Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-10-2012

Planes de paz y tambores de guerra en Siria

Francesc Casad
Rebelin


El fuego cruzado de morteros en la frontera turca no acaba de dar la razn a quienes especulan con la definitiva internacionalizacin de la guerra civil en territorio sirio. En junio el enviado de la ONU, Kofi Annan, renunci como mediador en el conflicto entre los rebeldes y el "rgimen" de Al-Assad, su renuncia coincida en el tiempo con la masacre en la ciudad de Hula donde murieron 108 personas, entre ellas 49 nios, la autora contina sin esclarecerse, Occidente denuncia al ejrcito regular pero el gobierno sirio y Rusia sostienen que fue obra de bandas armadas islamistas.

Asombra, por sus caractersticas, el paralelismo entre la matanza de Hula y los crmenes cometidos durante la dcada de los 90 en Argelia donde se contabilizaron ms de 80.000 vctimas, dos terceras partes lo fueron a manos de integristas entre la poblacin civil. Este trgico y prolongado enfrentamiento termin con la aceptacin de una tregua presentada por el actual presidente en el cargo, Buteflika, y fue oficializada por el brazo armado del Frente Islmico de Salvacin (organizacin islamista moderada) iniciandose un proceso de reconciliacin nacional del que qued excluido el Grupo Salafista (actual Al Qaeda). Un plan de paz similar en Siria supondra la apuesta por el dilogo de todas las partes implicadas, el coste humanitario y la amenaza para la seguridad internacional justifican todos los esfuerzos, la mayora de la poblacin en Turqua y otros pases de la regin se han manifestado claramente contra la escalada blica en Siria.

El consenso internacional en Naciones Unidas est siendo quien dicta las resoluciones aun bajo la antidemocrtica amenaza estadounidense de actuar fuera de la ONU tras los continuados vetos de China y Rusia a los intentos de imponer sanciones al gobierno del presidente Bashar Al-Assad. Francia es otro pas disidente con los esfuerzos para encontrar una va pacfica al conflicto, sus intereses neocoloniales e imperialistas por el control indirecto de la economa en sus antiguas posesiones llevaron al expresidente Sarkozy a liderar la campaa militar contra Libia y ahora el socialista Hollande se propone hacer lo propio en Mali. La tensin entre las metrpolis y sus colonias est ascendiendo un peligroso peldao, tanto en el estrecho de Ormuz como en las Islas Diaoyu, Malvinas, Gibraltar o Ceuta y Melilla.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter