Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-09-2012

Una forma sutil de corrupcin

Esteban Morales
Progreso Semanal


Cuando en el 2010 escrib sobre la corrupcin y me ocurri lo que todos saben, fue inevitable que se preocuparan mucho. No se entendi nunca, como era posible tomar una medida poltica del carcter de la que se ejecuto, ante la denuncia que se haca.

Aquello escritos, como se dice, atravesaron el vendaval de las incomprensiones y hoy hemos avanzado en ese tipo de crticas. Nuestra mxima Direccin Poltica, consecuentemente con lo que haba venido diciendo desde que tomo el mando, la acuo: Corrupcin es equivalente a Contrarrevolucin. Todos los revolucionarios respiramos profundamente descansados. El asumir la crtica era una realidad y nadie estaba en el derecho de acallarla.

Pero debemos continuar avanzando. Una masa importante de nuestros intelectuales revolucionarios asume valientemente la crtica de nuestras realidades, como ha sugerido Ral, pero aun no es posible sentir a fondo y confiadamente, que estn haciendo lo que deben, aunque estn convencidos de ello.

Aun cierta burocracia acecha, sin desaprovechar la oportunidad de decirnos a esos intelectuales de que estamos equivocados, que al parecer las cosas no pueden ser tal y como Ral nos ha dicho. Mientras que todos los que asumimos la crtica de nuestra sociedad, estamos, junto con Ral, convencidos de que es el nico modo de salvar el proceso.

Que querra decir Ral Castro con que corrupcin es equivalente a contrarrevolucin. Sin dudas tal afirmacin es dolorosamente abarcadora. Porque encierra entre otros los peligros siguientes:

- En primer lugar, que el que se corrompe, ya se paso al enemigo.

- Trata de desprestigiar el discurso poltico de la Revolucin en su momento ms crtico.

- Da elementos para que se diga que no son todos los que estn ni estn todos los que son. Lo cual como un ataque directo a la dirigencia del Pas, atenta contra todo proceso que pretenda hacer avanzar la remodelacin econmica, realizar los ajustes sociales necesarios y lograr el cambio de mentalidad.

- En medio de la difcil situacin material que vive el Pas, da un ejemplo funesto de cmo solucionar mi problema individual.

- Quien se corrompe es prcticamente imposible que mantenga otros valores, por lo cual, el siguiente paso es colaborar con quienes le facilitan su labor, corrompiendo a otros y ponindolos a todos al servicio de la subversin.

Pero existe una forma ms sutil encubierta de corrupcin, que medra entre nosotros, y que no pocos le restan importancia, porque la practican sistemticamente o porque no la ven con el grado de peligrosidad con que miran la de los altos funcionarios.

Se trata de una corrupcin de poca monta materialmente, practicada de a poco, de manera directa entre funcionarios de bajo nivel, que poseyendo la posibilidad de mover ciertos recursos, los intercambian como si se tratara de un simple trueque de mercancas.

Se trata del funcionario, que administra una cafetera y le consigue los dulces y la cerveza al amigo que va a celebrar los 15 de la hija, mientras que este ltimo, administrador de una fbrica, le suministra las lozas y el cemento que el primero necesita para levantar una habitacin adicional. Un simple intercambio entre dos. Donde no media dinero sino bienes y en el que no pocos se hacen los de la vista gorda, esperando que le llegue su turno de practicarlo tambin. Va por la cual, de manera ilegal, se escapan una increble cantidad de recursos, cuyo destino debiera ser el comercio con la poblacin. Este tipo de corrupcin no es menos nociva que la otra, debido a las razones siguientes:

- Su poco valor monetario la hace aparecer como simples favores de amigo. Lo que se ha popularizado bajo el trmino de resolver.

- Por lo general, en el centro de trabajo, se trata de algo que casi todos dominan, pero que dejan pasar. Porqu no les importa, por temor a la represalia o porque piensan que un dia les puede tocar.

- Tiende a crear un nivel de compromiso entre los que administran y el resto de los trabajadores, que pueden considerarse en el derecho de disfrutar de esas ventajas ilegales en algn momento.

- Es muy fcil de ocultar dentro de la contabilidad y los controles econmicos.

- Al no mediar dinero la peligrosidad de su prctica es bastante reducida.

- No obstante, el grado de corrupcin de este modelo de su ejercicio, corroe la autoridad hasta de las propias organizaciones polticas en el centro de trabajo.

Luego con la corrupcin, en todas sus caractersticas de prctica y niveles, estamos ante un fenmeno, que solo es posible derrotarlo, si todos los sectores sociales participan, declarndole una guerra generalizada que perfeccione la conciencia de lo que ella significa y provea a todos los instrumentos para combatirla. Ello significa, transparencia informativa, discusin abierta y dotar a todos de la confianza de que la crtica oportuna y eficiente siempre ser bien recibida.

Esteban Morales, destacado acadmico cubano, fundador y director durante 18 aos del Centro de Estudios Sobre Estados Unidos (CESEU) de la Universidad de La Habana, universidad de la cual ha sido decano de la facultad de Humanidades.

Fuente: http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=5060:una-forma-sutil-de-corrupcion&catid=4:en-cuba&Itemid=3


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter