Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-09-2012

El libro de un sinvergenza

Sergio Camargo
Rebelin


Los medios comerciales de comunicacin de Colombia, ya comenzaron con su gigantesca tarea de redorar la imagen de uno de los criminales mas grandes que ha tenido y tiene el pas, el narcoparamilitar lvaro Uribe Vlez, quien a punta de asesinatos, corrupcin, narcotrfico y mentiras, logro, con la anuencia de la podrida clase poltica del pas y la cobarde prensa nacional, ascender los difciles y tortuosos peldaos del poder poltico y llegar a ser escogido por una minora, mas no elegido por el pueblo, Presidente de la Repblica. En efecto la prensa del rgimen genocida que impera en el pas, est promocionando el libro del Narcotraficante N 82, escrito a guisa de biografia y que lleva por titulo No Hay Causa Perdida.


Este nefasto e inescrupuloso individuo habr contado en su libro y a su manera, los mas bellos y tiernos sucesos de su vida familiar, como por ejemplo que su padre Alberto fue un hombre honesto y trabajador, adorador de caballos finos de paso (su nico pecado) y que sus hermanos Jaime (muerto de cncer de garganta) y Santiago sobre todo, son verdaderos campesinos entregados al trabajo honorable y al progreso de la patria. Y las mas bellas, gloriosas y osadas hazaas como hombre publico desde hace mas de treinta aos, cuando comenz como secretario general del ministerio del trabajo, luego director de la Aeronutica Civil, despus como Concejal de Medelln y mas tarde Gobernador y senador de la republica, fueron gloriosos, hasta llegar a convertirse en presidente de la republica de Colombia, durante ocho aos (2002-2010), en los cuales mitigo los sufrimientos del pueblo, enfrento a los terroristas casi exterminndolos, trajo la paz al pas desmovilizando alrededor de treinta mil hijos prdigos que cometieron algunos delitos y sent ctedra en el continente americano que con mano dura (de hierro), la seguridad democrtica si funciona. Los chilenos, mexicanos, peruanos, guatemaltecos, hondureos y otros le creen.

Pero la realidad es muy otra y nosotros colombianas y colombianos de bien nos hemos encargado de contar la verdadera historia de este criminal y las sucias y mortferas andanzas de sus familiares, padre, hermanos, hijos, primos y sobrinos.

Yo hace cuatro aos me di a la tarea de recopilar muchas de las andanzas criminales de esta familia y su complicidad con el narcoparamilitarismo y publique el libro titulado El Narcotraficante N 82 Alvaro Uribe Vlez Presidente de Colombia

 

 

 

 

Cindome a la verdad, sin calumnias, sin mentiras ni resentimientos de ninguna clase o prejuicio alguno y sin ningn deseo de mentir por venganza u otro impulso malsano, escrib una especie de biografa de este srdido e inhumano personaje, as como la de su familia, haciendo una radiografa espeluznante por la cual ha atravesado el pueblo colombiano, bajo el imperio del narcoparamilitarismo y su principal capo, despus de la muerte del sanguinario Pablo Escobar, el marrullero lvaro Uribe Vlez.

 

Mediante los mtodos ms bajos y sangrientos que la humanidad pueda imaginarse este criminal y su familia supieron aprovechar en todas sus formas las bondades del crimen organizado y la mafia.

 

Pues su padre Alberto y su hermano Jaime fueron cercanos amigos y socios de Pablo Escobar, el primero se salvo de ser extraditado a Estados Unidos y el segundo estuvo detenido en Medelln por su colaboracin con el criminal mafioso, pero ambos quedaron libres gracias al quehacer de la mafia y la corrupcin que azota al pas, eran los aos 1982-1983. Los Uribe no fueron ajenos al asesinato del ministro de justicia en el gobierno de Belisario Betancur (1982-1986), Rodrigo Lara Bonilla y quien en su frontal lucha contra el crimen organizado y la mafia, haba intervenido y hecho destruir el mayor laboratorio de procesamiento de cocana perteneciente a Pablo Escobar, llamado Tranquilandia y en el cual se encontr una avioneta perteneciente a los Uribe.

 

Su hermano Santiago se dio el lujo de crear un escuadrn de la muerte con cura abordo, asesinando casi un centenar de inocentes colombianos, sin descontar sus afinidades en la exportacin de cocana con sus primos los Ochoa.

 

lvaro Uribe, en su paso por el ministerio de trabajo, la Aeronutica, la alcalda de Medelln y la gobernacin de Antioquia, no ceso en su colaboracin y valiosa ayuda al capo Escobar y a la creacin y perfeccionamiento del aparato paramilitar causante del asesinato y la desaparicin de mas de medio milln de colombianos y colombianas, en estos ltimos treinta aos, as como el desplazamiento de casi cinco millones de campesinos y el exilio de otros tantos millones en muchas partes del mundo, una gran parte de perseguidos polticos.

 

Las flamantes democracias de Estados Unidos y la Unin Europea han guardado un cmplice y hermtico silencio.

 

Su llegada a la presidencia de la republica no fue gracias al apoyo del pueblo colombiano, pues en Colombia jams ha existido democracia, su gran suerte fue ser el escogido entre los capos de la mafia y el crimen organizado con la complicidad del corrupto bipartidismo (liberales y conservadores). Ya en la presidencia comenz a perseguir Defensores de Derechos Humanos, Sindicalistas Lideres Populares y Campesinos, Periodistas Alternativos y Abogados. Con sus amigos militares y paramilitares sembraron el terror en la mayor parte del pas y los asesinatos de los ciudadanos abiertamente contrarios a sus polticas, sobre todo los lderes fueron exterminados sin piedad. Mientras tanto el narcotrfico se nutria de la ayuda gubernamental y de la ceguedad de la polica el ejrcito y una parte de la justicia.

 

La mayora de los compinches de Uribe en el crimen organizado y la mafia, polticos, empresarios, militares y narcoparamilitares, quienes hicieron parte de sus ocho aos de gobierno, han sido sealados y acusados por sus crmenes, pero muchos otros se encuentran libres o huyendo de la justicia.

 

Su primo y compaero poltico, el senador Mario Uribe Escobar, fue condenado por narcoparamilitarismo y sus dos hijos Tomas y Jernimo, estn acusados por sus relaciones y negocios con narcotraficantes, adems de su participacin en corrupcin y trafico de influencias.

 

El criminal Uribe sostiene que durante su gobierno desmovilizo ms de treinta mil paramilitares, una mentira que cuenta miles y miles de veces para convertirla en verdad. Pero la realidad fue que muchos desmovilizados eran vagabundos y desempleados y las armas entregadas eran viejos fierros inservibles, entre tanto los paramilitares se escondieron o se achicaron para pasar desapercibidos, mientras se le mostraba al mundo que los escuadrones de la muerte ya no existan en Colombia, gracias al presiente lvaro Uribe Vlez.

 

A pesar de que la democracia se diluy y la seguridad se convirti en represin y bala, Uribe sigue pregonando por todo el mundo que su seguridad democrtica fue su mayor xito por que derroto a los terroristas. Para l, los escuadrones de la muerte no son terroristas y sindicalistas y lideres populares si lo son.

 

El libro No Hay Causa Perdida, no cuenta nada de lo antes mencionado, entonces valdra la pena confrontarlo con el del Narcotraficante N 82, para que sopesramos datos, hechos histricos y a personajes de la narcoparapolitica y sus verdaderas andanzas y as darnos cuenta quien es quien en Colombia y quien cuenta la verdad.

 

Yo estoy seguro en todo caso, que los colombianos y colombianas de buena voluntad y quienes somos la mayora absoluta, no estamos mintiendo. Hemos denunciado que la seguridad democrtica equivale a Terrorismo de Estado. As los amigos y compinches del Narcotraficante N 82, propietarios y directores de la prensa del rgimen, nos sigan intoxicando con sus inverosmiles historias de un pas que solo existe en sus cabezas.

 

 

 


 

 

 

(*) Sergio Camargo, es autor entre otros libros, de: Democracia Real Universal y El Narcotraficante N 82 lvaro Uribe Vlez. Ha sido director de la revista Universo Latino y autor de numerosos artculos sobre la realidad latinoamericana y mundial.

 

 

 

 


 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter