Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2012

El modelo exportador no nos sacar de la crisis

Vicen Navarro
Sistema Digital


En una reunin sobre el futuro de la Unin Europea de la asociacin Horitz Europa, organizada en colaboracin con CCOO de Catalunya, a la cual se me haba invitado para hacer la presentacin inicial, me sorprendi que el representante del Partido Socialista de Catalunya (PSC) en la mesa de representantes de partidos polticos, presentara las reformas del Gobierno socialdemcrata alemn presidido por el canciller Schrder (expuestas en su Agenda 2010) como modelo y punto de referencia para lo que debera hacerse en los pases de la periferia de la Eurozona, incluida Espaa. Estas reformas consistan en potenciar las exportaciones del pas, a base de la reduccin de la demanda domstica, conseguida a base de reducir el consumo mediante la reduccin de salarios y de la proteccin social. Esta postura fue tambin adoptada por el Gobierno alemn presidido por la canciller Angela Merkel, cuyas polticas son una mera continuacin de las que en su da implement el Gobierno Schrder.

Mi sorpresa se debe a que tal postura que haba estado muy extendida entre amplios sectores de la socialdemocracia europea, consecuencia de la influencia de la Tercera Va, liderada por Toni Blair en Gran Bretaa-, haba perdido gran parte de su atractivo a la luz de sus resultados, que han sido muy negativos para el crecimiento econmico, y creacin de empleo en aquel pas. La postura del ponente socialista cataln parece, sin embargo, ser todava dominante entre muchos economistas, como Josep Oliver, Catedrtico de Economa Aplicada en la UAB, que tuvieron gran influencia en el desarrollo de las polticas econmicas del Gobierno tripartito cataln (con muchas de las cuales estaba yo de acuerdo) pero que, por lo visto, han ido cambiando de postura con el tiempo.

Antes de analizar la poltica econmica de Schrder-Merkel, quisiera hacer dos aclaraciones. Una es que ignoro si tal postura representa la postura del PSC. S que parece estar extendida entre sectores de la sensibilidad catalanista del PSC. Lo que s s es que es la postura ampliamente aceptada tambin por los partidos conservadores y liberales en Catalunya y en Espaa. Y tambin, por cierto, del PSOE. Hay matices entre estas opciones polticas acerca del grado de austeridad necesaria, la distribucin de los costes de tal austeridad, y otros elementos. Pero, en general, hay un acuerdo en la necesidad de potenciar las exportaciones, a base de reducir la demanda domstica, como medida de salir de la crisis. El hecho de que este punto de vista est aceptado por sectores de la socialdemocracia catalana y espaola es lo que me preocupa.

LOS DESCRDITOS DEL MODELO EXPORTADOR ALEMN

Esta postura que toma el Gobierno Schrder como modelo asume que la austeridad ahora es necesaria para reducir el dficit pblico del Estado, a fin de recuperar la confianza de los mercados, acentuando las medidas intervencionistas por parte de las autoridades pblicas para potenciar el sector exportador, que es el que estimular a toda la economa. Tal sector exportador se presenta como el que debe convertirse en el motor de la economa. La salida de la crisis pasa, pues, por un aumento de la productividad que se conseguir a travs de la reduccin salarial y una reduccin de la proteccin social, recortando el gasto pblico. Esta postura, sin embargo, ha sido la responsable de la gran crisis de la Eurozona, de su escaso crecimiento econmico que, por cierto, est alcanzando el nivel de recesin, tambin en Alemania. Veamos los datos.

Segn los ltimos datos del Banco Central Europeo, la tasa de crecimiento de la Eurozona ser para el 2012 negativo (-0,5% del PIB), y para el 2013, incluso peor (-0,7% del PIB). Una de las mayores causas del descenso de la actividad econmica de la Eurozona es el descenso de la tasa de crecimiento de la economa alemana, centrada en las exportaciones. Las exportaciones han ido cayendo al ir disminuyendo la capacidad adquisitiva de los pases importadores de la Eurozona, incluidos los pases perifricos. As, las exportaciones alemanas a Espaa descendieron un 11,4%, a Portugal un 15,8%, a Grecia un 9% y a Italia un 8,6%. El declive de exportaciones alemanas a los pases de la Eurozona fue de un 3,1%.

Puesto que las importaciones de Alemania de productos de los pases de la Eurozona permanecieron constantes, con un ligero declive (resultado de la escasa demanda domstica, consecuencia de las polticas de austeridad del gobierno alemn), resulta que la balanza de pagos (el saldo entre lo que Alemania vende y lo que compra) fue reducindose de manera que hoy casi est equilibrada con los pases de la periferia, incluida Espaa (tal como muestra el economista Andrew Watt en su artculo IMK forecast-euro area recession to continue Social Europe Journal. 05.10.12). Este equilibrio no se debe a que las exportaciones espaolas a Alemania hayan aumentado (como varios economistas espaoles han interpretado) sino a que las exportaciones alemanas a estos pases han descendido. La correccin de la balanza de pagos alemana no se debe pues (como con excesiva frecuencia se asume) al crecimiento de la productividad y de las exportaciones de tales pases, incluida Espaa. Se debe al descenso de las exportaciones alemanas a los pases perifricos, resultado de la escasa capacidad adquisitiva de la poblacin de estos pases, como consecuencia de las polticas de austeridad. Y las importaciones de Alemania de productos de los pases perifricos no han aumentado (en realidad han descendido) debido al estancamiento de la capacidad adquisitiva de la clase trabajadora alemana, consecuencia de las polticas de austeridad de los gobiernos Schrder-Merkel.

Por un momento parecera que la economa alemana estaba respondiendo bien a las medidas de austeridad alemana, con una economa que iba creciendo, resultado del aumento de las exportaciones. Pero ello se debi a que la economa alemana se deslig de la Eurozona, aumentando sus exportaciones a EEUU, China, Rusia y Japn. Su solucin fue separarse de la Eurozona. Ahora bien, cuando la economa de estos pases dej de crecer en los trminos que se esperaban (consecuencia, en parte, del parn de la economa mundial), las exportaciones alemanas cayeron, y as ocurri tambin en su economa, centrada en las exportaciones. La austeridad impuesta por el binomio Schrder-Merkel est causando una enorme crisis a nivel de Alemania, de la Eurozona y del mundo. Si en el debate entre Schrder (que quera potenciar el sector exportador) y su ministro de Finanzas, el seor Oskar Lafontaine (que quera potenciar la demanda domstica subiendo los salarios y el gasto pblico), ste ltimo hubiera ganado, no estaramos donde estamos. El crecimiento de la demanda domstica alemana hubiera estimulado el crecimiento econmico alemn y europeo.

Dos ltimas observaciones. Josep Oliver cuestiona que Espaa est llevando a cabo polticas de austeridad pues la deuda pblica se ha incrementado enormemente, resultado segn l- de un gran aumento del gasto pblico (Oliver J., Es el crdito, estpido. El Peridico. 04.10.12). Pero el crecimiento de la deuda pblica es en s un resultado de las polticas de austeridad. Los recortes de gasto pblico y bajada de salarios que caracteriza las polticas de recortes- disminuyen los ingresos al Estado, lo cual crea un aumento del dficit y de la deuda pblica. Este aumento de la deuda pblica es una consecuencia, no es una causa de la austeridad. El impacto del crecimiento de la deuda como estmulo de la economa es nulo, pues requiere un aumento de los pagos por los intereses de la deuda, lo cual no tiene ningn impacto estimulador de la economa. No es lo mismo que aumente la deuda pblica como resultado de haber invertido en la infraestructura social, humana y fsica del pas, que aumentar la deuda pblica resultado de pagar los intereses a la deuda.

La otra observacin es que no es cierto de que aumentar los impuestos reduzca la demanda. Si tal reduccin se centra en las rentas superiores (que consumen poco) y con los fondos adquiridos el Estado crea puestos de trabajo, (que es lo que debera hacerse), la demanda aumenta no disminuye. El problema econmico (adems de humano y social) ms importante que tiene hoy Espaa es el desempleo, no el dficit pblico. En realidad este no descender a no ser que haya mayor crecimiento econmico, resultado de un aumento de la creacin de empleo. Y tal inversin puede hacerse mediante una reforma fiscal progresiva y redistributiva que genere la cantidad suficiente de recursos. Los ingresos al estado de Espaa y otros pases perifricos estn muy por debajo de los que debera ser por su nivel de riqueza. De ah la urgencia de la reforma fiscal que permita el crecimiento de gasto pblico y la inversin en la produccin de empleo. Continuar las polticas de austeridad, esperando que las exportaciones sean las que nos saquen de la crisis es profundamente errneo. Y los datos as lo muestran.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter