Portada :: frica :: Magreb
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2012

La Kabilia, tierra de los hombres (y las mujeres) libres

Andoni Lubaki
Gara


Cerrada a cal y canto por el Ejrcito argelino, la Kabilia fue duramente azotada por la sangrienta guerra civil en los 90. Los amazighs de esta regin nortea, antiguos pobladores de frica del Norte antes de la invasin rabe, claman ahora por su autonoma para poder desarrollar su cultura, su lenguaje y sus creencias. Argelia intenta islamizarlos y arabizarlos a golpe de represin.

Cuando son el telfono en Argel, fue un imprevisto. Al otro lado, un tal Hozzein nos invitaba a visitar la Kabilia. La desde antao cerrada y peligrosa regin se abra ante nosotros de par en par. A pocas horas de autobs desde rgel, Tizi Ouzou, capital de los kabilios, nos aguardaba. Kabilia, la tierra de los hombres libres, aprisionados entre un Estado autoritario y el salafismo ms brutal.

Azuh!, nos saluda Hozzein mientras nos estrecha la mano. Nada ms bajar del autobs que nos llev hasta Tizi Ouzou, lo primero que omos es el saludo amazigh. El hombre que ha venido a recibirnos busca incansable un taxi. Habla y negocia con ms de tres y al final consigue uno que por un precio razonable ser nuestro chfer en la regin el primer da de nuestra llegada.

Avanzamos a gran velocidad por una serpenteante carretera sin saber an a dnde. El chfer y Hozzein hablan y hablan durante todo el viaje. Sbitamente, el taxi se sale de la carretera que ascenda montaa arriba para adentrarse en una pista de grava que desciende empinada hacia una casa escondida entre rboles frondosos.

Os apetece una cerveza? Podis escoger entre una cerveza local y heineken. Os aconsejo la local, seala Hozzein.

No salimos de nuestro asombro al ser convidados a una bebida alcohlica en un pas tan islamizado como Argelia. Dudamos un instante. Lo dices en serio, Hozzein? Claro, por qu iba a bromear!, responde.

Al cabo de unos minutos el taxista aparece con una bolsa llena de botellas. Abrimos una cada uno y tras dar un primer gran trago, salimos otra vez monte arriba. Todava no sabemos cul es nuestro destino.

Tras ms de dos horas zigzagueando entre montes y barrancos, llegamos al pueblo de Maraghna. Las calles estn abarro- tadas de gente y adornadas con banderines con la insignia amazigh. Bajarnos del coche y ver los primeros rostros ojiplticos es todo uno.

Estamos de celebracin. Podis sacar las fotos que necesitis y preguntar a cualquiera lo que queris. Estis en la tierra de los hombres libres, la Kabilia!, nos anuncia el taxista.

Matriarcado

Hozzein nos invita a entrar a una casa. En una pequea sala, y rodeada de hombres, una anciana se levanta. La mujer va vestida con el tpico traje multicolor kabilio, nada de nikab musulmanes. Al acercarnos, la anciana sonre y podemos ver en su cara de piel curtida varios tatuajes de simbologa bereber. Nos abraza, nos da dos besos y despus de cogernos de la mano espanta a los hombres que ocupaban un sof para que nos sentemos. Hozzein se re a carcajada limpia.

La cultura amazigh es un matriarcado. No tiene nada que ver con la cultura islmica que Argelia nos quiere imponer en nuestra tierra. Aqu la que manda, la que guarda el dinero y el centro de la vida familiar, es la madre. El padre tiene poco que decir en la vida familiar, sigue diciendo Hozzein mientras contina rindose. Un hombre fornido se me acerca y me invita a una coca-cola o, si lo prefieres, a una cerveza. Se sienta a mi lado con un vaso de t.

Esa seora que os ha saludado se llama Tassandit Serroir y es la madre de nuestro lder Ferhat Mehenni, exiliado en Francia. Nos hemos juntado todos para conmemorar el asesinato en Pars de su hijo Ameziane Mehenni. Todos sabemos que aunque lo mataran en Francia, lo mat el Estado argelino. Quieren hacernos desaparecer de lo que ellos consideran `tierras parcialmente islamizadas', denuncia. Tras una copiosa comida de cuscs y carne de cabra, llega la hora de partir. Nuestro fiel gua Hozzein se acerca junto con el taxista que tambin comi con nosotros.

Bajamos lo anteriormente ascendido, por esas carreteras infernales de curvas y pavimento en mal estado. Sabis por qu antes he tardado tanto en encontrar un taxi para poder venir aqu? Quera a un amazigh, no a un rabe. Los amazighs no les tenemos mucha simpata a los rabes. Son unos invasores que no respetan nuestra cultura y forma de ser. Nosotros somos laicos, enfatiza Hozzein.

El vehemente gua kabilio comienza una discusin con el taxista. Sealan a un lado y otro de la carretera en nuestro viaje de regreso a Tizi Ouzou. Buscan algo, pero no sabemos qu, Varias curvas ms adelante, sealan hacia la cima de un monte. Ah est! Es la mayor mezquita de la Kabilia, que a su vez es una escuela cornica. La construy el Estado argelino. Quieren islamizar la regin de los amazighs y, para ello, no escatiman en gastos!, advierte Hozzein. En el camino de regreso hemos perdido la cuenta de las mezquitas que se han construido. Todas ellas con dinero pblico argelino, dinero de los contribuyentes. Tambin amazighs.

Amazigh 100%

Llegamos a Tizi Ouzou. Nos espera Ismael. Amazigh 100%, se enorgullece. Dormiremos en mi pueblo, los vecinos no preguntarn qu estis haciendo all, no os pedirn el pasaporte en el hotel. Ser mejor as, aclara Ismael.

Montamos en su coche. Subimos otra vez por carreteras sin ninguna recta de ms de 100 metros. En el camino, varias seales indican la entrada a diferentes pueblos de la comarca. Todas ellas tienen el nombre en rabe borrado con spray, slo dejan ver el nombre originario en lengua tamazigh.

Arabizacin forzosa

Los nombres originarios fueron arabizados por el Estado. No aceptamos ningn de los nombres que nos quieren imponer, son inventados, nos dice Ismael sealando un cartel con el nombre en rabe tachado.

El pueblo en el que recalaremos se llama Benni Yenni. Es un pueblo tpico kabilio, con sus casas en lo alto de las montaas. Sus antiguos habitantes los construyeron as para poder defenderse de la invasin rabe. La villa es conocida en la zona por ser cuna de los mejores joyeros, que hacen con sus manos sortijas de plata y coral rojo.

En el camino varios controles de la Polica ralentizan la ya de por si lenta marcha. Parapetados detrs de muretes de hormign y armados con kalashnikovs, miran detenidamente al interior de todo vehculo.

Tanta Polica para que siga habiendo atentados de los salafistas! El otro da hubo uno en un pueblo cercano a Benni Yenni, exclama Ismael. El Estado argelino y los salafistas luchan codo con codo contra los amazighs, aunque digan lo contrario. Si no cmo se explica que haya atentados en los que solo mueren amazighs? Para los islamistas somos unos infieles; para el Gobierno, unos criminales, dice Ismael enfadado.

En el pueblo de Ismael, se respira paz. El hotel es acogedor y ofrece una magnfica vista a las montaas del Djurdjura. No nos piden datos de lo que estamos haciendo en un pueblo al que hace mucho que no llegan extranjeros. La paz que se respira en los pueblos de las montaas contrasta con el agobio policial que se vive, abajo, en los valles.

Los amazighs son los originarios pobladores del norte de frica

Los amazighs, o bereberes, son un conjunto de etnias originarios del Magreb (tambin poblaron hasta el siglo XV las Islas Canarias, antes de la invasin de los espaoles que masacraron o se mezclaron con la poblacin local, los guanches). Su nombre significa hombre libre en lengua tamazigh, que lo hablan desde los tuareg del norte de Mali y de Nger hasta los pobladores del norte de Marruecos y Argelia, aunque con diferencias fonticas leves. La mayora de la poblacin bereber se distribuye entre Argelia (Kabilia) y la zona norte de Marruecos (Rif). Desde el ao 647, la poblacin bereber fue asediada por las invasiones rabes del este. Hoy en da son minora ante esta etnia.

Con una cultura familiar basada en el matriarcado, los bereberes no son originariamente musulmanes. Algunos procesan la religin del islam, otros son cristianos (catlicos o evangelistas) pero en su mayora son laicos. Muchos de ellos denuncian el continuo esfuerzo por parte de los estados rabes de islamizarlos, prohibiendo la enseanza de la cultura y lengua amazigh en las escuelas. En muchos casos, sus festejos y tradiciones han sido prohibidos y perseguidos por ser inmorales ante el islam, como acord un juez marroqu en el ao 1952 ante un rito de casamiento entre una pareja de bereberes.

Son varias las veces que se han levantado contra las invasiones rabes o europeas. Una de las ms famosas fue la guerra del Rif (Marruecos), pueblo que, comandado por el legendario guerrillero Abd el-Krim, present batalla y gan la guerra contra el colonialismo espaol y francs. Histricamente, los amazighs han sido duramente reprimidos, cultural y polticamente. Un claro ejemplo es la matanza del ao 1984 perpetrada por Hassan II, anterior rey de Marruecos y de origen rabe alau. En ese ao, los amazighs del norte de Marruecos, en la regin del Rif, salieron a manifestarse para pedir una autonoma dentro de Marruecos. La represin policial comandada por el monarca alau dejo tras de s centenares de muertos en las calles de Nador, sin que la comunidad internacional interviniera para impedir la masacre.

Ms reciente es la manifestacin celebrada en el ao 2010 en la Kabilia argelina. La marcha pacfica organizada por el MAK - Movimiento por la Autonoma de la Kabilia- se top de bruces con la represin policial en las calles de Tizi Ouzou, capital administrativa de la regin. Decenas de personas fueron encarceladas sin juicio previo, entre ellas varios militantes y lderes del MAK. Hay incluso medios que hablan de un muerto por disparos de la Gendarmera argelina, aunque este hecho no se haya podido confirmar dada la poltica de apagn informativo que el Gobierno argelino aplica en la regin.

Desde el ao 1995 estn organizados a nivel mundial bajo el paraguas del Consejo Mundial Amazigh (CMA). Esta organizacin ha celebrado ya cuatro congresos, con participantes de sus enclaves de Argelia, Marruecos, Canarias, Libia, del Movimiento Tuareg y de la dispora, que se encuentra principalmente en Europa y en Amrica del Norte.

Fuente: https://mail.google.com/mail/u/0/?shva=1#inbox/13987a9138de86c3



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter