Rivera, que haba tenido que interrumpir por el fallecimiento de su padre. Lpez Rivera lleva ms de 30 aos preso por vnculos con las Fuerzas Armadas de Liberacin Nacional, formacin armada que el Bur Federal de Investigaciones insiste que sigue operando en combinacin con el Ejrcito Popular Boricua-Macheteros.

Fuente: http://alainet.org/active/57630


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter