Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2012

De profesores y mercaderes

Arturo Balderas
La Jornada


El mircoles pasado se demostr que los debates no favorecen al estilo doctoral de Barack Obama, quien dio la impresin de estar metido en una camisa de fuerza. En cambio para Mitt Romney es el terreno ideal, ms acostumbrado a convencer con verdades a medias sobre lo redituable que puede ser el comprar una fbrica de chocolates o de pastas dentales, despidiendo a la mitad de sus trabajadores. En los intercambios entre uno y otro, Obama pareca incrdulo de que su interlocutor no entendiera la diferencia entre gobernar un pas y dirigir una empresa. Tal vez Romney s la tenga, pero lo que es seguro es que aprendi la leccin de lo sucedido a Al Gore y a John Kerry cuando en se vieron las caras con George W. Bush, y ste, conocedor del electorado, respondi a los argumentos profesorales de aquellos con simplismo, vacuidad y falsedades.

En este debate se observaron las diferencias entre uno y otro. A su estilo, Romney aclar que para l el pas es una gran empresa en la que los negocios deben funcionar bien para que la sociedad funcione, sin importar diferencias sociales ni a quienes hay que sacrificar para ello. El gobierno slo debe intervenir cuando se trata de garantizar la buena marcha de las empresas; lo dems es secundario. Obama hizo esfuerzos aclarar a Romney, y a los millones de personas que siguieron el debate, que el gobierno es necesario para el desarrollo armnico de la sociedad y no slo de unos cuantos. Esa es la funcin primordial, la importancia y la necesidad de su intervencin.

Romney insisti en disminuir por parejo en 20 por ciento los impuestos para todos los causantes, reducir el dficit aplicando draconianos recortes al gasto, particularmente social, excluyendo el destinado al ejrcito, y derogar la ley de salud promovida por Obama. En tanto, Obama, en la necesidad de gravar con un impuesto mayor a quienes ganan ms de 250 mil dlares al ao, en redistribuir partidas presupuestales sin afectar el gasto social y apuntalar la reforma de salud. Son slo algunos temas de este primer debate, todos ellos ya bien conocidos por quien haya ledo o escuchado sus discursos de campaa. Es de esperarse que en los prximos debates atiendan temas como la migracin y los derechos de la mujer y de las minoras.

En esta ocasin ambos coincidieron en que el empleo es su principal preocupacin y cada uno se refiri a la forma en que piensa superar ese problema. Es curioso que ambos repitieron una y otra vez la necesidad de procurar el bienestar de la clase media pero olvidaron que hay 45 millones de estadounidenses que viven en la pobreza. Desde la perspectiva electoral tiene sentido, pues ms de 60 por ciento de votantes pertenecen a la clase media y su participacin es la ms constante en las urnas. Pero desde el punto de vista humano eso deja mucho qu desear.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/10/08/opinion/012o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter