Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2012

Las primeras 1.000 empresas detentan un poder reservado a las naciones

Robert G. Eccles y George Serafeim
Bloomberg


La globalizacin ha concentrado el poder econmico en un grupo de grandes empresas que estn en condiciones de cambiar el mundo a una escala histricamnete reservada a las naciones. Tan solo 1.000 empresas son responsables de la mitad del valor total de mercado de las ms de 60.000 empresas del mundo que cotizan en bolsa. Virtualmente controlan la economa global.

Esta gran concentracin de influencia debera ser el punto de partida de cualquier estrategia de cambio institucional hacia una sociedad sostenible.

Consideremos la rapidez con la que ha aparecido esta situacin. En 1980 las 1.000 mayores empresas del mundo tenan unos beneficios de 2,64 billones $, o 6,99 billones en dlares del 2010, ajustados segn el ndice de precios al consumidor. Empleaban a unos 21 millones de personas directamente y tenan una capitalizacin total de mercado de cerca de 900.000 millones $ (2,38 billones en dlares del 2010), o 33 % del total mundial.

Hacia 2010 las 1.000 mayores empresas del mundo tenna unos beneficios de 32 billones $. Empleaban a 67 millones de personas directamente y tenan una capitalizacin total de mercado de 28 billones $. Esto supone un 49% del total de la capitalizacin mundial de mercado, habiendo descendido desde un 64 % respecto al 2.000, en el punto culminante de la burbuja de internet y antes de la crisis del 2008.

Asimismo hay una concentracin substancial dentro de las primeras 1.000. Ochenta y tres empresas representan un tercio de los 32 billones $ de los beneficios del grupo. Las primeras 172 empresas representan cerca de la mitad de ellos. La 172 mayor empresa, la petrolera rusa Rosneft Oil, tuvo una beneficio equivalente al PIB del 74 pas del mundo, Uruguay.

Estas empresas y sus cadenas de aprovisionamiento tiene un impacto enorme sobre la sociedad tanto para lo bueno como para lo malo. Crean bienes y servicios para los clientes, riqueza para los accionistas y trabajos para millones de personas. Tambin consumen ingentes cantidades de recursos naturales, contaminan el medioambiente local y global a un pequeo o ningn coste y, en algunos casos, limitan el bienestar de los empleados si los salarios y las condiciones de trabajo son inadecuados. Estas prcticas indeseables hacen insostenible esta sociedad a la que estamos acostumbrados.

Actualmente muchas empresas reconocen alguna responsabilidad hacia el mundo ms all de sus operaciones. Lo que es ms, saben que si quieren continuara con un crecimiento tan rpido en los mercados en desarrollo -o, como dira Willie Sutton, donde est el dinero - puede que tengan que proporcionar ms que bienes y servicios, por ejemplo mejoras en la sociedad civil all donde ms se necesitan: vivienda, salud y educacin.

Las oportunidades de mercado, la presin de los competidores, la de los inversores y la reputacin de la marca estn consiguiendo en estas empresas lo que de otra forma solamente se conseguira a travs de la regulacin y, puesto que la regulacin la llevan a cabo las agencias nacionales, los aproximadamente 200 pases del mundo tendran que introducir y hacer cumplir regulaciones similares. Menudo quebradero de cabeza.

En vez de esto, el mismo mercado ha recorrido ya un largo trecho hacia la adaptacin de la economa global al concentrar liderazgo de mercado y tambin moral en los 1.000 consejos de administracin. El nmero 1.000 es algo arbitrario. Lo escogemos en parte porque es un nmero relativamente fcil de manejar y las instituciones de la sociedad civil y las ONGs se estn volviendo cada vez ms sofisticadas en las formas de hacer precisamente esto.

Los grandes inversores constituyen tambin un poderoso cuerpo electoral que pide un cambio. La riqueza est todava ms concentrada por lo que respecta a la gestin de activos que respecto a la de empresas. Los 500 mayores gestores de fondos tienen ms de 42 billones $ en activos para gestionar. Los 10 primeros gestores de fondos representan un tercio de esta cantidad; los 50 primeros los dos tercios. Esto significa que un pequeo nmero de inversores institucionales podra ocasionar un gran cambio en los negocios. Estn haciendo progresos.

Puede que muchas empresas consideren las prcticas sostenibles solamente como desventajas competitivas a corto plazo. Pero este no es necesariamente el caso. A travs de innovaciones en procesos, productos y modelos de negocios, las 1.000 Globales pueden hacer ms dinero mejorando su actividad en medidas clave de sostenibilidad denominadas ESG (Environmental and Social issues and corporate Governance): medioambiente, asuntos sociales y gobernanza corporativa.

Los mismos informes financieros estn cambiando lentamente, reflejando la importancia de estos indicadores no-financieros. Los informes integrales la publicacin de datos financieros y ESG en un solo documento ayuda a las empresas a comprender de donde pueden venir las nuevas iniciativas y ayuda a los inversores a entender si una empresa se da cuenta de como est cambiando el mundo.

El cambio de comportamiento de estas 1.000 empresas ayudar al de millones de otras empresas, a medida que prcticas de negocios ms saludables degoteen en sus cadenas de suministros y hacia la constelacin de empresas privadas. Finalmente, la creacin de una sociedad sostenible una sociedad que atiende las necesidades de la generacin actual sin sacrificar las de las generaciones futuras requiere un comportamineto responsable por parte de cada individuo, siendo ms fcil el cambio individual si las instituciones que estructuran nuestras vidas y nuestra sociedad allanan el camino.

Robert G. Eccles es profesor de gestin en la Harvard Business School y George Serafeim es profesor adjunto de administracin empresarial en la Harvard Business School.


Traduccin para www.sinpermiso.info: Anna Maria Garriga

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5248


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter