Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-10-2012

La Unin Europea: un modelo para desarmar

Alberto Quinez
Rebelin


El mundo de hoy es una encrucijada que tira desde tres vectores: Estados Unidos, que desde la segunda guerra mundial se hizo con el poder hegemnico en trminos econmicos y militares; la Unin Europea, con economas, hasta hace poco,con relativa estabilidad, alto grado de desarrollo social y una posicin estratgica en el trfico de mercancas; y las economas asiticas, principalmente Japn y China, que tienen altas tasas de crecimiento y una industrializacin pesada y diversificada ya hacia las tecnologas de punta.

 

Estos son los centros dominantes en trminos econmicos y polticos. Lo dems sigue siendo periferia a pesar del auge de algunas economas como los BRICS; tal carcter est determinado por el rol que juega cada regin en la estructura poltica a nivel mundial. Ello no desdice, sin embargo, el papel que stos puedan jugar en un futuro ms o menos prximo, dadas las posibilidades que se rescatan de la coyuntura de crisis en la que estn sumidos los centros dominantes1.

 

Si bien la crisis sistmica del capitalismo ha impactado a todas las economas del mundo, la forma en que se ha manifestado en el caso de la Unin Europea es particularmente dramtica, principalmente debido a la desestructuracin del Estado benefactor, que en el caso gringose rotur desde la entrada del modelo neoliberaly que en las economas asiticas an no cae o an no asciende puesto que el paradigma del Estado de Bienestar es ms occidental que Jesucristo.

 

Las elecciones en Francia marcaron un hito sustantivo. Con la llegada de Hollande a la presidencia y la consolidacin del poder del partido socialista en las elecciones legislativas, se han comenzado a cabildear un paquete de medidas fuera de la rbita de las recomendaciones obligadas del FMI. Precisamente, a mediados de junio, la cuarteta Francia, Italia, Alemania y Espaa (Hollande, Monti, Merkel, Rajoy: todos protagonistas de una novela ms o menos trgica), se reunieron para llegar a acuerdos generales sobre la poltica regional que debera seguir la UE en materia econmica. Es el camino del filo de la navaja, con Keynes a la izquierda y Friedman a la derecha de la derecha.

 

Lo que destaca es que de la mano de Hollande van abrindose paso medidas ms de corte keynesiano y, por tanto, de contradiccin abierta frente al enfoque del FMI, es decir, frente al enfoque ms perrunamente neoliberal que la historia conoce. Gravar las transacciones financieras, apostarle a la regulacin de los bancos, poner en primer plano la inversin productiva, entre otras polticas, suenan un poco distinto al discurso neoliberal de recortar el gasto pblico o morir en el intento de resistirse.

 

El debate entre Keynes y el FMI puede abrir brechas importantes. Por un lado, el doble discurso de Rajoy y el maelstrom que empieza a tragarse a Espaa a Grecia le falta poco por sucumbir entirement-, el parpadeo macroeconmico de Hollande, la persistencia de Merkel en hipotecar a los pases pequeos, la generalizacin del paro y la forma en que los diferentes movimientos sociales asuman esta crisis, puede propiciar que la UE se fragmente en sub-bloques o que simplemente se desmorone poco a poco hasta no dejar ms que el individualismo de los proyectos nacionales.

 

La deconstruccin del modelo integracionista de la UE comenzando con el quiebre centro/periferia de la regin misma (Francia, Alemania / Espaa, Grecia, Portugal), es el quiebre entre polticas keynesianas y polticas neoliberales (especialmente, el enfoque del FMI); en este sentido, los pases perdedores, amarrados al problema de la deuda y de la escasez presupuestaria parecen fatalmente destinados a venderse al Fondo, a asumir una agenda de ajuste estructural y a servir de vlvulas para la acumulacin capitalista de los pases centrales (diremos en este parntesis que parecen fatalmente destinados a ser una Amrica Latina ms vieja y ms dramtica, con el duelo interno de haber sido y de no ser?).

 

Sin embargo, el ciclo de la integracin redunda en asumir polticas de compensacin para los pases menos favorecidos. A ello hay que aadir que regionalmente puede asumirse una reasignacin del valor total generado y apropiado; pero eso parece no estar en ninguna de las agendas de los pases centrales. Es ms, las obligaciones y las agendas se han propuesto de forma diferencial para cada una de las partes, tan diferencial que los pases centrales parecen estar blindndose frente a los nuevos embates que traer la crisis, mientras que se exige que los pases de la periferia se desnuden a partir de la reasignacin del gasto pblico.

 

En el fondo es la aplicacin, en el seno de la propia familia, de la ley del ms fuerte. Las polticas que el centro europeo est aplicando es lo que deberan, pero no pueden, y no pueden porque no los dejan, los pases de la Europa perifrica. Como en el pasado, lo que puede salvar el modelo integracionista de la UE son las polticas de corte keynesiano. Pero ojal y no se salve; a costa de la crisis capitalista en todo el mundo, con el desbarajuste sistmico en todo el globo, es que Amrica Latina puede encontrar algunos caminos que desde hace algn tiempo parecen haberse perdido.

 

Qu pasa si la UE se desarma?En trminos generales, si la UE se desploma como modelo econmico y poltico, lo cual podra suceder en un mediano plazo si se aplica sistemticamente la receta del FMI, podran perderse las posibilidades para que Alemania o Francia echaran a andar sus proyectos de hegemona regional y mundial; ello significara el distanciamiento que la UE, como regin, tiene con Amrica Latina.

 

Caso contrario sucedera con Asia. En este contexto, si el hegemn surge de oriente se reestructura el sistema de relaciones de influencia econmica y poltica a nivel mundial. Ah podrn verse afectados positiva o negativamente los pases que han entablado yarelaciones con los pases dominantes del rea asitica; no obstante, la intromisin imperialista puede ser menor dentro de los proyectos nacionales de los pases de Amrica Latina, con ello puede lograrse soberana en mbitos relevantes como el desarrollo rural, la integracin y seguridad regional, las polticas de transformacin estructural y la incidencia institucional en amplio sentido.

 

Para Amrica Latina, salvo excepciones, la cada de la UE podra ser beneficiosa si se mantiene la tendencia reciente a la prdida de hegemona de Estados Unidos. Pero hay algo que aclarar: Estados Unidos perder la hegemona pero mantendr una alta influencia en la regin; de ello se encargarn las embajadas norteamericanas en cada pas del continente, a la usanza de los aos setentas y ochentas. Esa influencia ser relativa y depender en no poco grado de la respuesta y la cohesin nacional en cada uno de los pases, as como del auge que puedan alcanzar economas emergentes como la de Brasil.

 

Habr que ver a la UE como un modelo para desarmar; un escao que hay que ganarle a la historia y donde la crisis sistmica est sirviendo de cua. Por el contrario, un proyecto contrahegemnico, enraizado en las necesidades concretas y especificidades de Amrica Latina, deber ser el primer punto en las agendas de nuestros pases. No es posible diferir la planificacin de nuestra autonoma; mucho menos es posible en este momento de la historia, hoy que como nunca antes es tan vigente la paradoja entre socialismo o barbarie. Pero ese socialismo tendr que ser autntico o no ser. Y al decir autntico, apuntamos al carcter multidimensional del proyecto, a un nuevo paradigma que ponga al sujeto humano como pice de su construccin socio-poltica, como finalidad pero tambin como principio y origen.

 

Los paradigmas que vio morir el siglo XX se fundamentaron precisamente en la eliminacin del sujeto, en la contradiccin irresoluble que se presenta en forma de individuo o de masa. Hay que caminar, necesaria y urgentemente, en otra direccin.

 

 

1 Un caso interesante es la negociacin de Brasil con el FMI para rescatar algunos Estados europeos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter