Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2012

Batallas

Mara Vacas Sents
Rebelin


Muchos se empean en deslegitimar por obsoletos los conflictos de clase o la existencia de las ideologas de izquierda o derecha, cuando si algo nos muestra esta mal llamada crisis es su rotunda vigencia. Nunca se haba plasmado de forma tan difana la batalla entre dos modelos de entender el futuro; y cmo para que algunos sigan enriquecindose, los ms han de perder renta, derechos y servicios. De un lado, los partidarios de unas instituciones fuertes que garanticen la igualdad de oportunidades; que nadie quede excluido; que existan una educacin y una sanidad pblica de calidad. Del otro, aquellos que se desviven por facilitar a las multinacionales oportunidades de negocio en el sector pblico, los amantes de la privatizacin, que enmascaran intereses crematsticos bajo falsos argumentos como la insostenibilidad o la ineficiencia de nuestro sistema de bienestar, el gran logro de nuestro tiempo.

Esta pseudo-crisis hace ms evidente cmo los intereses de las grandes empresas se contraponen con los de las pequeas; las polticas de austeridad no afectan lo mismo a unas que a otras; y revela a quienes defienden nuestros gobernantes. Porque el gran problema que padecen los espaoles guarda relacin con que las grandes trasnacionales energticas, de comunicaciones o infraestructuras, ya no nos necesitan como antes, ni como consumidores, ni como trabajadores. Las polticas de recorte generalizado no les daan. Si fuera as se implementaran otras. Nuestra constante prdida de poder adquisitivo, nuestro brutal empobrecimiento, les supone apenas un rasguo. En sus balances de beneficios el peso de otros pases, como los emergentes, es cada vez mayor. All disponen de nuevos mercados de consumidores y de trabajadores low cost, con clases medias en plena vorgine de consumo; entornos donde invertir, deslocalizar y expansionarse con total apoyo institucional. Al otro lado, las pequeas empresas que no han salido al exterior forcejean contra la liberalizacin comercial y se ven forzadas a despedir empleados y cerrar sus puertas, ahogadas por el descenso del consumo, sin poder acceder a la barra libre del crdito. Aun siendo las verdaderas creadoras de empleo, sobreviven solas, sin ayudas. Las otras grandes perdedoras de esta batalla.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter