Portada :: frica :: Cuerno Africano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2012

Sobre cmo la comunidad internacional ha impuesto un gobierno medieval en Somalia

Mohamud M Uluso
Pambazuka News


Inmediatamente despus de la imposicin de la Constitucin Provisional, CP, que establece un modelo medieval de gobierno en Somalia, el profesor Ken Menkhaus, experto y asesor del gobierno de los Estados Unidos sobre Somalia, public un artculo bajo el ttulo Somalia, 20 aos de experimentos y gobernanza hbrida en la World Politics Review, y varias pginas web somales.

El artculo ofrece justificacin terica para la adopcin de lo que el autor denomina el modelo de gobierno de Estado Mediado en el que el gobierno central externaliza sus principales funciones al sector privado, organizaciones sin nimo de lucro y polticas locales. Este modelo de gobierno incrustado en la Constitucin Provisional asume la existencia de autoridades polticas locales legtimas y responsables, que estn o interesadas en, u obligadas a, cooperar con los lderes e instituciones nacionales. As, los lderes del gobierno central sin responsabilidades ni competencias deben adquirir legitimidad, funciones y autoridad de esas autoridades locales.

Menkhaus, que ha estado meditando sobre el futuro distpico [o anti-utopa] de Somalia durante los ltimos 20 aos, hace que se desvanezca la percepcin de que habr un gobierno funcional en Somalia, despus del 20 de agosto de 2012. El profesor considera infructuosos todos los esfuerzos empleados en establecer un gobierno central. Y finalmente, admite que el modelo de Estado Mediado no susceptible de recibir programas de ayuda de los donantes.

Como ejemplo de la idoneidad del modelo de Estado Mediado para estados frgiles (Somalia), Menkhaus hace referencia al estudio del caso Wajir, titulado El surgimiento de un Estado Mediado en el norte de Kenia: la historia de Wajir y sus implicaciones para la construccin del estado. Pero parece endeble, si no una amplificacin, hacer de la historia de Wajir la experiencia de seguridad y desarrollo de una comunidad pequea- un modelo para reconstruir el derrumbado estado de Somalia. Las motivaciones de la comunidad de Wajir y la indiferencia del gobierno de Kenia ante la inseguridad en las zonas habitadas por somales, podra tener explicaciones diferentes, incluida la del sistema dictatorial, la corrupcin, y las polticas deliberadas de divide y vencers. En los aos 1992 2002, el gobierno de Kenia tena suficiente poder coercitivo y recursos para sofocar cualquier interrupcin de la seguridad en cualquier parte de Kenia. En Somalia, las leyes del gobierno local contienen provisiones que garantizan la participacin de los lderes tradicionales y civiles en las actividades de seguridad, desarrollo y polticas de las regiones y distritos. Pero la dictadura hace que cualquier participacin pblica no tenga sentido. De todos modos, esos modos de experiencias locales no deberan ser elevados a modelos de construccin de Estado en Somalia. Es irnico ver a los donantes apresurarse para evitar a cualquier coste el desmoronamiento del estado Etope, en cualquier momento crtico, mientras que se exhorta a los somales a seguir yendo a la deriva.

Menkhaus no es el nico en intentar prescribir un modelo primordial de gobierno para Somalia. En concreto, la imposicin de la CP y la formacin del Gobierno Federal simblico es la implementacin prctica de un marco terico poltico articulado por una serie de expertos e instituciones americanos y europeos. La lista de estos expertos incluye a Matt Bryden, John Yoo, Richard Dowden, Bronwyn E. Bruton, Peter Haldn y Ken Menkhaus. Las instituciones incluyen Chatham House y el Centro Berghof de Investigacin para la Gestin Constructiva de Conflictos, que public el artculo titulado Sobre rdenes polticas hbridas y estados emergentes: Formacin del estado en el contexto de la fragilidad, escrito por Volker Boege, Anne Brown, Kevin Clements y Anna Nolan.

Tambin, en 1995, la Unin Europea financi un estudio proyecto co-dirigido por el profesor Ioan M. Lewis y James Mayall, que publicaron un documento titulado Un estudio de la estructura poltica descentralizada de Somalia: un men de opciones. En 1998, el ministerio de Exteriores de Etiopa elabor un documento de poltica para la conceptualizacin e implementacin de una estrategia de construccin por bloques basada en los clanes para Somalia. A pesar de las crticas ampliamente documentadas desacreditando, si no rechazando abiertamente, el federalismo de clan, por parte de la mayora de los somales, las potencias extranjeras a la cabeza del federalismo siguieron adelante con la imposicin de un sistema federal precursor de conflicto nacional.

Los que se oponen a la construccin nacional, tericos del concepto del problema perverso en la ciencia poltica, revisionistas de la soberana del estado-nacin de Westfalia para estados frgiles (fracasados, dbiles, derrumbados), gurs y especuladores de la guerra contra el terror, donantes burcratas, y vecinos histricamente rivales (Etiopa y Kenia) se han propuesto debilitar en lugar de rehabilitar Somalia. Estos grupos utilizaran Somalia como un laboratorio de experimentos o un lugar para saquear ayuda exterior. Han desarrollado brillantes historias que se ofuscan en los defectos y superficialidades de los triviales esfuerzos internacionales para ayudar a Somalia.

En este documento sobre Fragilidad del estado como Problema perverso, Menkhaus argumenta que clasificar a Somalia como un Problema perverso en lugar de cmo un problema domstico desafa lo que l llama las prescripciones de la poltica tradicional de construccin del estado. As, detrs de puertas cerradas, Somalia es vista y tratada como una sociedad distpica que requiere una nueva doctrina y prescripciones polticas desarrolladas por poderes externos.

Organizar y financiar conferencias sobre Somalia y publicar comunicados en ingls para consumo internacional se ha convertido en una prctica permanente y que evidencia los logros de la comunidad internacional. Pocos pases, muchos periodistas y estudiosos independientes extranjeros, organizaciones humanitarias internacionales y otros entre los que se incluye organismos de investigacin de la ONU, han trabajado duro para seala las polticas equivocadas de la comunidad internacional para Somalia, pero sus anlisis objetivos y recomendaciones han sido ignorados.

A modo de ejemplo, el International Crisis Group, public un importante comunicado con informacin poltica titulado Somalia, de transicin problemtica a transicin empaada? que analizaba las dainas consecuencias del proceso controlado por la ONU para terminar con el periodo de transicin. En su rpida respuesta, la UNPOS o Oficina Poltica de Naciones Unidas, no neg las crticas y argument que la poltica somal es complicada y difcil de controlar y que el proceso ha sido difcil y ha sido y sigue siendo profundamente imperfecto en muchos sentidos. Esto desvela el juicio decididamente destructivo de los donantes burcratas sobre Somalia.

En agosto de 2008, Hiiraan Online, una influyente pgina web somal, public un editorial crtico de principio a fin titulado De condicin de Estado a primordiales ciudades estado en respuesta a un artculo publicado por el New York Times, Nacin maldita por la anarqua considera un gobierno de abajo hacia arriba. El nfasis del enfoque en de abajo hacia arriba es para obstruir la construccin del estado en Somalia. Uno de los mitos reciclados es que los procesos polticos en Somalilandia y Puntlandia fueron enfoques de abajo a arriba mientras que en realidad los procesos en las dos entidades nacionales eran un enfoque de arriba hacia abajo en su contexto. Somalilandia y Puntlandia todava no han implementado la devolucin del poder a los gobiernos locales. Por lo tanto, el debate sobre de abajo hacia arriba contra de arriba hacia abajo es engaoso. Somalia necesita los dos enfoques simultneamente. El foco debe permanecer sobre las complementariedades de las estructuras de gobierno a todos los niveles, el consenso y concienciacin pblica de la agenda de la construccin de estado y la disponibilidad de los recursos.

Los expertos mencionados antes comparten la visin de que el pueblo de Somalia es incapaz de comprender y practicar el sistema de valores que hay tras el concepto de nacin-estado de Westfalia, que constituye la fundacin de las normas internacionales de cooperacin econmica, ayuda externa y relaciones diplomticas. Como consecuencia, mantienen que debera permitirse al estado somal desintegrarse y ser reemplazado con un sistema medieval de gobierno con diversos nombres: sistema de gobierno basado en el desarrollo de la comunidad, desarrollo sin tener en cuenta el gobierno, sistema de estados nacientes o gobierno de estado mediado, todos sin soberana. Ahora, en el supuesto de que los somales carezcan de sofisticacin poltica, es duro desentraar la capacidad somal para comprender el embrollado proceso de formacin de estado sugerido, basado en lo que se ha venido llamando el gobierno de Astado Mediado.

Menkhaus y otros no han explorado suficientemente el profundo efecto de la influencia y las intervenciones externas en Somalia. El Estado Mediado es un modelo de gobierno destructivo, que institucionaliza la fragmentacin poltica y probablemente obstaculice la emergencia de un gobierno nacional efectivo con capacidad para abordar las necesidades de gobernanza.

El pueblo somal debera estar muy preocupado por las decisiones y acciones de los nuevos lderes polticos y un parlamento poblado de individuos acusados de corrupcin y con una lealtad cuestionable. Ya se han plantado las semillas de nuevos conflictos entre los somales, y el nuevo liderazgo del parlamento ha cado en una trampa caza-bobos. El indebido viaje del anterior portavoz del parlamento, Sharif Hassan Sheikh Adan a Kenia, y los Emiratos rabes Unidos para discusiones con lderes extranjeros, supuestamente sobre cmo manipular los resultados de las elecciones presidenciales, ha hecho aicos la confianza pblica y el entusiasmo por el nuevo parlamento as como la credibilidad de todo el proceso poltico. Adems, se ha ordenado al nuevo parlamento, secuestrado por la comunidad internacional, que elija rpidamente un nuevo presidente, que sin una preparacin apropiada deber asistir el 26 de septiembre a una conferencia internacional sobre Somalia que se celebra en Nueva York.

El secuestro de las instituciones nacionales por parte de la comunidad internacional es el principio del fracaso del Gobierno Federal. Para evitar un futuro distpico para Somalia, es urgentemente necesario crear y activar una sociedad de Transparencia y Responsabilidad, para la proteccin de defensa de Somalia. En el siglo 21, Somalia necesita una autoridad nacional democrtica y funcional, responsable en primer lugar y ante todo frente a su pueblo, no slo dispuesto, sino que sea demostrablemente capaz de representar los intereses nacionales y con poder para cumplir las funciones principales de un gobierno.

 

Publicado el 12 de septiembre de 2012 en Pambazuka.org.

Traducido por Rosa Moro de Fundacin Sur.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter