Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2012

Algunas hiptesis sobre la izquierda, catalua y el problema nacional

Luis Roca Jusmet
Rebelin


Como ciudadano cataln de izquierdas no pienso asistir ni a la concentracin ni a la manifestacin del 11 de septiembre. Estas son mis razones:
  1. Catalua no es una nacin. El trmino nacin es un trmino moderno ligado al Estado y a la Economa-Mundo capitalista. No hay bases culturales para justificar una nacin. Las identidades culturales tienen siempre una base religiosa, que es lo que constituye una comunidad homognea.

  2. Catalua no ha existido nunca como Estado, por tanto no ha sido nunca una nacin. Tiene una lengua que comparte con Valencia, las Islas Baleares y alguna parte marginal de Francia y Cerdea. La lengua no define una cultura. Catalua ha tenido relaciones conflictivas y complicadas con el resto de Espaa y con el gobierno de Madrid, peo no ha sido nunca una colonia.

  3. El gobierno de la Segunda Repblica concedi la autonomia a Catalua. Con unas instituciones polticas propias.La Guerra Civil dividi a los catalanes. Muchos apoyaron a Franco. Las instituciones franquistas en catalua (y fuera) se nutrieron de catalanes. El Estado franquista reprimi el cataln. Los catalanistas moderados de la Lliga apoyaron a Franco como mal menor.

  4. La industrializacin que se di en Catalua condujo a millones de espaoles (sobre todo andaluces) a inmigrar a Catalua. La represin del cataln, los mass media en castellano y la inmensa poblacin inmigrante castellanoparlante que lleg a Catalua hicieron que el castellano fuera la lengua dominante pblica y, en parte, privada. El PSUC consigui integrar a un sector obrero de izquierdas en la reivindicacin de la autonoma y el respeto hacia el cataln.

  5. La transicin impusl e Estado de las autonomas. El tratamiento fiscal debera haber sido equitativo, excluyendo los conciertos econmicos. El trmino nacionalidad aplicado a Catalua era una buena respuesta para diferenciarlo de las regiones sin plantearlas como nacin.

  6. La Generalitat gobernada durante aos por CiU intent marginar al mximo el castellano y conseguir que la educacin y la lengua de las instituciones fuera nicamente el cataln. Se potenci un desprecio hacia el castellano y los que hablaban castellano. Paradjicamente la lengua dominante a nivel de empresas fue el castellano.

  7. El Tripartito gobernado por Pasqual Maragall cay en la misma dinmica nacionalista, empeorando la cuestin. En lugar de centrarse en cuestiones de equidad fiscal se centra en reivindicar a Catalua como nacin con criterios muy discutibles de tipo cultural e histrico.

El PSC pierde su carcter de izquierdas (como el PSOE) pero se va transformando paralelamente en una opcin nacionalista moderada. Hay una contradiccin entre un sector liberal y catalanista, que se alia con el aparato burocrtico del partido y una base y un electorado obrero de origen inmigrante, que busca una poltica de izquierdas no catalanista.

  1. Catalua es bilinge por su historia y en lugar de entender esto como una riqueza se entiende como una lacra. Se habla del cataln como de la lengua propia sin entender que la lengua propia es la lengua que se habla y en Catalua se hablan dos. Se identifica la cultura catalana con lo que se hace en cataln o bajo unos criterios folcloristas totalmente desfasado.

  2. Empieza una campaa sistemtica de denuncia del llamado "expolio fiscal" como si los problemas de Catalua vinieran de lo que nos roban los espaoles. Esta campaa es regresiva (no entiende la solidaridad, diluye la lucha de clases y la cuestin central de las polticas sociales). Se introduce una divisin entre catalanes y espaoles nefasta para la izquierda. Los responsables son en primer lugar el PP y sectores espaolistas del PSOE y por parte catalana muchos nacionalistas e independentista por su sectarismo.

  3. El proyecto de los catalanes de izquierdas debera ser el de una Repblica federal democrtica y socialista en una confederacin europea de tipo social. El enemigo de las clases populares catalanas es la oligarqua econmica y burocrtica que dirige Catalua, Espaa y el Mundo mundial. No el Estado espaol ni mucho menos los espaoles.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter