Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-10-2012

Para comprender al capitalismo global

Sal Landau
Progreso Semanal


Durante las pocas veces que los artculos no hablan de quin ser el nuevo presidente del Imperio de EE.UU., los que seguimos las noticias observamos a ciudadanos griegos y espaoles dedicados a protestas masivas en contra de los programas gubernamentales de austeridad, mientras el comentarista parlotea acerca de los temores de estos pases por salirse de la sagrada eurozona como resultado de economas fracasadas y el rechazo del Banco Central de Europa a hacer prstamos a los "flojos. En la televisin norteamericana hemos visto incontables noticias de desahucios y ejecuciones de hipotecas, de trabajadores saliendo de una fbrica que pronto cerrar como resultado de los malos tiempos econmicos. Los norteamericanos se preocupan: quin ser el prximo en dirigir el imperio y las ms importantes instituciones que manipulan la economa mundial?

Junto con estas historias de gente que protesta contra polticas estatales o que son vctima de los caprichos del capitalismo, presenciamos escenas diarias de soldados norteamericanos y civiles que mueren en Afganistn y todava en el Iraq que los ocupantes norteamericanos desintegraron o de los aviones sin piloto que matan a gente en Pakistn o Yemen. Los activistas en contra de la guerra no solo se han manifestado con regularidad contra las actividades del Pentgono y la CIA. En Washington las reas dudosas de lo que las tropas norteamericanas estn haciendo en partes remotas del mundo y qu intereses econmicos estn detrs del uso de la fuerza militar, raras veces se discuten.

Sin embargo, estudiosos y periodistas han diseccionado las actividades militares de EE.UU. durante dcadas, pero pocos escritores se han atrevido a tratar de enfrentarse a las instituciones econmicas, las otras piezas cruciales del moderno imperio de EE.UU. las que los militares y los tramposos de la CIA tratan de proteger y defender en cada una de las administraciones posteriores de la 2da. Guerra Mundial. As que los lectores deben apertrecharse de la excelente investigacin y anlisis minucioso de los profesores Leo Panitch profesor de Ciencias Polticas en la Universidad York de Toronto y su colega Sam Ginden, as como de su legible descripcin y explicacin de cmo funciona o no funciona la parte del dinero del imperio norteamericano. ([I]La construccin del capitalismo global, la economa poltica del imperio norteamericano,[/I] Verso, 2012.)

Los que han vivido sin saber de instituciones como el Departamento del Tesoro, el FMI y la Reserva Federal descubrirn en este libro el papel imperial que desempean estas misteriosas agencias, las cuales penetran cada vez ms en el mundo que los ms publicitados Pentgono y la CIA.

Durante la 1ra. Guerra Mundial, las finanzas y la industria norteamericana demostraron cmo el poder econmico de EE.UU., ms que la fuerza militar, se podan relacionar con la victoria de una guerra mundial.

Las instituciones financieras norteamericanas tambin allanaron el camino para el surgimiento de EE.UU. como el poder capitalista preeminente en el mundo, un poder cuyo alcance llegaba a cualquier punto del planeta.

Cuando termin la 2da. Guerra Mundial, con las potencias europeas destruidas, Estados Unidos se convirti en el lder lgico de la ideologa de la libertad, la cual tena como principio fundamental la nocin del capitalismo de mercado.

Despus de 1945, Washington hizo cambios imperiales en su Tesorera y Departamento de Estado e increment los poderes de la Reserva Federal para elaborar una poltica de postguerra que buscaba asegurar los necesarios recursos globales para empoderar a los titanes de la industria y de Wall Street, los cuales el estado necesitaba para ayudar a acumular el capital mundial. En el acpite Inversin Global, Reglas Norteamericanas los autores citan a Benjamin Cohen para demostrar cmo el ajuste estructural impuesto por el FMI trae inmensos beneficios, al citar al economista Benjamin Cohen acerca de grandes capitales como los grandes productores de artculos comerciados globalmente, bancos y otras firmas de servicios financieros, y grandes poseedores de bienes privados. No precisamente las tiendas de la Calle Real.

El imperio norteamericano necesitaba condiciones en todo el mundo que atrajeran la inversin extrajera. Pocas personas, incluso en crculos informados, saben mucho acerca de cmo funcionan los tratados bilaterales de inversiones y de cmo integran a otros pases en un capitalismo global dirigido y controlado por EE.UU. Tratados como ALCAN y ACALC, por ejemplo.

Los autores tambin demuestran cmo las instituciones financieras controladas por EE.UU. impusieron el ajuste estructural a pases pobres para beneficiar al gran capital y explotar ms a las clases trabajadores. Tanto Europa como Japn se convirtieron en parte de lo que William Appleman Williams llam el imperio informal de Estados Unidos. El crecimiento postguerra de las finanzas norteamericanas incluyendo la externalizacin de prcticas e instituciones norteamericanas llev a la creacin de un sistema integrado de mercados financieros en expansin que caracteriza a la globalizacin capitalista. Para fines del siglo veinte, escriben Panitch y Ginden, los capitalistas, literalmente casi en cualquier parte, por regla general reconocen una dependencia de Estados Unidos para establecer, garantizar y administrar la red global en cuyo seno todos pueden acumular.

Este libro revisa las economas del mundo que comenzaron con el control de EE.UU. en 1944 en la reunin de Bretton Wood. Los autores argumentan que se desarroll un inters internacional de clase, que funcionarios de EE.UU. posean una visin del capitalismo universal en el perodo posterior a la 2da. Guerra Mundial, una visin que promova no tanto intereses especiales norteamericanos sino el florecimiento del capital en s, el cual necesitaba acceso mucho mayor a todas partes del mundo. Esto, a su vez, hizo posibles los vnculos que se desarrollaron entre grupos capitalistas a gran escala en Estados Unidos y sus socios internacionales. A medida que las fuerzas de EE.UU. trataban de imponer, sin xito, su voluntad militar en Corea y Vietnam, las armas financieras del imperio convencieron a los capitalistas europeos de desarrollar vnculos con capitalistas norteamericanos, tanto en el seno de Europa como en el de Estados Unidos, fortaleciendo as los poderes capitalistas al otro lado de las fronteras.

Panitch y Ginden abogan por la solidaridad de clase del 1 por ciento a medida que describen el camino que llev a un sistema financiero verdaderamente global, basado en la internacionalizacin del sistema financiero de EE.UU.

La desventaja de esta organizacin del gran capital apareci en la dcada de 1990, a medida que la movilidad del capital global indujo una serie de crisis financiera entre las naciones de bajo y mediano ingresos.

Sin embargo, los autores repudian perspectivas apocalpticas de la prxima destruccin del capitalismo y en su lugar ofrecen sugerencias de cmo convertir las instituciones financieras que son el salvavidas del capitalismo global en propiedad pblica, como un prerrequisito necesario para la justicia social y la democracia.

Este nivel del discurso no se liga exactamente con los lemas de Ocupar o las exigencias de los trabajadores griegos y espaoles, pero los activistas serios aprendern: estos autores ensean el cmo y el por qu del sistema econmico capitalista mundial.

Fuente: http://progreso-semanal.com/ini/index.php/eeuu/6074-para-comprender-al-capitalismo-global


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter