Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2012

Miles de personas en la manifestacin "No Monti Day". Y volvi Berlusconi
Doble No a Monti

Gorka Larrabeiti
Rebelin


Era el No Monti Day: la primera manifestacin contra el gobierno tcnico de esta contrareforma neoliberal. Segn los organizadores, haba 150.000 personas; 20.000 segn otras; 50.000 segn otras. Entre ellos, sindicatos de base, FIOM-CGIL, Sinistra Critica, Federazione della Sinistra, trabajadores en lucha (Ilva, Alcoa, Sulcis, FIAT...) muchos movimientos sociales (No Deuda, No TAV, Attac, Agua pblica), precarios, centros sociales, inmigrantes, estudiantes... Los medios de prensa no haban dado ningn espacio informativo a este acontecimiento, y si lo hicieron fue para advertir del "peligro" de que habra problemas de orden pblico como ocurri el ao pasado en la manifestacin del 15 de octubre. La presencia de 1000 agentes de las fuerzas del orden garantizaba que sera un da tenso.

Abra la marcha una pancarta elocuente: "Con la Europa que se rebela. Echemos al gobierno Monti". En el cuerpo de la manifestacin muchos otros lemas: "Fuera de la eurodictadura, revolucin"; "Contra los ladrones de futuro. Contra los ladrones de democracia"; "Fuera del gobierno de los bancos y la patronal: gobierno de los trabajadores". Los estudiantes y los precarios no se conformaron con congregarse en la plaza de San Juan de Letrn para el mitin final, sino que continuaron la manifestacin y ocuparon una circunvalacin. Su pancarta era del todo convincente: "Plazas invadidas contra la Troika. Es Europa la que nos lo pide". En resumen: una jornada que subraya la necesidad de la huelga general europea del 14 de noviembre.

Hoy, sin embargo, la noticia que ocupa la portada de la prensa nacional es el regreso de Berlusconi, que amenaza con quitar la confianza parlamentaria a Monti. Aunque el pasado mircoles da 25 el ex primer ministro italiano haba anunciado con el clsico mensaje televisivo que no volvera a presentarse como candidato a las elecciones polticas ("un gesto de amor por Italia"), ayer volvi a hablar ante las cmaras durante 50 minutos para anunciar que se vea "obligado a seguir en poltica". La razn de su repentino cambio de decisin fue una sentencia en su contra de primer grado por fraude fiscal que le condena a cuatro aos de crcel, a entre tres y cinco aos de prohibicin de ejercer cargos pblicos y le obliga a pagar 10 millones de euros al fisco italiano. En la sentencia se leen pasajes como los siguientes: "En cuanto a Berlusconi... ha de considerarse su papel de director e ideador desde los orgenes del grupo de una actividad delictiva finalizada a una evasin sistemtica y cientfica de caudal excepcional". Se habla de una "organizacin capilar destinada a la levitacin de costes". La acusacin concreta an ms el procedicimiento y habla de "13.000 pasajes contractuales en los que estaba dividida la negociacin de los derechos de transmisin televisiva de 3.000 ttulos de films", que conduce a calcular la cifra de "368 millones de dlares" de "gastos inflados en la cadena de intermediarios ficticios". Berlusconi es calificado como "dominus indiscutible" del grupo y, lo que es ms grave, el comportamiento de Berlusconi en el proceso Mediaset sobre derechos de televisin demostrara, segn los jueces, una "capacidad natural para delinquir".

Penalmente no se sabe en qu quedar la sentencia, pues la sentencia es de primer grado y abogados nunca le han faltado al Cavaliere para las apelaciones. Sin embargo, las consecuencias polticas y econmicas del fallo son considerables. En primer lugar, en tiempos de dictadura de la prima de riesgo, la imagen de Italia sale otra vez gravemente daada: la sentencia afirma que Italia estuvo gobernada por un notable evasor fiscal con capacidad natural para delinquir. En segundo lugar, Silvio Berlusconi se ve obligado a no salir del juego poltico, pues peligra su libertad, y peligran sobre todo sus empresas. Nada ms conocerse la noticia el ttulo Mediaset perdi ms de un 3%, lo que sera el ltimo hachazo a una decadencia de su emporio que viene arrastrando desde 2010 al menos. En 2005 el ttulo costaba entre 9 y 10 euros; el viernes, despus de la sentencia, tan solo 1,33 euros.

El No Monti day fue, por tanto, doble. La vuelta a escena de Berlusconi supone un problema para Monti, que ahora ve un oponente que ataca el Pacto Fiscal europeo, acusa a Merkel y Sarkozy (y los bancos alemanes) de su asesinato poltico, y recupera hits de su populismo meditico como la "dictadura de la magistratura" y la "extorsin fiscal". Silvio Berlusconi es un hombre desesperado, y se defender con ferocidad. Hundir la imagen maltrecha de Italia con tal de salvar sus empresas y salvarse de la justicia. Por eso entr en poltica en el 1994, y por eso ha vuelto. Desde el peridico de su familia, Il Giornale, lanza hoy un anuncio publicitario de los de siempre: "Adis a Monti, adis al IMU (impuesto sobre la casa), adis a Merkel".

Esta noche se sabrn los resultados electorales de las elecciones sicilianas, que siempre suelen anunciar los vientos nuevos que sacuden la poltica italiana. Se espera un resultado importante del Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo. Maana abren los mercados, y la Italia de Monti amanece con convulsiones, chantajeada por Il Cavaliere, con un tejido social gravemente enfermo, seriamente enojado.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter