Portada :: Ecologa social :: Documentos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2004

Contaminacin atmosfrica y salud infantil

Ecologistas en Accin


Articulo publicado en la revista El Ecologista n 40 verano 2004

Efectos de la contaminacin atmosfrica sobre la salud infantil en Madrid

C Linares [1], J Diaz [1], C Lpez [1], JC Montero [2], R Garca-Herrera [3]

Desde los sucesos episdicos de contaminacin atmosfrica que tuvieron lugar a principios del siglo XX en el Valle de Mosa (Firket J, 1936), Donora (Shrenk HH, 1949) y el ms conocido, en Londres (Ministry of Health, U.K., 1954), que provocaron millares de muertos en pocas semanas, la contaminacin atmosfrica de las ciudades se ha convertido en un problema de salud pblica mundial. De hecho la contaminacin del aire es considerada por la Organizacin Mundial de la Salud (OMS, 2002) como una de las prioridades mundiales ms importantes en salud. De modo que segn un reciente estudio (Cohen et al, 2003), la contaminacin del aire es responsable del 1,4% de todas las muertes en el mundo. La mitad de este impacto es debido a las emisiones de los vehculos a motor (Knzli et al, 2000). Por otro lado, en los ltimos aos, un nmero importante de estudios realizados en distintas ciudades han encontrado que, an por debajo de los niveles de calidad del aire considerados como seguros, los incrementos de los niveles de la contaminacin atmosfrica se asocian con efectos nocivos sobre la salud (Dockery DW, 1996; Alberdi et al, 1998), lo que ha llevado a la puesta en marcha de un conjunto de polticas en los pases occidentales, que van encaminadas a la reduccin de forma drstica de los niveles de inmision. Tal es el caso de la Unin Europea con la Directiva 1999/30/CE, que impone recortes importantes a los niveles lmite de las concentraciones de contaminantes en el aire en un horizonte temporal de adaptacin.

Para conocer los efectos que produce la contaminacin atmosfrica en la salud humana se utilizan en el mbito de la investigacin cientfica los estudios ecolgicos de series temporales. En ellos, se analizan y relacionan las variaciones en el tiempo de la exposicin y un indeterminado indicador de salud en una poblacin (nmero de defunciones, ingresos hospitalarios, etc.). Una de las ventajas de estos estudios es que al analizar la misma poblacin en diferentes periodos de tiempo (da a da, generalmente) muchas de aquellas variables que pueden actuar como factores de confusin a nivel individual (tabaquismo, edad, gnero, ocupacin, etc.) se mantienen estables en la misma poblacin y pierden su potencial confusor (Schwartz et al, 1996). Destacan en este terreno diversos estudios multicntricos, que utilizan criterios de anlisis estandarizados para evaluar los efectos en salud de la contaminacin atmosfrica: APHEA -Air Pollution and Health: an Eurpean Assessment- en Europa (Katsouyanni K, 1995). En Espaa se han publicado recientemente diversos estudios realizados en las principales ciudades, como Madrid (Daz et al, 1999), Barcelona (Sunyer et al, 2001) o Valencia (Ballester et al, 2002). Tambin en nuestro pas existen dos estudios de carcter multicntrico en 16 ciudades (10 millones de habitantes) que analizan los efectos de la contaminacin atmosfrica fundamentalmente sobre la mortalidad (proyecto EMECAM) y sobre la morbilidad (proyecto EMECAS). Todos estos trabajos muestran la existencia de asociacin estadsticamente significativa entre los indicadores de contaminacin atmosfrica y la salud. La gran mayora de los trabajos anteriormente citados toman como indicadores de salud la mortalidad, los ingresos hospitalarios o la frecuentacin de los servicios de urgencia.

Pero adems la contaminacin atmosfrica qumica tambin tiene repercusin en otro tipo de patologas, el asma, es quiz la ms importante con un incremento en sus niveles de incidencia, pero otras enfermedades como reacciones alrgicas, bronquitis e infecciones respiratorias tambin han experimentado un notable aumento en los ltimos aos (Kleinman M.T., 2003). Un estudio reciente llevado a cabo en Francia, Suiza y Austria, indica que el 6% de la mortalidad y un nmero muy importante de nuevos casos de enfermedades respiratorias en estos pases puede ser atribuido a la contaminacin atmosfrica (Knzli N, 2000), as mas de 25000 nuevos casos de bronquitis crnica en adultos, mas de 290000 episodios de bronquitis en nios, mas de medio milln de ataques de asma y mas de 16 millones de personas al da ven restringida su actividad normal por los efectos de la contaminacin.

Sin embargo no toda la poblacin est expuesta a este impacto en salud en las mismas condiciones, dentro de los grupos de edad que presentan mayor vulnerabilidad a los contaminantes atmosfricos se encuentran las personas mayores y los nios. La poblacin infantil presenta determinadas caractersticas que hacen que su susceptibilidad a este factor de impacto ambiental sobre la salud sea diferente al de los adultos. As, desde el punto de vista de la dosis recibida, en comparacin con los adultos, los nios respiran ms rpido (su frecuencia respiratoria es mayor) y juegan al aire libre ms a menudo, siendo, por su menor peso, mayor su exposicin a los contaminantes por unidad de masa (Landrigan PJ, 1999). Por otro lado, debido a su constante estado de desarrollo y crecimiento, fisiolgicamente su sistema inmunolgico y sus rganos estn an inmaduros, asimismo la irritacin y la inflamacin producida por los contaminantes obstruye con ms nocividad sus vas respiratorias que son ms estrechas (Air Pollution and Childrens Health, 2003). Segn estimaciones de la OMS, 5 millones de nios mueren cada ao de enfermedades relacionadas con la contaminacin atmosfrica (World Health Organitation, 2002). Pese a estas evidencias la mayora de los trabajos realizados sobre efectos en salud de la contaminacin atmosfrica se realizan para poblacin general (se consideran todos los grupos de edad) y para el grupo de mayores de 65 aos (Goldberg M.S, 2001), siendo escasos los trabajos que estudian los efectos de los contaminantes ambientales sobre la salud infantil en particular.

Basados en la metodologa del anlisis de series temporales, se presentan a continuacin los principales resultados obtenidos por este equipo investigador sobre la influencia de la contaminacin atmosfrica en la mortalidad diaria en Madrid en el grupo de menores de 10 aos, adems tambin se exponen los primeros resultados obtenidos sobre la relacin existente entre los contaminantes atmosfricos urbanos y los ingresos diarios por urgencias en este grupo de edad en el Hospital Gregorio Maran de Madrid.

Contaminacin atmosfrica y mortalidad en el grupo de menores de diez aos en Madrid (1986-1997) [4]

En este estudio, se analiz la serie de mortalidad diaria correspondiente a los fallecidos residentes e inscritos en el municipio de Madrid en el grupo de edad de 0-9 aos desde el 1 de enero de 1986 al 31 de diciembre de 1997. Se consideraron todas las causas de muerte, denominadas causas orgnicas, ICD-9: 1-799 (International Classification of Diseases, 9th Revision) excepto las debidas a accidentes.

Las variables de contaminacin atmosfrica consideradas en el estudio fueron las concentraciones medias diarias de los contaminantes atmosfricos: Dixido de Azufre (SO2), xidos de Nitrgeno (NOx), Partculas totales en suspensin (PST) y Ozono (O3), los datos fueron obtenidos a partir de los registros recogidos por las 24 estaciones correspondientes a la Red de Medida de Contaminacin Atmosfrica del Ayuntamiento de Madrid. Adems de las variables anteriores se consideraron otras covariables con posible incidencia sobre la mortalidad infantil como las epidemias de gripe y otras variables de carcter meteorolgico (temperatura mxima, mnima y media diaria, humedad relativa y presin atmosfrica) del observatorio de Madrid- Retiro. Tambin se controlaron las estacionalidades anuales, semestrales y trimestrales. En la Tabla 1 se muestran los estadsticos descriptivos de estas variables.

La metodologa utilizada fue el anlisis de series temporales mediante modelos matemticos. Este tipo de metodologa permite establecer relaciones estadsticas causales entre las variables, as como cuantificar el efecto de las variables de contaminacin que presentan una asociacin estadsticamente significativa con la mortalidad.

Tabla 1. Estadsticos Descriptivos de las variables independientes (contaminantes atmosfricos) y dependientes (datos de mortalidad de diaria en el grupo de 0 a 9 aos) de la serie temporal correspondiente a 1986-1997 en Madrid.

Uno de los primeros resultados obtenidos hace referencia a las partculas totales en suspensin (PST). Si en un sistema de ejes X-Y se representa en el eje X la concentracin media diaria de las PST y en el eje Y la mortalidad media diaria registrada cuando se dio esa concentracin de contaminantes, se obtiene el diagrama de dispersin que se muestra en la figura 1. En ella, se observa que existe entre ambas variables una relacin lineal y sin umbral, similar a la detectada en el diagrama de dispersin de PST para la mortalidad de la poblacin general en Madrid (Daz J, 1999). Lo que muestra un comportamiento diferenciado respecto a estudios anteriores es el acusado incremento de la mortalidad para niveles en la concentracin de PST superiores a 100 g/m3, lo que suele ocurrir en los meses invernales. De hecho, cuando la concentracin de partculas est por debajo de 100 g/m3, la mortalidad media diaria en el grupo de 0-9 aos es de 0,67 muertos/da, mientras que para los das en los que la concentracin de partculas es mayor de 100 g/m3, sta asciende hasta 1,03 muertos/da, siendo esta diferencia significativa al 95%.

Respecto a los resultados obtenidos para otros contaminantes, la relacin de la mortalidad infantil con el SO2, presenta un carcter logartmico, tambin detectado en poblacin general (Daz J, 1999). Un resultado en principio sorprendente es la falta de asociacin del ozono troposfrico con la mortalidad infantil, cuando es bien conocido que el ozono reduce la funcin pulmonar y agrava las enfermedades respiratorias crnicas en nios (McConnell R, 2002). Quiz la razn se encuentre en que las concentraciones de ozono medidas en el Municipio de Madrid, con un mximo de 78 g/m3 de media diaria y con un valor medio anual de 23 g/m3, estn muy por debajo de los valores a partir de los cuales se ha establecido asociacin con patologas respiratorias en otros estudios (Schmitzberger R, 1992; Lin CA, 1999).

Figura 1. Diagrama de dispersin de los niveles de concentracin media diaria de PST (1986-1997) y la mortalidad por todas las causas en el grupo de 0 a 9 aos en Madrid.

Una vez detectada de forma cualitativa la existencia de una asociacin entre la contaminacin atmosfrica qumica y la mortalidad infantil se procedi a su cuantificacin mediante modelos matemticos de regresin Poissson (modelos lineales generalizados). En primer lugar, se analiz la asociacin para cada uno de los contaminantes por separado y ms tarde, se realiz un modelo que incluye a la vez todos los contaminantes analizados. En ambos casos en los modelos se consideraron las variables de confusin (temperatura, humedad, gripe, etc) anteriormente descritas. Esta metodologa permite adems detectar el retraso temporal en el que se establece la asociacin entre la causa y el efecto, por ejemplo, el retraso 0 en las partculas indica que su efecto sobre la mortalidad ocurre el mismo da, es decir, un incremento en el aumento de la concentracin de PST lleva asociado el mismo da un aumento en la mortalidad. Por otro lado que el efecto del SO2 ocurra en el retraso 1 indica la existencia de un da de desfase entre el incremento de los niveles de SO2 y los de la mortalidad infantil. En la tabla que se muestra a continuacin aparecen estos retrasos entre parntesis.

Tabla 2. Modelos de Regresin Poisson para la mortalidad en el grupo de 0 a 9 aos (1986-1997).

Los resultados de la tabla anterior se muestran en funcin de Riesgos Relativos (RR). Un RR de 1,07 para las PST indica que un nio expuesto a una concentracin superior en 25 g/m3 de PST frente a otro que no est expuesto, presenta una probabilidad de morir un 7% superior por cada 25 g/m3 que aumente la concentracin de PST. Por otro lado el Riesgo Atribuible indica el impacto con la hiptesis de que toda la poblacin est expuesta a sus efectos. De este modo AR puede calcularse como AR = (RR-1)/RR (Coste J, 1991) donde RR es el riesgo relativo obtenido a travs de los modelos Poisson.

Aunque cualitativamente los resultados que aparecen en la anterior tabla son coherentes con los resultados obtenidos en otros trabajos referentes a la poblacin general en Madrid (Daz et al, 1999), las diferencias se establecen desde el punto de vista cuantitativo. Si en anteriores trabajos el efecto sobre la mortalidad en la poblacin general para un incremento de 25 g/m3 en la concentracin de PST o SO2 estaba alrededor de un 2 %, en el caso de los menores de 10 aos este riesgo se triplica para las PST y se duplica para el SO2. La razn de este mayor efecto en los nios se encuentra en su mayor vulnerabilidad a los contaminantes atmosfricos expuesta al principio de este trabajo.

Con el fin de analizar el comportamiento de los contaminantes atmosfricos sobre la mortalidad infantil en diferentes pocas del ao, el anlisis se efectu para el periodo total considerado (todo el ao) as como especficamente para el invierno (meses de noviembre a marzo, incluidos) y verano (meses de junio a septiembre, incluidos). Los resultados obtenidos se muestran en la siguiente tabla.

Tabla 3. Riesgos atribuibles y relativos de los contaminantes atmosfricos que resultan significativos a p<0.05 en los modelos Poisson para la mortalidad de menores de diez aos en la ciudad de Madrid (1986-1997). Entre parntesis los retrasos en los que se establece la asociacin. Los valores de RR y AR se refieren a un aumento de 25 g/m3 en los contaminantes atmosfricos.

Los resultados de los modelos de regresin Poisson para la mortalidad diaria en el grupo de 0-9 aos reflejan el efecto de los contaminantes a corto plazo. Lo ms destacable de estos resultados (Tabla 3) es el fuerte incremento del riesgo relativo relacionado con las PST en verano y su desplazamiento al retraso 2. Este notable aumento podra deberse al efecto sinrgico que se establece entre contaminacin atmosfrica y altas temperaturas (Katsouyanni K, 1993) que potenciaran el impacto de las PST sobre la mortalidad infantil. El retraso de 2 das probablemente se deba a las patologas implicadas en la mortalidad en verano (menos respiratorias y ms cardiovasculares) que hace que el efecto sea ms retrasado en el tiempo. En este sentido, trabajos recientes indican que la asociacin entre respiratorias y PST suele establecerse el mismo da de la exposicin, mientras que la mortalidad por causas cardiovasculares est ms vinculada a la contaminacin de los das anteriores (Kim H, 2003). El NOx aparece como contaminante significativo solamente en verano y en el retraso 0.

Para completar el estudio sobre los efectos de la contaminacin atmosfrica qumica de Madrid sobre la poblacin infantil, se describe a continuacin su relacin con los ingresos hospitalarios por urgencias para este mismo grupo de edad.

Contaminacin atmosfrica y morbiblidad en el grupo de menores de diez aos en Madrid (1995-2000) [5]

Se trata de una serie temporal que hace referencia a los ingresos hospitalarios diarios por urgencias en menores de diez aos en el Hospital Gregorio Maran de Madrid desde el 1 de enero de 1995 hasta el 31 de diciembre de 2000. Las causas de ingresos analizadas fueron: todas las causas (denominadas causas orgnicas, ICD-9: 1-799), enfermedades circulatorias (ICD-9: 390-459) y enfermedades debidas al sistema respiratorio (ICD-9: 460-519). En la figura 2 se muestra la evolucin temporal (1995 - 2000) de dicha serie para los ingresos por todas las causas de los menores de diez aos.

Figura 2. Serie temporal (1995-2000) de ingresos hospitalarios por todas las causas de los menores de diez aos en el Hospital Gregorio Maran de Madrid.

En la siguiente tabla (tabla 4), aparecen los estadsticos descriptivos de las variables analizadas.

Tabla 4. Estadsticos Descriptivos de las variables independientes (contaminantes atmosfricos) y dependientes (datos de ingresos diarios por urgencias del grupo de 0 a 9 aos en el Hospital Gregorio Maran de Madrid, 1995-2000).

Para el anlisis de la serie se diferenci, al igual que con la mortalidad, entre los periodos de todo el ao y verano (de junio a septiembre) e invierno (de noviembre a marzo) separadamente.

Como en el apartado anterior se ha descrito, se utilizaron como variables independientes las variables meteorolgicas anteriormente citadas y adems de utilizar las epidemias de gripe como posible factor de confusin, tambin se utiliz la concentracin media diaria de polen de gramneas. Tambin se controlaron las estacionalidades anuales, semestrales y trimestrales. Indicar como diferencia al apartado de mortalidad que en las concentraciones de contaminantes en esta ocasin se trabaj, en vez de con el conjunto de todas las partculas totales en suspensin PST, con las denominadas PM10, es decir, partculas de tamao inferior a 10 micras de dimetro.

La metodologa utilizada es similar a la descrita para el caso de la mortalidad.

El resultado ms destacable del anlisis establece una relacin estadsticamente significativa (p<0,05) entre los ingresos hospitalarios por urgencias de menores de diez aos y la concentraciones medias diarias de PM10. Esta asociacin se establece para todas las causas de ingresos por urgencias analizadas y para las diferentes pocas del ao, excepto por causas respiratorias en verano (probablemente debido a que las patologas implicadas en verano estn ms relacionadas con el aparato circulatorio como ya se ha comentado anteriormente).

El resultado obtenido de los modelos se muestra a continuacin en la siguiente tabla.

Tabla 5. Riesgos atribuibles y relativos de los contaminantes atmosfricos que resultan significativos a p<0.05 en los modelos Poisson para los ingresos hospitalarios urgentes por diferentes causas de menores de diez aos en el Hospital Gregorio Maran de Madrid (1995-2000). Entre parntesis los retrasos en los que se establece la asociacin. Los valores de RR y AR se refieren a un aumento de 25 g/m3 en los contaminantes atmosfricos.

En el anlisis anual el efecto de las PM10, se establece en el retraso cero para los ingresos por causas orgnicas, pasando al retraso 3 cuando se analiza el efecto sobre los ingresos por causas circulatorias. No existe asociacin para las causas respiratorias y las PM10 para el periodo anual. El anlisis por diferentes estaciones invierno y verano, indica que nuevamente el efecto de las PM10 es en el retraso cero por causas de ingreso orgnicas y se desplaza al 1 para el caso de las circulatorias, no existiendo asociacin de nuevo para los ingresos por causas respiratorias en este grupo de edad analizado. Cuando el anlisis se realiza para el periodo invernal la asociacin es en el retraso cero para todas las causas pasando al retraso 3 cuando se consideran las causas de ingreso circulatorias y las respiratorias.

Respecto al resto de los contaminantes atmosfricos analizados, las concentraciones medias diarias de NOx tambin presentaron una asociacin estadsticamente significativa (p<0,05) con los ingresos por urgencias de menores de diez aos, principalmente por causas respiratorias, sin embargo su efecto es cuantitativamente inferior al encontrado para las PM10. No se establecieron asociaciones significativas con los ingresos hospitalarios analizados en este grupo de edad en cuanto al resto de contaminantes: SO2, NO2 y O3 (las posibles causas de la no asociacin con el ozono, se han comentado anteriormente debido a las bajas concentraciones de este contaminante en Madrid ciudad).

Los diagramas de dispersin realizados entre los distintos contaminantes atmosfricos y los ingresos por causas orgnicas en este grupo de edad, al igual que para la mortalidad, muestran una relacin lineal y sin umbral para el caso de las PM10, los NOx y los NO2. Para el caso del SO2 su carcter es logartmico, siendo cuadrtico para el caso del ozono troposfrico, el cual presenta un mnimo en una concentracin media diaria de 50 g/m3, valor que coincide con el percentil 95 de la serie de concentraciones medias diarias durante el periodo analizado, no se detecta asociacin alguna con las causas de ingresos analizadas ni para el periodo anual completo ni para el periodo de verano, pese a considerar exclusivamente los denominados valores de ozono por encima de los 50 g/m3.

Al igual que ocurra con la mortalidad y las concentraciones medias diarias de PST en el apartado anterior, existe una concentracin media diaria de PM10, que en este caso corresponde a concentraciones de PM10 > 50 g/m3, a partir de la cuales se establece un brusco aumento en los ingresos por urgencias en este grupo de edad, este hecho es destacado sobre todo cuando se analizan las causas de ingreso respiratorias, como puede observarse en la figura 3.

Figura 3. Diagrama de dispersin de los niveles de concentracin media diaria de PM10 y los ingresos hospitalarios por urgencias en el grupo de 0 a 9 aos debidos a causas respiratorias en el Hospital Gregorio Maran de Madrid (1995-2000).

Como las concentraciones de PM10 son las que muestran mayor influencia sobre los ingresos hospitalarios por urgencias en este grupo de edad, se utilizaron modelos de regresin Poissson para cuantificar el efecto de este contaminante en concentraciones superiores a 50 g/m3 (valor que corresponde al percentil 85 de la serie analizada). Los resultados obtenidos se muestran en la siguiente tabla, donde se aprecia que los valores del Riesgo Atribuible y Relativo aumentan sensiblemente. En ella se puede observar que las causas orgnicas y respiratorias son las que aparecen como significativas, no apareciendo como tal las causas circulatorias.

Tabla 6. Riesgos atribuibles y relativos para concentraciones de PM10>50 g/m3 en los modelos Poisson para ingresos hospitalarios urgentes por diferentes causas del grupo de edad de menores de diez aos en el Hospital Gregorio Maran de Madrid. Entre parntesis los retrasos en los que se establece la asociacin. Los valores de RR y AR se refieren a un aumento de 25 g/m3.

Los resultados encontrados en estos estudios sobre los efectos de la contaminacin atmosfrica en la salud de los menores de diez aos en Madrid, son coherentes con los obtenidos en otros estudios sobre la morbi - mortalidad en poblacin general (Daz et al, 1999) destacando el hecho de que cuantitativamente su efecto es mayor en los nios por las caractersticas que les hacen especialmente vulnerables, en especial la razn de este mayor efecto en los nios se encuentra en el hecho ya mencionado de la mayor proporcin de contaminante inhalado por unidad de masa en comparacin con el adulto (National Research Council, 1993), a lo que se une unas vas respiratorias ms estrechas, que provocan una mayor cantidad de tejido expuesto por volumen inhalado y, por tanto, mayor inflamacin (Bunyavanich S, 2003) y mayores efectos en salud. Como contaminantes que presentan una mayor relacin tanto con la mortalidad como con la morbilidad en el grupo de menores de diez aos destacan, en particular, el efecto de las PST y las PM10, en ambos contaminantes su efecto se manifiesta a corto plazo, como nos indican los retrasos entre 0 y 4 das, y sobre todo en relacin a enfermedades del aparato respiratorio, en este sentido, algunos autores apuntan a que una prolongada exposicin a las PM10 puede afectar al crecimiento y al funcionamiento de los pulmones infantiles (Air Pollution and Childrens Health, 2003). Respecto a la influencia de las partculas sobre las causas circulatorias, estudios recientes indican que este contaminante induce un incremento de la coagulabilidad sangunea, aumentando la presin arterial y la frecuencia cardiaca (Pekakanen J, 2000; Peters A, 1997), lo que pone de manifiesto la relacin de este contaminante con el aparato circulatorio. Para el caso de las partculas totales en suspensin (PST), debido a su mayor tamao, su efecto fisiolgico sobre el aparato respiratorio es principalmente de carcter mecnico (Schwartz J, 1990), por lo cual este efecto se adelantara al provocado por las caractersticas cidas de los contaminantes. En cuanto a la asociacin detectada sobre la morbi-mortalidad infantil en relacin a las concentraciones de NOx, hay evidencias recientes que sugieren un efecto de los contaminantes fotoqumicos sobre las infecciones, se piensa que pueden provocar una respuesta inflamatoria y daar los macrfagos alveolares, con el consiguiente incremento del riesgo de infecciones pulmonares, y por lo tanto causar enfermedades respiratorias y especialmente exacerbar los sntomas de individuos que ya tienen problemas respiratorios, por ejemplo asma (Chauhan A.J., 2003). Este hecho ayudara a explicar la asociacin entre la presencia de sustancias cidas en la atmsfera y los ingresos por causas respiratorias en los nios. En cuanto a los valores de Riesgo Relativo y Riesgo Atribuible obtenidos en los anteriores estudios, stos son similares a los valores que han sido obtenidos por otros autores para ciudades industrializadas (Wong, T.W., 1999).

Conclusiones

Los resultados que se han mostrado en este trabajo de forma somera vienen a sealar que la poblacin infantil es un grupo de riesgo clave en el anlisis de los efectos que la contaminacin atmosfrica tiene sobre la salud de la poblacin de una gran ciudad, como es el caso de Madrid. La no realizacin de estudios como el aqu mostrado en otros lugares radica, a nuestro juicio, en la escasez de muertes que se produce en este grupo de edad lo que hace que en el anlisis sea ms difcil alcanzar la validez estadstica. En el caso de Madrid, aunque afortunadamente esta mortalidad es pequea gracias a las mejoras y avances en el mbito sanitario, el elevado nmero de habitantes aumenta los fallecimientos en menores de 10 aos y esto permite la realizacin de este tipo de anlisis, que no seran viables en ciudades de menor poblacin.

En el captulo de resultados destaca la robustez de las asociaciones en relacin al efecto de las PST o las PM10 sobre la morbi-mortalidad infantil. Claramente es el contaminante que aparece como responsable de muertes e ingresos infantiles con unos RR superiores a los de la poblacin general. Tambin es de destacar el efecto de este contaminante en verano con unos RR muy superiores a los del resto de los periodos considerados en este estudio.

Por otro lado, podra deducirse de los resultados aqu presentados que el ozono troposfrico es un contaminante que no tiene efectos en el caso de la poblacin infantil. Esto conclusin sera errnea. Como se ha citado varias veces a lo largo de este estudio, esta falta de asociacin no se debe a la inexistencia de un mecanismo biolgico que relacione el ozono con efectos en salud infantil, si no que est motivado por el lugar de realizacin del estudio. Nos hemos centrado en Municipio de Madrid y es bien conocido que las mayores concentraciones de este contaminante se dan en la periferia de los grandes ncleos urbanos. Es muy probable que si el estudio se extendiera a toda la Comunidad de Madrid, el efecto del ozono sera incluso superior al de las PM10 como se ha observadoenotros lugares y se ha referenciado a lo largo de este trabajo.

Por ltimo indicar que en este estudio slo sehan tenido en cuentaefectos a corto plazo de los contaminantes sobre la poblacin infantil y que un anlisis sobre las posibles repercusionesde la contaminacin en el plazo de aos, mostrara resultadossimilaresa los encontrados en poblacin general en otros trabajos. Resultados del Proyecto APHEA (Atkinson RW, 2001) indican que reducir las concentraciones de contaminantes es equivalente a reducir la mortalidad y el nmero de ingresos hospitalarios. Los resultados aqu mostrados van en la misma direccin y justifican la necesidad de la adopcin por parte de las autoridades competentes de las medidas oportunas que permitan cumplir con la normativa europea transpuesta a nuestra legislacin (RD 1073/2002). Esta legislacin es especialmente restrictiva en el caso de las PM10. Segn esta normativa en el horizonte del ao 2010 los niveles medios anuales de PM10 (20 g/m3) deberan ser de valores que se encuentran por debajo de las concentraciones medias anuales mostradas en este trabajo.

Agradecimientos

Los autores agradecen la financiacin de este estudio a la RCESP (Red de Centros de Investigacin Cooperativa en Epidemiologa y Salud Pblica) Universidad Autnoma de Madrid / Centro Universitario de Salud Pblica.

Bibliografa:

1. Air Pollution and Childrens Health. A fact sheet by Cal/EPAs Office of Environmental Health Hazard Assement and The American Lung Association of California. November 2003.

2. Alberdi JC, Daz J, Montero JC, Mirn IJ, Pajares MS, Ribera P. Air pollution and mortality in Madrid, Spain: a time-series analysis. Int Arch Occup Environ Health 71: 543-549, 1998.

3. Atkinson RW, Anderson HR, Sunyer J, et al. Acute effects of particulate air pollution on respiratory admissions: results from APHEA 2 project. Air Pollution and Health: a European Approach. Am J Respir Crit Care Med, 164: 1860-66, 2001.

4. Ballester F, Iniguez C, Perez-Hoyos S, Tenias JM. Contaminacin atmosfrica por partculas y salud en Valencia 1994-1996. Gac Sanit.; 16(6):464-79, 2002.

5. Bunyavanich S, LandriganCP, McMichael AJ, Epstein PR. The impact of climate change on child health. Amb Pediatrics 3:44-52, 2003.

6. Cifuentes L, Borja-Aburto V, Gouveia N, Thurston G and Devra Lee D. Assesing the Health Benefits of Urban Air Pollution Reductions Associated with Climate Change Mitigation (2002-2020): Santiago, Sao Paulo, Mxico City and New York City. Environ Health Perspect.109:419-425, 2001.

7. Cohen AJ, Anderson HR, Ostro B, Pandey KD, Kryzanowsky M, Kuenzly N, et al. Mortality impacts of Urban Air Pollution. En: Ezzat M, Lopez AD, Rodgers A, Murray CJL (editores). Comparative Quantification of Health Risks: Global and Regional Burden of Disease Attributable to Selected Major Risk Factors. Ginebra: Organizacin Mundial de la Salud, 2003.

8. Comisin on Professional and Hospital Activities. The international classification of diseases (9th Rev.: Clinical Modification). Ann Arbor, MI: Author, 1978.

9. Coste J, Spira A. Le proportion de cas atributable en Sant Publique: definition(s), estimation(s) et interprtation. Rev Epidemiol Sant Publique 51:399-411, 1991.

10. Chauhan A.J. & Johnston S.L., Air pollution and infection in respiratory illness. British Medical Bulletin, 68, pp. 95-112, 2003.

11. Daz J; Garca R, Ribera P, Alberdi JC, Hernndez E, Pajares MS, Otero A. Mdelling of air pollution and its relationship with mortality and morbidity in Madrid, Spain. Int Arch Occup Environ Health 72:366-376, 1999.

12. Dockery DW, Schwartz J. The authors reply to particulate air pollution and mortality (letter). Epidemiology 7: 213-214, 1996.

13. Firket J. For along the Meuse Valley. Trans Faraday Soc 32: 1192-1197, 1936.

14. Katsouyanni K, Pantazopulu A, Toulomi G. Evidence for interaction between air pollution and high temperature in the causation of excess mortality. Arch Environ Health. 48:235-242, 1993.

15. Katsouyanni, K., Zmirou, D., Spix, C., Sunyer, J., Schouten, J. P., Pnk, A., Anderson, H. R., Le Moullec, Y., Wojtyniak, B., and Vigotti, M. A. Short-term effects of air pollution on health: a European approach using epidemiological time-series data. The APHEA project: background, objectives, design, European Respiratory Journal 8, 1030-1038, 1995.

16. Kim H, Kim Y, Hong Y-C. The lag-effect pattern in the relationship of particulate air pollution to daily mortality in Seoul, Korea. Int J Biometeorol. 2003.

17. Kleinman, M.T., Department of Community and Environmental Medicine University of California, Irvine South Coast Air Quality Management District. The Health Effects of Air Pollution on Children, 2003.

18. Knzli N, Kaiser R, Medina S, Studnicka M, Chanel O, Filliger P, Herry M, Horak F Jr, et al. Lancet , 356: 795-801, 2000.

19. Landrigan PJ, Suk W, Amler RW, Chemical wastes, childrens health, and the Superfund basic research program. Environ Health Perspect.107:423-427, 1999.

20. Lin CA, Martins MA, Farhat Sc, Pope CA, Conceicao GM, Anastacio VM, Hatanaka M. Air Pollution and respiratory illness of children in Sao Paulo, Brazil. Paediatr Perinat Epidemiol. 13: 475-88, 1999.

21. McConnell R, Berhane K, Gilliland F. Ashtma in exercising children esposed to ozone: a cohort study. The Lancet 395:386-391, 2002.

22. Ministry of Health, United Kingdom. Mortality and morbidity during the London fog of December 1952. (Reports on public and medical subjects, vol 95) HMSO, London, 1954.

23. National Research Council. Pesticides in the diets of infants and childrens. National Academy Press, Washington DC. 1993.

24. Pekakanen J, Brunnwe E J, Anderson HR, Tiittanen, Atkinson RW. Occup Environ Med, 57: 818-822, 2000.

25. Peters A, Dring A, Wichmann, H.E., & Koenig, W. Increased plasma viscosity during ana ir pollution episode: a link to mortality? Lancet; 349:1582-7, 1997.

26. Schmitzberger R, Rhomberg K, Kemmler G. Chrocin exposure to ozone and respiratory health of children. Lancet, 339:881-882, 1992.

27. Schwartz J, Marcus A. Mortality and air pollution in London: A time series analysis.Am J Epidemiol 131:185-193, 1990.

28. Schwartz J. Air pollution and hospital admissions for respiratory disease. Epidemiology 7: 20-28, 1996.

29. Shrenk HH, Heimann H, Clayton GD. Air pollution in Donora, Pa.: epidemiology of the unusual smog episode of October 1948. Preliminary report. (Public health bulletin 306) U.S. Public Health Service, Washintong, DC, 1949.

30. Sunyer J. Urban air pollution and chronic obstructive pulmonary disease: a review. Eur Respir J, 17: 1024-33, 2001.

31. Ware, J. H., Thibodeau, L. A., Speizer, F. E., Colome, S., and Ferris, B. G. J. Assessment of the health effects of atmospheric sulphur oxides and particulate matter: evidence from observational studies., Environmental Health Perspectives 41, 255-276, 1981.

32. Wong, T.W., Lau, T.S., Yu, T.S., Neller, A., Wong, S.L., Tam, W. & Pang, S.W., Air pollution and hospital admissions for respiratory and cardiovascular diseases in Hong Kong, Occup and Environ Med, 56, pp. 679-683, 1999.

33. World Health Organitation. Health and environment in sustainable development: 5 years after the Earth summit (press release). Available at: http://www.who.int/archives/inf-pr-1997/en/pr97-47.html. Accessed April 2, 2002.


[1] Centro Universitario de Salud Pblica. Universidad Autnoma de Madrid

[2] Delegacin Provincial de Sanidad de Toledo. Consejera de Sanidad. Junta de Castilla-La Mancha

[3] Facultad de Ciencias Fsicas. Universidad Complutense de Madrid

[4] Extrado de Relationship between environmental factors and infant mortality in Madrid, 1986-1997. Daz J, Linares C, Lpez C, Garca-Herrera R. Journal of Occupational and Environmental Medicine, 2004 (in press).

[5] Extrado de Relationship between emergency hospital admissions and air pollution (PM10) in children under ten years old. C. Linares, J. Daz, C. Lpez & R. Garca-Herrera. Air Pollution 2004. WIT Press.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter