Portada :: Chile :: Lecciones de la rebelin estudiantil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2012

Montaje y expulsin de estudiantes en universidad jesuita
Aparten de m ese cliz

Andrs Figueroa Cornejo
Rebelion


Para m el sacerdocio fue algo que la Compaa (de Jess) me entreg para poder servir mejor al pueblo. ()Y yo en realidad me senta obrero: jesuita obrero, por qu no, jesuita obrero.

 Padre Jos Aldunate sj, creador del Movimiento contra la tortura Sebastin Acevedo y luchador inagotable por la justicia social y los DDHH


A los jvenes Manuel Nez y Omar Miranda les restaba un semestre para licenciarse de la carrera de Ciencias Polticas. Fueron expulsados por la Universidad jesuita Alberto Hurtado, luego de tres semanas de movilizaciones que arrancaron desde que carabineros agredi violentamente el 23 de agosto pasado dentro del recinto al estudiante de la misma casa universitaria, Benjamn Coopman, hasta dejarlo inconciente. La polica ingres a la U mientras los jvenes realizaban en la esquina de la misma, una protesta por la educacin gratuita y su democratizacin, por la participacin triestamental en la toma de decisiones, contra las subcontrataciones de docentes y funcionarios, y en el marco de las luchas de la CONFEH (Confederacin de Estudiantes de Chile).

Es un conjunto de actividades de la mayora para transformar la enseanza. Las demandas fueron entregadas al Secretario General de la Universidad, Matas Provoste y al resto de las autoridades. Y las imputaciones que nos hacen se basan puntualmente en lo acontecido el 6 de septiembre, mientras vendamos completos con vienesa en medio de las iniciativas de la carrera de Ciencias Polticas, explic Manuel Nez.

Al da siguiente, Manuel recibi una carta va correo electrnico y Omar fue llamado a declarar como testigo por los representantes de los dueos de la U. Pero rpidamente, de testigo pas a culpable en una sesin privada, solo, no avisada ni publicada y en la cual la autoridad ocup de argumento el supuesto perfil psicolgico` de Omar (!).

El Secretario General de la UAH convoc a un tribunal de tres individuos elegidos a dedo: Francisca Mrquez, Decana de la facultad de Ciencias Sociales que hace dos aos tambin particip estelarmente es la expulsin de estudiantes de la Universidad de Humanismo Cristiano (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=109338); Karen Tapia, acadmica de la escuela de Derecho, y a un profesor X de planta.

LOS HECHOS

 

-De qu situacin especfica se les acusa?

MN: La medida que la administracin universitaria toma para expulsarnos es, textualmente, que vio en mi persona y a Omar golpear a un guardia de la institucin por detrs y en la nariz. Pero el guardia en el juicio pblico del 14 de septiembre, donde participaron todas las personas de la UAH, seal una cosa muy distinta: que l no sabe quin lo agredi. Todos los que declararon en el juicio pblico dijeron que ni Omar ni yo tuvimos alguna actuacin en el incidente.

 

-Entonces la inocencia de ustedes es irrefutable

MN: Luego del juicio pblico, el 14 de septiembre en la maana, hubo una sesin en privada donde el jefe de Servicios Generales (que es como el departamento de Inteligencia), Toms Fuenzalida, que no estuvo tampoco en el sitio, lleg a las 02:00hrs. de la maana del da siguiente y coloc la demanda en nuestra contra. Seal que alguien le haba contado que una persona de lentes haba golpeado al guardia. Ese es el argumento fundamental que se emplea para castigarnos a Omar y a m.

OM: Servicios Generales tiene identificado a todos los estudiantes que cuentan con una opinin poltica que se escapa de su criterio estrecho y discriminatorio. En una ocupacin del ao pasado en la universidad unos compaeros encontraron un cuaderno con informacin privada y detallada de todas las actividades de los estudiantes que tenan alguna figuracin destacada en el movimiento estudiantil. Sobre todo los nombres de la agrupacin poltica Nosotros, con su caracterizacin, las reuniones que tenan con gente dentro y fuera de la universidad, que ramos revoltosos y agitadores, y que la principal tarea de Servicios Generales era acabar con Nosotros.

 

-Cmo transcurri el juicio pblico, ntidamente poltico a estas alturas?

MN: Dur desde las 08:30 hrs. hasta las 16:30 hrs., en su parte pblica. La administracin mostr videos donde no aparezco, hecho corroborado por todos los guardias de la U. Despus el juicio continu, pero en privado. All Matas Provoste me amenaz, como lo afirma en una declaracin el representante del Centro de Estudiantes de mi carrera (http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/30875-chile-expulsan-ileg%C3%ADtimamente-a-dos-estudiantes-de-universidad-jesuita.html ), acudiendo a razones polticas como mi participacin en las movilizaciones. En ese momento, Provoste se alter muchsimo y me acus de ser amenazante para la institucin, que yo mismo habra intimidado a una persona que estuvo en el juicio y que por eso ella supuestamente no declar nada en mi contra en su tramo pblico, pero que despus habra dicho la verdad, de lo cual no existe prueba alguna. Adems me grit que por ser buen ajedrecista y cientista poltico cuadr toda la situacin, a todos mis compaeros y a los testigos! Le falt incriminarme de haber intervenido los videos. La persona que yo, tericamente, habra amedrentado, a solas firm a la administracin universitaria una declaracin en la que aparece que yo golpee al guardia por la espalda y en la nariz, mientras Omar lo sostena. Y en el pblico, esa persona enfatiz que Omar ni siquiera estaba en el lugar. Ahora bien, ya en el juicio uno de los estudiantes asistentes dijo directamente que l pele con el guardia Merino, y todos los guardias corroboraron sus dichos, cuestin que pas premeditadamente inadvertida por el tribunal y contradice de plano toda la acusacin. El 15 de septiembre, Provoste sac una nueva carta para la comunidad universitaria donde inventa que las imaginarias amenazas que yo hiciera contra el guardia, habran sido mucho tiempo antes del juicio y que consistiran en revelar mis conocimientos en artes marciales (!). No est bien el seor Provoste. Un da escribe declaraciones que dicen blanco y al otro, unas que dice negro.

-Qu medidas tomarn ante la expulsin absurda?

MN: Estamos volviendo conocido nuestro situacin; los estudiantes de la universidad ya estn preparando movilizaciones ante los vicios del caso (no hubo sumario, se public nuestra falso crimen slo para intentar imponer una versin mentirosa en la comunidad donde se nos tacha de drogadictos, alcohlicos, subversivos, etc.). El lunes 23 de septiembre se efectuar una actividad donde entregaremos una carta pblica en la que se pedir que se anule el juicio. Asimismo, ante la justicia ordinaria, presentaremos un recurso de amparo e iniciaremos acciones legales.

OM: Si la medida prospera, ser difcil volver a estudiar en otra parte. Mi sancin es de un ao de expulsin, sin derecho a apelacin, y queda como antecedente ante todo el sistema de enseanza superior.

APARTA DE M ESE CLIZ

Yo, el que realiz la entrevista, egres en la segunda mitad de los 80 del Colegio San Ignacio el paradigma formativo de los jesuitas- con distinciones literarias en uno de los mejores establecimientos escolares de Chile. Despus de mi familia, los valores resumidos en el mensaje ignaciano Entramos para aprender, salimos para servir, ms all de mis opciones religiosas o no, marcaron a fuego una tica que me llev hasta hoy, a convertirme en un militante social y poltico en la vereda ancha de los trabajadores y el pueblo, en la lucha emancipadora de los castigados de La Tierra. Las figuras de los sacerdotes jesuitas Jos Aldunate, Jos Correa, Mariano Puga, Roberto Bolton; los denominados Trabajos de Fbrica que haca con nosotros el colegio, llevndonos a vivir a villas miseria de Santiago y emplendonos en una fbrica como un obrero ms (a mi me toc en una papelera de Gran Avenida), sensibiliz socialmente a buena parte de mi generacin, la que enfrent la dictadura pinochetista con todas las formas de lucha. Entonces los jesuitas eran sinnimo de justicia social, promocin de la democracia y defensa de los Derechos Humanos. Nos hicieron ver muchas veces la pelcula La Misin, donde un cura jesuita pelea cuerpo a cuerpo junto a los indgenas guaranes en Paraguay contra la invasin espaola. All los jesuitas con los originarios crearon un verdadero Estado paralelo basado en la cultura y economa poltica no capitalista propia de los guaranes. Sin duda, lo que hoy sucede en la Universidad Alberto Hurtado, dependiente de la Compaa de Jess, rompe una tradicin noble con violencia extraa.

Y, disculpando m primera persona, lamento y me indigna que el Secretario General del departamento universitario que los jvenes llaman servicio de Inteligencia, cuyo encargado pusiera la demanda contra los estudiantes expulsados sea mi antiguo compaero de curso y de banco, Toms Fuenzalida. Recuerdo como si fuera hoy que fue el primero en defenderme cuando un retrgrado cura que sustitua accidentalmente al que nos imparta Pastoral me ech de la sala de clases por no levantarme de mi puesto a persignarme.

Qu te pas Toms? Qu le pas a los jesuitas que propulsaban y facilitaban la organizacin de los estudiantes en las clases, los recreos, las fiestas, y las horas fuera de clases; prestaban locales de la Congregacin a organizaciones polticas de izquierda y a la Federacin de Estudiantes Secundarios de la poca a cuenta y riesgo de su situacin en el pas? Qu pas con la biblioteca y Centro jesuita Bellarmino, nico lugar bajo la dictadura donde se poda leer a Marx, Lenin, Maritegui, Gramsci, textos sobre la Unidad Popular de Allende, Teologa de la Liberacin, Marginalidad en Amrica Latina de Roger Vekemans y toda la literatura prohibida por la tirana?

La expulsin de Manuel y Omar, mancilla de la peor manera un derrotero pleno de decoro, inteligencia, voluntad transformadora, libertad y praxis obrera desde un Cristo del pueblo brutalmente explotado y expoliado. Slo apelo a lo mejor de lo que aprend en un colegio de curas distinguido, audaz y profundamente humanista. No quiero negar lo que me enorgullece. De lo contrario, con modestia de uno ms en la lucha por y con los empobrecidos de cualquier lugar donde me pare, aparten de m ese cliz.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter