Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2012

Las sanciones contra Irn estn causando ya gran sufrimiento e inseguridad alimentaria en el pueblo iran

Glenn Greenwald
The Guardian

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Esta semana The Economist describe el creciente sufrimiento de 75 millones de ciudadanos iranes como consecuencia del rgimen de sanciones que EEUU y sus aliados les han impuesto. Quiero subrayar los prrafos siguientes:

Hace seis aos, cuando EEUU y Europa estaban poniendo en marcha el primer paquete de medidas para presionar a Irn y que se olvidara de sus ambiciones nucleares, la charla iba de sanciones inteligentes. Occidente, se subrayaba, no tena ningn problema con el pueblo iran, solo con su rgimen, que pareca empearse en conseguir la bomba nuclear, o al menos en lograr la capacidad de construir una. Sin embargo, como las sanciones cada vez son ms punitivas, en vista de la intransigencia de Irn, son los iranes de a pie los que estn pagando el precio.

El 1 y 2 de octubre, el rial de Irn perdi ms del 25% de su valor frente al dlar. Desde finales del pasado ao se ha depreciado en ms del 80%, la mayor parte de esa cantidad solo durante el anterior mes. A pesar de los subsidios que tratan de ayudar a los pobres, los precios de productos como la leche, el pan, el arroz, el yogurt y las verduras se han duplicado por lo menos desde comienzos de ao. El pollo se ha convertido en un bien tan escaso que cuando llegan suministros se producen disturbios. El 3 de octubre, la polica de Tehern lanz gases lacrimgenos contra la gente que se manifestaba por el colapso del rial. El principal bazar de la ciudad cerr debido a la imposibilidad de fijar precios exactos

Se cree que el desempleo es tres veces mayor que la cifra oficial del 12%, y los salarios de millones de trabajadores no cualificados estn por debajo del umbral oficial de la pobreza (alrededor de 235 al mes).

En otras informaciones se ha hablado tambin del omnipresente desempleo, inflacin, escasez de medicinas e incluso enfrentamientos para conseguir alimentos.

Que las sanciones contra los pases musulmanes causen gran sufrimiento humano no es solo inevitable sino que es parte del plan. En 2006, el alto funcionario israel Dov Weisglass describa de modo infame el objetivo del bloqueo de su nacin contra Gaza con esta cndida admisin: La idea es poner a los palestinos a dieta, pero no hacer que se mueran de hambre. El representante demcrata Brad Sherman justific las sanciones al rgimen de Irn de esta forma: Los crticos de las sanciones sostienen que estas medidas harn dao al pueblo iran. Con toda franqueza, eso es justo lo que necesitamos.

Y de forma mucho ms miserable an, la adorada ex Secretaria de Estado demcrata Madeleine Albright cuando Lesley Stahl, en el programa 60 Minutos le pregunt por los informes que decan que 500.000 nios iraques haban muerto como consecuencia de las sanciones contra ese pas impuestas por EEUU- respondi estoicamente: Creo que fue una opcin muy dura pero pensamos que el precio mereci la pena. Tan extremo fue el sufrimiento causado por las sanciones en Iraq que un ex funcionario de la ONU, Denis Halliday, dimiti de su puesto en protesta y declar que a la poltica de sanciones se le poda aplicar la definicin formal de genocidio:

Somos responsables ya de estar matando en Iraq a la gente, de destruir las familias, de destruir a sus nios, de permitir que los ancianos mueran por falta de las medicinas ms elementales. Estamos permitiendo que mueran los nios que an no haban nacido cuando Saddam Hussein cometi el error de invadir Kuwait.

En un excelente artculo de opinin en Al-Jazeera de la pasada semana, Murtaza Hussain documentaba ampliamente la devastacin causada por las sanciones contra el rgimen sobre 26 millones de iraques esa devastacin que la Albright declar que mereca la pena- y sostiene: Est volviendo a repetirse, y deliberadamente, esa tragedia, slo que esta vez el objetivo es la poblacin de Irn. Explic:

Intensificar las sanciones contra el pas ha hecho que el rial de Irn se desplome en cada libre hasta un 75% de su valor desde comienzos de ao; y, algo que resulta impresionante, casi en un 60% solo en la pasada semana.

Los iranes de a pie, completamente ajenos a su gobierno, han visto como sus vidas se paralizaban de repente y el colapso del sistema financiero ha vuelto imposible cualquier forma coherente de comercio. En las ltimas semanas, el precio de productos como el arroz y el aceite para cocinar se han disparado por las nubes y productos que en otro tiempo eran habituales, como el pollo, se han convertido en algo que est completamente fuera del alcance del ciudadano medio.

Ese es un hecho que debera perturbar profundamente a cualquier persona decente. En 2001, el escritor Chuck Sudetic visit Iraq y escribi entonces en Mother Jones acerca de lo que vio: es decir, que el rgimen de sanciones impuesto por EEUU haba matado a ms civiles que todas las bombas qumicas, biolgicas o nucleares utilizadas en la historia de la humanidad.

Sin embargo, como Hussain seala, la larga dcada de sufrimientos de los iraques fue totalmente intil cuando se consider el ostensible objetivo de las sanciones: Las sanciones no consiguieron sacar del poder a Saddam y en muchos sentidos ayudaron a fortalecer su control sobre el pas al mantener a la abrumadora mayora de la poblacin dedicada nicamente en sobrevivir. Sin embargo, algunas aisladas excepciones, la misma idea de que puede socavarse un rgimen debilitando de forma grave a una poblacin que quiz en otra situacin pudiera oponerse a l debilitndoles literalmente a nivel fsico a travs de las privaciones de alimentos y medicinas-, no es solo intuitivamente absurdo y moralmente grotesco sino tambin empricamente refutable.

Como recientemente documentaron Mohammad Sadeghi Esfahlani y Yamal Abdi en Foreign Policy, el rgimen de sanciones, aunque causa estragos entre los iranes normales y corrientes, no tiene prcticamente efecto alguno en sus dirigentes ms que el de fortalecerles en su control del poder:

En lugar de especular desde lejos, deberamos escuchar a los iranes sobre el terreno que estn realmente luchando de forma directa por la democracia. Los dirigentes del Movimiento Verde y los defensores iranes de la democracia y los derechos humanos se han opuesto rotundamente a las amplias sanciones y han advertido de que la confrontacin, aislamiento y extenso castigo econmico solo servir para socavar la causa de la democracia y el imperio de la ley en Irn. Un nuevo informe de la International Civil Society Action Network (ICAN) documenta cmo las sanciones estn destruyendo las fuentes del cambio social en Irn. La clase media urbana, que ha jugado histricamente un papel central a la hora de impulsar el cambio y el progreso en Irn, es la principal vctima del rgimen de sanciones, segn el informe.

Como documentaba el informe con un relato de primera mano sobre el terreno, las sanciones no estn haciendo que la clase trabajadora se una al movimiento por la democracia en Irn, estn haciendo todo lo contrario: diezmar a la clase media iran, que ha estado en el ncleo del movimiento por la democracia al intensificar sus luchas econmicas. El mayor impedimento que afronta el movimiento por la democracia iran como vimos cuando se produjeron las protestas del Movimiento Verde en 2009- es que los iranes de las clases trabajadoras, que estn dedicados a poder sobrevivir financieramente, son incapaces de enrolarse en una lucha por las libertades polticas.

Es tan horroroso el sufrimiento acarreado por ese rgimen de sanciones que algunos estn empezando a sostener que sera ms humano matar a los iranes con un ataque areo. Ese fue el argumento avanzado hacia varios das por el editor-administrador de la revista Foreign Policy, Blake Hounshell, quien reflexionaba que estaba empezando a preguntarse si ataques areos limitados contra Irn podran realmente ser un curso de accin moralmente ms sensato. Estaba contemplando la posibilidad de ataques areos, explic despus, porque quiz mereciera la pena un par de miles de muertos para evitar que se destruyeran los medios de vida de 75 millones de personas.

Parte del anuncio de Hounshell es simplemente la forma en que las elites de la poltica exterior estadounidense de forma casual exigen acciones que saben perfectamente que van a acabar con la vida de cifras enormes de seres humanos inocentes: puede que sea el momento de causar un par de miles de muertos, sugera con un bostezo casi audible. Y parte de eso es lo que la presidenta emrita del Council on Foreign Relaciones, Leslie Gelb, describa candorosamente como la disposicin e incentivos entre los profesionales de poltica exterior de EEUU de apoyar guerras que conserven credibilidad profesional y poltica. Es decir, por definicin, apoyar una accin militar es lo que los influyentes comentaristas de la poltica exterior estadounidense hacen reflexivamente para medrar en sus propias carreras y llegar a ser importantes.

Pero parte de las declaraciones de Hounshell reflejan la dificultad para reconocer que el rgimen de sanciones provoca una miseria humana tan intensa y extendida en el pervertido mundo de Washington en el que los ataques areos y las sanciones son solo dos de las opciones cognoscibles- que extinguir las vidas de un par de miles de inocentes iranes pueda realmente ser una opcin ms humanitaria cuando se sopesan los actuales sufrimientos de 75 millones de personas a causa del rgimen de sanciones. Eso es lo que estn consiguiendo las devastadoras sanciones.

Lo ms extraordinario de todo esto es que el extremado sufrimiento humano causado por las sanciones impulsadas por EEUU apenas aparece recogido en el discurso poltico dominante en ese pas. Una razn de que los estadounidenses se quedaran tan desconcertados tras el ataque del 11-S (Por qu nos odian tanto?) es la misma razn por la que continan sorprendindose tanto de las protestas antiestadounidenses en el mundo musulmn (Por qu estn tan enfadados?): es decir, que la mayora de los estadounidenses no tienen ni idea, literalmente, porque nunca nadie se lo dice, de que la imposicin por su gobierno de sanciones contra Iraq caus la muerte de cientos de miles de nios y, de forma muy parecida, no tienen ni idea de que el sufrimiento de los ciudadanos iranes normales y corrientes es cada vez ms intenso y grave.

Los pueblos del mundo musulmn (que son incesantemente descritos como vctimas de la propaganda) son bien conscientes de la devastacin humana que las sanciones estadounidenses han causado, mientras que a los estadounidenses (que piensan que se benefician de una prensa libre y dinmica) se les oculta en gran medida todos esos hechos. Esa forma de pensar es, en parte, lo que explica los puntos de vista irreconciliables entre los pueblos de esas dos partes del mundo.

Como siempre, no vayan a pensar que el Partido Demcrata pone alguna objecin a todo esto. Hasta el punto que si tocan el tema del rgimen de sanciones es, como de costumbre, para festejarlo: como prueba de la agresividad de Barack Obama y su lealtad a los intereses israeles. Eso fue tambin as durante los aos de Clinton, cuando muy pocos miembros del Partido Demcrata no se molestaron siquiera (y menos an se opusieron) en reconocer la devastacin letal causada en los civiles iraques, incluso ahora muy pocos consideran la nocin de que las sanciones son estratgicamente desatinadas y moralmente indefendibles, y cuando discuten algn aspecto alaban a Obama por tomar medidas drsticas contra la economa iran.

En resumen, la misma mentalidad que lleva a los demcratas a apoyar los ataques con aviones no tripulados, es lo que lleva a mantener ese apoyo a las sanciones: apoyan tcita e irreflexivamente la asuncin de que EEUU va a acabar inevitablemente agrediendo y matando musulmanes, y despus se dan a s mismos palmaditas en la espalda por apoyar que se mate a los menos posibles (apoyo los aviones no tripulados porque son mejores que las invasiones a escala total; apoyo las sanciones porque son mejores que los ataques areos). Al parecer son incapaces de concebir una tercera alternativa: que EEUU podra o debera abstenerse de matar a gente inocente sobre todo en pases musulmanes.

El apoyo de los demcratas a las sanciones contra Irn comparte algn otro atributo con la mentalidad a favor de los aviones no tripulados. No importa cuntas veces se documente que esos aviones no hacen que disminuya la amenaza del terrorismo sino todo lo contrario generando odio hacia los estadounidenses que provoca ms terrorismo-, pero los defensores de los aviones no tripulados insisten: tenemos que hacer esto para detener a los terroristas.

De forma idntica, no importa cuntas veces se documentara que las sanciones contra Iraq realmente sirvieron para fortalecer el rgimen de Saddam al matar de hambre literalmente a la oposicin y al hacerles ms dependientes del apoyo de ese rgimen, los defensores de las sanciones insisten: tenemos que imponer sanciones que hagan dao a los iranes normales para derrocar al rgimen de Irn. Es exactamente como mostrar un estudio de un paciente de cncer de pulmn para demostrar que fumar causa cncer de pulmn, y despus cruzarse de brazos mientras insisten en que van a aumentar la ingesta de cigarrillos para combatir ese cncer.

Incluso si fuera verdad que las sanciones producen menos daos a los civiles que un ataque total sobre Irn, eso no debera justificar las sanciones. Pero, como prueba de que el sufrimiento humano causado por las sanciones en Irn no deja de crecer, incluso la premisa de esa afirmacin, con todo lo irrelevante que es, parece cada vez menos convincente.

Terrorismo con aviones no tripulados

El poltico ms popular de Pakistn, Imran Khan, se uni ayer con 32 valientes estadounidenses en una marcha hacia Waziristan contra los aviones no tripulados, en la cual Khan dijo: La guerra contra el terror se ha convertido en una guerra de terror. Khan hizo tambin votos de que si saliera elegido Primer Ministro, echara abajo los aviones no tripulados de EEUU que invadieran el espacio areo de Pakistn. Para comprender por qu la campaa estadounidense con aviones no tripulados puede denominarse de forma muy apropiada campaa de terror, vase el excelente anlisis de Digby.

Nota de actualizacin:

Se me ocurre una pregunta ms: Si el terrorismo obliga a usar la violencia contra los civiles para inducir el cambio poltico de su gobierno, cmo se denomina cuando se impone a una poblacin civil un intenso sufrimiento econmico para inducir el cambio poltico de su gobierno? Pueden distinguirse a nivel moral esas dos tcticas?

Glenn Greenwald es un ex abogado constitucionalista estadounidense, columnista, bloguero y escritor. Greenwald trabaj como abogado especializado en derechos civiles y constitucionales antes de convertirse en un colaborador de Salon.com , donde se centr en el anlisis de temas polticos y jurdicos. Ha colaborado tambin con otros peridicos y revistas de informacin poltica como The New York Times, Los Angeles Times, The Guardian, The American Conservative, The National Interest e In These Times. En agosto de 2012, dej Salon para colaborar con The Guardian.

Fuente original: http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/oct/07/iran-santions-suffering



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter