Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2012

Repensando a Coln: Hacia una verdadera historia popular
En el aniversario del Descubrimiento de Amrica

Bill Bigelow
Common Dreams

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


En enero pasado, casi exactamente 20 aos despus de su publicacin, las escuelas de Tucson prohibieron Rethinking Columbus [Repensando a Coln] el libro que edit en colaboracin con Bon Peterson. Fue uno de una serie de libros adoptados por el celebrado programa de Estudios Mexicano-Americanos, un programa que desde hace tiempo ha sido objeto de ataques de los polticos conservadores de Arizona.

El distrito escolar quera aplastar el programa de Estudios Mexicano-Americanos; nuestro libro en s no era el objetivo, simplemente qued atrapado en el aplastamiento. El ataque de Tucson y Arizona contra Estudios Mexicano-Americanos y Rethinking Columbus comparte una raz comn: el intento de silenciar historias que perturban el actual orden de poder desigual.

Durante aos inici mis clases de historia para el undcimo grado preguntando a los estudiantes: Cmo se llama ese tipo del que se dice que descubri Amrica? Unos pocos estudiantes podan objetar a la palabra descubri, pero todos saban de quin estaba hablando. Cristbal Coln! gritaban varios al unsono.

Correcto. Y qu encontr cuando lleg aqu? preguntaba. Usualmente, unos pocos estudiantes decan: Indios, pero les peda que fueran ms explcitos: De qu nacionalidad? Cules son sus nombres?

Silencio.

En ms de 30 aos de enseanza de historia estadounidense, como titular y como invitado en otras clases, nunca tuve un solo estudiante que dijera: Tanos. Por lo tanto les peda que pensaran sobre ese hecho. Cmo explicamos eso? Todos conocemos cmo se llamaba el hombre que vino de Europa, pero nadie sabe el nombre de los que estaban aqu antes, y eran cientos de miles si no millones. Por qu no habis odo hablar de ellos?

Esa ignorancia es un artefacto del silencio histrico, rendir invisibles las vidas e historias de pueblos enteros. Es lo que los educadores comenzaron a encarar en serio hace 20 aos, durante los planes para del V Centenario de la llegada de Coln a las Amricas, queentonces el Chicago Tribune alarde sera la ms estupenda celebracin internacional en la historia de las celebraciones notables. Activistas americanos nativos y por la justicia social, junto con educadores conscientes, prometieron interrumpir las festividades.

En una entrevista con Barbara Miner, incluida en Rethinking Columbus, Suzan Shown Harjo del Morning Star Institute, que es creek y cheyenne, dijo: Como pueblos americanos nativos en esta regin roja de la Madre Tierra, no tenemos motivos para celebrar una invasin que caus la muerte de tanta de nuestra gente y sigue causando destruccin en la actualidad. Despus de todo, Coln no solo descubri, se apoder. Secuestr tanos, los esclaviz Sigamos, en nombre de la Santa Trinidad, enviando todos los esclavos que se puedan vender", escribi Coln y los castig ordenando que les cortaran las manos oque fueran perseguidos por malignos perros de ataque si no entregaban la cuota de oro exigida por Coln. Un testigo presencial que acompaaba a Coln escribi que hizo mucho dao, ya que un perro es igual a 10 hombres contra los indios.

Libros de texto corporativos y biografas de Coln para nios no incluan nada de esto y estaban repletos de desinformacin y distorsiones. Pero el problema ms profundo era el subtexto de la historia de Coln: Est bien que las naciones grandes intimiden a naciones pequeas, que los blancos dominen a la gente de color, que se celebre a los colonialistas sin prestar atencin a las perspectivas de los colonizados, que se vea la historia solo desde el punto de vista de los vencedores.

Rethinking Columbus no solo tena que ver con Coln. Formaba parte de un movimiento ms amplio para sacar a la luz otras historias que se han silenciado o distorsionado en el plan de estudios dominante: activismo de base contra la esclavitud y el racismo, luchas de trabajadores contra propietarios, movimientos por la paz, el largo camino hacia la liberacin de las mujeres, todo lo que Howard Zinn llam una historia popular de EE.UU.

Lo que nos trae de vuelta a Tucson: Una de las hostiruas ms silenciadas en el plan de estudios es lade los mexicano-americanos. A pesar de que la guerra de EE.UU. contra Mxico llev a que Mxico cediera a punta de bayoneta cerca de la mitad de su pas a EE.UU., ese trascendental evento apenas merece alguna mencin en nuestros libros de texto. En el mejor de los casos sde ensea nicamente como prlogo de la Guerra Civil.

Los mexicano-estadounidenses fueron centrales en la construccin de este pas, pero no lo sabris por nuestros libros de texto. Trabajaron en las minas de cobre de Arizona, aunque en un sistema de apartheid en el cual se les pagaba un salario mexicano. En los aos ochenta del siglo XIX la mayora de los trabajadores que construyeron el Ferrocarril de Texas y Mxico fueron mexicanos, y en 1900, el ferrocarril Southern Pacific tena, solo en California, 4.500 trabajadores mexicanos.

Trabajaban para el ferrocarril y trabajaron por sus derechos. Los trabajadores agrcolas mexicanos y japoneses se unieron en 1903 en Oxnard, California, para formar la Asociacin Laboral Japonesa-Mexicana. Como seala Ronald Takaki en A Different Mirror, por primera vez en la historia de California, dos grupos minoritarios, sintiendo una solidaridad basada en la clase, se haban unido para formar un sindicato. Se declararon en huelga por ms paga, y escribieron una declaracin diciendo que: Si las mquinas se detienen, la riqueza del valle se detiene, y de la misma manera, si los trabajadores no reciben un salario decente, deben dejar de trabajar y toda la gente de este pas sufrir con ellos.

En ninguna parte se explor con ms sutileza, rigor y sensibilidad esta rica historia de explotacin y resistencia que en el programa de Estudios Mexicano-Americanos de Tucson. Como Rethinking Columbus, los profesores de Estudios Mexicano-Americanos apuntaban a romper el silencio de la sala de clases sobre cosas que importan,la opresin, la raza, la clase, la solidaridad y la organizacin para hacer un mundo mejor. Ved Precious Knowledge, el excelente filme que ofrece una mirada ntima a ese programa y hace la crnica de los ataques horribles, incluso ridculos contra l y obtendris una idea del enorme impacto que este currculo del repensamiento tiene sobre las vidas de los estudiantes.

Sigamos utilizando ste y todos los denominados "Das de Coln" para contar una historia ms completa de lo que signific el viaje de Coln para el mundo y especialmente para las vidas de la gente que haba estado viviendo aqu durante generaciones. Y vayamos ms all de Coln para alimentar un currculo de historia popular buscando esas historias que ayudan a explicar por qu este mundo se ha hecho tan profundamente desigual y tambin que la gente ha buscado constantemente ms justicia. Es el trabajo en el cual educadores, padres y estudiantes tienen que colaborar.

Nota: Hay un llamado nacional a un da de solidaridad el 12 de octubre con el Fondo de Defensa de la Raza y la campaa para Salvar los Estudios tnicos.

Bill Bigelow fue profesor de estudios sociales en la escuela secundaria de Portland, Oregn, durante casi 30 aos. Es el editor curricular de Rethinking Schools y co-director del Proyecto de Educacin Zinn. Bigelow es autor o coeditor de numerosos libros, incluyendo A Peoples History for the Classroom y The Line Between Us: Teaching About the Border and Mexican Immigration.

Fuente: http://www.commondreams.org/view/2012/10/06

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter