Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-11-2012

La estafa de la deuda pblica

Vicen Navarro
Pblico.es


Segn el pensamiento dominante en los establishments financieros, polticos y mediticos que configuran la sabidura convencional en el conocimiento econmico, la deuda del Estado espaol (aproximad amente un 90% del PIB) se debe al excesivo gasto pblico realizado en el pas durante los aos de bonanza en los que se despilfarr el dinero pblico. Y para confirmar tal aseveracin se citan casos como el del AVE, que en muchas partes de Espaa apenas tiene pasajeros, o las carreteras que no llevan a ninguna parte y muchos otros ejemplos de derroche de dinero pblico que segn la sabidura convencional- nos han llevado a la crisis actual. Un indicador de tal crisis es la elevada prima de riesgo que el Estado espaol tiene que pagar para poder conseguir dinero de la banca, pues sta (conocida como los mercados financieros) est dejando de tener la confianza en la capacidad del Estado en poder pagar los intereses de su deuda pblica. De ah la necesidad de recortar gasto pblico a fin de disminuir el dficit y la deuda pblica y recuperar as la famosa confianza de los mercados, la frase ms utilizada en la narrativa oficial de los gobiernos espaol y cataln para justificar sus recortes presupuestarios.

La gran estafa

El crecimiento de la deuda pblica, sin embargo, tiene muy poco que ver con la supuesta exuberancia del gasto pblico. En realidad, el gasto y empleo pblico espaol, incluyendo el cataln, son los ms bajos de la UE-15. Slo un adulto de ca da diez trabaja en el sector pblico en Espaa (en Catalunya no se llega ni a este ratio). En Suecia, es uno de cada cuatro. La hipertrofia del sector pblico, que segn el dogma neoliberal dominante est ahogando la economa espaola, es una de las falsedades ms notorias que se transmite con mayor frecuencia en los mayores medios de informacin. Los datos, fcilmente accesibles, muestran precisamente lo contrario. El Estado en Espaa (y en Catalunya) es uno de los ms pobres de la Unin Europea de los Quince, UE-15. Ahora bien, los economistas de FEDEA, los gurs mediticos como Xavier Sala i Martn y otros- continuarn, contra toda la evidencia existente, subrayando que la raz del problema que tiene Espaa, incluyendo Catalunya, es su excesivo gasto pblico, que segn ellos- ha generado el gran crecimiento de su deuda pblica.

La causa real del crecimiento de la deuda

La causa ms importante (y ms silenciada por los medios) de la elevada deuda pblica en Espaa ha sido el dominio de la banca y muy en especial de la banca alemana- y de las fuerzas neoliberales que sta promueve en el diseo del euro y su sistema de gobierno. Veamos los datos. Tales fuerzas establecieron un Banco Central que no era un Banco Central, sino que era un enorme lobby de la banca. Lo que hace un Banco Central en un pas es imprimir dinero y con este dinero compra deuda pblica a su Estado, de manera que si los intereses de sus bonos se disparan porque el Estado tiene dificultad para venderlos, el Banco Central entra y compra muchos bonos, con lo cual los intereses bajan. El Banco Central est ah para defender a su Estado frente a la especulacin de los mercados financieros. En contra de lo que se dice y de lo que se escribe, los intereses de la deuda los decide un Banco Central, no los mercados financieros.

Ahora bien, cuando se estableci el euro, el Estado espaol perdi tal capacidad de imprimir dinero y comprar deuda pblica. Se deleg tal autoridad al Banco Central Europeo, que sigue imprimiendo dinero pero no para prestarlo al Estado espaol (la compra de deuda pblica, en la prctica, es un prstamo al Estado), sino para prestarlo a la banca privada a unos intereses bajsimos (menos de un 1%). Y es esta banca privada la que compra deuda pblica a unos intereses elevadsimos (un 6% o un 7% en el caso espaol o italiano). Es un negocio redondo para la banca. El chanchullo del ao. La banca, incluyendo la banca alemana, se ha forrado de dinero durante todos estos aos. Nunca les haba ido tan bien. Chupaban la sangre (los altos intereses de la deuda pblica) al Estado, y cuando ste pareca que iba a desmayarse o morir, entonces (y slo entonces), el Banco Central Europeo le prestaba dinero al Estado, es decir, le compraba deuda pblica para que continuara viviendo, a fin de que la banca privada, como sanguijuela, pudiera continuar chupndole la sangre (es decir, su dinero).

Este entramado, en el que el BCE da dinero a la banca privada a unos intereses bajsimos, se justifica con el argumento de que as se garantiza el crdito necesario para las familias y para las empresas medianas y pequeas (que crean la mayora de puestos de trabajo). Pero el crdito ni est ni se le espera. En realidad, a pesar de que el BCE ha dado desde diciembre de 2011 ms de un billn de euros (s, un billn de euros) a la banca privada (la mitad de este billn fue a la banca privada espaola e italiana), el crdito contina escaso, pues la banca tena otras inversiones (como comprar deuda pblica) mucho ms rentables que la de ofrecer crdito.

Cualquier persona normal y corriente se preguntar, por qu el BCE no prest este dinero a los Estados de la Eurozona en lugar de prestarlo a la banca para poder financiarse sin necesidad de pagar unos intereses tan elevados a la banca privada? Por extrao que parezca, nadie en la estructura de poder que gobierna la Eurozona se plante, hasta hace muy poco, esta pregunta. Y ello, como resultado de estar imbuidos en el dogma neoliberal, que es la ideologa promovida por el capital financiero, es decir, por la banca (adems de las compaas de seguro, fondos de alto riesgo y un largo etctera).

Si el BCE hubiera prestado el dinero al Estado espaol, en lugar de ste tener que pedirlo a la banca privada, el Estado hubiera ahorrado muchsimo dinero. El Estado, en lugar de pagar unos intereses al 6%, hubiera pagado al 1% (como pagan los bancos para obtener dinero del BCE), ahorrndose muchsimo, pero muchsimo dinero, sin que hubiera aparecido el problema de la deuda pblica, y sin que se hubiera necesitado hacer ningn recorte de gasto pblico. Hoy, uno de cada cuatro euros que el Estado se gasta va para pagar su deuda pblica, predominantemente a los bancos. Si hubiera recibido dinero directamente del BCE no habra habido ninguna necesidad de hacer recortes.

El economista Eduardo Garzn ha calculado (en su artculo Situacin de las arcas pblicas si el estado espaol no pagara intereses de deuda pblica) lo que el Estado espaol tendra como deuda pblica (desde 1989 a 2011) si hubiera tenido un Banco Central que le hubiera prestado dinero al 1% de inters, sin tener que recurrir a la banca privada pagando los elevadsimos intereses que ha pagado. Pues bien, la deuda pblica sera hoy un 14% del PIB (s, ha ledo bien, un 14%) en lugar de un 90%. Este es el enorme coste al Estado espaol de haber tenido el sistema de gobernanza del euro tal como ahora existe, sistema de gobernanza que se dise para optimizar los intereses de la banca a costa de los intereses de la poblacin y de su Estado. Hoy Espaa, incluyendo Catalunya, no tendra los problemas que tiene si hubiera tenido un Banco Central propio digno de su nombre, o hubiera tenido un Banco Central Europeo que hubiera sido un Banco Central.

Las injusticias del sistema actual

El sistema de gobierno del euro es, adems de sumamente ineficiente, profundamente injusto, pues est originando un proceso redistributivo enormemente regresivo en el que la gran mayora de la poblacin est pagando con impuestos el pago de los intereses de la deuda pblica del Estado, y con ello est transfiriendo a los sper ricos (que compran los bonos a travs de los bancos) dinero para pagarles lo que el Estado les debe al haber comprado deuda pblica. Esta transferencia de dinero se realiza tambin a nivel de la Eurozona, de manera que los pases que tienen que pagar intereses de la deuda ms altos (los pases del Sur) los pagan a los bancos del Norte (que han invertido cantidades muy significativas de su capital en comprar deuda pblica de tales pases que generan unos intereses exuberantes, alcanzando unos beneficios estratosfricos). Alemania tiene 200.000 millones de euros en tal tipo de inversiones en Espaa. En realidad, los famosos 100.000 millones de euros que la Unin Europea puso al alcance de Espaa para salvar sus bancos era, en realidad, dinero (aprobado por el Parlamento Alemn) para salvar a los bancos alemanes (tal como han reconocido varios economistas asesores del gobierno alemn) que estaban con el agua al cuello debido a la deuda pblica y privada espaola, ya que tenan pnico a que no les pudieran pagar. Ser el pueblo espaol el que pagar los 40.000 millones que el Estado ha pedido para pagar tal deuda, situacin que es profundamente injusta. Si despus de leer este artculo usted, lector, no est indignado, es seal de que, o bien es usted parte del problema o es que no me he explicado bien. En este caso, le aconsejo lea el libro de Juan Torres y yo, Los Amos del Mundo. Las armas del terrorismo financiero donde expandimos lo que brevemente presento en este artculo. Pero crame que hay causas para estar ms que indignado. Hoy se est desmantelando el escasamente financiado Estado del bienestar en Espaa, incluyendo en Catalunya, para que los bancos puedan comprar su deuda pblica, la cual consiguieron diseando un sistema en que sus beneficios, que afectan a un sector superminoritario (lo que los indignados estadounidenses Occupy Wall Street movement llaman el 1%) se realice a costa de la miseria de todos los dems. As de claro. Lase el libro y lo ver.

Fuente: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2012/10/30/la-estafa-de-la-deuda-publica/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter