Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2012

Japonesas luchan contra efectos del tsunami

Suvendrini Kakuchi
IPS


Yumiko Yonekura, sobreviviente del terremoto y del tsunami que devastaron el ao pasado la nororiental ciudad japonesa de Tohoku, lanz Hot Care Kesenuma, una compaa que brinda atencin especial a adultos mayores.

"La idea de comenzar con mi propia compaa surgi cuando me encontraba en el centro de evacuacin, luego del desastre. La gente empez a ayudarse entre s para sobrevivir, y esto me estimul a colaborar con la devastada comunidad", cont a IPS.

Yonekura, de 52 aos, ahora vive en Kesenuma, donde hubo 1.300 muertos y desaparecidos luego del terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011. Ese da, olas de hasta 30 metros de alto dieron contra los poblados y las aldeas de la costa de la prefectura de Miyagi, unos 200 kilmetros al noreste de Tokio.

Las prefecturas de Miyagi, Iwate, Fukushima, Akita, Aomori y Yamagata conforman la regin de Tohoku, la ms afectada por el desastre natural y la consecuente crisis en la central nuclear de Fukushima Daiichi.

La economa de Tohoku ya estaba deteriorada antes de la catstrofe, lo que caus una constante emigracin de su poblacin ms joven y educada a las ciudades, dejando atrs a adultos mayores dedicados a la pesca y a la agricultura.

Yonekura necesit armarse de coraje para iniciar su compaa y ganarse el respeto de los hombres en esta zona donde impera la cultura patriarcal y en la que el promedio de edad es de 65 aos.

Yuko Kusano, de la red Jo-Net, que apoya a mujeres sobrevivientes del desastre, dijo que el caso de Yonekura es un ejemplo de que las catstrofes como la de Fukushima pueden potenciar a las mujeres.

"La prdida de familiares, empleos y hogares llev a las mujeres de Tohoku a repensar sus roles tradicionales, que las reducan a esposas y madres", dijo Kusano, quien brind el apoyo inicial a Yonekura.

Ahora las mujeres se enfrentan al desafo de tener ingresos estables.

Expertos indican que la mayora de los trabajos disponibles para ellas son de tiempo parcial, por ejemplo en proyectos de reconstruccin o como oficinistas.

Grupos de mujeres sealan que las ms jvenes, frente a la falta de empleos, se ven obligadas a trasladarse a las grandes ciudades, donde terminan en la industria del sexo.

"La estabilidad en una sociedad luego de un desastre puede alcanzarse solo con una planificacin cuidadosa. La educacin, el desarrollo de capacidades y, sobre todo, la provisin de espacios para las mujeres, es la forma de alcanzar una recuperacin", dijo Hiromi Narita, experta en temas de gnero.

"Vemos un creciente nmero de mujeres solteras de las reas del desastre que se suman a nuestras clases con la intencin de encontrar nuevos empleos o asegurarse los que ya tienen", aadi Narita, quien organiza seminarios sobre computacin y negocios en Miyagi.

Pero adems de los empleos, las sobrevivientes necesitan urgente apoyo emocional luego del sufrimiento y la ansiedad que han atravesado.

Registros mdicos de Tohoku muestran un incremento en las enfermedades cardiacas, la hipertensin y la depresin, debido a la incapacidad de las sobrevivientes a ajustarse a sus nuevas vidas en los centros de evacuacin.

Las mujeres constituyen la mitad de las 350.000 personas desplazadas por el desastre.

Rei Yamaya, consejera del Centro de Mujeres de Morioka, seal que las autoridades ignoraban el problema del trauma sufrido por las sobrevivientes.

"En la conservadora sociedad de Tohoku, las mujeres rara vez hablan de la depresin o de solicitar ayuda, por temor a parecer malas esposas o madres incompetentes", indic.

El grupo de Yamaya abri cafs para mujeres con el objetivo de crear espacios donde pudieran hablar sin temor a la discriminacin. "Mientras comen algo sabroso con sus hijos, pueden romper el silencio de su sufrimiento", explic.

El centro se sostiene con financiamiento internacional, lo que denota la falta de apoyo del gobierno a los programas de ayuda emocional a las vctimas del desastre.

Las autoridades se limitan a exonerar impuestos o crear otros incentivos para atraer inversiones en Tohoku.

Adems de brindar asistencia mdica a adultos mayores, Yonekura prev tambin dar servicios de apoyo emocional, dadas las urgentes necesidades de su comunidad.

"Bsicamente, las mujeres estn comenzando de cero, pues saben que no pueden regresar a sus antiguas vidas. Tenemos que trabajar juntas para aprender a aceptar que un desastre puede ser un cambio para mejor", afirm.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/wap/news.asp?idnews=101500


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter