Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-09-2012

Portugal
Dos peligros y dos soluciones

Boaventura de Sousa Santos
Viso

Traducido por Antoni Jess Aguil y Jos Luis Exeni Rodrguez


La suerte est echada y nada puede hacerse para evadir la pregunta que flota en el ambiente: Portugal es un negocio o una democracia? Para el Gobierno y sus satlites, Portugal es un negocio. A pesar del escndalo de las contribuciones a la seguridad social (TSU) [1], la confiscacin de un salario ms a los trabajadores portugueses y su transferencia a los empresarios, lo ms grave e irreversible que est sucediendo tiene que ver con las privatizaciones y los negocios internacionales que stas propician. El intermediario de estos negocios se llama Antonio Borges, un agente opaco, como todos los agentes-sombra. Al contrario de lo que parece, no es un intermediario neutral y mucho menos un atento cuidador de los intereses nacionales. Es un agente de Goldman Sachs con pasaporte portugus. Su principal negocio es la venta de activos nacionales a precio de saldo, aunque tambin est interesado en entregar a Monsanto la produccin agrcola transgnica y a otras multinacionales los recursos naturales del pas. Si tuviera el poder y la oportunidad, este hombre causara un dao inmenso a Portugal.

Este es el primer peligro al que los portugueses se enfrentan. El segundo es tratar de neutralizar el primero a travs de la dimisin del actual Gobierno y del nombramiento de un gobierno de salvacin nacional liderado por un tecncrata, tipo Lucas Papademos en Grecia o Mario Monti en Italia. Los portugueses estn en la calle tras el estado de shock en el que otra dosis de medidas de austeridad los sumi. Como los griegos y los espaoles, se estn dando cuenta de que estas medidas dan resultados opuestos a los que proclaman y no ofrecen otra alternativa que medidas an ms gravosas.

En vista de ello, el Gobierno, con su indescriptible insensibilidad social, ha perdido apoyo y legitimidad entre los portugueses. El pas pronto podra volverse ingobernable. Los portugueses estn en una situacin de emergencia que puede situarlos ms all de la divisin entre izquierda y derecha, lo que, sobre todo en el contexto portugus, es preocupante. La tentacin puede ser buscar garantizar la estabilidad a toda costa, recurriendo a un gobierno de salvacin nacional. No funcionar, como no funcion en Grecia (en Italia se hizo antes de la troika y el resultado es incierto). El nuevo gobierno dar continuidad al memorando de la troika y los problemas de fondo volvern con la misma intensidad.

La solucin a estos peligros tiene que venir de dos ejercicios normales, pero exigentes con las instituciones democrticas. Lo quiera o no, el Presidente de la Repblica estar en el centro de ambos. El de ms corto plazo est relacionado con el prximo presupuesto general que, si contiene las medidas anunciadas, ser ciertamente inconstitucional. Compete al Tribunal Constitucional (TC) hacer ese control a solicitud de una fiscalizacin preventiva. Si el TC opta por la inconstitucionalidad, Borges, Gaspar [2] y sus aclitos tendrn que prestar cuentas ante sus patrones internacionales, pero los portugueses sabrn que es bueno tener tribunales independientes y que ello slo es posible en democracia. Y tambin quedar patente que las instituciones no se dejarn chantajear por los golpes bajos de la troika, que no ha dispuesto el ltimo tramo de financiamiento hasta la discusin del presupuesto, a pesar de haber aprobado el desempeo del Gobierno.

El segundo ejercicio son las elecciones anticipadas. Ms tarde o ms temprano, los portugueses debern ser llamados a pronunciarse sobre la actual situacin del pas y las propuestas de gobierno sometidas al sufragio. Con todo, las instituciones europeas ven con preocupacin el aumento de la protesta social en la zona euro y recomiendan la renovacin de los consensos. La misma troika reclama que su recetario cuente con apoyo social. Pero existe consenso en cuanto a la continuidad de la austeridad inscrita en el memorando? No hay otro modo de saberlo en democracia que no sean las elecciones.

Esta solucin es particularmente exigente porque las elecciones slo tendran sentido si los partidos estuvieran preparados para ellas y tuviesen soluciones crebles para el descalabro al que este Gobierno condujo al pas. Dos condiciones parecen indispensables. Por un lado, un entendimiento de convergencia con incidencia pre o poselectoral entre el Partido Socialista (PS), el Bloco de Esquerda (BE) y el Partido Comunista Portugus (PCP); o, si ello no fuese posible, entre el PS y uno de estos dos ltimos. Por otro lado, bases programticas de convergencia que muestren a los portugueses las posibilidades concretas de recuperar la dignidad del pas.

Irnicamente, la segunda condicin, siendo ms compleja, es la que ms avanza en este momento, plasmndose en la amplia convergencia de fuerzas democrticas que sustentan el prximo Congreso Democrtico de las Alternativas y en las bases programticas que de l pueden surgir. Los partidos tendrn ah una buena base de trabajo.

Ambos ejercicios presuponen la desobediencia democrtica al memorando de la troika pues, como he venido sosteniendo, la democracia portuguesa no sobrevivir a su pleno cumplimiento.

Notas:

[1] La Taxa Social nica (TSU) es la contribucin mensual pagada a la Seguridad Social por el empleador y los trabajadores.

[2] Vtor Gaspar es ministro de Estado y de Finanzas del actual Gobierno de Portugal.


Artculo original del 20 de septiembre o de 2012.

Fuente:

http://visao.sapo.pt/dois-perigos-e-duas-solucoes=f687028

Boaventura de Sousa Santos es socilogo y profesor catedrtico de la Facultad de Economa de la Universidad de Combra (Portugal).




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter