Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2012

Ciencia y moral

Rodolfo Bueno
Rebelin


Si para realizar la ms compleja tarea me dieran a escoger entre un partiquino imbuido de valores morales y un sabiondo inmoral, que tanto abunda, escogera a ojos cerrados al primero. Ni siquiera al conocedor profundo de la ciencia, pero paticojo en lo moral, le confiara un saco de alacranes, pues el cientfico inmoral malgasta su conocimiento y es tan culpable del estado calamitoso en que se encuentra la humanidad, prcticamente al borde del colapso total, como el poderoso mandams que le paga. Vale mucho ms el poco saber con moral que ser genial y
carecer de ella.

Jams se debe creer a ciegas en la bondad intrnseca de la ciencia porque, por ser manejada por el hombre, est sujeta a ser manipulada. Prueba de ello son las armas de destruccin masiva, por las que pende de un hilo el destino del planeta; los clculos matemticos basados en artimaas, culpables de la crisis actual; la sobreexplotacin de los
recursos naturales, que no le deja nada a las futuras generaciones, todo obra de cientficos inmorales.

Es hora de dudar del mal llamado desarrollo -dizque basado en el conocimiento cientfico-, algo que, por la superficialidad del pensamiento humano, nunca se trata a profundidad, pues es de necios negar la verdad y desconocer su esencia.

Ciencia y moral deberan coincidir en la tarea de servir a la verdad y, por lo tanto, al hombre, porque la ciencia no satisface sus necesidades espirituales ni da una respuesta valedera a cuestiones tan importantes como cul es el propsito de la vida. Solo la ciencia con principios morales aprovecha al mximo su racionalidad, pues no hay contradiccin entre ciencia y moral ni tampoco un conflicto antagnico entre las mismas. Es evidente la necesidad de imbuir a la ciencia de moral, ms que nada por la supervivencia de la especie. El cientfico est obligado a respetar la verdad y su saber se debe basar en valores morales, para que lo emplee considerando la dignidad del hombre y el desarrollo de las generaciones venideras.

La moral, que en mi opinin tiene origen divino, otra explicacin no le encuentro, genera la luz que permite distinguir el bien del mal, para que la ciencia no sirva al poder organizado que extermina la naturaleza y al hombre.

Es muy posible que Dios sea la razn evolutiva del universo y nos diera inteligencia para que colaborsemos con l en la conservacin de su creacin actuando sin temor en esta empresa; para ello debemos comprender las leyes de la naturaleza, huellas de la Divina Inteligencia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter