Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2012

Entrevista con Germn Mundaran, embajador de Venezuela en la ONU en Ginebra
En las urnas venezolanas se juega tambin el futuro de toda Amrica Latina

Sergio Ferrari
Rebelin


El dilema de fondo de los prximos comicios en Venezuela del prximo 7 de octubre es la consolidacin de los avances sociales o el retroceso hacia los modelos econmico-sociales del pasado. A pesar de ese gran reto poltico que est en juego, respetaremos a rajatablas la voluntad popular expresada en las urnas. Quien defiende tales tesis es Germn Mundaran Hernndez, actual representante de la nacin sudamericana ante las Naciones Unidas en Ginebra. Entre el 2000 y el 2007 se haba desempeado como Defensor del Pueblo. Desde mayo ltimo integra, junto con otras cinco personalidades nacionales de primer nivel, elegidas por el presidente Hugo Chvez Fras, el Consejo de Estado que es el rgano superior de consulta del Gobierno y de la Administracin Pblica Nacional.


P: Qu   representan polticamente las prximas elecciones presidenciales?

R: Son la expresin de un ejercicio de democracia participativa que impera en mi pas, que ha protagonizado desde la nueva Constitucin de 1999 en adelante una quincena de elecciones nacionales, parlamentarias, regionales y referndum. En Venezuela se consulta sistemticamente al soberano. Existe gran confianza en la decisin ciudadana. Y el nmero de esas consultas es la mejor evidencia. Hay un poder independiente, el Consejo Nacional Electoral (CNE), que se presenta ante el mundo sin ningn complejo. Con el nimo de mostrar nuestras fortalezas pero tambin abierto a que se le sealen sus posibles debilidades.

P: La campaa electoral es intensa y se confronta a una prensa internacional cautelosa, por no decir crtica

R: La venezolana es una sociedad muy tensionada por el propio proceso de cambio en marcha y por los variados actores que intervienen en la poltica nacional. Desde afuera, a veces, se nos mira con incertidumbre. Se piensa que en cualquier momento se podra pasar de las tensiones de la retrica propia de nuestra campaa a agresiones fsicas. Pero no es as. El pueblo venezolano es pacfico y sabe resolver pacficamente sus diferencias polticas en las mesas electorales. Hasta el momento, y ya faltando pocos das para el cierre, la campaa ha sido intensa, caldeada, pero correcta y sin violencias.


 

Campaa electoral polarizada, aunque sin violencia

P: A pesar de un proceso electoral extremadamente polarizado?

R: S, es una campaa polarizada. Se confrontan dos candidatos principales: el actual presidente Hugo Chvez, que aspira a la reeleccin, y el de la oposicin Henrique Capriles Radonski. Eso aumenta la polarizacin retrica ya que centralizan ambos la atencin poltica nacional e internacional.

P: Particularmente diferente a las elecciones presidenciales anteriores?

R: Lo que cambia son los actores, pero tienen un perfil global semejante. El candidato de la oposicin siempre sale de las gobernaciones que cuentan con un presupuesto lo suficientemente amplio como para soportar financieramente una parte de la campaa. La otra parte viene del gran empresariado y de ONG y fundaciones extranjeras, principalmente estadounidenses, que reciben el apoyo del Departamento de Estado norteamericano. Y pienso que los resultados previstos tambin coincidirn globalmente el prximo 7 de octubre con los anteriores. En el 2000, Chvez gan por ms de 20 puntos de diferencia a Francisco Arias Crdenas. Seis aos ms tarde, en el 2006, derrot por ms de 25 puntos a Manuel Rosales.

P: Qu programa o visin poltica representa uno y otro?

R: El presidente actual, candidato del Gran Polo Patritico, encarna el proceso de cambio, la revolucin bolivariana en marcha. Capriles, de la Mesa de Unidad Democrtica, aglutina a los sectores tradicionales, las lites -que durante dcadas usufructuaron el poder- estrechamente emparentadas a las trasnacionales.


Los nuevos disfraces de la derecha

P: Llama la atencin, sin embargo, que el candidato de la oposicin se haya auto-designado como el Lula de Venezuela. Presentndose casi como una alternativa de izquierda democrtica al actual Gobierno

R: Es un estilo que marca la poltica iberoamericana actual. Candidatos que se disfrazan. El caso ms pattico es el de Espaa. Mariano Rajoy se present en la campaa como expresin del centro poltico. Pero tan pronto gan, no dud en aplicar su verdadero programa de extremo corte neoliberal con significativos recortes a las conquistas sociales de los espaoles. Capriles es lo mismo. Se disfraza y dice que su programa es parecido al que implement Lula en Brasil. Sin duda en Brasil, Capriles sera un opositor radical al Partido de los Trabajadores actualmente en el Gobierno. Porque Lula fue obrero, es socialista y dirige un partido progresista, que no tiene nada que ver con la visin poltica de Capriles. En realidad la oposicin venezolana odia a Lula, a su modelo y al de su sucesora. Pero tratan de presentarse ms decentemente

P: Por qu este juego poltico?

R: Para confundir. Y por especulacin poltica. Capriles est enraizado en los sectores de poder econmico y parte de la clase media. Ese es su electorado natural. Para tratar de ganar debe intentar robar votos en los sectores populares. Pero su verdadero programa contempla cero presencia del Estado y que el mercado se encargue de regular la economa. Lo primero que hara en caso de ganar sera reducir el Estado a su mnima expresin, dejar al sector privado que se encargue de la salud, de la educacin, de la vivienda. Desmantelar las conquistas sociales. Por su parte, el centro del programa del presidente Chvez es la actividad petrolera y el control estatal de la misma. Sin el aporte de ese vital sector no se podra financiar la salud, ni la educacin, ni las conquistas en general. Ni mucho menos la activa solidaridad internacional que promueve el proceso venezolano.

El Gobierno respetar la voz de las urnas

P: A pesar de numerosas encuestas que sealan como claro ganador a Chvez, es imaginable, en trminos polticos, que las encuestas se equivoquen?

R: Son tantas y tan importantes las conquistas sociales que han logrado los sectores populares en estos ltimos aos que un programa neoliberal y un gobierno de derecha significaran un verdadero suicidio poltico para una gran parte de la poblacin

P: Aceptara el Gobierno venezolano una eventual derrota en las urnas?

R: Si el Gobierno pierde las elecciones va a reconocer de inmediato los resultados. Pero quisiramos escuchar tambin esta frase corta y significativa de parte de la oposicin. Nosotros estamos seguros que si se perdiera, lo que es absolutamente improbable, no sera la derrota de la revolucin sino un simple traspi poltico. Pero no va a ocurrir. El pueblo tiene confianza plena en el proceso y en la revolucin bolivariana.

P: Existe en Latinoamrica, desde hace algo ms de una dcada, una mayora de gobiernos y procesos democrticos, abiertos, progresistas. Venezuela est estrechamente implicada en iniciativas de integracin regional. Qu repercusin tienen las actuales elecciones presidenciales en el contexto continental?

R: Pregunta clave. El prximo 7 de octubre no solo se decide el futuro de Venezuela sino el de Amrica Latina. Un triunfo de la oposicin significara la liquidacin del ALBA (Alianza Bolivariana para las Amricas-Tratado de Comercio de los Pueblos) que rene a Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Cuba, Venezuela y los Estados caribeos Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas. Se pondra en jaque la estrategia de Petrocaribe que rene a la mayora de las naciones caribeas. Significara el debilitamiento real de UNASUR. Y tambin de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeos) que con tanto sacrificio se logr crear en 2010 y que hoy rene a casi 30 naciones del continente con cerca de 600 millones de habitantes. Podra incluso significar la salida de Venezuela del MERCOSUR, mercado integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y nuestro pas. Adicionalmente, habra un cambio en las relaciones y el comportamiento del continente en espacios internacionales como la Organizacin de Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas. Insisto: ms all de la contienda electoral entre Chvez y Capriles hoy se juega, en las elecciones venezolanas, esta nueva relacin de fuerzas a nivel regional que con tanto esfuerzo se ha podido ir construyendo en la ltima dcada.

------

Un acompaamiento electoral que no viole la soberana

El Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano invit a 214 personalidades del mundo entero para acompaar los comicios del 7 de octubre. 110 de Amrica Latina, 65 de Europa, 29 de Amrica del Norte, 6 de Asia en tanto cuatro de frica, sin contar a los representantes de la Unin Africana que confirm su presencia.

Entre los invitados, 18 organismos electorales y cuatro expertos. Segn el CNE, entre las invitaciones cursadas, 81 corresponden a parlamentarios y personalidades polticas; 22 al mundo acadmico; 34 a periodistas; y otras a ONG, intelectuales, artistas y agrupaciones sociales y gremiales.

Hasta mediados de septiembre, 157 de los invitados haban confirmado su presencia. En la tercera semana del mismo mes el ex vicepresidente argentino Carlos lvarez lleg a Venezuela para instalar la delegacin de acompaamiento electoral de UNASUR, en tanto responsable de ese sector de actividad en el organismo de integracin.

Acompaamiento no significa observacin electoral, seala Germn Mundaran, embajador de Venezuela antes las Naciones Unidas de Ginebra. El voto es el principal ejercicio ciudadano en nuestra democracia y nadie puede controlar nuestra propia soberana nacional.

El acompaante, explica, es un testigo importante de que el proceso transcurre con normalidad y profesionalismo. Y debe, adems, informar a sus conciudadanos lo que vio en esta pequea nacin sudamericana. Sin subestimar el papel de indicar al CNE las correcciones a incorporar a nivel electoral para mejorarlo en el futuro.

De Suiza viajarn para asistir en los comicios seis personalidades polticas y un comunicador social. Entre los primeros, el senador nacional Luc Recordon y los diputados nacionales Ada Marra, Antonio Hodgers y Mathias Reynard. As como el ex diputado nacional Franco Cavalli y el ex embajador helvtico en Venezuela, Walter Suter.

Una delegacin muy significativa en cuanto a cantidad y calidad de los participantes, subraya Mundaran. Quien ve en esta presencia, un reconocimiento del Poder Electoral venezolano a la neutralidad y larga historia de participacin democrtica electoral helvtica, as como a la colaboracin que desde aos Suiza ha brindado a ese poder del Estado.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter